Conectarse Clic aquí para ingresar
con su nombre de usuario
Regístrese
Clic aquí para registrar
una nueva cuenta
Índice de Noticiero Digital » Hable de lo que Quiera

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema
Advertencia: 1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad. Noticiero Digital utiliza el sistema de etiquetado ICRA para la descripción de sus contenidos.
Se busca ladrón. Buena recompensa.
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Rafa el



Registrado: 19 Nov 2006
Mensajes: 8344
Ubicación: Un clavo no saca otro clavo; un martillo si.


MensajePublicado: Mie Ago 26, 2015 9:29 am 
Título del mensaje: Se busca ladrón. Buena recompensa.






Se busca ladrón. Buena recompensa.




Relaciones guiadas por el Espíritu: el matrimonio

Es más, sométanse unos a otros por reverencia a Cristo.

Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor, porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador de su cuerpo, que es la iglesia. Así como la iglesia se somete a Cristo, de igual manera la esposa debe someterse en todo a su marido.

Para los maridos, eso significa: ame cada uno a su esposa tal como Cristo amó a la iglesia. Él entregó su vida por ella a fin de hacerla santa y limpia al lavarla mediante la purificación de la palabra de Dios. Lo hizo para presentársela a sí mismo como una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga ni ningún otro defecto. Será, en cambio, santa e intachable. De la misma manera, el marido debe amar a su esposa como ama a su propio cuerpo. Pues un hombre que ama a su esposa en realidad demuestra que se ama a sí mismo. Nadie odia su propio cuerpo, sino que lo alimenta y lo cuida tal como Cristo lo hace por la iglesia. Y nosotros somos miembros de su cuerpo.

Como dicen las Escrituras: «El hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo». Eso es un gran misterio, pero ilustra la manera en que Cristo y la iglesia son uno. Por eso les repito: cada hombre debe amar a su esposa como se ama a sí mismo, y la esposa debe respetar a su marido.
Efesios 5:21-33.


El vocalista Emilio José hizo muy popular una balada que decía: “ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio, contigo porque me matas y sin ti porque me muero”. Y este estribillo pudiera ser el de muchos caballeros frustrados que no logran entender a sus esposas, pero la verdad es que ni ellas se logran entender a sí mismas.

Fue por ello que Dios en su infinita sabiduría jamás pidió que las descifraran, sino que las amaran, puesto que Él jamás pide cosas imposibles de cumplir. Pero como para tener aunque sea una vaga idea de cuáles son las necesidades básicas de una mujer, he aquí un clasificado que por supuesto nunca saldrá en los avisos del periódico de tu ciudad:

“Se necesita un ladrón, un hombre que venga y me robe el corazón.

Un hombre que se mire en mis ojos y me haga sentir su princesa sin sonrojos.

Un hombre que no me hable de autos y motores sino del aroma de las flores.

Un hombre que me escuche atento y me haga preguntas sobre lo que le cuento.

Un hombre que no me vea como a una más del mundo, sino como la mujer que para él es todo su mundo.

Un hombre que pueda comprender mis continuos cambios hormonales y por ende mis variaciones humorales.

Un hombre que me pida que le cante, aunque sepa que desafine y el tono no levante.

Un hombre que solicite que con él me case y que haga de nuestro hogar su única base.

Un hombre que no me viole en el lecho nupcial, sino que me seduzca con romance para mi amor entregar.

Un hombre con el que se pueda hijos engendrar sabiendo que no los va a abandonar como si fuera semental.

Un hombre que se esfuerce en proveer para las necesidades de la casa y no que se conforme con una economía escasa.

Un hombre que no descuide su salud ni se le descuelgue la panza cuando en el almanaque vea como el tiempo avanza.

Un hombre que aunque me vea gorditos, canitas, venitas y arruguitas, todavía me acaricie con sus manos de macho y así juntos ponerle más leña al rancho.

Un hombre que sea como mi padre, mi pastor, mi proveedor, mi cuidador, mi amigo, mi confidente, el padre de mis hijos, mi novio y amante, que yo le prometo ante Dios que seré su ayuda idónea constante, eso sí, traviesa en la noche y santa cuando me levante”.



Tomado de: “Devocionales en Pijama” de Donizetti Barrios
Derechos reservados de autor.



Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Legendario Pichota



Registrado: 05 Oct 2008
Mensajes: 1950
Ubicación: Comando Pichota

MensajePublicado: Jue Ago 27, 2015 10:39 pm 
Título del mensaje:

Cita:
Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor, porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador de su cuerpo, que es la iglesia. Así como la iglesia se somete a Cristo, de igual manera la esposa debe someterse en todo a su marido.


Shocked inimaginable, que en pleno siglo XXI existan idiotas tan pero tan estupidos capaces de escribir semejantes sandeces... Me imagino que debes llevar mas cacho que Ciro Cabrera...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Noticiero Digital » Hable de lo que Quiera Todas las horas están en GMT - 4.5 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

 
Etiqueta ICRA