Conectarse Clic aquí para ingresar
con su nombre de usuario
Regístrese
Clic aquí para registrar
una nueva cuenta
Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema
Advertencia: 1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad. Noticiero Digital utiliza el sistema de etiquetado ICRA para la descripción de sus contenidos.
Carlos Aguilera: La “moral política” de los diputados del of
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Redacción
Site Admin


Registrado: 29 Nov 2004
Mensajes: 27114


MensajePublicado: Mar Feb 12, 2013 11:29 am 
Título del mensaje: Carlos Aguilera: La “moral política” de los diputados del of

Opinión
Carlos Aguilera
ND


La “moral política” de los diputados del oficialismo

Los partidos políticos triunfan o son destruidos por sus conductores. Cuando un partido político se viene abajo, no es el partido político quien tiene la culpa, sino el conductor” Juan Domingo Perón.

De nada ha servido crear leyes electorales y dotar de autoridad discrecional a los organismos que rigen esta materia, porque la máxima de Maquiavelo de que “el fin justifica los medios” termina por demostrar que la lucha por el poder se hace más cruenta, más bárbara, pues no importa pisotear dignidades y sentimientos, mediante la mofa y falta de respeto a sus adversarios políticos y al país nacional.

Y esto ocurre debido a la pobreza de la cultura política que exhiben ciertos representantes en el seno del Poder Legislativo. El debate por parte de actores del oficialismo consiste en acusaciones sin sustento, sin pruebas y se convierten en meros pleitos callejeros con lenguaje procaz, grosero, intimatorio y sarcástica burla que traslada a sus seguidores, quienes hacen gala de una postura radical contra los que se encuentran en la acera de enfrente, por no compartir sus maneras de pensar y de sentir.

Además de los ataques personales, los sucesos ocurridos en días pasados en la Asamblea Nacional convirtieron a la sede del Poder Legislativo, en un escenario dantesco como si se tratara de un circo romano, en el que las fieras dan rienda suelta a su voraz apetito destrozando a sus presas indefensas. Antes de este lamentable espectáculo, se denostó contra sus víctimas a través de correos electrónicos, redes sociales, canales de la televisión y medios impresos oficiales. El espionaje telefónico –penado por ley – fue una de las herramientas para llevar a cabo su alevosa actitud y despotricar de los “bandidos, ladrones, traficantes, imperialistas, mercenarios y vende patrias” (sic), sin el menor recato y vergüenza.

Estas campañas del miedo, de ataques personales y demás argucias falaces son conocidas bajo el concepto de violencia política o bien, bullying político. El incremento de la perversión del poder, ha provocado que quienes disfrutan el privilegio de mandar, cometan actos que atentan en contra de la dignidad de la persona, implementando situaciones deshonestas que denigran de la integridad de sus adversarios, además de campañas y guerras sucias con solo el objetivo de dañar su imagen. Y es que la perversión de los actores del oficialismo ha llegado a extremos insospechables.

En numerosas ocasiones hemos escuchado a los personeros del oficialismo invocar a connotados líderes de procesos políticos, como paradigmas de la llamada revolución bolivariana del siglo XXI, entre otros al parlamentario, abogado y político Jorge Eliécer Gaitán, vilmente asesinado en Bogotá el 9 de abril de 1948. Pero desconocen que este ilustre colombiano, pese a haberse declarado socialista, pues hasta incorporó muchos de los postulados marxistas en su lectura de la realidad, no proponía un cambio radical del sistema sino una transformación gradual, que beneficiaría no sólo a las clases populares sino a sectores medios y de empresarios.

Históricos son sus discursos en la calle y en el parlamento. Uno de ellos, pronunciado en la Plaza Bolívar de Bogotá y que denominó “Una oración por la paz”, que debería ser de necesaria lectura para los apóstoles de socialismo, marxismo, bolivariano del siglo XXI, por lo que nos permitimos transcribir parte del mismo, para que les de luz y brillo a su accionar político:

"Señor Presidente Mariano Ospina Pérez: Bajo el peso de una honda emoción me dirijo a vuestra Excelencia, interpretando el querer y la voluntad de esta inmensa multitud que esconde su ardiente corazón, lacerado por tanta injusticia, bajo un silencio clamoroso, para pedir que haya paz y piedad para la patria.

Señor Presidente: Serenamente, tranquilamente, con la emoción que atraviesa el espíritu de los ciudadanos que llenan esta plaza, os pedimos que ejerzáis vuestro mandato, el mismo que os ha dado el pueblo, para devolver al país la tranquilidad pública. ¡Todo depende ahora de vos! Quienes anegan en sangre el territorio de la patria, cesarían en su ciega perfidia. Esos espíritus de mala intención callarían al simple imperio de vuestra voluntad.

Amamos hondamente a esta nación y no queremos que nuestra barca victoriosa tenga que navegar sobre ríos de sangre hacia el puerto de su destino inexorable.
Nosotros, señor Presidente, no somos cobardes. Somos descendientes de los bravos que aniquilaron las tiranías en este suelo sagrado. ¡Somos capaces de sacrificar nuestras vidas para salvar la paz y la libertad de Colombia!

Impedid, señor, la violencia. Queremos la defensa de la vida humana, que es lo que puede pedir un pueblo. En vez de esta fuerza ciega desatada, debemos aprovechar la capacidad de trabajo del pueblo para beneficio del progreso de Colombia.

Señor Presidente: Nuestra bandera está enlutada y esta silenciosa muchedumbre y este grito mudo de nuestros corazones solo os reclama: ¡que nos tratéis a nosotros, a nuestras madres, a nuestras esposas, a nuestros hijos y a nuestros bienes, como queráis que os traten a vos, a vuestra madre, a vuestra esposa, a vuestros hijos y a vuestros bienes!

Os decimos finalmente, Excelentísimo señor: Bienaventurados los que entienden que las palabras de concordia y de paz no deben servir para ocultar sentimientos de rencor y exterminio. ¡Malaventurados los que en el gobierno ocultan tras la bondad de las palabras la impiedad para los hombres de su pueblo, porque ellos serán señalados con el dedo de la ignominia en las páginas de la historia!"


Una clara y diáfana demostración del verdadero talante democrático del caudillo colombiano, que debería ser asimilado por quienes exhiben falsos ropajes de demócratas, contrariando la esencia y el espíritu de una pueblo que anhela vivir en paz y armonía, sin odios, rencores, injusticias y atropellos a la dignidad del ser humano.

Necesariamente tendríamos que tomar como punto de referencia la distinción entre «la moral política» y «la política moral», junto a la valoración que Kant hace de ambas posibilidades, al explicar que una “moral política sería una aberración, mientras una política moral es, precisamente, el fin que debemos desear para la política”.

Se puede concebir un político moral, es decir, un político que entienda los principios de la habilidad política de manera que puedan coexistir con la moral, pero no un moralista político que forje una moral útil a su propia conveniencia. Es decir, la política es moralmente legítima, más no un atributo que la determine para ponerla al servicio de mezquinos intereses, como bien lo refiere un fragmento de “La paz perpetua”.

¡Hela allí, la lección!

Miembro fundador del Colegio Nacional de Periodistas (CNP-122)

[email protected]

twitter: @_toquedediana
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Chichi



Registrado: 04 Jun 2005
Mensajes: 3746

MensajePublicado: Mar Feb 12, 2013 2:14 pm 
Título del mensaje:

POR ESO LO MATARON, TAMBIEN A TROSTKY, AL CHE GUEVARA, Y EN VENEZUELA A RUIZ PINEDA, Y DOCENAS MAS, Y POR ESO PEREZ JIMENEZ MANDO A MATAR A DELGADOCHALBAUD.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
SUTIL



Registrado: 07 Dic 2007
Mensajes: 52

MensajePublicado: Mar Feb 12, 2013 9:32 pm 
Título del mensaje:

Los diputados del chaismo no solo bajaron el nivel de la Asamblea legislativa, sino que lo convirtieron en un gaññinero, en un lugar de ignorates a quienes les duele poco el país.
Leer discursos de antiguos diputados, es una reivindicación con la democracia.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia Todas las horas están en GMT - 4.5 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

 
Etiqueta ICRA