Alfonso Marquina: Ya basta de que Venezuela siga importando productos terminados

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redacción_jgl
Mensajes: 4691
Registrado: 12 Ene 2007, 15:14

Alfonso Marquina: Ya basta de que Venezuela siga importando productos terminados

Mensaje por redacción_jgl » 23 May 2016, 05:31

Imagen Enrique Meléndez / especial Noticiero Digital / 23 may 2016.- El diputado Alfonso Marquina expresó que el año pasado los aumentos de salarios fueron de un monto del 80% nominal, que en términos reales fueron de 105% y sin embargo los venezolanos perdieron más del 35% de su poder adquisitivo.

“Y si comparamos ese aumento de 105% con una inflación, según el BCV de 180,9% ahí vemos como los venezolanos ganan cada día menos”, agregó el también presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional en un foro que organizó el Instituto de Estudios Parlamentarios “Fermín Toro”, y la UCAB.

Expresó que Venezuela tiene un modelo económico que está marcado por cuatro características: estatización de la economía; exacerbación de la dependencia petrolera; financiamiento del gasto público, a través de la inflación, y acumulación de la deuda.

“En la MUD nosotros le hemos presentado al país una serie de propuestas y propuestas que si efectivamente un gobierno que quisiera sacar a Venezuela de este atolladero económico debería comenzar a considerar e implementar”.

En primer lugar, Marquina citó al restablecimiento del derecho de propiedad privada y el estado de derecho en Venezuela pues calificó de mentira la circunstancia de que vamos a tener inversión sea nacional o extranjera mientras los inversionistas estén en estado de indefensión y citó como ejemplo el Estado de Emergencia que pretenden renovar nuevamente tratando de estimular las inversiones, como se lee en cierto artículo, sólo que en el siguiente artículo se dice que el gobierno en cualquier momento podría requerir cualquier bien o activo de la cadena productiva.

En segundo lugar, mencionó a la disminución de la inflación para mejorar con ello mejorando el ingreso de la población; pues le pareció que el ingreso de la población no se mejora con políticas aisladas de aumentos de salario y que si eso fuese así los venezolanos tendrían en este momento un poder adquisitivo extraordinario y recordó que el año pasado se decretaron cuatro aumentos salariales mientras que este año llevamos dos.

“El año pasado esos aumentos fueron de un monto del 80% nominal, que en términos reales fueron de 105%, y sin embargo los venezolanos perdieron más del 35% de su poder adquisitivo y si comparamos ese aumento de 105% con una inflación, según el BCV, de 180,9% ahí vemos como los venezolanos ganan cada día menos”.

Se preguntó que cómo se procedería para bajar la inflación y respondió que reduciendo el déficit fiscal; que la brecha fiscal este año se estima por encima del 15% del PIB y que eso es insostenible en cualquier parte del mundo y mucho menos en un país donde tenemos una recesión o una depresión económica como las que estamos viviendo actualmente.

Según Marquina, al reducir la brecha fiscal, de manera progresiva, se iría eliminando el financiamiento monetario, que estimó en una cifra aproximada de 124 millones de dólares calculados a 6,30, o sea, más de 900 millardos de bolívares que estaban en el BCV con letras firmadas por Pdvsa.

“Pdvsa firma ese papelito, y el gobierno emite dinero, para que Pdvsa financie sus gastos. Una cosa absurda, porque cuando vemos esa distorsión que se genera en la economía, y la comparamos con lo que ha sido el movimiento cambiario neto de Pdvsa, nos encontramos que desde el año 1999, hasta el 2015, el ingreso petrolero de Pdvsa fue de 884 mil 245 millones de dólares, y el movimiento cambiario neto de Pdvsa en el BCV fue de tan sólo 459 mil 195 millones de dólares”.

En ese sentido, Marquina preguntó por el destino de 425 millardos de dólares; que no fueron liquidados por Pdvsa al BCV, y que, en todo caso, si ese ingreso era de por sí muy elevado, más preocupante es que encima Pdvsa tenía que acudir al BCV, para que le dieran bolívares, a los fines de poder cubrir sus gastos operativos.

A su juicio, para poder ir reduciendo esa brecha fiscal, tenemos que incrementar la oferta interna, especialmente, de alimentos y medicinas; razón por la cual, agregó, que la oposición promueve desde la AN una Ley de Producción Nacional, cuyo articulado lo calificó de interesante; pues por un lado trata de desenredar toda la compleja maraña de permisología y de trámites, que hace prácticamente imposible producir en Venezuela; que también habla de buscar los mecanismos, que permitan poner a producir las empresas expropiadas, y que hoy están en manos del gobierno dando pérdidas.

Por el otro lado, agregó, también habla de la reversión de los procesos confiscatorios, tanto de empresas, como de tierras, para devolvérselas a sus propietarios originales, y que, por supuesto, con una debida indemnización por los daños que se le hayan podido ocasionar.

“Apoyar la producción nacional es otro de los puntos fundamentales. Para ello prevemos proveer de divisas, para la adquisición de materias primas e insumos, a los sectores productivos y de servicios. Ya basta de que Venezuela siga importando productos terminados, cuando el esfuerzo mayor tiene que ser la importación de insumos y de materia prima, para poder incentivar la producción nacional”.

Indicó Marquina que no es un cuento que por cada dólar que se invierte en Venezuela para la producción, el país se ahorra un promedio entre 6 á 8 dólares de productos terminados, y que para eso hay algunas cifras, que consideró angustiantes, sobre todo, cuando le escucha hablar a un gobierno de ofrecer apoyo a la producción, y entre tanto, le impone al productor de café venezolano un precio entre 12 y 15 mil bolívares el quintal del producto; lo que significa que los pone a vender a pérdidas, para entonces hacer importaciones desde Nicaragua, pagando 207 dólares el quintal de café.

“Esa es la realidad nacional. Es lo mismo que pasa con el precio del ganado. Hemos visto a Venezuela pagar hasta 6 dólares con 20 centavos por el kilo de carne de res. Sin embargo, hasta hace escasos tres meses el precio al impuesto al productor nacional era de 450 el kilo en pie y de 900 el kilo en canal. Lo acaban de ajustar a 950 el kilo en pie y a 2 mil en canal. Pero pagan por encima hasta de 6 dólares el kilo en el extranjero.

Según Marquina, hay que restablecer las líneas de crédito internacionales, para los cuales hay que cancelar de forma progresiva la deuda comercial, validamente, contraída, y que esto tiene que ver con la deuda Cencoex-Cadivi, y que, por lo demás, con esta deuda el gobierno le ha hecho un daño doble al sector empresarial venezolano; ya que en el momento en que autoriza la divisa, para la importación de materia prima o de productos, le retiene los bolívares, pero que esa autorización no es liquidada, es decir, que el empresario venezolano se queda sin los bolívares; se queda con una autorización que no le reconoce el gobierno, y se queda también con una deuda en el extranjero.

“Y lamentablemente, ya la mercancía, que importó, la vendió, al precio supuestamente regulado de la divisa que le fue otorgada, y nunca le fue cancelada. Por eso, cuando uno ve a empresas venezolanas todavía peleando por seguir produciendo en Venezuela, dice que definitivamente nuestro país tiene futuro”.

Otra de las propuestas, según Marquina, la constituye el incentivar la diversificación de la economía, y que para eso, a su modo de ver, se necesita tener un tipo de cambio que favorezca la exportación, y el consumo de lo hecho en Venezuela; que ya basta de esos tipos de cambio, donde se sobreestima la moneda venezolana que incentiva el contrabando de extracción, y que, asimismo, se trata de un delito que está enquistado en los más altos niveles del gobierno.

A ese respecto, dijo que hay la necesidad de hacer competitiva a la industria venezolana, y que nunca se podrá hacer, hasta tanto se tenga la moneda sobreestimada, como se tiene actualmente a diez bolívares.

“Por supuesto, un nuevo gobierno tiene que establecerse un programa de compras nacionales, para incentivar la producción nacional, es decir, sustituir esta política de importaciones, donde el propio gobierno sea el que dé el ejemplo, comprando bienes nacionales. (…) El rol de un gobierno tiene que ser el de promotor; no del controlador, pues una cosa es controlar el mercado, y otra cosa es controlar a las empresas o controlar la actividad empresarial, como tal”.

Aseguró que desde la Comisión de Finanzas de la AN lo que se busca es tratar de eliminar todo tipo de control, ya que se ha demostrado que han sido ineficientes, y que se han convertido en una suerte de alcabala para la corrupción administrativa; que Venezuela es el único país que tiene control de cambio, control de precios, control de costos, control de ganancias, control de tasas de interés, control en la distribución de los productos, y que sin embargo tenemos la inflación más alta del mundo.

“La producción nacional genera riqueza en Venezuela; da empleo, salarios dignos; mientras que las importaciones que se han visto en los últimos años, lo que dejan son jugosas comisiones a los funcionarios de turno, y eso para mí es la verdadera razón de toda esta política irracional de controles de precios. En definitiva, esos controles de precios, en lugar de favorecer a quien queremos ayudar, lo terminamos perjudicando”.

Otra de las propuestas, según Marquina, sería diseñar una nueva política petrolera; donde Pdvsa se mantenga como una empresa estadal; pero que concentre sus funciones única y exclusivamente en la actividad petrolera.

Asimismo, habló de adoptar una política de bienestar social eficiente; que permita reducir la pobreza; pero no a través de los programas, que se han visto últimamente, que sólo han permitido eternizar o perpetuar la pobreza, ya que se trata de un mecanismo de manipulación y control del gobierno.

Por otra parte, consideró que muchos de los subsidios a productos y a la misma moneda tienen que ser eliminados, y trasladarlos más bien directamente a los ciudadanos, de manera que le permitan compensar el impacto de los ajustes económicos que, necesariamente, un nuevo gobierno tendrá que hacer en Venezuela.

“Refinanciar la deuda externa es una necesidad, para el apalancamiento de la actividad económica venezolana; pero esa deuda externa tiene que ser tratada como un problema de Estado. (…) Ejecutar políticas de transparencia, rendición de cuentas y combate contra la corrupción, sin ninguna duda. Tiene que ser una razón de ser y de existir para las instituciones y los poderes públicos la lucha contra la corrupción administrativa”.

Expresó que en este gobierno a lo largo de estos años, y hoy en la situación agónica que está viviendo Venezuela, seguimos viendo como la corrupción administrativa es la que ha venido corroyendo todos los cimientos de la sociedad venezolana.


Avatar de Usuario
Venequito
Mensajes: 57786
Registrado: 08 Nov 2007, 09:22
Ubicación: Mas lejos que mas nunca

Re: Alfonso Marquina: Ya basta de que Venezuela siga importando productos terminados

Mensaje por Venequito » 23 May 2016, 09:23

Ahhh, por que exportar materias primas sin procesar... eso si esta bien?

vamos a pensar un poquito

Si Venezuela no va a importar mas productos terminados.... ES POR QUE LOS PRODUCE AQUI
Y si los produce aqui.... también se pueden exportar
Y si exportamos productos terminados.... dejamos de exportar materias primas sin valor agregado

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: