Rubén Monasterios: Homenaje al eructo

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 52914
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Rubén Monasterios: Homenaje al eructo

Mensaje por redaccion » 17 Ene 2019, 00:01

Opinión
ND
 

Habiendo sido un eructo el contenido más notable de la más reciente perorata del pretendido presidente, así como lo único verídico de dicho contenido, por cuanto esa emisión fisiológica es señal inequívoca de hartazgo y, en efecto, el individuo en cuestión es uno de los participantes de la ínfima minoría que en este país puede comer a tiempo, largo y completo, y en consecuencia, eructar, la Junta directiva de SOJABOL ha tomada la iniciativa de realizar una breve antología de rimas referidas al eructo como celebración de ese acontecimiento.

La iniciamos con la siguiente obra maestra del clásico Quevedo:
No sale mal de su reducto,
excepto un hipo y un eructo.

Un Sancho preso en un armario
o un flato gordo e involuntario.

Por lo que digo siempre infiero,
que escapa fácil, lo ligero.

Y no sucede por orgullo
que un gas se fugue a pesar suyo.

Del mismo ingenio, la siguiente cuarteta entresacada de la obra máxima del humor escatológico "Gracias y desgracias del ojo del culo":
(El eructo) es un pedo mal logrado,
según lo que enseña Angulo,
pues de puro apresurado
no puede llegar al culo.

Del folclore musical venezolano seleccionamos la siguiente pieza, una gaita titulada "¡Mirá, mirá, maracucho"
(Estribillo)
¡Mirá, mirá, maracucho,
este viento de Perucho!
¡Mirá, compadre Perucho,
los peos del maracucho!

¡Mirá, mirá, que son muchos
los amigos maracuchos
que aplauden al que se pea!
y aunque usted no me lo crea,
que no ven como exabrupto
la producción de un eructo.

Doce peos y tres eructos
brotados por los conductos,
pa’ el zuliano son certeza
de energía y fortaleza;
así muestran su contento
por el abastecimiento.
¡Y al complacido anfitrión
llenan de satisfacción!
Como viene a ser evidente, existe una estrecha relación entre el pedo y el eructo; son parientes cercanos, aunque con relevantes diferencias; la más obvia radica en los orificios por donde se produce la emisión; una ingeniosa cuarteta del acervo folclórico los alude en los siguientes términos:
El eructo, siendo más galano,
es un viento que sale por la boca
en tanto el pedo, que no es tan ufano,
es un aire aventado por el ano.

De la poética culta moderna tomamos esta joya:
Podría ser el eructo
viento ventral indeciso
por ignorar el conducto
por donde salir del piso
En vez de ir hacia abajo
sigue el camino opuesto
al suponer que es un ano
la boca del tenedor
dada la cara de culo
que exhibe dicho señor.
Cerramos con la pieza de un poeta venezolano contemporáneo, compositor de este noble soneto que envidiarían los vates del Siglo de Oro:
Quiero cantar con verso largo y quedo
y con inspiraciòn efervescente
al inmenso placer que el hombre siente
cuando eructa y también aventa un pedo.

Ese placer que el hombre siente
en convite o solo en inodoro
si lo hace con gracia y con decoro
es gesto que disfruta mucha gente.

El eructo, compañero en sobremesa
sea sonoro o carente de grandeza
es honor que se tributa a cualquier plato.

De la misma manera, el noble flato
a pesar de su olor si es con recato
es cumplido que se da con gentileza".


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: