end header begin content

Gustavo Tovar-Arroyo: El tuit de Almagro…

El tuit de Almagro…

Ni uno No conozco un solo venezolano que no viva en zozobra. Ni uno. Hemos perdido el sueño, la quietud, la confianza y la convicción. No tengo duda en señalarlo: la secreta negociación de Noruega ha sido el peor error estratégico que se ha cometido en los últimos años, nos ha sumido en el letargo.

Gustavo Tovar-Arroyo: Noruega, Suecia…, ¿la luna?

Noruega, Suecia…, ¿la luna?

¿Alguien me puede explicar? Quisiera escribir que vamos bien, pero no puedo mentir, no, no lo estamos. Perdimos el rumbo, otra vez. No logro entender muy bien qué pasó, por qué desviamos el curso de la Operación Libertad, por qué suspendimos la ruta trazada, por qué dejamos de luchar.

Gustavo Tovar-Arroyo: Íbamos bien… hasta Noruega

Íbamos bien… hasta Noruega

El novato del siglo XXI Respeto al presidente Juan Guaidó que no quepa duda. Además de ser un entrañable amigo, es un venezolano que admiro por su fuerza moral y su imbatible coraje. Un amigo en común lo llama “el novato del año” en la política venezolana. Yo me doy el gusto –¿dicen que soy “poeta”?– prefiero una hipérbole: Juan Guaidó es “el novato del siglo XXI” en la política de Venezuela.

Gustavo Tovar-Arroyo: La psicopolítica soviética y el chavismo…

La psicopolítica soviética y el chavismo…

Cien años de maldad soviética Lo que escribiré te sonará a ciencia ficción; no lo es, te permitirá entender mejor la causa por la cual no nos liberamos del chavismo. Te sorprenderás pero la calamidad que estamos viviendo tuvo su origen hace cien años en la revolución bolchevique.

Gustavo Tovar-Arroyo: El grito de pánico en Noruega…

El grito de pánico en Noruega…

Entre el cansancio y la frustración Lo único que puede impedir el éxito de la Operación Libertad es el cansancio individual de cada venezolano que lucha contra la tiranía. Rectifico, no sólo el cansancio impedirá el éxito, también la hará la frustración que produce el errático e incomprensible proceder de la dirigencia política en un momento tan delicado y grave.

Gustavo Tovar-Arroyo: Alucinación en la guarida

Alucinación en la guarida

Mejor me callo No escribiré sobre lo que está pasando. No contaré cómo se liberó a Leopoldo López, tampoco relataré los planes que tenemos, quizá lo haga después. No puedo ocultar mi fascinación por la inventiva popular: qué si era el dos, que si se adelantó, que si no se sabía, que si sí se sabía, que si falló por aquello o esto, que si Moreno, que si Padrino. Qué curiosidad ¿nadie pregunta por Cilia Flores? Nadie. ¿Ustedes la han visto? ¿Qué sé yo que ustedes no saben, que no saben otros? Mejor me callo, converso con mis compañeros de batalla -contigo- sobre cualquier cosa que no tenga que ver con lo que hemos vivido. Mejor distraigo.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Qué falta para el final?

¿Qué falta para el final?

¿Qué sigue? Escribiré conciso, no porque tenga pocas cosas qué decir, sino porque ha llegado el momento de actuar, no de hablar. Los que han leído mis entregas de las últimas semanas sabrán hacia dónde vamos, qué sigue. No hay mucho que agregar ni que decir.

Gustavo Tovar-Arroyo: El entierro político de Nicolás (y del chavismo)

El entierro político de Nicolás (y del chavismo)

La agonía de los verdugos Verlos desesperados me ilusiona, su fin es inevitable. Ya ni siquiera un flagrante acto de traición opositor los salva, nada ni nadie les dará respiración boca a boca. Mueren, morirán, están muertos.

Gustavo Tovar-Arroyo: El mayo venezolano…

El mayo venezolano…

Nuestro enemigo: nosotros mismos Al fin los tiempos nos obligan a dar los pasos que tenemos que dar para ponerle fin a la peste más dañina y ruinosa de la historia de las Américas: el chavismo. No hay marcha atrás, todo está dispuesto para que así ocurra. Ni chinos ni rusos ni cubanos podrán detener lo que se viene. Nadie.

Gustavo Tovar-Arroyo: El reflexivo encanto de Fabiana Rosales

El reflexivo encanto de Fabiana Rosales

Entre sobresaltos y trances No la conocía. He sido forzado a vivir en el exilio desde el 2012, no pude asistir a su boda ni he tenido posibilidad alguna de convivir con ellos estos años. Fue en Cúcuta donde conversamos por primera vez. Pese a la tensión que se vivía en la frontera por el intento de ingresar la ayuda humanitaria fue muy afectuosa. Me asombró su amabilidad.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¡Guerra a muerte!

¡Guerra a muerte!

Rusos, chinos, iraníes… Nuestros próceres lucharon contra el Imperio Español y lo vencieron, tardaron más de 10 años en lograrlo. A nosotros nos ha tocado luchar contra rusos, chinos, iraníes, cubanos, terroristas, narcos y la traidora canalla chavista encabezada por el felón Hugo Chávez.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¡Sí o sí!

¡Sí o sí!

En sus madrigueras de odio No era fácil, la tiranía chavista se había empecinado en no permitir que la necesaria medicina y el urgido alimento entrará al país. Incendiaron camiones, dispararon a mansalva, se atrincheraron como ratas en sus madrigueras de odio, encarcelaron a venezolanos inocentes y usaron toda la fuerza bruta para intimidar y arremeter, pero no pudieron. Pensaron que nos rendiríamos, pensaron también que no persistiríamos en nuestro afán de que entrará la ayuda, pensaron que su violencia criminal nos amedrentaría y paralizaría, pero no, eso tampoco ocurrió.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Dudas?

¿Dudas?

You can blow out a candle but you can’t blow out a fire. Once the flames begin to catch the wind will blow it higherPeter Gabriel (Biko) La respuesta a todas esas preguntas ¿Tienes miedo? ¿A veces sientes –como yo– que no lograremos el objetivo de la rebelión popular total? ¿Piensas que Guaidó se está apagando? ¿De repente todo parece obscurecerse, el futuro, la democracia, Venezuela? ¿Sentías que estábamos cerca de terminar la pesadilla y no lo logramos? ¿Te angustia la idea de que el chavismo sobreviva? ¿Crees que estamos perdidos, que los criminales triunfarán? ¿Dudas?

Gustavo Tovar-Arroyo: Chavismo y oposición, el banquete de la infamia

Chavismo y oposición, el banquete de la infamia

Amontonar memorias Sonará cursi, poco me importa, pero añoro tantas cosas de Venezuela, tantas, que me cuesta recomponer sus dispersos trozos desde el destierro. A veces, frente al mar, en estas largas contemplaciones de la nada, como ejercicio amontono memorias para conservar –sin que se desvanezcan– gustos, sabores, paisajes, brisas, atardeceres, cascadas, olas, felices borracheras con artistas, pescadores, campesinos; montañas, vuelos, excusiones, cantos, sueños, calles, cafés, teatros, besos, amores pasajeros y permanentes, desvelos, amigos, amigas, juegos, La Salle, sus labios, su cuerpo, el abrazo, la gente, el pueblo, la sociedad, el rico, el pobre, el panadero, el taxista, las flores, el jardinero, Urama, la primera vez que la desnudé, la primera que la amé, mi hija, mis hijos, el amor, los amores, la felicidad, el aire. Y el chavismo me despierta, siempre vuelve a hacerlo.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Y si no hay intervención militar?

¿Y si no hay intervención militar?

Dormirse en el laurel Hace un mes, tan solo un mes, la oposición venezolana estaba desarticulada, temerosa, dudosa, hoy es el gobierno nacional reconocido por más de sesenta países. El escenario ha cambiado por completo, hemos alcanzado lo inimaginable.

Gustavo Tovar-Arroyo: La sonrisa de Lorent Saleh…

La sonrisa de Lorent Saleh…

La era de la crueldad Nunca estuve preso ni fui torturado durante los años de dictadura chavista. Mis compañeros más entrañables y mis hermanos en el desgarrador anhelo de libertad, en su mayoría, sí lo estuvieron.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Vamos bien?

¿Vamos bien?

No se trata de ganar una batalla, se trata de ganar la guerra Leopoldo López Un plan venezolano Detrás de todo lo que ha sucedido hay una visión. Nada se ha improvisado. Tengo las pruebas. Cuando se dice “vamos bien” no se exagera, todo ha salido al pie de la letra. Todo.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Quién es Juan Guaidó? Otra vez y otra…

¿Quién es Juan Guaidó? Otra vez y otra…

Otra vez y otra... He decidido repetir el artículo sobre el presidente de la República, Juan Guaidó. En un momento tan complejo como el que Venezuela vivirá en los próximos días me siento obligado a hacerlo. No es una reiteración, no, se trata de un eco en tu espíritu, una voz que resuena en tu conciencia y fortalece tu lucha por la libertad.

Gustavo Tovar-Arroyo: ¿Quién es Juan Guaidó?

¿Quién es Juan Guaidó?

El nuevo presidente de la república Si aspiras a conocer la abundante carrera curricular (académica y política) de Juan Guaidó Márquez esta entrega no es para ti. Te recomiendo que busques en Wikipedia.

Gustavo Tovar-Arroyo: 23 de enero de 2019

23 de enero de 2019

Conversación en la trinchera de la historia Esto no es un artículo, tampoco es una reflexión, es en todo caso una arenga de última hora para iniciar el nuevo desafío libertario que se nos presenta el 23 de enero de 2019.

Gustavo Tovar-Arroyo: El coraje de Guaidó y la Presidencia de Venezuela…

El coraje de Guaidó y la Presidencia de Venezuela…

¿Por qué? ¿En qué coño estamos pensando?, sí, ¿en qué coños? El país en ruinas, destrozado, los venezolanos tuertos, mancos, rencos, desgarrados sus espíritus de centenares de heridas abiertas, famélicos, tendiendo sus manos para alcanzar una limosna o una carroña como alimento, miles de cruces en el cementerio y todavía hay quienes se preguntan ¿por qué el diputado Juan Guaidó –en un acto de legitimidad y coraje sin igual en la historia política reciente, que desafía firmemente a la tiranía y asume la presidencia interina de Venezuela– no hace, dice, omite o realiza expresiones o gestos que les resultan antipáticos a ellos?

Gustavo Tovar-Arroyo: Intriga

Intriga

La siniestra experiencia de los soviéticos No fueron los cubanos quienes idearon los métodos de manipulación social y política para secuestrar y arruinar a Venezuela, fueron los soviéticos: esa mafia histórica concebida hace ciento cincuenta años por Marx y hecha “revolución” hace cien por Lenin, Stalin y Trotski, entre otros.

Gustavo Tovar-Arroyo: Delirios en el destierro

Delirios en el destierro

El delirio de ser tú Hace dos semanas no escribí, estaba fatigado, aunque intenté pasar desapercibido agradecí tu inquietud por mi ausencia, me sorprendiste, me di cuenta que el quehacer nos tiene atados. Mis entregas -ya te lo he dicho- son agonías, sobresaltos, pocas veces entusiasmos, escritas contigo a coro. Tú escribes tu angustia, yo escribo contigo la mía: somos Venezuela.

Gustavo Tovar-Arroyo: La pendejada

La pendejada

La atrocidad Es una atrocidad..., lo que estamos viviendo es una atrocidad. Y empeorará mientras el chavismo permanezca en el poder.

Gustavo Tovar-Arroyo: Venezuela en el diván…

Venezuela en el diván…

El acento venezolano Madrid, sí, ahora estoy en Madrid. Orilla del naufragio venezolano. El acento, sí, el acento está por todas partes. Mientras caminas. En el restaurante. En el café o en la librería, En el museo o en el cine. Me dicen que también está en los burdeles, eso no lo sé ni lo sabré, pero no tengo porqué dudarlo. Es obvio.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com