Enrique Meléndez: La tentación de Falcón

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43272
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Enrique Meléndez: La tentación de Falcón

Mensaje por redaccion » 09 Abr 2018, 22:49

Opinión
ND


Estamos en un momento de grandes indecisiones. No se sabe si ir a votar o no; tomando en cuenta la tentación de “Becerro de Oro” que supondría la candidatura de Henri Falcón; llamada, según algunos, a avalar una farsa que se ha propuesto Nicolás Maduro para salirle al paso a la jugada, como solía decir Chávez, del proceso electoral que tiene pendiente para este año, según la Constitución, sólo que para diciembre; que sería cuando se vence su período presidencial, y por aquí comienza su juego con las cartas marcadas; que resulta tan elemental que nadie se la ha aprobado ni interna ni externamente; pues a raíz de que el gobierno se negó a cambiar las condiciones electorale, con motivo de las conversaciones, que se llevaron a cabo en la República Dominicana; de inmediato se le vetó.

Incluso, por soberbia; que es donde dicen que tiene metida la mano Diosdado Cabello, el gobierno llegó de allí convocando a estas elecciones; primero, para el 22 de abril, y cuando se dieron cuenta de que el lapso no les daba para preparar el software de las máquinas electorales; entonces, ensayaron todo un escenario para salir del barro; pues, primero convocaron a los sectores opositore, para proponerle una posposición de las elecciones, a cambio de que ellos participaran, y como esta gente les leyó de inmediato su pensamiento, le rechazaron su propuesta; por lo que ellos mismos tuvieron que asumir el anuncio de la posposición para el mes de mayo.

He allí la raya, como se dice en criollo, con la que arranca la candidatura de Falcón: el gobierno le financia la campaña; he allí una de las tantas conjeturas que se tejen en torno a su fórmula; tanto que resulta muy sospechoso que, habiendo renunciado Claudio Fermín a su aspiración presidencial, precisamente, aduciendo el hecho de las condiciones electorales, y de la manera ventajista y fraudulenta como actuaba Nicolás Maduro en esta justa comicial, a la semana siguiente aparece nombrado jefe de campaña del susodicho.

Luego está la gente que lo acompaña: Pedro Pablo Fernández, cabeza del Copei del TSJ, como se le conoce; de quien se sospecha que tiene vínculos con el gobierno; lo mismo que de Felipe Mujica, presidente del Movimiento Al Socialismo. Entre bastidores hasta se manejan las cantidades que le han dado a éste y a aquél: 600 mil dólares, para comenzar la campaña; luego… Es decir, estamos ante un proceso muy viciado; donde lo que privan son los intereses materiales, y donde se especula que hay una negociación de por medio; como se lo dijo el propio ex presidente español Felipe González a Falcón; de que no se transformara en el taparrabos de Maduro. He aquí uno de los elementos que generan este momento de gran indecisión en el que nos encontramos.

Porque, por lo demás, también está presente la circunstancia de la voluntad de cambio que priva hoy en el venezolano, con motivo de la situación de penurias a la que ha conducido nuestro bienestar social este gobierno; de modo que este proceso electoral no deja de ser la gran oportunidad; como hacen ver los partidarios de la participación, para consumar este hecho; pues, ¿y si gana Falcón?

Por lo menos Falcón plantea toda una tesis política; empezando por el tema de la dolarización, y que es de lo que Maduro adolece; quien pareciera más bien que estaría comenzando su gobierno; cuando dice que si gana las elecciones entonces sí se va a ocupar de la economía.

Es allí donde uno se da cuenta de que Falcón sí entiende lo que es política, y que es de lo que Maduro no termina de asimilar; cosa de no estar preparado pare el cargo que ocupa. No entiende que la política es cosa de ejecutar, para estimular el bienestar social del pueblo; cuando la idea que tiene es que se trata del reparto de un botín; como lo entendió Fidel Castro en su momento, por cuya copia estamos en esta situación de hambruna generalizada y de gente, que muere cada día por falta de medicamentos.

Sin embargo, es muy arriesgado atreverse a vaticinar un triunfo de Henri Falcón en estas elecciones; empezando porque el propio Maduro ya lo ha dicho, en el marco de esa incontinencia verbal que lo caracteriza, al igual que su maestro, que él no ha convocado a unas elecciones para perderlas, y luego a Delcy Eloína se le ha escapado el gazapo, al revelar que ellos de todas formas jamás van a entregar el poder; es decir, la filosofía de Jalisco: si no gano, arrebato. ¿Le ordenaron que dijera eso o lo hizo por propia iniciativa? Lo que, además, de incitar a una gran indecisión en el seno de la población electoral, a propósito del dilema de si ir o no a votar, causa una gran desorientación; pues como dicen las encuestas, si la gente sale a votar, Maduro pierde arrolladoramente; sólo que, antes que un “Becerro de Oro”, están por encima los principios democráticos. Pues no se olvide que ya el certificado de origen de estas elecciones es ilegítimo, al ser convocadas por un aparato de terror del régimen, como es la constituyente.

Sería un milagro, por lo demás, que si gana Falcón, Maduro de inmediato le entregue el poder. Además, a Falcón es posible que lo pongan a juramentarse ante dicho aparato de terror; con lo que desconocería la Asamblea Nacional, y entonces pasaría a ser una especie de gobierno tutelado aún por el régimen cubano, sólo que vendría con el concepto chino de política económica; es decir, de libre apertura, como ya lo ha anunciado, en el marco de sus ideas sobre la dolarización. Ahora, ¿qué funciones no le quitarán durante esos meses que le quedarían para asumir la presidencia? A la final, tendríamos acaso un jefe de gobierno, y que es lo que contribuye también a aumentar la indecisión, aun cuando en las encuestas se recoge que tiene diez puntos por encima de Maduro.

[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: