end header begin content

Gustavo Tovar-Arroyo: La encubierta conquista de América

La encubierta conquista de América

La hambruna moral No es fácil, no lo ha sido ni lo será. Venezuela –los venezolanos– está carcomiéndose a sí misma. No hay principios ni bases morales, como pueblo estamos desahuciados de esperanza, hurgamos en los basureros de nuestro espíritu buscando pequeños trozos de carroña de coraje y valor. No los encontramos. El hambre es multitudinaria.

Gustavo Tovar-Arroyo: Juan Requesens, luchar hasta la libertad…

Juan Requesens, luchar hasta la libertad…

Las espuelas de la ira No sé por dónde comenzar. Estoy paralizado. Sé que debo escribir, pero la ira clava sus espuelas en mi espíritu, que maldice al chavismo.

Gustavo Tovar-Arroyo: Neochavismo, el mal está hecho…

Neochavismo, el mal está hecho…

El olvido inaceptable No olvidaré y te pido a ti que tampoco lo hagas. No nos está permitido hacerlo. El inconsolable drama que vivimos los venezolanos tiene muchos causantes y aunque el principal es sin duda el sátrapa Hugo Chávez –y la manada de bandoleros que lo acompañan (y acompañaron)–, también hay muchos otros que por razones inciertas (a veces oscuras, otras muy claras) colaboraron con este horror irreparable.

Gustavo Tovar-Arroyo: El put… socialismo

El put… socialismo

¿Podremos reinventarnos? Pese a que nuestra preocupación esencial es la inmediata liberación de Venezuela, proeza que debemos alcanzar sea como sea, no dejo de pensar en las dificultades que representará el tránsito de la barbarie a la democracia; no dejó de pensar en la incierta y compleja reinvención nacional.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Elogio a la locura?

¿Elogio a la locura?

Me parece que al hacer el elogio de la locura no estaba yo loco por completoErasmo de Róterdam ¿Quién tiene las respuestas? ¡Qué enredo! De verdad, qué caótico absurdo el que nos estalla en la cara, como absurda e injustificable es también nuestra agonía nacional.

Gustavo Tovar-Arroyo: Vuelvo en mí

Vuelvo en mí

Distraído y deslumbrado Vuelvo en mí, el desgaste electoral mexicano y el nuevo proyecto documental: “México de Norte a Sur”, me tenían distraído y –no exagero– deslumbrado. Sí, México como nación, quiero decir, el México del siglo XXI me ha distraído y deslumbrado. Su fuerza creativa, su vigor cultural, el dinamismo por emprender, competir y prosperar no lo he observado en ningún otro país latinoamericano; podría escribir del mundo.

Gustavo Tovar-Arroyo: Mexicanos-venezolanos, al grito de guerra…

Mexicanos-venezolanos, al grito de guerra…

Amar es combatir, si dos se besan. El mundo cambia, encarnan los deseos, El pensamiento encarna, brotan alasOctavio Paz (Piedra de sol) El magnífico privilegio del nacimiento de la conciencia La doble nacionalidad es uno de los mayores avances civilizadores de nuestro tiempo; avance por un lado, justicia por otro. Si algo distingue a la posmodernidad es la necesidad de andar como nómadas civilizados de un lado para otro. Que se nos permita adquirir derechos nacionales a los andadores del mundo, no sólo por el lugar de nuestro nacimiento sino además por el lugar de nuestro amor o conciencia es formidable y, como digo antes, un acto de justicia. Yo soy beneficiario de ese magnífico privilegio.

Gustavo Tovar-Arroyo: México de Norte a Sur…

México de Norte a Sur…

La búsqueda del aire Escribo en un carro, cruzamos México desde Tijuana hasta Chiapas, es decir de la frontera Norte hasta la frontera Sur. Una travesía en búsqueda de aire.

Gustavo Tovar-Arroyo: Hemos llegado a la orilla…

Hemos llegado a la orilla…

Día D La presentación del documental “Chavismo: la peste del siglo XXI” (aquí el link para que la vea gratuitamente) ha sido un día D en el quehacer político actual porque ha representado un desembargo en la orilla de la concienciá histórica.

Gustavo Tovar-Arroyo: Qué es el chavismo, en 90 minutos…

Qué es el chavismo, en 90 minutos…

Chavismo: La peste del siglo XXI Lo terminamos, sí, lo hicimos, nuestro documental: “Chavismo: la peste del siglo XXI” está listo y lo podrán ver mundialmente a partir del próximo 15 de junio por Internet.

tubeembed

Tráiler del documental: “Chavismo: La peste del siglo XXI”

ND / 3 jun 2018.- Nuestro columnista Gustavo Tovar-Arroyo nos envía un tráiler del documental que acaba de terminar sobre Hugo Chávez y el chavismo. El video, cuyo titulo preliminar es "Chavismo: La peste del siglo XXI", será transmitido vía streaming a Venezuela.

Gustavo Tovar-Arroyo: México se rinde…

México se rinde…

La rana seducida Pareciera que el pueblo mexicano, como la rana crédula del cuento, ha decidido montar sobre su lomo al escorpión López Obrador para cruzar el caudaloso río de la historia. Es atormentante observar la candidez con que la ranita popular se entrega a la tentación chavista. Uno entiende las frustraciones, todos los pueblos del mundo las tienen, la corrupción ha estallado en el rostro de cada ciudadano consciente, pero suicidarse como antídoto a la frustración resulta excesivo.

Gustavo Tovar-Arroyo: La niña tonta…

La niña tonta…

¿Bolivariano? A estas alturas cualquier venezolano (o venezolana) que se atreva a llamar régimen “bolivariano” al bodrio dictatorial que ha devastado a Venezuela o es un chavista o es un redoblado tonto (o tonta), por decir lo menos.

Gustavo Tovar-Arroyo (El Michoacano): Salva a México…

Salva a México…

La incredulidad de los faroles Mis amigos venezolanos –en especial, los periodistas, artistas e intelectuales, esa suerte de faroles de la cultura– siempre despreciaron la idea de que Hugo Chávez pudiere ocasionarle una ruina a Venezuela semejante a la que Fidel Castro le causó a Cuba.

Gustavo Tovar-Arroyo: La peste chavista contagia México

La peste chavista contagia México

Es innegable que Chávez tuvo el arrojo de hacer historia. Eso enaltece”. Andrés Manuel López Obrador Aterrizar en la úlcera de nuestra era Estoy preocupado, muy preocupado, aterrizo en la Ciudad de México y no doy crédito a lo que veo y escuchó: la peste ideológica del siglo XXI, el chavismo, ha logrado pervertir el debate político mexicano y viciar, con sus cancerígenas células populistas, a su maravilloso pueblo.

Gustavo Tovar-Arroyo: Chavismo: La peste del siglo XXI (video)

Chavismo: La peste del siglo XXI (video)

Hemos sito víctimas de un tragedia que ha lacerado nuestra conciencia histórica. Nuestro espíritu muestra –abiertas– sus llagas. Sin embargo, hemos resistido el agravio. Estamos de pie. La resistencia en nuestro caso es una palabra tallada con aire, nada nos golpea. Estamos vivos, no nos han doblegado. Ahora ni muertos podrán hacerlo, hemos respondido a sus balas con ideas, a sus tanques con conciencia crítica.

Gustavo Tovar-Arroyo: La libertad muestra los dientes

La libertad muestra los dientes

El renacimiento de la oposición Celebremos, hemos vuelto a ser oposición, recuperamos la senda del desafío y la lucha, comenzamos a reinventar nuestra rabia y a organizarla de nuevo en acciones de protesta y de reivindicación de la justicia.

Gustavo Tovar-Arroyo: El retaco espionaje en Madrid

El retaco espionaje en Madrid

El retaco estereotipo de la maldad La maldad no tiene aspecto físico, prueba de ello es que en Venezuela una manada de retacos y mofletudos han ocupado el poder político por veinte años y han instaurado en ella una despiadada tiranía.

Gustavo Tovar-Arroyo: Zoológico para el chavismo

Zoológico para el chavismo

Dime si eres chavista y te diré quién eres Siempre he sentido intolerancia al chavismo. Es algo entre biológico y psicosomático, me dan un poco de repugnancia, lo reconozco. Su despreciable criminalidad, su barrigón nuevo riquismo y su vulgar pobreza intelectual me producen náusea.

Gustavo Tovar-Arroyo: Henri Falcón y los pies de la tiranía…

Henri Falcón y los pies de la tiranía…

Nuestra arma: el desprecio Algunos debemos sentirnos orgullosos, hemos luchado con empeño contra el chavismo desde el primer día. No nos han doblegado ni comprado, resistimos de pie.

Gustavo Tovar-Arroyo: Ser o no ser, el frente amplio

Ser o no ser, el frente amplio

Chacales y mulas En este momento me siento más afín conceptualmente y en sus visiones de país con la asamblea de voces y espíritus vinculados con Soy Venezuela que con el desvencijado y maltrecho carnaval de personalidades que observo en el Frente Amplio: prefiero no reunirme con chacales, muerden por la espalda, ya me han mordido (y duro). Estoy consciente además de que las mulas cansadas de la política, son eso, mulas: nos detienen, nos amontonan, nos pasman. Lo han demostrado una y otra vez, no han hecho otra cosa que detener el urgido cambio de nuestro tiempo, no creen en la movilización, les cuesta moverse políticamente fuera de los corrales donde la dictadura los ha encerrado. ¿Coordinadora Democrática, Mesa de la Unidad Democrática, Frente Amplio? ¿Cuál será el próximo nombre?

Gustavo Tovar-Arroyo: El pirata, antropología de la maldad chavista

El pirata, antropología de la maldad chavista

Sobrevivir Desde los orígenes de la civilización, el peor enemigo de la humanidad ha sido el hombre. No ha habido terremoto, epidemia o catástrofe natural que haya causado tanta muerte, ruina y calamidad como las que nos hemos causado los hombres entre nosotros mismos.

Gustavo Tovar-Arroyo: Piratas, colectivos y el chavismo

Piratas, colectivos y el chavismo

El rostro enterrado de la monstruosidad Este será un artículo áspero, tocará tu entraña y la mía. Deriva de una búsqueda intestina que hice sobre lo que somos los venezolanos, sobre lo que eres tú, sobre lo que soy yo, sobre las raíces antropológicas de nuestra sociedad.

Gustavo Tovar-Arroyo: Cansan, confunden, condenan…

Cansan, confunden, condenan…

Entre taras y tinieblas Conocen bien mi desdén por la intelectualidad y la academia venezolana, sobre todo por aquella que ha prevalecido en los últimos cuarenta años de la vida política del país; lo he señalado y subrayado con insistencia. Los responsabilizo, en alguna medida, de nuestra ruina histórica. Chávez los pisoteó generacionalmente. Fracasaron.

Gustavo Tovar-Arroyo : Chávez y su sadismo de Estado…

Chávez y su sadismo de Estado…

La noche del 11 de abril de 2002 Cuando llegué a casa y recargué mi celular amontonaba decenas de llamadas de Mohamed Merhi, a quien me había encontrado horas antes en la masacre de la avenida Baralt junto a su hijo Jesús. Era la noche del 11 de abril de 2002.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com