Edgard J. González: Observaciones y preguntas

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43218
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Edgard J. González: Observaciones y preguntas

Mensaje por redaccion » 07 May 2018, 23:39

Opinión
ND


Hasta hace poco, circulando por Lara, especialmente por Barquisimeto y Cabudare, a diario veíamos uno o dos choques. Eran frecuentes las odiosas alcabalas “revisando la documentación del conductor”, congestionando el tránsito, anulando el canal derecho y obligando a circular muy despacio en los otros dos, mientras los funcionarios -a pepa de ojo- decidían cuáles conductores era conveniente detener (favoritos: los más jóvenes y vulnerables a la extorsión). Pero del paisaje urbano desaparecieron los fiscales de tránsito. Ahora son raros los choques, el tránsito tiene casi constante fluidez, y lo mejor de todo, ya no nos afecta la prepotente matraca de los fiscales. ¿Ocurre lo mismo en la entidad del lector?

Con la basura sucede lo contrario, ahora vemos más bolsas rotas y más reguero, con menos perros callejeros (el sucialismodelsiglo21 inventó y difundió que con AD y Copei los pobres comían perrarina -absurdo, siempre ha sido más cara que el arroz, las pastas, las harinas, los granos-, pero no explican esta reducción en la cantidad de perros callejeros, ni el aumento del dramático espectáculo que todos observamos, personas hurgando en la basura, tras restos de alimentos desechados. ¿Lo ha visto usted?

La abstención es una opción válida, como el votar nulo, cuando un proceso electoral no está viciado completamente, y aunque contenga irregularidades, intención de cometer fraude (como todos los procesos organizados desde 1999 por el CNE con 4 rectores incondicionales del castrochavismo), hay margen de legalidad que permite superar esos escollos, cuando la opción democrática es mayoritaria y la votación arropa cualitativa y cualitativamente al esquema tramposo, que buscaba cambiar el resultado. Desde del 2015, aunque modificaron algunos resultados, el apoyo electoral del régimen sucialistadelsiglo21 es tan minoritario, que les resulta imposible torcer lo esencial del resultado. En esas parlamentarias tuvieron que asignar 2/3 de diputados a la oposición (hubo inmediatas e ilegales maniobras para: 1º nombrar miembros del TSJ, y desde allí 2º anular tres diputados por Amazonas, para impedir que la oposición ejerciera su mayoría calificada de 112). Es tan obvio que la mayoría repudia al colectivismo subordinado a Cuba, que impidieron en el 2016 revocatorio y regionales, tuvieron que cometer un vulgar fraude para ensamblar su anc prostituyente en julio 2017 (Smartmatic denunció ese fraude).

Esta farsa del madurismo (pospuesta del 22/abril al 20/mayo) es convocada por una asamblea prostituyente integrada por 500 incondicionales del PSUV, sin reflejar la composición actual de los venezolanos, 80% opuestos a esta dictadura corrupta, incapaz, represiva y entreguista. No cumple ningún requisito legal, ni siquiera los lapsos que establece la Constitución, por ello no es lícito hablar de abstención. Los demócratas no debemos participar en una parodia absolutamente ilegítima. Dejemos a la minoría castrochavomadurista en evidencia, igual que el 30 de julio con su prostituyente, que no queden dudas de que son minoría y pretenden -con este templete de anime y descaro- aparentar que los respalda el pueblo (Falsón, Bertucci, y los otros dos bates quebraos que colaboran como candidatos, no representan ninguna OPOSICIÓN, son dañinos politiqueros). 19 países de América, los 28 de la Unión Europea, más 10 vecinos al viejo continente, no reconocerán los resultados de la farsa del 20M. Tampoco nosotros, ni siquiera participaremos en esa mala comedia.

¿Puede nombrar un solo miembro de la Asamblea Popular de Cuba, que sea opositor al castrismo? ¿Uno de la Asamblea Prostituyente de Venezuela que se oponga al castrochavismo? ¿Puede nombrar una sola ley discutida y aprobada por los 500 pesuvistas de la prostituyente, en cumplimiento del objetivo esencial de toda asamblea constituyente, redactar una nueva Constitución?. ¿Pueden ser un suprapoder, designados mediante fraude, 500 militantes del PSUV, mientras todas las instancias del oficialismo neoestalinista irrespetan a la Asamblea Nacional, legítimo Poder Legislativo emanado de elecciones en las que participó la mayoría de los venezolanos?

Circulan por las redes dos textos, cuya fuente real desconocemos, que sospechosamente le atribuyen a la candidatura de Henri Falcón cualidades que le imprimen a la elección súbita del 20M carácter democrático, alta probabilidad de victoria, y el presunto respaldo de los EEUU. Uno contiene los lugares comunes y las ambigüedades tradicionales en Luis Vicente León, con ese lenguaje oportunista y panchero que le tira palo a todo mogote, equiparando las opciones de participar o no participar en la farsa del 20 de mayo, lo cual no tiene asidero lógico, sin comprometer a LVL con alguna de las dos opciones, algo que evidencia la falta de seriedad, incongruencia. El otro texto sostiene que Mike Pompeo, ex Director de la CIA (Central Inteligence Agency) hoy Secretario de Estado, mano derecha del presidente Donald Trump, diseñó una maniobra con Falcón de candidato, para producir el desplazamiento de Maduro y la transición a la democracia. Esa teoría, que hace con Falsón lo que los capos narcos y funcionarios corruptos hacen con sus dineros mal habidos, blanquearlo para legitimarlo, es incoherente por donde se la enfoque. Pompeo reemplaza a Tillerson precisamente para subsanar la lentitud y el guante de seda con que el anterior Secretario de Estado enfrentaba los retos en NorCorea, Siria y Venezuela. Trump ha dado claras y contundente declaraciones sobre Venezuela, define al castrochavismo como dictadura, exige retornar a la democracia, sostiene un absoluto rechazo al funcionamiento despótico del régimen de Maduro, anunciando que no reconoce a la prostituyente ni reconocerá los resultados de la farsa convocada por ese apéndice del PSUV. ¿Podría su primordial funcionario apoyar un mecanismo organizado por la dictadura castromadurista para darle una pátina de democracia a un vulgar fraude electoral, y garantizar una victoria electoral que jamás ocurriría en condiciones de transparencia y legitimidad? ¿Qué sentido tendría apoyar a una marioneta, en un proceso cuyos resultados -sean cuales sean- no serán reconocidos por el gobierno en el cual, quien presuntamente respalda la farsa con Falsón, ocupa el segundo cargo de importancia?

Reitero mis dudas ¿sala situacional roja? sobre la autenticidad de los dos textos referidos, en especial el que coloca a Pompeo en plan de respaldar la irresponsable, ilegítima y ultrafraudulenta farsa electoral para suplantar un genuino proceso electoral presidencial, que debe ser convocado por las vías regulares (no por una ilegítima dependencia del PSUV, a punto de implosionar), para fines de año en correspondencia con lo que establece la Constitución, con participación de todos los venezolanos que tengan sus 18 años cumplidos antes del comicio, facilitando la tramitación de la inscripción, o el cambio de dirección, de todos, incluidos los del exterior, independientemente de su status legal en el país a donde este megadesastre los forzó a migrar, buscando sobrevivir con mínimos niveles de civilización y dignidad.

¿El CNE que improvisó en corto lapso el vergonzoso fraude para ensamblar 500 prostituyentistas, y la elección presidencial express, con marionetas incluidas, no puede instrumentar en 7 meses la elección presidencial, cumpliendo todos los requisitos que la Constitución y la normativa electoral establecen, lo que involucra la eficiente tramitación de la inscripción-reubicación de los venezolanos en edad de votar y elegir, dentro y fuera del territorio nacional? ¿Es imposible habilitar los Centros Electorales donde regularmente ejercían su derecho al voto, los electores obligados a ejercer ese derecho en centros de distinto y más difícil acceso? ¿Qué impide la apertura del Consulado venezolano en Miami, y el funcionamiento eficiente de todas aquellas oficinas que son sede de Consulados o Embajadas, para que sirvan de centros electorales, donde se tramite la actualización de los venezolanos en el exterior y se garantice el ejercicio de su derecho a votar y elegir, tal como hacen los gobiernos democráticos con sus colonias en el exterior? ¿Habrá que esperar que la rana, que ya echó pelos, eche plumas, para que incorporen la foto del elector al Cuaderno, y así erradicar la ilegal praxis de los multicedulados? ¿Cuándo conoceremos las Partidas, de defunción de Chávez, de nacimiento de Maduro?


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: