José Luis Méndez La Fuente: Un huésped en la embajada española

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 52663
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

José Luis Méndez La Fuente: Un huésped en la embajada española

Mensaje por redaccion » 04 May 2019, 23:13

Opinión
ND
 

La llamada “operación libertad” que pondría cese a la usurpación de Maduro, se convirtió al final del día en la operación libertad de Leopoldo López, cesándolo de su prisión. De la calle, donde el líder opositor apareció para sorpresa de los venezolanos en la madrugada del día 30 de abril pasado, López se fue a visitar al embajador de Chile en Venezuela, en cuya residencia todo parecía indicar que quedaría como huésped permanente. Sin embargo, solo estuvo tan solo unas horas, pues como indican las noticias salió de allí, trasladándose a la residencia del embajador español en Caracas, donde permanece hospedado.

La verdadera razón de ese cambio de opinión lo sabremos algún día. Por lo pronto, tendremos que conformarnos con el mensaje del embajador de Chile en Venezuela, a través de una red social, con el cual trata de convencernos de que fue una decisión personal del propio López, de quien resaltó su ascendencia española, marcharse a la casa del Embajador de España, debido a que la embajada ya tenía dos huéspedes. Es decir, que pareciera que Leopoldo López se hubiese dado cuenta estando en la casa del embajador chileno, que Freddy Guevara, diputado de su propio partido Voluntad Popular y Roberto Enríquez de Copei, ya se encontraban allí refugiados, y no cabía con su familia. Pero lo que no explica dicho mensaje, en modo alguno, es como su ascendencia española no le impidió a López ir a tocar la puerta, primero, del diplomático chileno.

Es obvio, que la estadía de Leopoldo López en la residencia del embajador de España en calidad de invitado, pone sin duda alguna al gobierno de Pedro Sánchez en una situación, por decir lo menos, incómoda. Aunque nunca se puede tener la certeza absoluta sobre determinadas circunstancias políticas, es casi seguro que no fue una decisión, la de la Moncloa, consultada con el gobierno de Maduro y que más bien lo de López, los agarró por sorpresa ese mismo día.

Indicativo de ello son las declaraciones que ha dado a la prensa el representante diplomático de Maduro como embajador ante el Reino de España, protestando la presencia de López, considerado un prófugo de la justicia por el régimen de Maduro, en la casa del jefe de la misión diplomática española en Caracas. Isea ha calificado de insólito que España acepte mantener como huésped, con el riesgo de que continué con su actividad golpista desde allí, a Leopoldo López, quien sigue, según él, un guión escrito desde Washington. La respuesta de la diplomacia española ha sido la de asegurar que España no va a permitir que su Embajada se convierta en un centro de activismo político, y que las actividades políticas de López serán limitadas y reguladas. Es decir, cualquier cosa, o al menos unas declaraciones confusas; pues no permitir una actividad, no es exactamente limitarla o regularla y ninguna de ellas equivale necesariamente a prohibirlas. Una prohibición expresa que no ha salido aún de la boca del canciller español Josep Borrell.

En pocas palabras, que España sigue practicando con el caso de la crisis política que vive Venezuela, esa diplomacia vacilante, nebulosa, de nadar entre dos aguas, que tan decepcionados tiene a los venezolanos en general. Si su dudosa posición como gobierno frente a situaciones tales como la dualidad de presidentes, embajadores venezolanos en España o presión a Maduro, a la cual propone el dialogo, ya es preocupante; que decir de la que algunos de sus representantes y aspirantes con derechos a participar en el nuevo gabinete de Sánchez, han mantenido en los medios a pleno pulmón. Aún están frescas las declaraciones de la portavoz del gobierno español, Isabel Celaá, calificando de golpe militar los sucesos del martes 30 pasado, no obstante que apoyaban a Guaido. Similares a las de Monedero y Albero Garzón amigos ideológicos de Sánchez, o a las de Pablo Iglesias, aspirante a la vicepresidencia, desmintiendo la posición oficial de apoyo a Guaidó que tiene el gobierno español, al asegurar que representantes de este último, le habían manifestado a él, en privado, que haber dado tal apoyo había sido un error.

De acuerdo con otra versión, que puede leerse en ABC de España, explicativa de la razón por la cual López habría preferido refugiarse en la embajada española, el líder político y su familia se sentía más seguros, ya que España pertenece a la Unión Europea. Algo de lo que al parecer tampoco se había percatado antes, o lo convencieron después. En este sentido, las declaraciones del actual ministro de exteriores, ya han advertido que no entregaran a López, quien tiene orden de captura al gobierno de Maduro, no obstante que no se encuentre bajo la figura de asilado, sino simplemente de invitado; régimen que no tiene respaldo, propiamente legal, en el derecho internacional.

En cualquier caso, de ser este el verdadera motivo de su cambio, esperamos que Leopoldo López no tenga que enfrentar ninguna duda en el futuro con respecto a esa decisión; pues con el próximo gobierno de Pedro Sánchez, en el cual seguramente estarán presentes Podemos y la extrema izquierda que representan algunos dirigentes de Izquierda Unida, esa actual diplomacia, solapada, “guabinosa”, de un tiro al gobierno y otro a la revolución, pudiera definirse y decidirse de alguna otra manera.

@xlmlf


DChallenger
Mensajes: 195
Registrado: 09 Feb 2018, 06:13

Re: José Luis Méndez La Fuente: Un huésped en la embajada española

Mensaje por DChallenger » 05 May 2019, 06:19

Qué impresionante que nadie de la oposición condene la huida de Leopoldo el mismo día del intento de sacar al gobierno. Asumen que él tenía derecho y era lógico que pensara en su seguridad, mientras no pensó en la seguridad de la gente que él mismo mandó a salir a las calles a arriesgar sus vidas. Ese acto de comodidad y cobardía yo lo veo como traición, porque ¿Cual fue el mensaje que él dio al irse a esas embajadas a una hora donde la calle seguía caliente? El mensaje que dio es que él sabía que eso había fracasado, sin haber pasado 12 horas de su llamado en La Carlota y que lo mejor que podía hacer era ponerse a resguardo con su familia.

Sin pretender imponer lo que pienso pasó por su cabeza, yo podría reconstruir los hechos así: él estaba profundamente harto de su prisión doméstica y lo único que pensaba era en poder escapar. Vio una oportunidad de hacerlo cuando le propusieron sacarlo y llevarlo a La Carlota. Posiblemente nunca les mencionó que lo haría y que luego aprovecharía de salir de aquí. Se mantuvo callado e hizo creer que haría lo necesario para estar no solo el martes, sino el tiempo necesario, como un líder activo. Pero su espíritu estaba tan quebrado y quizás resentido por ver que ahora Guaidó ocupó su lugar, que los engañó, les hizo creer una lealtad y apoyo que no tenía ya. Y bueno, como el sabe que luego todo un equipo de personas le apoyarían eso, él está muy tranquilo pensando que la gente asume que siguen contando con él. De repente es así, pero bajo sus condiciones de que aprovechando que lo sacaban de su casa, ya él se larga de este país, así sea que se quede en esa embajada, algo que debe generarle ya mucho alivio.

El mensaje que mandó fue nefasto e imperdonable para mi, dejar a la gente en la calle, pudo esperar más, pero lo hizo de forma apresurada dando a entender que esa era su prioridad y que él sabía que eso fracasaría, porque si no, no se hubiese refugiado tan pronto. Ahora, yo me pregunto ¿desde cuando lo supo, que entendió que era ahora o nunca huir? Y la gente se lo traga, muchos en silencio, otros no tanto, el saber que los dejó botados en plena efervescencia.

Bueno, él no es el único actor en todo ésto, quedan otros, pero su acto personalista más los actos de alcahuetería de justificarlo, son una muestra de cómo moralmente en el fondo muchos solo juegan por sus intereses. Para que él hiciera eso, mejor lo hubieran dejado en su casa. Igual seguimos adelante, esperando encontrar esa esquiva salida, ya se llegará y este gobierno pasará a la historia, pero por lo menos yo prefiero llamar las cosas por su nombre.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: