end header begin content

Oswaldo Álvarez Paz: Régimen deslegitimado

Régimen deslegitimado

La enorme abstención en las elecciones municipales del domingo es un signo inequívoco del enorme rechazo que tiene el régimen en la población. Parece mentira, pero el ciudadano común está mucho más claro que algunos de los que pretenden dirigirlo desde la oposición. Siguen aferrados a la prédica de la salida “pacífica y electoral” cuando no hay condiciones para lo uno ni lo otro. Para quienes creemos que la decisión del pueblo es sagrada queda claro que en esta oportunidad se manifestó, una vez más, en sentido contrario a la convocatoria hecha por el Consejo Nacional Electoral por instrucciones superiores, bajo la atenta mirada de la Asamblea Constituyente, ilegítima y antidemocrática. Fue un acto de protesta masiva, de rebeldía y rebelión. ¿Acaso eso no cuenta? Debemos verlo y analizarlo desde esa perspectiva, pero pasando a la acción decidida para poner punto final a este régimen que desmorona integralmente a la nación.

Oswaldo Álvarez Paz: Maduro y Bush padre

Maduro y Bush padre

Esta es una comparación imposible de hacer con honestidad. Sin embargo, las actuaciones de uno y otro permiten referencias a las consecuencias que para sus respectivos países tuvieron y han tenido sus actuaciones.

Oswaldo Álvarez Paz: Formaciòn moral y cívica

Formaciòn moral y cívica

Los escándalos de las últimas semanas no nos sorprenden. Se empieza a hacer público lo que era conocido por casi todo el mundo, incluido el alto Gobierno. Pero se comentaba en voz baja. Para nadie es un secreto que estamos ante el peor Gobierno de la historia. Palabrero, ineficaz y muy corrompido. Impresionan las acusaciones entre los señalados por hechos imperdonables. Las acciones que en el mundo se adelantan ponen las cosas en su sitio. Resulta que la justicia de Estados Unidos, España, Colombia y algunos otros países se han convertido en los mejores y más eficaces aliados de la decencia y de la rectitud que se exige de todos cuantos tienen acceso al poder.

Oswaldo Álvarez Paz: Justicia para los presos

Justicia para los presos

Están por cumplirse las dos décadas más terribles de la historia contemporánea de Venezuela. Se dice fácil, pero una mezcla indescriptible de tristeza e indignación demasiado contenida se percibe por todas partes. Faltaría espacio para referirnos a uno cualquiera de los graves problemas de la nación. La evolución de ellos, juntos o por separado, es del dominio público. Lo único que quizás alguna gente no termina de clarificar es si la tragedia se debe exclusivamente a la manifiesta incapacidad para gobernar de Chávez primero y de Maduro actualmente o si, por el contrario, está directamente vinculada a la incapacidad, a la falta de preparación o a las horribles desviaciones derivadas de la corrupción a todos los niveles. No todo tiene que ver con el dominio político de Cuba sobre el alto gobierno o con la influencia determinante de las estructuras del narcotráfico en un régimen que debe prepararse para su salida próxima del poder.

Oswaldo Álvarez Paz: El enemigo está en casa

El enemigo está en casa

Venezuela llegó a la última etapa de su desmoronamiento. La situación actual es ampliamente conocida dentro y fuera del país. También los factores que controlan y dirigen el proceso. Quien no quiera aceptar lo dicho debe ser cómplice, irresponsable absoluto, cómodo en grado superlativo o digno de cualquier calificativo en esas direcciones.

Oswaldo Álvarez Paz: En defensa de las universidades

En defensa de las universidades

Bajo el título de universidades pretendemos englobar a toda la educación superior del país. Todo el sistema educacional venezolano es un desastre. A todos los niveles, pero analizarlo completo es imposible en estas limitadas cuartillas semanales. En esta oportunidad nos referiremos básicamente a la universidad. Por historia y tradición le corresponde el protagonismo de la vida nacional.

Oswaldo Álvarez Paz: Historia Constitucional del Zulia

Historia Constitucional del Zulia

El pasado sábado estuvimos presentes en una jornada histórica. Bajo el patrocinio y la dirección general de La Universidad del Zulia fue presentado un estudio completo sobre la evolución constitucional del Zulia. Un trabajo que abarca alrededor de tres siglos, Le atribuyo una importancia fundamental a esta materia que ofrece luces sobre muchas cosas de enorme importancia para el presente de la región zuliana siendo, además, un camino que están por iniciar otros Estados de la República.

Oswaldo Álvarez Paz: Dificultades semanales

Dificultades semanales

Cada semana se hace más difícil escribir esta columna. Los temas parecieran agotados y corremos el riesgo de ser cada vez más repetitivos, aunque siempre avancemos hacia lo peor con relación a la semana anterior. El mal no se detiene y, mientras este régimen exista, debemos estar preparados para no dejarnos derrotar por el pesimismo y mantener viva la esperanza del cambio necesario.

Oswaldo Álvarez Paz: Avanzando hacia el desenlace

Avanzando hacia el desenlace

La incertidumbre general con relación a temas fundamentales ha sido una de las características de la Venezuela de estos tiempos. Sembrada con premeditación y alevosía para generar temor y parálisis en quienes han tenido en sus manos la posibilidad de concretar el cambio. Hasta hace poco el esquema funcionaba. Ya no. La incertidumbre se transforma aceleradamente en convicción profunda sobre la necesidad de detener el proceso actual y revertir hacia lo positivo la carga negativa del presente. La inmensa mayoría del país hoy piensa que esto no puede, ni debe, continuar. Más que eso, pareciera dispuesta a echar el reto para alcanzar el objetivo.

Oswaldo Álvarez Paz: Círculo vicioso electoral

Círculo vicioso electoral

Desde este espacio nos hemos abstenido de criticar a compañeros tenidos como opositores. Las diferencias las hemos asumido como discrepancias lógicas entre demócratas que trabajamos para construir una verdadera unidad que perfectamente puede ser tan dinámica como diferenciada. Todo muy propio de una relación construida sobre la base de la libertad y el respeto. Pero eso es una cosa y no entender o, mejor dicho, no querer entender que no hay democracia, que vivimos en una dictadura tiránica, socialista y comunistoide, es otra. Perniciosa y contraria al interés general que debería unirnos: el final del régimen en el menor tiempo posible.

Oswaldo Álvarez Paz: Nueva York, ¡qué pena!

Nueva York, ¡qué pena!

¡Qué pena con ese señor! La semana que acaba de terminar estuvo llena de situaciones que terminaron por ratificar ante el mundo la verdadera naturaleza, las alianzas y, entre otras cosas, la enorme hipocresía de la dictadura venezolana. Nueva York es la capital económica, con fuerte impacto en la política, de Estados Unidos y en la economía del mundo entero. Por algo funciona allí la sede de las Naciones Unidas. Sin embargo, a pesar de la evidencia de lo señalado, Maduro tratando de generar expectativas favorables con relación a su visita, con un “voy o no voy” porque “me pueden asesinar”, consiguió hacer uno de los ridículos más impresionantes de que tengamos memoria.

Oswaldo Álvarez Paz: Reflexiones sobre la intervención

Reflexiones sobre la intervención

Es increíble oír y leer las frecuentes declaraciones de voceros oficialistas y de algunos supuestos opositores condenando radicalmente lo que no ha sucedido hasta ahora. Me refiero a la supuesta intervención militar de Estados Unidos para derrocar y asesinar a Maduro, a la guerra que según ellos se prepara desde Colombia, a los insólitos ataques contra Almagro y, entre otras cosas, a las múltiples ofensas contra cualquier personalidad que en el mundo cuestione al régimen actual. Por eso se han quedado aislados en el continente y en el resto del planeta. La identificación definitiva de Venezuela es con Cuba, Nicaragua y Bolivia y la burlona preocupación por la influencia creciente de los chinos, rusos, turcos ante el despelote gubernamental reinante.

Oswaldo Álvarez Paz: Llegó la hora

Llegó la hora

Nadie puede engañarse con cuanto sucede en Venezuela. Todos sufrimos una realidad que traspasa los límites de la tragedia de la vida nacional. Ningún pueblo merece estar sometido a las privaciones que impone una dictadura comunistoide que, además, está conducida por un régimen con poca ética, con probada ineficiencia y dosis de corrupción nunca vistos en nuestra historia.

Oswaldo Álvarez Paz: Venezuela y el mundo

Venezuela y el mundo

Para el momento de escribir estas líneas no conozco el resultado de la reunión especial del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el caso de Venezuela. La convocatoria fue a petición del gobierno norteamericano sustentada por nuestro vecindario. Una clara demostración de la preocupación creciente que en el mundo existe con relación a la dictadura criolla, a los factores que la alimentan y a las consecuencias extraterritoriales de cuanto sucede.

Oswaldo Álvarez Paz: El drama financiero

El drama financiero

Es difícil escribir con frecuencia sin ser repetitivo. Tanto se escribe y se dice sobre la tragedia humana que estamos sufriendo que empezamos a notar una cierta tendencia a la resignación indignada. Hay la convicción de que esta dictadura carece de arrepentimiento, de dolor de corazón y tampoco tiene propósito de enmienda. En consecuencia, no puede ser absuelta, ni perdonados sus pecados mortales de acuerdo a nuestras convicciones religiosas. El país lo tiene claro. El mundo también.

Oswaldo Álvarez Paz: Empresarios, trabajadores y Gobierno

Empresarios, trabajadores y Gobierno

Escribo estas líneas desde un Puente sobre el Lago muy deteriorado y tratando de superar una crisis producto de la incompetencia, desidia e irresponsabilidad gubernamental. Pero, a pesar de todo, continúa siendo símbolo mundial de la zulianidad. Tenemos el deber de estar pendientes, junto a los graves problemas ya permanentes que azotan a este bravo pueblo.

Oswaldo Álvarez Paz: Semana definitiva

Semana definitiva

En otras circunstancias se podría decir que estoy exagerando, pero no es así, Todo indica que estamos en la etapa final de la tragedia venezolana. El desenlace luce impredecible aún. Sin embargo, lo cierto es que la actual incertidumbre anuncia una confrontación terrible con las fuerzas del mal. Ni retroceden, ni rectifican, ni se arrepienten, ni asumen propósito de enmienda capaz de generar credibilidad en los factores democráticos nacionales e internacionales.

Oswaldo Álvarez Paz: Venezuela en caída libre

Venezuela en caída libre

La nación merece un mejor destino. Cierto que está en caída libre, pero no como producto de la naturaleza, ni de fenómenos naturales. Ha sido empujada tiránicamente en nombre de una ideología “socialista del siglo XXI”, pero ejecutada por desconocedores de la realidad quienes, además, han cumplido con si tarea con dosis demasiado elevadas de incompetencia y corrupción descarada.

Oswaldo Álvarez Paz: Se encaramó la gata en la batea

Se encaramó la gata en la batea

Escribir en domingo tiene aspectos positivos y negativos. Hay demasiadas cosas que comentar. Quizás la más importante hasta, el sábado, era el censo automotor que pretende imponer el gobierno para racionar de manera absurda la venta de gasolina. De nuevo la exigencia del llamado “carnet de la patria” para identificar y controlar a quienes se prestan para ello con el anuncio de combustible subsidiado para quienes lo tengan y el pago a precios internacionales para quienes se nieguen a ello. Increíble, pero cierto. Amigos del resto del mundo dicen que exageramos cuando les contamos lo que está sucediendo en esta Venezuela insólita, pero cuando se acercan a este país y pasan unos días entre la gente, se van convencidos de que nos quedamos cortos en nuestras consideraciones. Lamentablemente para el día de hoy a esta hora, nuestra patria está siendo destruida progresivamente. Da lástima y es penoso oír y leer los comentarios que corren por todo el planeta.

Oswaldo Álvarez Paz: Honradez integral

Honradez integral

Venezuela necesita líderes de probada honradez en todos los aspectos. No robar ni estafar, no caer en peculado de cualquier característica, no mentir ni engañar independientemente del propósito de las acciones, no son suficientes para acreditar la honestidad que la hora reclama. Lo importante es que los dirigentes, tanto del régimen como de la oposición, de los sectores económicos, sociales y hasta religiosos, hablen de acuerdo a lo que de verdad piensan y actúen en consecuencia con lo que dicen. Por supuesto que todo es importante, pero estas consideraciones son fundamentales.

Oswaldo Álvarez Paz: La construcción del futuro

La construcción del futuro

El futuro no existe. Del pasado nos quedan lecciones de vida, experiencias que en la actualidad sirven de muy poco. Sin embargo, nos dejó una notable mejoría de la visión y el desarrollo de un olfato útil frente a las realidades actuales. Lo único cierto es el presente. Desde aquí tenemos que construir el futuro, día a día, con paciencia pero con claridad de objetivos y metas y sobre todo, con el coraje y la determinación que necesitan las grandes causas.

Oswaldo Álvarez Paz: Liberar a los presos polìticos

Liberar a los presos polìticos

Hay demasiados temas importantes para las reflexiones de esta semana. La situación del Zulia y especialmente el drama maracaibero convertido en un verdadero desastre es uno de ellos. También la situación de las universidades con particular mención a la Universidad de Carabobo y sus autoridades encabezadas por la Rectora Jessy Divo de Romero y el Secretario Pablo Aure. Entre otros temas, el mundial de futbol ha estado muy presente para atenuar la dura existencia actual y así, podríamos continuar porque la tragedia nacional se profundiza y extiende a todos por igual.

Oswaldo Álvarez Paz: Liberación nacional

Liberación nacional

Las recientes jornadas militaristas del 24 de junio y del pasado 5 de Julio, ratificaron que Venezuela es un país ocupado, dependiente política e ideológicamente de un comunismo a la cubana que se administra de acuerdo al tiempo que vivimos. Los valores que alimentan la vida en libertad y democracia han desaparecido progresivamente. Los políticos tenemos la obligación de ejercitar la razón y el coraje frente a una realidad inaceptable por más tiempo.

Oswaldo Álvarez Paz: Exigencia de claridad y transparencia

Exigencia de claridad y transparencia

2018 llega a la mitad en medio de enormes expectativas aún sin concretar. La inmensa mayoría de los presos políticos y militares siguen presos y la ausencia de una verdadera e independiente administración de justicia quizás sea la característica más deplorable del régimen actual. Los responsables tendrán que responder por acciones y omisiones que han generado daños irreparables a las víctimas. Algunos con más de una década sometidos a la enorme tortura de vivir alejados de sus familiares y amigos, reducidos a calabozos y privaciones de lo elemental. Otros, con menos tiempo, pero iguales o peores situaciones, radicalmente contrarias al mínimo respeto que merecen sus derechos humanos.

Oswaldo Álvarez Paz: ¡Que se vayan todos!

¡Que se vayan todos!

No lo estoy afirmando por convicción. Tampoco como deseo. Lo hago como alerta repasando lo que ha ocurrido en buena parte de esta Latinoamérica nuestra tan convulsionada y contradictoria. Esa expresión, en los países protagónicos de su origen, fue producto del hastío, de la fatiga de unos pueblos cansados de los malos gobiernos y de las oposiciones irresponsables, de la demagogia, del disimulo y de las mentiras para que todo continuara sin cambios mayores. No es todavía la situación exacta de Venezuela, pero hay síntomas y rasgos que deben reconocerse y ser atendidos de inmediato.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com