Conectarse Clic aquí para ingresar
con su nombre de usuario
Regístrese
Clic aquí para registrar
una nueva cuenta
Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema
Advertencia: 1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad. Noticiero Digital utiliza el sistema de etiquetado ICRA para la descripción de sus contenidos.
Roderick Navarro: Sobre nuestra concepción del hombre libre
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Redacción_3



Registrado: 31 Jul 2007
Mensajes: 1560


MensajePublicado: Vie Mar 01, 2013 8:12 am 
Título del mensaje: Roderick Navarro: Sobre nuestra concepción del hombre libre

Opinión
Roderick Navarro
ND


Sobre nuestra concepción del hombre libre

El sistema político actual es decadente, fundamentalmente porque tiene una concepción de la existencia del hombre perniciosa: me refiero a que el hombre es considerado como masa, no como persona, de tal manera que es evidente que este sistema político tiene como valor supremo a la igualdad por encima de la Libertad en todo sentido, y en todos sus bandos. En nuestro país, esta igualdad es un instrumento de un igualitarismo paternalista, que vive de su asistencia al hombre-masa, impidiéndole adrede condiciones para que pueda desarrollar sus capacidades a plenitud y pueda en definitiva existir.

La sociedad igualitarista, es una sociedad donde ser diferente no es bien visto. Es una sociedad uniforme, en pensamiento y en modo de ser. Es una sociedad donde sobresalir es un delito y soñar está prohibido. Es una sociedad unicolor, unísona, tan homogénea que nada nunca trasciende de ella. En esta sociedad hay más deberes que derechos, donde el hombre “ciudadano” es una construcción que tiene menos libertades para cultivar su ser, porque tiene responsabilidades que le impone el Estado en sociedad. Estas sociedades comunitaristas, me recuerdan ese terrible episodio del pensamiento político de Rousseau en torno a la voluntad general, donde quien no quiera someterse a ella, será obligado a hacerlo.

El paternalismo por su parte, tiene el propósito de obtener “la mayor suma de felicidad posible” para el pueblo, para mí, lo más esclavista en el continente americano luego de la dictadura cubana de los Castro, porque la felicidad del hombre depende de sí mismo. El Estado papá, es aquel que siempre mantiene al pueblo hijo, que no puede valerse por sí mismo ¡porque se encuentra en un permanente estado infantil! es decir, con una conciencia que aún no conoce la responsabilidad, esa que permite la adultez, la independencia: que hace al hombre responsable de sus actos. Esta adultez además, es la que permite la capacidad de poder ser formador de nuevos hombres. Yo creo en la igualdad, pero ante la ley, en fin, en ese estadio nadie tiene privilegios, porque para mí, primero es la Libertad que es en sí misma, la vida.

Ahora bien, cuando me refiero a persona, lo hago en función del hombre que es parte de la sociedad, pues se diferencia uno de otro por su personalidad, y cuando me refiero a individuo, lo hago en función al hombre como un todo en sí mismo. Pero cuando hablo del hombre masa, me refiero a ese producto que se encuentra en el ideario de los políticos que conforman al actual sistema, donde es más importante considerar a la “mayoría” con personalidad propia sin entender que la sociedad está conformada precisamente, por personas.

En este orden de ideas, cómo se considera usted: ¿masa o como persona? Personalmente no me gusta ser tratado como uno más del montón, quiero que se respete mi personalidad, por lo tanto, de la manera en que he actuado desde que asumí a la política como mi proyecto de vida, el pensar, luchar y hacer, ha sido siempre en función del hombre como persona y no del hombre como masa. Para mí el hombre masa es una justificación para la esclavitud, es la línea discursiva de aquellos que no entienden al poder como una responsabilidad cuando son electos, y no hablo de aquella esclavitud clásica, que cuando usted lee la palabra esclavo se le viene a la mente un hombre en harapos y en cadenas, no, cuando hablo de esclavo hablo de un hombre que no depende de sí mismo, que no puede vivir por su propia capacidad, que no tiene dignidad porque le pertenece a otro a cambio de algo, aquel que no hace sino obedecer sin ser feliz. Para mi esclavo es todo aquel que piensa diferente y tiene miedo de expresarlo, es aquel que es cómplice de la maldad y de todo aquello que cuestiona y que no lo hace feliz.

En fin, la esclavitud para mi es una cuestión cuasi metafísica, espiritual, que no es acaso una cuestión visual, sino intangible, sensitiva, de actitud. La esclavitud para mí es llevar una vida mal gastada. Ser esclavo es no tener dignidad, por eso pienso que cuando un hombre lucha por la Libertad, está luchando por su dignidad, es decir, está luchando por su derecho a ser considerado persona. ¿Y cómo se es mejor persona? En la medida que tenga más dignidad, es decir, en la medida en que se es más libre, acertando y errando.

La razón le da la posibilidad al hombre de entender lo que él es y por eso puede dignificarse: él decide hacerlo o no. Además, con esa capacidad de razonar ¡la esclavitud es absurda! El hombre per se, es decir que existe en razón de su propia esencia, es un hombre de firme personalidad, porque cuando un hombre depende de otro, en ese tanto será el grado de personalidad que pierda.

La moderna izquierda y la derecha en el mundo, tienen una concepción del hombre para nada elevada, toda lineal, uniforme, utilizan al populismo y la demagogia como el principal ingrediente para constituir cualquier receta. Nadie “come” con valores, nadie “vota” por principios. El pueblo es una abstracción del hombre, una abreviatura social utilizada por aquellos con intereses que creen que están por encima de la responsabilidad y la dignidad. Hay hombres que quieren seguir pensando de esa manera, nosotros no queremos hacerlo, porque el hombre en cualquier época, seguirá siendo hombre.

La Venezuela Futura que está en nuestra conciencia ahora, no será ni remotamente parecida a esta que vivimos hoy, será el producto de un Estado que tiene un propósito diferente, para un hombre diferente, porque para nosotros el problema no está en que si hay menos o más Libertad, porque eso definitivamente es determinado cuando se establece la relación que existe entre el hombre y el Estado: así más nunca será el hombre visto como un objeto sino como persona. Esa Venezuela, será el producto del esfuerzo de políticos que consideren al hombre con personalidad propia, no como la vieja concepción de mercancía, como una cosa, como un engranaje más de la gran máquina que es el régimen, porque instauraremos un sistema más sano, mucho más moderno, porque consideramos que ningún hombre puede ser instrumento de cualquier proyecto político.

El socialismo es un régimen que hace al hombre un engranaje, y por eso hoy nos dirán que estamos locos o fuera de las líneas del combate, pero como nuestras vidas son propiedad de la historia, no nos preocupan los prejuicios de los olvidados en el tiempo: nos preocupa más bien para qué le servimos a los hombres del futuro. En este sentido, decretamos la insurrección de nuestras conciencias, porque ningún dogma puede imponernos una manera rígida de llevar nuestra existencia, más bien creemos que desde lo espiritual es donde se conduce a modificar la acción del hombre.

Esta es la mejor de las noticias que les he dado para comenzar. La fractura de este sistema es inminente, es necesaria, es inevitable y sanadora, porque creemos que la función del Gobierno es darle dirección a la administración del Estado, y si los hombres o mujeres que están gobernando, no cumplen con su responsabilidad de hacerlo, el hombre libre está en su derecho de romper el contrato que ha establecido con ellos para sacarles de ese espacio si abusaran de la confianza: no existe totalitarismo alguno en una sociedad de hombres libres.

El dolor y el sufrimiento nos ha hecho tener como Generación una visión de Libertad diferente: la era del colectivismo, del igualitarismo como he hablado anteriormente, está por terminar, llegará pronto la era de la persona, donde prevalecerá la personalidad y la Libertad. Estamos cerca de la era del SER. La sociedad es generada de acuerdo a las fortalezas que tengan los hombres que la componen, por eso en el futuro, las personas nunca más estarán por debajo de un proyecto político finito. Será más importante la realización del hombre por sus propios medios y desde esa concepción de la existencia del hombre, los pobres dejaran de ser pobres y tendremos a la sociedad más sana del continente americano.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
jomon



Registrado: 20 Ene 2009
Mensajes: 689

MensajePublicado: Vie Mar 01, 2013 4:06 pm 
Título del mensaje:

Sin libertad individual el ciudadano queda incapacitado para defender la igualdad de derechos o Justicia. La igualdad de ingresos es una trampa de los comunistas para atrapar incautos. Un ciudadano es libre cuando paga con sus impuestos los servicios de intermediación de los funcionarios públicos; pero cuando el salario del ciudadano es pagado por el funcionario público, el ciudadano queda sometido a los designios de la política del partido en gobierno.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
jomon



Registrado: 20 Ene 2009
Mensajes: 689

MensajePublicado: Vie Mar 01, 2013 4:50 pm 
Título del mensaje:

El futuro del venezolano está en la desestatización del petróleo. Jamás se podrá soltar de la tutela política y del albaceazgo del Estado. Permanecerá sometido sin posibilidad de desarrollar sus propias capacidades. Por supuesto que es una esclavitud manipulada.

La manera práctica que la política se pone al servicio del ciudadano es donde las divisas son de los ciudadanos porque son ellos quienes las producen. Pero si son producidas por los políticos, porque el petróleo es del Estado, y es lo único que produce divisas, entonces el ciudadano es un súbdito de los políticos que manejan el Estado. Esa es la realidad venezolana; el discurso del Poder Popular, no sé hasta cuándo podrá engañar al venezolano.

Los políticos no consideran a nadie, y menos en Venezuela que se compite por la hegemonía del petróleo, única riqueza del país. Esa ventaja es la buscan los políticos para someter y mantenerse aferrados al Poder que se adquiere al ponerle la mano al Dorado Negro que todo lo puede, y convierte a los políticos en prepotentes y decisorios de la vida venezolana.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
gatica



Registrado: 28 Abr 2006
Mensajes: 79197

MensajePublicado: Sab Mar 02, 2013 5:16 am 
Título del mensaje:

Cita:
EL "HOMBRE NUEVO SOCIALISTA”: UNA MÁQUINA DE ROBAR

Por: Aldo Rosado-Tuero



La mejor prueba del estruendoso fracaso de la “revolución socialista”, de Cuba, es paradójicamente, lo que ellos más se ufanan en proclamar. A saber: El Hombre Nuevo, que tanto predicara el asesino argentino Ernesto Guevara, que ha sido criado en las enseñanzas del sucio y apestoso asmático rosarino, al que han obligado a vocear a diario, desde su más tierna edad el “seremos como el Che”. Ese hombre nuevo es hoy en día el principal enemigo del sistema implantado por los Castro en nuestra Patria, y paradójicamente será también el principal valladar para enderezar a la república el día que el pueblo cubano,consiga sacudirse el yugo de la actual tiranía.

“El Hombre Nuevo” es quien destruye sistemáticamente la economía de Cuba, sabotea los planes económicos y es el responsable del fracaso inocultable del sistema. Y no crea que la mayoría lo hace por oposición política al régimen. No. Afirmar eso, sería engañarnos a nosotros mismos. Lo que ocurre es que el mismo sistema convirtió al “hombre nuevo: en una máquina de robar. “Resolver” dicen ellos.

Y es que la naturaleza misma del régimen obliga a todos a robar para poder subsistir. Y la práctica está tan generalizada, que nadie cree que lo que hace es deshonesto, pues simplemente les están robando a un gobierno opresor y a sus representantes y su “nueva clase”, ladrones de marca mayor, a su vez. Y como dice el refrán: “ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón”.



Ocurre que ahora que los nuevos magnates del “raulismo” se empeñan en convertir en capitalistas las grandes empresas de la “revolución socialista”, vuelven a chocar con la misma piedra. Es el “hombre nuevo” enquistado en los cuadros altos, medios y bajos del sistema. Los hombres y mujeres, nacidos, criados, educados, adoctrinados por “la revolución”, no “contaminados por el capitalismo y los vicios del imperio”, quien les jode el negocio y les provoca enormes pérdidas con su conducta y sus robos, a todos los niveles.

Por propia confesión de los organismos gubernamentales, sabemos hasta donde llega el robo.

“Deterioro material, malas condiciones de trabajo, descontrol y desorden proliferaron durante los últimos años en los almacenes mayoristas de alimentos y de otros productos básicos destinados a la población. Lo anterior lo afirma la revista Bohemia.

Según ha reconocido Plácido Argüelles, director de la unidad básica de productos alimenticios en el municipio de Colón, en la provincia de Matanzas: "Lo que yo tengo aquí es pólvora". Bajo su responsabilidad tiene la fuente de suministro de la canasta básica a la población, que es a la vez una mina de oro a los ojos de quienes operan ilegalmente. "Por eso, en los matutinos y por otras vías insistimos en la gran responsabilidad que tenemos, como una forma de hacer conciencia.”

Son tantos los hechos comprobados que afirman nuestra tesis, que este artículo se alargaría demasiado si los citáramos todos, pero bastará para probar lo que decimos, con los que vamos a citar.

A finales de 2005 una auditoria general halló, solo en arroz -a los actuales precios del mercado internacional-, pérdidas ascendentes a más de tres millones de dólares.

Los mismos funcionarios admiten que la falta de control interno, ausencia de condiciones y de seguridad eran talones de Aquiles en la cadena -transporte-economía interna y que es tan extendida la práctica de la sustracción, en la que participan desde los estibadores, los camioneros y los despachadores hasta los Administradores. Ojo, todos son “hombres nuevos”.

Hechos como el ocurrido en la nave 420 del territorio de Cienfuegos retaban al mismísimo Sherlock Holmes. "Salieron" de allí más de 20 mil litros de aceite, adquiridos por el Estado en 25 mil dólares para abastecer a una parte de la población de esa provincia a precio subsidiado y en moneda nacional, mientras bajo el telón la libra se vendía a 20 pesos.

El faltante lo detectó un control interno realizado por la empresa a mediados del año pasado en el almacén donde, además de aceite, se guardaba azúcar.

Varios “hombres nuevos” pertenecientes a la Empresa Mayorista Provincial de Productos Alimenticios y otros Bienes de Consumo (EMPA) en Cienfuegos fueron inmediatamente separados de sus puestos y el jefe de nave y a los estibadores implicados, están en manos de la justicia “revolucionaria".

Arroz por rastras: Otro caso fue detectado antes, a finales de 2005, en la unidad básica 306, del reparto Guiteras, municipio capitalino de La Habana del Este. Allí los auditores comprobaron ese año faltantes por valor de un millón 380 mil 845 pesos en 29 productos alimenticios y de aseo, y 55 ventas -ascendentes a 97 mil 475 pesos- a entidades fuera del plan de distribución oficial.

Los números aburren, dicen, pero también revelan. De ese arroz importado fueron 27 mil 784 sacos, que costaron 716 mil 827 dólares estadounidenses, al precio actual de 510 dólares la tonelada en el mercado mundial. Por toda la pérdida fueron detenidos y están pendientes de juicio un grupo de dirigentes administrativos y trabajadores de estos lugares. Otra vez, todos “hombres nuevos”.

Los mismos “hombres nuevos” que están en posiciones claves para robar, tratan de justificar lo que viene ocurriendo, mes tras mes, día tras día, a todo lo ancho y largo del país: "Lo primero para impedir el robo es evitar caer en la indolencia, dejando de llevar a la práctica lo establecido", asegura Alejandro González Benítez, actual jefe, recién nombrado, de la unidad 306. "El inventario diario -amplía- no podemos dejar de hacerlo. Viendo el asunto con los pies en la tierra, pueden faltarnos tres libras, pero no 500 sacos. Es cuestión de control y no creo que la necesidad, como se dice, explique ni justifique ningún robo."

Y ahora viene el quitarse la paja del hombro y recargar la culpa en otros, para antes , ahora y para después y de alguna manera la justificación: "El principal dolor de cabeza que tenemos aquí ahora —agrega Alejandro-, aparte del transporte, es el de los serenos. Hacemos guardia obrera y administrativa, pero no tenemos completos los serenos, que además ganan 235 pesos mensuales por cuidar millones, sin otro incentivo. Teníamos personal contratado de una agencia de seguridad y protección, pero por decisión ministerial ahora es tarea nuestra."

En 2005 se echaron a perder 500 toneladas en la provincia, y no pasó nada.



Con solo asomarse a la puerta de las naves de Jovellanos,(Foto de la izquierda) se percibe su deterioro: estibas bajo lonas para evitar que se mojen por la filtración de los techos, ventanales hechos añicos, cámaras refrigeradas y conexiones eléctricas rotas, insuficiente alumbrado exterior, y un tanque elevado que no recibe ni gota de agua

Y siguen los hombres nuevos justificándose y explicando “como ahora todo va a cambiar”

"A veces, buscando ahorrar centavos, perdemos miles. Este almacén se inauguró en 1983 y desde entonces nunca se le ha pasado la mano. Por eso los problemas se han ido acumulando y agravando la situación constructiva. Hoy dependemos de otros organismos para guardar los granos y tenemos que pagar ese servicio. Si por casualidad se rompen esas cámaras, a correr todo el mundo", sostiene con fingido disgusto el chofer Fermín Trochete.

Otro hombre nuevo, muy veladamente en entrevista a la prensa oficial, en cierta forma justifica “el resolver” de los estibadores cuando dice:

Otra insatisfacción es la que expresa Osvaldo Mesa, jefe de brigada de estibadores: "De nosotros depende la alimentación del pueblo. Para algunas cosas sí somos parte de la cadena puerto-transporte-economía interna, y para otras no. ¿Por qué la diferencia en la estimulación, aquí, solo diez centavos por saco manipulado y en Ciudad de La Habana, Cienfuegos y La Habana, 20 centavos?"

Demostrando su astucia, otros “hombres nuevos” explican el porque ellos no pueden cargar con la culpa por las mercancías faltantes. Leamos: Rubén Barceló, dependiente de almacén en Cienfuegos, comenta que allí "la recepción se hace a ciegas, o sea, contamos en el camión los sacos, y después se les llena la tarjeta de estiba. En la recepción no se pesa la mercancía. Se asume el pesaje del puerto". Edel, estibador en Cumanayagua, reconoce que "cuando los camiones llegan, descargamos rápido, los sacos no se pesan y recibimos por lo que dice la carta porte, porque si se demoran comienzan a cobrar estadía".

Creo haber dado suficientes datos de la actuación del “hombre nuevo” para con la “revolución”, pero quiero terminar con el ejemplo más reciente de no solo un “hombre nuevo”, sino de un hombre la confianza de sus jefes: El General de Brigada Aníbal Cabrera jefe del Ministerio del Interior (MININT) en la provincia de Villa Clara, fue sustituido de su cargo, a finales del pasado mes de febrero, por actitudes “negligentes y corruptas”.

Como se puede ver, la revolución castrista, logró un “hombre nuevo” que se les ha ido de las manos y se ha convertido en una verdadera máquina de robar, que les desbarata todos los planes económicos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia Todas las horas están en GMT - 4.5 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

 
Etiqueta ICRA