Omar Ávila: Migración forzada y violación de DDHH

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44109
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Omar Ávila: Migración forzada y violación de DDHH

Mensaje por redaccion » 18 Mar 2018, 10:17

Opinión
ND


La violación permanente y sistemática de los derechos humanos por parte del gobierno de Venezuela ha generado una difícil situación para la región. La diáspora venezolana expresada en la migración masiva y creciente de miles de conciudadanos que huyen a Colombia, Brasil, Panamá, Ecuador, Perú, Argentina, Chile, así como a Curazao y Aruba; incluso naciones europeas como España, entre otros, se ha convertido en un verdadero problema para esas naciones.

La Agencia de la Organización de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) exhortó a los países de la región a ser solidarios con los migrantes venezolanos. El 8 de marzo el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados instó a los países integrantes de la ONU a garantizar mecanismos de protección que permitan la estadía legal de los migrantes y orientar sus políticas a estándares mínimos de protección de legalidad, accesibilidad, acceso a servicios básicos y garantías de no retorno, independientemente de la fecha de entrada al país de acogida.

Si bien el exhorto no es vinculante para esos países, tampoco significa que esos miles de venezolanos tengan -aún- la condición de refugiados. No obstante, esos organismos internacionales se han pronunciado ante la generación de situaciones como discriminación, xenofobia y criminalización hacia los venezolanos en varios países a donde han ido huyendo de la crisis humanitaria. El contexto internacional está al tanto del difícil acceso a la alimentación, la hiperinflación, inseguridad y la persecución política, como política de Estado por parte del gobierno venezolano.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también se ha pronunciado. El 14 de marzo publicó la resolución 2/18 sobre migración forzada. En cuya resolución la CIDH calificó el éxodo de los venezolanos como una “grave y compleja crisis de migración forzada” y señaló que tiene que ver con la violación sistemática de derechos humanos por parte del Estado venezolano. Manifestando en dicho texto:

“La CIDH considera que las violaciones masivas a los derechos humanos, así como la grave crisis alimentaria y sanitaria que viene enfrentando Venezuela como consecuencia de la escasez de alimentos y medicamentos, han conllevado al crecimiento exponencial de cientos de miles de personas venezolanas que se han visto forzadas a migrar hacia a otros países de la región en los últimos años, como una estrategia de supervivencia que les permita a ellas y sus familias preservar derechos tales como la vida, la integridad personal, la libertad personal, la salud y la alimentación, entre otros”.

Al respecto, la Carta de Naciones Unidas establece que los Estados miembros, tiene la obligación de proteger y garantizar los derechos humanos de sus ciudadanos. La Constitución Bolivariana de Venezuela, en su artículo 2, dispone: “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.”

Así, y en consonancia con la Carta Magna, las Naciones Unidas, durante la celebración de su Cumbre Mundial del año 2005, instituyó una nueva dimensión en el derecho internacional público y del derecho internacional humanitario aplicable a nivel global: la responsabilidad de proteger. Produciéndose un cambio evolutivo en postura frente al concepto de soberanía de los Estados. Desde la “no interferencia” a la “no indiferencia” de la Comunidad Internacional, introduciendo a la carta la doctrina de la responsabilidad de proteger a partir de las garantías y protección a los derechos humanos. Bajo el principio, que si el Estado Nacional, no puede garantizar o violenta como política de Estado, esos universales, inalienables y progresivos derechos y garantías a su población, la Comunidad Internacional debe responder, e ineludiblemente, en forma escalada.

Cuando el gobierno venezolano violenta éstos y otros convenios internacionales válidamente suscritos, se hace directamente responsable de las dificultades por las que atraviesan sus ciudadanos que han huido al exterior, víctimas sin alternativas de una migración forzada; así como también es el causante de las situaciones que se generan en los países receptores de los venezolanos que huyen de nuestra, e inducida, crisis humanitaria.

La violación sistemática a los derechos humanos en Venezuela se ha convertido en una política de Estado. Mientras… el éxodo continúa, y el sufrimiento general se profundiza.

Diputado a la Asamblea Nacional

[email protected]
www.unidadvisionvenezuela.com.ve
Twitter e Instagram: @OmarAvilaVzla


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: