end header begin content

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Volvió el tirano

Volvió el tirano

En días recientes llegó a mis manos uno de esos libros que, al analizarlo, se siente un interés y una pasión por cualquier debate relacionado con los límites del humor, sobre todo, en tiempos de incertidumbre política y económica, ya que resulta muy curioso que cohabite la dictadura de lo políticamente correcto, “esa que hace que prácticamente cualquier broma que se salga un poco de tono ofenda a alguien”, con situaciones tan curiosas como que Hitler sea el protagonista de infinidad de memes desarrollados en Alemania, luego que el escritor Timur Vermes escribiera un libro, publicado en 2013, con más de dos millones de ejemplares vendidos.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Me importa un verbo

Me importa un verbo

Este artículo no pretende ser una clase de lingüística y mucho menos de gramática, solo intenta prevenir sobre situaciones que, en principio parecieran quiméricas, pero que pudieran ocurrir por la instrumentación y manejo errático del idioma castellano. Los angloparlantes reconocen que el castellano es uno de los idiomas más difíciles de aprender, a pesar de ser muy fonético, porque sus conjugaciones y tiempos verbales son muy complicados de asimilar. Para ellos, por ejemplo, representa un karma entender las diferencias entre los verbos castellanos “Ser” y “Estar”. Esto ocurre porque en su idioma nativo, ambos vocablos están contenidos en un solo verbo: To Be.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: No todos los tiranos mueren en su cama

No todos los tiranos mueren en su cama

Las expectativas que demuestra mi tía Filotea por lo que pudiera ocurrir en nuestro país, el nuevo año, aderezadas con la lectura que hizo de la novela “El otoño del Patriarca”, me impulsaron a leer con detenimiento esta obra del escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Año Nuevo

Año Nuevo

Dentro de pocos días despediremos el año 2018, dándole la bienvenida al 2019. Me parece que es un momento ideal para reflexionar acerca de nuestro futuro y el de nuestro país: Este nuevo año debe ser, Dios mediante, el espacio de reencuentro con los principios morales y valores éticos, así como también de la recuperación definitiva de la libertad plena para Venezuela. Debemos situarnos en un plano que nos permita ser capaces de superar algunos resabios atávicos que todavía persisten en nuestra sociedad: el medalaganismo; el cuanto hay pa eso; el ponme donde “haiga”; el fiao y dao con lo que pueda la burra; a pernil regalao no se le mira la grasa y tantos otros. Esos antivalores deberían ser sustituidos por: el trabajo creativo, el emprendimiento, la honestidad, el respeto a lo ajeno y a los valores cristianos.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Nochebuena

Nochebuena

Cuenta la leyenda que durante el desarrollo de la II Guerra Mundial, en una trinchera de la ciudad rusa de Stalingrado, se encontró un plano arrugado, en su reverso, un soldado teutón había escrito este mensaje de esperanza: “Navidades de 1942: luz, vida, amor”. En medio del frío invierno, rodeado de muerte y destrucción, contemplando la barbarie producida por los seres humanos, aquel esperanzado combatiente, aun creía que la Navidad podía ser el advenimiento de un mundo mejor. En esa Nochebuena de 1942 se produjo un hecho inusual. A causa del asedio que las tropas alemanas mantenían sobre la ciudad de Stalingrado, defendida por el ejército soviético, las municiones y bastimentos comenzaron a escasear en la parte defensora. Dicen que este fue uno de los más duros inviernos que se recuerde y ellos, ya casi no tenían leña para quemar. La moral de los soviéticos estaba muy baja y las deserciones eran constantes. Para inyectar ánimo a sus soldados, el alto mando soviético ordenó que se reclutara a los músicos más importantes de la URSS para regalarles un gran concierto navideño, al aire libre. En el centro de la ciudad colocaron unos enormes altavoces para que la música resonara por todos los rincones. Allí llegaron actores, músicos y bailarinas, y entre estos artistas se encontraba el joven violinista Boris Goldstein, quien se alejó del grupo para dirigirse a las trincheras a fin de curiosear sobre las condiciones en que vivían los soldados. El violinista ruso quedó impactado. Nunca había visto un campo de batalla con tanta muerte y desolación como el de Stalingrado. Casi todo estaba destruido por las bombas y la artillería; junto a los cadáveres de los soldados que yacían en el suelo, le horrorizó ver muchos esqueletos de caballos que habían sido literalmente "devorados" por las hambrientas tropas. Todo este horrendo paisaje conmovió de tal manera a Goldstein que se inspiró como nunca y tocó magistralmente su violín para los soldados soviéticos. Empezó interpretando canciones típicas del folklore popular ruso, ya que el alto mando había prohibido tocar melodías extranjeras. En un momento de su interpretación, Goldstein hizo caso omiso de las órdenes y empezó a tocar piezas navideñas del compositor alemán Johann Sebastián Bach. Las melodías que interpretaba con su violín también podían ser escuchadas en las trincheras alemanas por el efecto de los altavoces, y de repente, como si de un milagro se tratara, cesaron los disparos y la artillería. En medio de aquel silencio sepulcral, solo se escuchaban las notas desgarradoras del violín. Cuando el violinista culminó su interpretación, un gran silencio se apoderó de las tropas soviéticas, y desde otro altavoz situado en las trincheras alemanas se escuchó una voz vacilante que en un deficiente ruso pidió: “Por favor, toquen algo más de Bach. Que nosotros haremos un alto al fuego”. El mando soviético aceptó la petición y Goldstein volvió tomar su violín e interpretó un Gavotte de Bach. En ese momento, los técnicos alemanes acoplaron sus micrófonos para que la música pudiera oírse con mayor nitidez. Muchos soldados alemanes terminaron cantando el “O Tannenbaum”, típico villancico germano, y algunos rusos ortodoxos clandestinamente también cantaron algunas canciones típicas. En Stalingrado se produjo una tregua de hora y media. Durante ese lapso, en el infierno de la peor batalla de la historia, se abrió una pequeña ventana del paraíso. Una de las páginas más dolorosas de la humanidad nos dejó un hermoso mensaje: que aun en la peor de las circunstancias, siempre podremos encontrar un momento para sonreír. El jesuita alemán Karl Rahner, escribió en algún momento de su vida: «Cuando decimos ‘es navidad’ estamos diciendo: ‘Dios ha dicho al mundo su última, más profunda y hermosa Palabra hecha carne’ […] Y esta Palabra significa: os amo a ti, mundo, y a vosotros, seres humanos». Porque Dios nos ama todo es distinto y todo cambia. Por eso seguimos creyendo que hay solución para los problemas de la humanidad; por eso mantenemos la ilusión que es posible luchar por un país más justo, más fraterno, más humano. Dios nos ama y esta Nochebuena es el momento ideal para recuperar la esperanza de creer que la vida tiene sentido: es el momento para devolver amando, el amor recibido. Probablemente esto es lo que sintió aquel soldado, en la oscuridad de la fría noche invernal desangrada por la guerra, quizás en medio de la muerte pudo ver surgir la vida y entre el odio levantarse la columna de la paz y la reconciliación. En estos postreros momentos del año quiero hacer un reconocimiento a todos los que me honran con su amistad y cariño. Espero, nunca defraudar la confianza depositada en mí y poder retribuir, en alguna medida, su afecto y confianza. Pero también quiero valorar el acicate que representan las opiniones de quienes me adversan, sin cuyo agudo aporte, no habría podido crecer y superarme. Como dijo nuestro señor Jesucristo: “Amar solo a quienes te aman no tiene ningún sentido”. A ambos grupos ¡Muchas gracias! En nombre de mi familia, del movimiento político que coordino y en el mío propio, quiero desearle, a todos, que reciban y pasen una ¡feliz Navidad! Coordinador Nacional del Movimiento Político GENTE [email protected]

Noel Alvarez: Si la AN no reconoce a Maduro a partir del 10-E, debe nombrar un nuevo Presidente

Noel Alvarez: Si la AN no reconoce a Maduro a partir del 10-E, debe nombrar un nuevo Presidente

especial Enrique Meléndez / 18 dic 2018.- Noel Alvarez, ex presidente de Fedecámaras y coordinador del nuevo partido Generación Independiente (GENTE), considera que lo que le queda a la Asamblea Nacional es nombrar un Presidente de la transición cuyo propósito es llamar a nuevas elecciones presidenciales; toda vez que ha declarado la ilegitimidad del presidente Nicolás Maduro a partir del 10 de enero.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: El hobby de los autócratas

El hobby de los autócratas

La prisión es un instrumento de abuso de poder con el cual los tiranos encierran a sus enemigos, a sus opositores y a veces también es un medio para obtener los bienes del preso, como lo encontramos en la historia antigua, pero también en la moderna. Nació como pena muchos siglos después de que el poder, “religioso y político la utilizara como un medio preventivo para evitar que se fugara, el supuesto violador de la norma social. En tanto la autoridad, cualquiera que fuera en ese momento, la autorizada por el grupo social, decidiera si el reo era culpable y cual pena le debería ser aplicada.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: ¿Fortalecer o eliminar los partidos?

¿Fortalecer o eliminar los partidos?

Los escándalos de corrupción influyen en la forma como es percibida la política. “La ciudadanía suele asociar la política a la corrupción y el enriquecimiento personal”, comenta la firma de consultoría internacional, Edelman, Incluso, agrega en uno de sus informes anuales: “cuando se destina dinero al ámbito político de manera legal, la influencia desproporcionada de los grandes donantes, sobre la toma de decisiones públicas, agrava la ya erosionada percepción de la política”.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Contra las elecciones

Contra las elecciones

La democracia está en crisis y cada vez son más los indicadores que apuntan a ello. La abstención en las elecciones cada vez más alta; los resultados electorales cada vez más volátiles; la pérdida de afiliados a los partidos políticos; la incapacidad de la administración pública para resolver los problemas de la gente; la debilidad política; el temor de los gobernantes a las urnas; la desafección de los ciudadanos con la política; la dificultad para encontrar nuevos políticos que generen confianza; la fiebre por las campañas electorales; el afán compulsivo de protagonismo; el estrés de los medios de comunicación. Son solo algunos de los elementos que llevan a David Van Reybrouck, filósofo belga, a definir el término: “Síndrome de la fatiga democrática”.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: El perro comunista

El perro comunista

Uno de los animales más cercanos al hombre es el perro. Un ser capaz de percibir además de las acciones, todos los sentimientos y emociones que rodean la vida de los seres humanos. La relación entre perros y humanos es prehistórica. Algunos estudios científicos señalan que: por el solo hecho de ser acariciado, el can reduce su frecuencia cardíaca y la presión arterial. Una investigación china encontró que las personas que tienen un perro consiguen dormir mejor por la noche y se enferman con menor frecuencia. Pero esto no era lo que pensaba la sociedad comunista soviética sobre los sabuesos.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Crisis política o política en crisis

Crisis política o política en crisis

Antiguamente se consideraba que la vida política era un género exclusivo que iba acompañado de una excelsa educación, debido a lo cual solo las personas buenas y preparadas podían tener acceso a esta forma de actuación. Desde esta perspectiva, cuando alguien aprendía a vivir políticamente se convertía de inmediato, en dueño y señor de su conducta y actuaba siempre en razón del bien común y no de individualidad o grupo en particular.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: El burro de Buridán y la razón como fuente de conocimiento

El burro de Buridán y la razón como fuente de conocimiento

Observando la carencia de alimentos que padece nuestro país a lo largo y ancho de su territorio me viene a la mente la paradoja del burro del monje francés Juan Buridán quien puesto a escoger entre dos opciones iguales no fue capaz de tomar una decisión acertada, y a falta de ella, murió de hambre.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Llegué a 80

Llegué a 80

Para todos los que están pensando ¡Caramba, qué bien conservado está para ser un octogenario!, aclaro: fue a 80kg que llegué, no a 80 años. Por cierto, dada la crítica situación que se vive en Venezuela en todos los órdenes, será misión imposible alcanzar la edad a que llegaron mis padres: ambos murieron nonagenarios. Como a ustedes les consta, muy pocas veces escribo sobre temas que me involucren personalmente, sin embargo, en algunos momentos es bueno reencontrarse con uno mismo y rescatar el aspecto humano, a ese propósito responde este artículo.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Se acabarán las cucharas

Se acabarán las cucharas

“Los ricos enquistados en el gobierno siempre comen las mejores comidas, beben los mejores licores, traen vajillas importadas y juegos de cubiertos para recoger los alimentos que llevan a la boca”. Así era el discurso en las sátiras de Juvenal, en alusión a los lujos que ostentaban los emperadores romanos que recibían regalos de los que vivían por cuenta del poder.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Diferencias entre una dama y un buen diplomático

Diferencias entre una dama y un buen diplomático

Escribo este artículo con el debido respeto por mis innumerables amigos diplomáticos, muy especialmente por mi buen amigo, Domingo Blanco, diplomático de carrera y compañero de Junta Directiva de GENTE. Espero no incomodarlos con los conceptos vertidos en él. Decir “diplomáticamente" algo suele entenderse como decirlo de forma enrevesada. Dependiendo del contexto eso puede interpretarse como "dorar la píldora para no ofender, dar largas a alguien, o simplemente decir algo de manera ambigua para que no quede claro lo que se afirma”, asegura un experto en esta materia. En todo caso, en los últimos tiempos, el adjetivo "diplomático" ha sido satanizado injustamente.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: El crimen no paga

El crimen no paga

Dicen que quien no estudia la historia está condenado a cometer los mismos errores del pasado. Con esa breve introducción quiero citar que La historia latinoamericana está llena de casos de autócratas que se creyeron por encima del bien y del mal pero que al final de cuentas, la dura realidad les explotó en la cara, allí se dieron cuenta de que: “El crimen no paga”.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Diáspora, exilio o éxodo

Diáspora, exilio o éxodo

Me atrae profundamente rebuscar entre los sucesos del pasado, convencido como estoy de que ellos influyen sobre el presente y también sobre el futuro. Este artículo sobre el exilio nace de esa atracción que toma forma cuando encuentro un estímulo adecuado. Si bien es cierto que está inspirado en una novela, se apoya transversalmente en una de mis principales fuentes de inspiración: Las Sagradas Escrituras.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Devaluación histórica

Devaluación histórica

"Me separé del mando cuando me persuadí de que desconfiaban de mi desprendimiento". Esta leyenda aparece en una medalla en bronce con el rostro de Simón Bolívar, emitida en 1832 por la Casa de Moneda de París, en reconocimiento a nuestro libertador. El fallecido historiador, Jorge Mier Hoffman, nos recuerda algo que dijo Bolívar: "la emisión de papeles sin otro respaldo que la fuerza de ser gobierno, fue una de las causas de la caída de la Primera República".

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Dictadoras

Dictadoras

Son muchos los que piensan que la civilización ha avanzado significativamente a lo largo de la historia de la humanidad. “Sí, ha habido avances considerables, pero mayormente en la ciencia y la tecnología, mucho más que en cuanto a civilización”, dicen los científicos. En cuanto al ser humano, el progreso es escaso y habría que buscarlo con lupa.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: La Silla del Águila

La Silla del Águila

"No escribas nunca, Nicolás. Un político no debe dejar huella de sus indiscreciones, que eliminan la confianza, ni de su talento, que alimenta la envidia". "Te lo digo a boca de jarro: todo político tiene que ser hipócrita. Para ascender todo se vale. Pero hay que ser no solo falso, sino astuto". “El gran político es el que llega alto despojándose de amarguras, rencores y malos ratos. El puritano es el político más peligroso para los demás y para sí mismo. Cree que todo el mundo tiene que soportarlo porque él viene de muy abajo. Su humildad alimenta su insolente soberbia”. Estas frases sobre el poder político aparecen en la novela La Silla del Águila, una sátira del escritor mexicano, fallecido, Carlos Fuentes, publicada en el 2003 pero ambientada en el 2020.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: La conspiración

La conspiración

El parlamentario en el exilio tiene poderosos adversarios dispuestos a acabar con él y su familia, tras su ascensión turbulenta que le ha granjeado sus peores enemigos. En su momento, el congresista tuvo todo a su favor para liquidar al dictador. Pudo ir contra él, y quizás lo hubiera derrotado, pero no lo hizo porque, para él, había algo más importante: La República.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Felicidad Interna Bruta

Felicidad Interna Bruta

Cuando pensamos en personas felices, imaginamos que son aquellas que viven en los países desarrollados. Atribuimos la felicidad a quienes poseen un elevado índice de prosperidad, quienes disfrutan de un alto poder adquisitivo y que además gozan de un buen grado de seguridad, libertad y justicia. Claro está, esos son factores determinantes para que el ser humano se sienta jubiloso pero no son suficientes, ya que la felicidad va más allá. En su naturaleza cualitativa el hecho de cuantificar la felicidad resulta subjetivo. Para superar esta debilidad, en el reino del Tibet, en Asia, hace muchos años que se trabaja con un indicador llamado “Felicidad Interna Bruta” (FIB), que se toma como base de las políticas de gobierno.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: El atentado

El atentado

En estos tiempos violentos en que vivimos me parece importante analizar, aunque sea someramente, una novela escrita en el 2007 por el argelino Yasmina Khadra. Es un libro impresionante y brutal que no ofrece tregua para dejar de leer hasta terminarlo, todo esto con la finalidad de tratar de entender algo sobre el conflicto que viven los habitantes de Israel y Palestina. El título de la novela puede atribuirse, de igual manera, a cualquiera de los grupos políticos responsables de la violencia desatada en cualquier parte del mundo.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: El último dictador

El último dictador

Llegó al poder siendo un desconocido, con la edad justa y un mechón de pelo todavía rubio cubriéndole la frente. Sus rivales se burlaron de él porque había dirigido una granja de cerdos y hablaba con ese acento campestre tan común en las provincias orientales. Osado y popular, su tesón de novato arrasó, al final, con la vieja y confiada nomenclatura: Aleksandr Grigórievich Lukashenko. Este personaje se encuentra en el poder desde 1994, época lejana en que se celebraron las primeras elecciones democráticas de la historia de Bielorrusia y como van las cosas, tal parece que serán las últimas.

Noel Álvarez
Noel Álvarez: Sin sexo no hay paraíso

Sin sexo no hay paraíso

Mahatma Gandhi nos dejó esta frase que tiene mucha vigencia en tiempos revolucionarios: “Para llegar a la paz, antes debes sufrir los peores castigos a fin de que te sea perdonado lo que has hecho a los demás: eso es encontrar la paz interior”. Hoy en día, resulta frustrante ver como existen personas en puestos de gobierno que se resisten al cambio.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com