Cussano: El aumento salarial a 10 millones es irrisorio

Economía | mayo 3, 2021 | 9:42 am | .

El presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Ricardo Cusanno, aseguró que el más reciente aumento salarial no cambiará en nada el contexto actual por el que atraviesa el país.

El líder gremial aseguró que el salario mínimo integral incrementado a 10.000.000 Bs. el pasado sábado 1 de mayo, es «un monto irrisorio» y que en ningún momento hará que se reactive la capacidad de compra de los venezolanos y mucho menos para bienes y servicios, expresó a través de una entrevista concedida a Unión Radio.

Asegura que tampoco se logrará la reactivación de los puestos de trabajo de los ciudadanos «que salen a trabajar mañana tras mañana con ahínco, con voluntad de tener un mejor país». A su juicio, este nuevo aumento, no sostiene los alimentos que necesitan una familia Venezuela, así como tampoco los servicios básicos ni la educación de los hijos y el esparcimiento.

Cusanno señala que el problema salarial está más presente en el sector público que en el privado, éste último procura un mejor ingreso a sus trabajadores, aunque afirma que «pudiésemos pagar mejor. Estamos en un atolladero. Esto es un anuncio más donde el ciudadanos no termina sintiéndose alegre», expresó.

El problema es cualitativo

El representante de Fedecámaras subrayó que la raíz de toda esta situación es de índole cualitativo y no cuantitativo porque no hay productividad ni competencia.

Cusanno sostiene que para que el aumento del salario haya podido generar alegría, era necesario lograr un diálogo tripartito donde «no solo era aumentar el salario sino redimensionar las políticas monetarias y fiscales y entender la correlación de nuestra institucionalidad con el mundo para poder tener acceso a los mecanismos de financiamiento. Para eso se necesita un acuerdo político y entendimiento por parte de todos los actores. Además en materia laboral se necesita que bajo los parámetros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) exista un diálogo con los trabajadores, empresarios y el Estado para discutir no solo el salario sino otras condiciones estructurales que hoy afectan a la familia venezolana», expresó.