end header begin content

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Ni se les ocurra

Ni se les ocurra

Resulta tedioso tener que abordar el tema sobre el evento del próximo 20 de mayo, pero dejaremos colar algunos planteamientos dado el empeño de algunos influyentes hombres de medios que emprenden una carrera por convencer a los venezolanos que asistir a votar será la apertura de un frente de lucha que debilitará al régimen, aunque es justo decir que son pocos sus voceros y sus insistencias no calan.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Venezuela no puede sola

Venezuela no puede sola

Por los años treinta, en pleno inicio del siglo XX, en Europa se estaba cometiendo un genocidio, en principio por los soviéticos, quienes aferrados a la ingeniería social propuesta por el leninismo, modernizaron las técnicas del exterminio en masa que luego sirvieron de inspiración a los nazis para cometer sus dantescos crímenes.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: No hay dictadura sin súbditos

No hay dictadura sin súbditos

Para desobedecer la autoridad de un régimen criminal como el que mantiene secuestrada a Venezuela, no es necesaria la dirección del liderazgo político partidista, menos como el que tenemos desde el bando opositor, a quien personalmente considero incapaz de materializar un verdadero movimiento compacto que conquiste la libertad definitiva y la restitución de la República. Ejemplos del poder ciudadano hay de sobra en la historia mundial, pero basta con recordar dos para sostener esta máxima que hoy debería inspirar a todos los venezolanos, se trata de Polonia y Ucrania, ambos testimonios contundentes de que el comunismo y el totalitarismo pueden ser derrotados siempre que haya conciencia social, organización y sobre todo convicción.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Venezuela sí es una amenaza

Venezuela sí es una amenaza

Para hallar una solución efectiva primero se debe identificar el verdadero problema. Parece obvio, pero al leer y escuchar los análisis de los mercaderes de la opinión pública es notable la omisión de ese precepto, esos que alguien un día les llamó “expertos” y que no se han cansado de emitir proyecciones y escenarios con explicaciones tan rebuscadas y desaciertos garrafales, pero que los diecinueve años de chavismo les han proporcionado un negocio rentable con sus encuestas que sirven para lo mismo que un peine a un calvo.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: PDVSA y el Estado

PDVSA y el Estado

La aparición de yacimientos petroleros a principios del siglo XX condujo a Venezuela a una transformación estructural que definió nuestra cultura hasta nuestros días. Eran los años del gomecismo, un tiempo en que la nación cerraba un episodio histórico convulsionado desde la guerra de independencia que había dado paso a la era caudillista, donde la anarquía fue protagonista y el Estado era débil e incapaz de instaurar el orden y la paz.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: El día que cayó Gallegos

El día que cayó Gallegos

La historia venezolana ha sido tan accidentada y dinámica que de cualquier episodio puede tomarse alguna reflexión que permita medianamente comprender el presente. Un 24 de noviembre, hace sesentainueve años, ocurría el derrocamiento del primer Presidente electo por el voto directo, universal y secreto de nuestra etapa republicana, Don Rómulo Gallegos, un prestigioso intelectual que significó, al menos en expectativas, un estreno democrático de lujo por tratarse de un hombre que apostó desde tiempos de Gómez por un país de primera.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: La culpa es de ustedes

La culpa es de ustedes

Sorprende a estas alturas que emblemáticos personajes mediáticos, algunos de la dirigencia política y otros de los medios de comunicación, han perdido por completo el foco sobre la realidad venezolana y no logran precisar el monstruoso enemigo que nos acecha como país, figuras que por sus trayectorias influyen en la matriz de opinión y que a veces olvidan la enorme responsabilidad que eso representa en medio de la desesperante situación nacional. El problema con esto, es que ellos no tienen la humildad de reconocer que se equivocan y pretenden de manera agresiva proyectar sus debilidades y fallas a los demás, son soberbios cuando el escenario se deslinda de sus planes y son capaces de usar todo su poder comunicacional para intentar demoler a quienes desde otros puntos de razonamiento les han advertido sus inadecuadas actuaciones.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Roja o rosada…izquierda al fin

Roja o rosada…izquierda al fin

Aunque el tema electoral es el común denominador en este momento próximo a los comicios regionales del domingo, considero banal entrar en la discusión sobre acudir o no a la convocatoria, he dicho antes y sostengo que los venezolanos deberán tener la capacidad de discernir si consideran conveniente ejercer el voto más allá de las presiones de los políticos, lo que sí es necesario comprender es que habrá un país que continuará existiendo posterior a esta jornada y que necesita ser atendido en medio de la peor crisis de su historia.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Basta de populismo y demagogia

Basta de populismo y demagogia

La situación de Venezuela ha llegado a niveles críticos sin precedentes en la historia republicana, satisfacer una necesidad tan básica como alimentarse se ha hecho casi imposible para los sectores más vulnerables del país cuyos ingresos promedios no pueden cubrir los insumos básicos de la canasta alimentaria, a donde quiera que usted vaya, el hambre se retrata en los rostros de los ciudadanos desesperados por no poder garantizar los tres platos diarios de comida a sus familias. Con mayor frecuencia vemos el incremento de los casos de desnutrición infantil que llegan a los hospitales venezolanos, ancianos que pasan días enteros sin probar un bocado o trabajadores que se desmayan en sus puestos laborales porque adquirir siquiera un desayuno sencillo supera su pago diario.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: “Leer demasiados libros es peligroso”

“Leer demasiados libros es peligroso”

Me permito iniciar este artículo utilizando como título una expresión de Mao Tse Tung entre los años 1966 y 1976, en tiempos en que emprendió su denominada revolución cultural en China donde preparó un intenso programa de adoctrinamiento estudiantil con el fin de crear una generación de súbditos milicianos dispuestos a defenderlo como el supremo líder del comunismo. La revolución cultural desencadenó una oleada de violencia que apuntó a extirpar lo que a todo dictador le resulta contraproducente: el libre pensamiento.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Primarias, regionales y el verdadero país

Primarias, regionales y el verdadero país

Finalmente los partidos agrupados en la Mesa de Unidad Democrática realizaron sus elecciones primarias para elegir o acomodar sus candidatos a las eventuales elecciones regionales que presuntamente tendremos en octubre. La participación ciudadana en estos comicios fue muy discreta, a pesar de los intentos decorativos que los dirigentes políticos esgrimen para tratar de convertir en un éxito algo que puertas adentro saben que fue un completo fiasco. La población mayoritaria, quizás con crecida madurez o frustrante decepción, no se inmutó ante el chantaje partidista de ofertarnos una estrategia que únicamente complace las apetencias del clientelismo político, pero que en nada apunta al objetivo y necesidad de millones de venezolanos que entienden que la salida de la dictadura comunistoide debe generarse de forma inmediata, sin dejar un solo ápice que siga destruyendo la vida de todos y del país en general.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: La historia contra la mentira: Stroessner, Pinochet y Pérez Jiménez

La historia contra la mentira: Stroessner, Pinochet y Pérez Jiménez

En la agenda electoral del sector partidista opositor agrupado en la Mesa de Unidad Democrática, han emergido estrategias y conductas desesperadas para estimular el voto de los venezolanos, factor que evidencia con claridad que la dirigencia política olfatea el rechazo popular hacia ellos, tras haberse transado con unas elecciones regionales que en nada se corresponde con el clamor ciudadano de promover mecanismos para la salida inmediata del régimen de Nicolás Maduro Moros.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Entre la dictadura militar y de partidos

Entre la dictadura militar y de partidos

El estatismo en Venezuela es de larga data y con diferentes matices, políticamente se ha sustentado en la autoridad del gran patriarca que sorteaba las pugnas de poder para terminar imponiéndose y así mantener el orden en un país que aparentemente sólo entendía las reglas a correazos, de ello se valieron gobernantes como Antonio Guzmán Blanco, Juan Vicente Gómez o Marcos Pérez Jiménez, autócratas indiscutibles que lograron con sus respectivas hegemonías domar a la endeble y anárquica nación.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Adecos contra Betancourt

Adecos contra Betancourt

Acción Democrática es un partido con el cual mantengo diferencias y críticas en relación a su protagonismo en el poder durante la segunda mitad del siglo XX venezolano, sin embargo, no dejo de reconocer su histórico combate contra las dictaduras y el enorme (y hasta heroico) sacrificio por lograr la instauración y sostenimiento de la democracia en el país. Sus fundadores y primeros luchadores fueron notables personajes, esos de la alta política y maestros de la oratoria que lograron cautivar a las masas, activándolas después de siglo y medio de gobiernos autoritarios y supresores de las libertades civiles. Me vienen a la mente algunos de ellos y me disculpo de antemano por no mencionar a otros que quizás merezcan recordarse: Rómulo Betancourt, Rómulo Gallegos, Raúl Leoni, Andrés Eloy Blanco, Luís Beltrán Prieto Figueroa, Leonardo Ruiz Pineda, Valmore Rodríguez, Antonio Pinto Salinas, Inocente Carreño, Gonzalo Barrios, Juan Pablo Pérez Alfonso, Mario García Arocha, en fin, toda una élite promotora del pensamiento político moderno que desplazó a una era de caudillos y señorío feudal, empoderando a los venezolanos en sus derechos en el marco de un Estado republicano.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: El Holodomor venezolano

El Holodomor venezolano

La humanidad recuerda con mucha aproximación los crímenes cometidos por los nazis durante su presencia y ocupación en Europa entre las décadas de 1930 y parte de 1940, donde emprendieron un sistemático proceso de exterminio que dejó una condenable cifra de doce millones de muertos, la mitad de ellos correspondientes a la población judía, hecho que en terminología hebrea se denomina “Shoá”, holocausto traducido al español. Sin embargo, no es de conciencia común otro episodio que, con sus propias características repudiables, se venían cometiendo varios años antes del ascenso al poder de los nacional-socialistas y es el exterminio que en la Rusia comunista se cometió en todo el vasto territorio dominado por los bolcheviques. Irónicamente, los símbolos del marxismo político no resultan tan ofensivos como la esvástica que abanderaba al fascismo alemán, a pesar que el primero representa una mayor escala de muertes en toda la historia universal.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: La Constitución está muerta, entendámoslo

La Constitución está muerta, entendámoslo

La gravedad de la situación venezolana no puede dar espacios a la ambigüedad. el descalabro que vivimos tiene a muchos conciudadanos confundidos, tratando de apegarse a los argumentos que le parezcan más atractivos para tratar de conseguir respuestas y esperanzas a sus angustiantes circunstancias de vida y que no siempre son los más acertados al describir el problema que enfrentamos. Pero mal podríamos cuestionar al habitante común por su desconcierto sobre el país cuando los propios dirigentes políticos no han sido capaces de definir con solvencia el atolladero en el que hemos sido secuestrados por una minoritaria cúpula comunista que se ha hecho del poder total y absoluto de la nación.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: La encrucijada de la MUD

La encrucijada de la MUD

Finalmente se ha consumado el proceso constituyente comunista del gobierno con una convocatoria fraudulenta desde su origen, independientemente de la cantidad de votos irreales anunciados por la oficina electoral del PSUV que inadecuadamente se denomina Consejo Nacional Electoral. De los asuntos irregulares que se suscitaron el pasado domingo treinta de julio no es relevante discutir, la ilegalidad se manifestó desde que se anunció un proceso que en ningún aspecto permitía la Constitución de 1999, esa que fue asesinada hace años y que simplemente hoy se le ha colocado la lápida.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: A las puertas de la Venezuela Soviética

A las puertas de la Venezuela Soviética

El próximo domingo será un día crucial para Venezuela. La República que conocemos, la que nos costó sangre, sudor y lágrimas conquistar en 187 años de historia convulsionada, está a punto de ser ofrecida en sacrificio en medio de un festín que convoca a las más despreciables rapiñas cuya hambre y sed de corrupción e inmoralidad nunca parece saciarse y que están dispuestos a engullir hasta el último hueso que le quede al cadáver de un país que llegó a ser referencia mundial para quienes buscaban oportunidades y progreso.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: ¿Qué nos preguntaron exactamente?

¿Qué nos preguntaron exactamente?

El pasado domingo 16 de julio los venezolanos que apostamos por el rescate de la República acudimos masivamente a votar en el plebiscito formulado por la Asamblea Nacional donde los llamados “puntos soberanos”, habilitados para dicha consulta, se vieron abarrotados a lo largo y ancho del territorio nacional. La concurrencia fue de tal magnitud que cualquiera que se niegue a reconocerlo sencillamente vive en negación de la realidad.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: Plebiscitando andamos

Plebiscitando andamos

La Asamblea Nacional ha convocado para el próximo domingo 16 de julio a un plebiscito para legitimar las demandas contra el fraudulento proyecto constituyente comunista de Nicolás Maduro y sus secuaces. Este desafío contempla realizar una consulta electoral marginando al poder electoral que desde hace tiempo ha dejado de ser una institución del Estado para convertirse en la oficina electoral del Psuv.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: La Revolución Cultural Maoísta

La Revolución Cultural Maoísta

De los comunistas no hay nada que sorprenda por muy grotescas que sean sus acciones. Para ellos, desde que se implementó la Revolución Bolchevique en 1917, existe un recetario que aplican para conquistar el poder, mantenerse y someter a la población. son las prácticas que desde hace un siglo han ejecutado en sus distintos proyectos marxistas globales, por lo que es imperativo el adecuado estudio de la historia y sus resultados para comprender, o por lo menos conocer, los riesgos de lo que se nos avecina en Venezuela si no frenamos a como dé lugar la siniestra constituyente del chavismo.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: ¿Quién nos entiende?

¿Quién nos entiende?

La tarde del pasado martes 27 de junio sin duda fue muy acontecida. Se cumplía otra jornada de protestas convocadas por la Mesa de Unidad Democrática en defensa de la libertad de expresión y respaldo a los comunicadores sociales que han sido víctimas del abuso de autoridad en el cumplimiento de su trabajo. Sucesivamente se realizó la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional que se vio afectada por una situación irregular en la que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana agredieron a varios diputados, incluyendo al Presidente del Parlamento Julio Borges, acción que condenamos enfáticamente.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: El fetichismo al militarismo

El fetichismo al militarismo

La cultura venezolana ha estado hermanada inseparablemente del militarismo. No existe etapa histórica republicana que no se vincule con la influencia castrense casi a modo de religión, a tal punto que nuestra idiosincrasia parece nacida en los cuarteles y es parte de nuestra crianza y formación social. No, no es una simple analogía. Un ejemplo cotidiano podemos extraerlo de nuestro sistema educativo: en nuestras escuelas y liceos hemos hecho costumbre que nuestros estudiantes deban adecuarse a la disciplina militar: deben usar el uniforme perfectamente ajustado a las normas, formar en filas para acceder a los recintos escolares, ponerse de pie cuando aparece la figura de autoridad, los varones deben usar el corte de cabello bajito y las chicas recogidos y sin maquillaje, las áreas de clases ordenadas en columnas y por supuesto, sin ningún tipo de apertura a la socialización entre compañeros porque la vista debe estar enfocada al frente para recibir las instrucciones del profesor. Cualquiera que rompa el orden se convierte en un problemático al que hay que reajustar. Si eso no es estructura militar, se confunde mucho en su parecido.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: El regreso de las Schutzstaffel y Gestapo

El regreso de las Schutzstaffel y Gestapo

Aunque ideológicamente el nazismo y el comunismo son doctrinas esencialmente opuestas, operativamente coincidieron en sus prácticas totalitarias. A consecuencia de la Segunda Guerra Mundial que se desarrolló entre septiembre de 1939 y agosto de 1945, la humanidad se horrorizó al conocer los aberrantes crímenes que los secuaces del líder alemán Adolf Hitler cometieron contra millones de inocentes exterminados en campos de concentración y cuyo único delito fue pertenecer a un credo, raza o simplemente disentir con el nacional-socialismo. Sin embargo, resulta insólito que la memoria histórica no tenga presente con el mismo nivel de repudio a quienes tenían mucho más tiempo asesinando en masa antes que los nazis entraran en escena, nos referimos a los “bolcheviques”, los comunistas que a sangre y terror se hicieron con el poder en Rusia tras la caída de la monarquía zarista en 1917.

Jorge Antonio Galindo
Jorge Antonio Galindo: El bigote de Stalin

El bigote de Stalin

Por el centro de Caracas transitamos miles de personas diariamente en medio del bullicio habitual de una ciudad anárquica, donde muchas veces no nos tomamos el tiempo para percibir los secretos y mensajes que esconden los rincones urbanos. Los ciudadanos que hacemos vida en el municipio Libertador tenemos un ritmo cotidiano tan apresurado, que apenas cuando estamos atrapados en un tráfico vehicular, de esos que detiene el tiempo por varios minutos que parecen eternos, prestamos atención a los detalles murales de nuestras calles.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com