Motivos para protestar y exigir el cese de la usurpación

Opinión | noviembre 30, 2019 | 6:04 am.

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país” John F. Kennedy (1917 – 1963) Trigésimo quinto Presidente de los EEUU.

Los motivos para protestar, demandar el cese de usurpación y exigir un cambio de rumbo en todos los ámbitos del quehacer nacional, hay de sobra. Hiperinflación, escasez de alimentos, medicamentos, combustibles, gas doméstico, tétricos servicios públicos, sobre todo los de salud, educación y telecomunicaciones. Eso aunado a que, a todos los trabajadores activos y jubilados, les robaron las prestaciones sociales, les ignoran las contrataciones colectivas, desaparecieron las cajas de ahorro, los servicios de salud, alimentación, todo tipo de beneficio contractual y los salarios son míseros. Es la tragedia del socialismo del siglo 21.

Es propicia la introducción porque mucha gente pregunta ¿Cuándo salimos de esto? ¿Hasta cuándo?, pero una vez que se llama a la protesta nacional muchos se inhiben, otros se muestran indiferentes y, para colmo existen los qué, sin participar, se convierten en acérrimos críticos de los que hacen “alguito” por organizar, canalizar y darle direccionalidad a cualquier concentración o movilización que convoca el Presidente Juan Guaidó, hasta ahora, el líder nacional de la oposición democrática. Es una actitud perversa que no ayuda.

Entendamos de una vez por todas. En las regiones y municipios no hay líderes con poder de convocatoria. Existe un grupo de dirigentes políticos dispuestos a hacer el trabajo organizativo, una vez que el liderazgo nacional hace la convocatoria a las concentraciones y movilizaciones. Es un sacrificio compartido por un grupo de hombres y mujeres aguerridos que, sin financiamiento de ningún tipo, hacen un gran esfuerzo para que las “cosas salgan bien”. Es obvio, que una vez que estamos en esas concentraciones, hay algunos personajes (y organizaciones políticas) que buscan notoriedad y llegan a tal grado de paroxismo, que se creen los líderes de las masas y que la gente está allí, porque atendieron a su llamado individual. Eso forma parte del folklor político.

Lo cierto es que no hay que buscar líderes locales ni regionales, tampoco discursos motivadores que inviten a participar en las protestas. La gran motivación e incitación para salir con fuerza y determinación a la calle es la situación calamitosa que estamos sufriendo todos los venezolanos. No busquemos excusas. Razones sobran. No esperemos que otro venga a solucionar nuestros problemas. Vamos todos y con todo a echarle ganas. La patria exige nuestra participación y sacrificio. Para mañana es tarde.

La motivación para protestar, exigir el cese de la usurpación y que se nombre un gobierno de transición que reinstitucionalice el país y podamos tener elecciones libres, democráticas, competitivas y creíbles depende de nuestra participación y acción ciudadana. No preguntes que puedes hacer el país por ti. Es hora de demostrar que todos podemos hacer mucho para no terminar de perder el país. Así o más claro.

Twitter: @Cheotigre
[email protected]
[email protected]
http://www.noticierodigital.com/author/josecheosalazar/
http//www.aldabonazos.blogspot.com