end header begin content

Rafael Pinto: Esta política asfixia al venezolano

Esta política asfixia al venezolano

Los Estados modernos son estructuras creadas por sociedades para que los gobernantes ordenen y administren los asuntos públicos en beneficio de todos, por lo tanto son para que atienda a los ciudadanos en sus necesidades y no para hacer que los ciudadanos estén para servir al Estado.

Rafael Pinto: ¿Votar?

¿Votar?

Estamos en los albores de otra elección, de concejales, la cual viene desmembrada de su situación natural y legal, por cuanto debió haberse celebrado conjuntamente con la de alcaldes, por lo que tiene irregularidades, mas se intuye que ocurren a conveniencia de los intereses del régimen, y ello abre la rendija de la parcialidad, una que se ha convertido en historia. Lo correcto es que las cosas se ciñeran a la ley, donde todas las fuerzas tendrían que estar bajo las mismas condiciones y oportunidades, y no en aquellas que conviene a una de las partes en contienda.

Rafael Pinto: ¿Guerra económica?

¿Guerra económica?

Con el término “guerra económica” el régimen pretende justificar y/o explicar la crisis, como el efecto de la acción de personas, sectores o países interesados en su fracaso, algo así como: “el mundo contra mí”.

Rafael Pinto: ¿Reactivación económica?

¿Reactivación económica?

La economía venezolana se encuentra en lamentables condiciones. Para comprobarlo, más allá de lo que razonadamente dicen los economistas, la vivencia aclara: un parque industrial sometido a un proceso ideológico cuya finalidad es asfixiarlo ha llevado a la desaparición de más de la mitad de las empresas que existían antes de que esta revolución se apoderara del Gobierno, generando una caída significativa del empleo decente, en términos como lo califica la Organización Internacional del Trabajo (OIT); un profundo desabastecimiento de bienes y servicios, que se evidencia en las estanterías de los centros de distribución y consumo; entre otras señales, o sea, las realidades hacen sobrar cualquier razonada descripción técnica de la crisis nacional.

Rafael Pinto: Políticos anclados en el pasado

Políticos anclados en el pasado

Las realidades políticas venezolanas van más allá de lo deseable o aspirable, muchos hablan de cambios, mas hay un elemento que se olvida y es fundamental, y es la cultura política venezolana.

Rafael Pinto: La degradación del salario

La degradación del salario

El salario tiene su sentido en lo particular, social, económico y político, deriva de la relación de trabajo, está determinado por leyes y convenios privados y públicos, que tienen que ser cumplidos por las partes, trabajador y patrono.

Rafael Pinto: Régimen ¿socialista?

Régimen ¿socialista?

Desde los inicios de esta “revolución”, sus mentores han venido insistiendo en la tesis de la Ética Socialista, algo que en su criterio privilegia lo humano por sobre lo material y la ideología que consideran negativa, la capitalista, y que al lograrse se estaría dentro de un mundo feliz. Sin embargo, al mirar la realidad que han venido construyendo se cae en el desconcierto, por cuanto ésta dista significativamente de lo que dicen buscar.

Rafael Pinto: Maduro y la insensatez

Maduro y la insensatez

El régimen desde un principio, de manera suicida, se ha venido sosteniendo en su tesis del Socialismo del Siglo XXI. Ya al final de Chávez, cuando el torrente financiero que proveía el maná petrolero mostraba un creciente debilitamiento, se afectaron sus políticas de reparto asistencial, mermando su popularidad y en consecuencia su sustentabilidad, decapitando sus cálculos operativos (los fundados en que los petrodólares soportarían las necesidades de abastecimiento nacional, vía la importación, mientras desmontaban el aparato productivo privado para irlo sustituyendo por otro público, dentro de la estrategia comunista de economía de planificación centralizada).

Rafael Pinto: Soberbia revolucionaria

Soberbia revolucionaria

El régimen desde un principio se mostró intolerante a considerar posiciones distintas a las suyas, siempre poniendo por encima sus intereses por sobre cualquier otro, incluso el de la vida, que junto con la justicia y la libertad, son fundamentales.

Rafael Pinto: El poder de la mentira

El poder de la mentira

Toda mentira se interpreta como un hecho desagradable y lesivo a la dignidad de quienes resultan o se pretende engañar. Sin embargo, hay quienes plantean que toda mentira tiene en su esencia una virtud, entonces la “mentira blanca”. Dice el diccionario de la RAE, “…la mentira oficiosa es la que se dice con el fin de servir o agradar a alguien…”, por lo tanto, siguiendo con la RAE, siendo ésta una “…expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa…”, tiene en su esencia el engaño que oculta la verdad, esa que resulta inconveniente por cuanto mal pone el escenario o las ideas que interesa a su autor, pretendiendo que los afectados vivan en la ilusión, sueño o delirio, sin dominio del mundo y su realidad, generando al final el sufrir por causa de arbitrarias limitaciones para hacer vida.

Rafael Pinto: A punta de lanza

A punta de lanza

El régimen se muestra angustiado e irritable, se entiende por cuanto sus decisiones en relación a lo que ha señalado como su nueva estrategia para resolver la crisis económica, en especial para dominar el fiero potro de la inflación, arrancó cojeando, y eso es una pésima noticia para quien está urgido de encontrar algún espacio para respirar cuando, como ahora, la asfixia le sobreviene con bríos.

Rafael Pinto: Lunes negro

Lunes negro

En materia financiera el término “negro” es simbólico en Venezuela, configurando un epónimo que identifica un evento de gran significación o punto de quiebre por cuanto refleja la ruptura o cambio abrupto que sufre una realidad, en este caso la economía venezolana. Así fue en el viernes 18 de febrero de 1983, cuando se decretaron un conjunto de medidas económicas, entre ellas la devaluación monetaria y el control cambiario, poniendo término a la histórica estabilidad cambiaria del bolívar, arrastrando con ello a la economía venezolana. Ese día se conoce como el “viernes negro”.

Rafael Pinto: Entre la oscuridad y el amanecer

Entre la oscuridad y el amanecer

La crisis empuja al régimen a su complejidad, lo centra entre dos aguas tormentosas, que lo bambolean intensamente, llevándolo rumbo a la zozobra. El primero lo constituye el anclaje ideológico absolutista impuesto por sus autores internos y externos, cuyo apoyo tiene el costo de implantar el modelo de sociedad que constituye su razón de vida política, así, aceptar un cambio que desmonte lo avanzado colocaría a su nomenclatura a admitir haber defendido un error histórico, algo que esa clase, tanto los de acá como los de allá y de todas partes del mundo no están dispuestos a tolerar, por cuanto ello representaría el fin de su historia, en consecuencia, cualquier acción que lleguen a sentir contraria a su ideología, provocaría se distanciaran del proyecto en acción, aumentando la soledad de los titulares del poder venezolano.

Rafael Pinto: Jugando el resto

Jugando el resto

La situación desmejora cada momento, y con ello se reducen las opciones que para la acción tienen tanto el régimen como el país.

Rafael Pinto: Diplomacia, caso Venezuela

Diplomacia, caso Venezuela

En el mundo de las relaciones de la comunidad de las naciones, según sus expertos, cada nación busca el bienestar de sus nacionales generando acuerdos de convivencia en el vecindario y más allá, así un país puede actuar libremente dentro de sus fronteras sin que otros se sientan afectados, lo que se entiende en el pleno ejercicio de su soberanía, y a la hora de cruzar la calle lo haga sin afectar la dinámica interna de los demás, lo que se entiende como de no intervención.

Rafael Pinto: Candelita por aquí y por allá

Candelita por aquí y por allá

El régimen tuvo su tiempo en el cual podía contener las protestas. sS recuerda el decir, con ánimo de amenaza: “candelita que se prende, candelita que se apaga”. Ciertamente esa fue una recomendación que nació del poder a objeto de contener la protesta, que no el malestar, por cuanto la represión no resuelve la causa de la protesta, podrán apagar la movilización mas la brasa queda en el corazón.

Rafael Pinto: Ideología económica fracasada

Ideología económica fracasada

El régimen tiene que estar claro sobre el fracaso de su estrategia económica, más allá de sus posiciones oficiales con las cuales pretende convencer al mundo, y en especial a sus partidarios, con argumentos como que la realidad venezolana es fruto de una “guerra económica” o de las acciones de opositores y de la comunidad internacional que han aislado al país con sanciones que limitan hasta anular sus actuaciones, a lo que agregan aquellas que la descolocan de las fuentes financieras de la banca mundial, o sea un conjunto de afirmaciones con las cuales lo que dejan claro, muy claro, es que han concluido que las políticas desarrolladas durante casi 20 años, disponiendo de inmensos recursos financieros, materiales, sociales, políticos y de todo tipo, con los cuales han debido motorizar un aparato productivo para que desde el país se generen los bienes y servicios requeridos por el venezolano, han resultado en lo contrario, un debilitamiento de la estructura productiva hasta llevarla a una condición de dependencia, haciendo que el país para su sobrevivencia tenga que estirar la mano al extranjero, algo que hace dudar de adonde han llevado la condición de soberanía.

Rafael Pinto: Enroque del poder

Enroque del poder

La reciente acción en la cual la ciudadana Delcy Rodríguez pasa a la Vicepresidencia de la República, cediendo la Presidencia de la ANC al diputado Diosdado Cabello, es el efecto del cambio político existente dentro del régimen, el cual permite intuir lo que pasa en sus adentros.

Rafael Pinto: Coyuntura internacional

Coyuntura internacional

Dentro de las estrategias para el cambio de la dirección nacional lo internacional tiene un significado especial. Unos le dan mayor importancia que otros, mas nadie lo ignora. En primer lugar hay que recapitular la importancia que tiene ese ámbito, algo que algunos destacados analistas ponen a un lado, por cuanto si bien reconocen su impacto, también se alejan sostenidos en estudios que plantean que toda crisis social no tiene solución por la presión internacional, dando un tratamiento transversal a situaciones similares, con lo cual desconocen los elementos que son particulares del escenario venezolano. De cierto, el problema para la gobernabilidad más importante a superar tiene que ver con el desabastecimiento de muchos recursos necesarios para la producción y el consumo, los cuales, al no ser producidos en el país en virtud de un aparato productivo menguado, para disponerlos deben ser importados. Así la comunidad internacional es requerida como proveedora de recursos tanto materiales como financieros, con carácter vital. De ahí su importancia, algo que en otros escenarios de crisis no estaba tan presente. Sin embargo no todo cabe dentro del hacer internacional, por cuanto, en coincidencia con Jesús Seguías, de Datincorp, en su Análisis Prospectivo Venezuela de marzo 2018 cualquier acción institucional, bien interna como externa, requiere previamente la existencia de una oposición organizada, unida y con liderazgo nacional, algo que aún se aprecia lejano. Recordando el distanciamiento que tiene el sector externo con el gobierno, el cual se ve a partir de la posición de países y organizaciones multilaterales, sectoriales, continentales y mundiales con respecto a dirigentes gubernamentales o relacionados con ellos, quienes han sido vedados para relacionarse con los sectores públicos o privados de los países e institutos actores, por lo que están impedidos para negociar, resolver o comprometer, en consecuencia suscribir acuerdos y compromisos, en especial cuando éstos tienen dudas constitucionales, lo cual les impide acceder a las fuentes de recursos materiales y financieros de orden internacional. Así, la única vía que queda para hacerse de bienes con los cuales aliviar las necesidades populares y así mantener la gobernabilidad es por la compra de contado, acceso que han dejado libre, mas para eso requieren de divisas. En ese escenario nace el “Petro”, un instrumento que pretende asumir la cualidad de criptomoneda, rompiendo con la naturaleza de esos recursos, y con ello hacerse de una forma de obtener fondos con los cuales acudir al comercio internacional, usarlo para pagar y así disponer de lo necesario. El problema se materializa en su paternidad y, como lo anuncia su presentación, es sostenida por los recursos del Estado venezolano, algo que en los actuales momentos cuenta con una pobre imagen y por lo tanto confianza. Así, el Petro está a punto de naufragar y con ello las posibilidades del régimen para salir de su problema de acceso a los recursos. En consecuencia, este camino tampoco es. El problema de disponibilidad de divisas se agrava por cuanto es la exportación petrolera la fuente vital para el país, la cual está en agonía. Por una parte la producción petrolera se encuentra en caída importante, algo que no tiene respuesta en el corto tiempo, aún cuando se hiciera lo correcto, por una parte, y por la otra el Estado tiene problemas para la entrega de la producción que dispone, por cuanto a nivel internacional se encuentra expuesta a una medida de embargo en virtud de la sentencia favorable a la empresa ConocoPhillips en contra de los activos de Pdva, lo cual tiene, entre otras cosas, a sus tanqueros inmovilizados en los puertos venezolanos. Entonces, ¿Cómo vende, entrega y cobra? Así, por ese lado tampoco es. La presión internacional política igualmente se acrecienta en virtud de las consecuencias que la crisis venezolana tiene para su bienestar. Es la diáspora la que representa un gran problema para los países vecinos, cercanos y no tanto. Y es que la llegada de numerosos venezolanos les impacta en sus sistemas de sanidad, habitabilidad, seguridad y paz. Siendo el régimen el generador de los males, en él no descansa la solución, así son muchos quienes se muestran interesados en su pronta salida. Así, este lado tampoco le sirve al régimen. Por lo tanto, esa gema que en virtud de las condiciones de país representa lo internacional, para el régimen es un monstruo al cual tiene que darle de comer en la boca y que al acercase éste le muestra sus afilados colmillos.

Rafael Pinto: El régimen quiere poder

El régimen quiere poder

Mantener el poder es el objetivo del régimen y, en consecuencia, para los sectores que lo integran. Para los ideólogos, es la plataforma vital desde la cual imponen su estrategia de ensayo y error, dentro de la creencia de que encontrarán el camino que lleva a sembrar al comunismo y su deriva, el Socialismo del Siglo XXI, como el ideal de vida social; para la “boliburguesía”, para mantener las ventajas que les otorga el apoyo de la estructura gubernamental en beneficio de sus intereses; para los usufructuarios de la jerarquía que disfrutan quienes en las localidades determinan los beneficiarios de los programas asistenciales; y así muchos sectores del mundo civil y militar, que saben que sus privilegios se mantienen gracias al poder, por lo tanto su pérdida representa un duro golpe para su situación de vida.

Rafael Pinto: La soledad del régimen

La soledad del régimen

El resultado de la consulta del 20M ratifica lo que todos los estudios de opinión y analistas políticos han venido diciendo en estos años, que la población ha venido abandonado al régimen.

Rafael Pinto: 20M, ¿qué esperar?

20M, ¿qué esperar?

El proceso del 20M, independientemente de quien sea anunciado ganador, apunta a un resultado concreto en relación a las posibilidades de cambio del modelo económico social: Así, bien con Maduro, Falcón o Bertucci, la situación país se mantendrá.

Rafael Pinto: 20M, escenarios

20M, escenarios

Las elecciones del 20M constituyen un reto que trae cola, para el régimen y la oposición. Cada uno tiene aspiraciones que alcanzar con el triunfo y ejercicio del poder.

Rafael Pinto: La pasión de Venezuela

La pasión de Venezuela

En tiempo de Semana Santa se rememora el hecho central de las religiones cristianas, la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Para el cristiano, es el proceso que constituye el fin de la misión terrenal del Hijo de Dios quien, sin merecerlo, vive momentos atroces al asumir los pecados de la humanidad para mostrar el camino de salvación al pecador, al caído, y que ahora tiene como liberarse de las consecuencias de sus malas acciones. Entonces, se entiende que Jesús transita la pasión por amor a la humanidad, a favor de aquel que se ha desviado de la Verdad, entonces, si este se hubiera mantenido dentro de la espiritualidad divina esa pasión no hubiera acontecido, así culpable es la humanidad mas de esa culpa Dios libera al regenerado en virtud de la entrega de Su hijo.

Rafael Pinto: ¿Dónde está la política?

¿Dónde está la política?

La constitución, acción e impacto del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) viene a constituir el esfuerzo importante y necesario que desde hace tiempo le viene reclamando la sociedad al sector político nacional de oposición. En efecto, los hechos nacionales se suceden con mucha rapidez y la oposición toma días para dar respuesta y fijar posiciones, para generar lineamientos con los cuales los encare.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com