José "Cheo" Salazar: Destellos de la memoria (Alicia del Carmen García de Galantón, "Lichonga")

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43204
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

José "Cheo" Salazar: Destellos de la memoria (Alicia del Carmen García de Galantón, "Lichonga")

Mensaje por redaccion » 05 May 2018, 22:05

Opinión
ND


Luchar para vivir la vida, para sufrirla y para gozarla… La vida es maravillosa si no se le tiene miedoCharles Chaplin (1889-1977) Actor, productor y director inglés
Imagen En Cumanacoa, estado Sucre, la cuna del gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre y del poeta del pueblo Andrés Eloy Blanco, el 5 de agosto de 1932, los esposos Juan José García y Modesta Hernández tuvieron la inmensa alegría de ver nacer una hija a la cual bautizaron con el nombre de Alicia del Carmen, la popular Lichonga, quién interrumpió sus estudios cuando iba a cursar el 4to. grado y a los 16 años contrajo nupcias con su paisano Juan Bautista Galantón, con el cual estableció una humilde, pero muy honorable familia, en cuyo seno procrearon 6 hijos. Jorge, que murió muy joven, Norma y Jhonny, ambos trabajadores de la alcaldía; Miguel, concejal del municipio. Tibisay, ama de casa con residencia en Margarita; y el sociólogo José Luís, que labora en el sector educación en Cumaná. Una gran familia.

Alicia del Carmen, la popular y familiarmente conocida como “Lichonga” cuenta que, su esposo Juan Bautista Galantón, “Tití” para sus amigos y familiares, laboraba en la Pesquera la “Gaviota” y cuando la familia comenzó a crecer, el sueldo no alcanzaba, por lo cual se retiró, solicitó el dinero de su tiempo y un hermano lo invitó a Anaco dónde logró empleo en la industria petrolera, al año alquiló una casa e instaló la familia. Alicia que ya tenía un hijo, llegó a la calle Zoilo Vidal de Anaco, donde vivió muy poco tiempo, ya que el hombre fue transferido al campo de “La Leona” y todos sus demás hijos nacieron en el hospital de San Tome. Luego fue transferido a San Tome y fijaron residencia definitiva en Pueblo Nuevo Norte, primero en la 4ta. y luego, hasta el sol de hoy en 2da. carrera número 89, donde los hijos le han dado la felicidad de contar, por ahora, con 11 nietos y una bisnieta. Una familia en franco crecimiento.

En ese entonces, estaba en pleno crecimiento El Tigre y sus primeros vecinos fueron, Bacilio Marín y su esposa Nuncia, Lola Mata, Florencio “Chencho” Bolívar, Miguel Mata, Ufracio “Facho” González. Además, ya estaban funcionando los locales comerciales del señor Pedro Brito y el chino, del cual no recuerda el nombre y cuando le insisten, alza la voz y dice con su proverbial buen humor. “El chino, muchacho, yo sólo sé que era chino, muchacho el carajo” Perdón por los Panchos. En rigor histórico, eran los abastos Margarita de don Pedro Brito y el Miranda del asiático Kim Yong Bonyuet, que hacía esquina con la 5ta. calle. Ella dice que muy poco compraba en esos abastos porque gozaba de la tarjeta del comisariato de la petrolera, que hasta que llegó el chavismo y los cerró, ofrecía un mercado mensual completo para toda la familia. Estaba bien surtido, no había que hacer colas y todo era baratísimo. Hoy, muy a su pesar, tiene que morir haciendo cola en el primer negocio que llegue un producto regulado “La escasez nos está matando hijo” me dice con un dejo de nostalgia y angustia. Tiempos de revolución que nos trajeron está involución…y hambruna, digo yo.

Alicia del Carmen, “Lichonga” que había enviudado hace 15 años, falleció el pasado domingo 29 de abril y durante su vida y hasta el último soplo de vida disfrutó del calor, cariño y amor de sus hijos, nietos, familiares, vecinos y amigos. Ella nos contaba que, en el tiempo que vivió en el Campo la Leona con su esposo, conocieron e hicieron amistad con Juan Natera, el popular “Juancho” que es el padrino de su hijo Jhonny, y Augusto Enrique Tenorio Meza (+), que ejercía de maestro en la escuela y le apadrinó a su último retoño José Luís. Ambos personajes, luego también, se instalaron en El Tigre, tuvieron una figuración destacada como líderes sindicales, gremiales, políticos y forman parte de la historia de la ciudad que nació al calor de industria petrolera el 23 de febrero de 1933.

En vida Alicia del Carmen, la popular “Lichonga” fue una permanente luchadora. Gozó, sufrió y aún en las situaciones más adversas, supo salir adelante y sobrevivir. Hoy, cuando lamentamos su partida, nos queda la satisfacción de haber conocido y disfrutado de la amistad, cariño y aprecio de una extraordinaria mujer con una inquebrantable voluntad y arrojo, que batalló por la superación de la familia y hasta el último día de su vida, tuvo sus los ojos puestos en la formación profesional de sus nietos. El amor de una gran madre que se nos fue, pero que hijos, nietos, bisnietos y toda la familia, puede tener la absoluta seguridad que ahora los cuida desde el cielo, dónde el padre celestial le acogió con amor infinito. Nuestro eterno recuerdo.

[email protected]
[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: