Conectarse Clic aquí para ingresar
con su nombre de usuario
Regístrese
Clic aquí para registrar
una nueva cuenta
Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema
Advertencia: 1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad. Noticiero Digital utiliza el sistema de etiquetado ICRA para la descripción de sus contenidos.
Enrique Meléndez: El karma de Simonovis
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Redacción
Site Admin


Registrado: 29 Nov 2004
Mensajes: 26452


MensajePublicado: Mar Feb 05, 2013 7:04 am 
Título del mensaje: Enrique Meléndez: El karma de Simonovis

Opinión
Enrique Meléndez
ND


El karma de Simonovis

Maquiavelo le aconsejaba al príncipe ser benevolente hasta donde pudiera; pero que también mostrara su mano dura de vez en cuando, que es lo que estamos viendo con el caso de Simonovis en este momento, bajo esta dictadura por mampuesto o satelital; habida cuenta de que, en verdad, el centro del poder se halla en La Habana, y tipo de caso que siempre hemos visto repetirse a lo largo de la historia política venezolana.

En efecto, el más dramático lo fue el de Pío Tamayo en la época de Juan Vicente Gómez, y quien pidió que le informaran, cuando se muriera lo que era ya una piltrafa humana, y necesitaba compasión, en ese sentido, a propósito de un cáncer que acababa con su vida en esos calabozos de la entonces Cárcel de La Rotunda; ladillado porque a Tamayo le salían muchos padrinos, que trataban de interceder a favor de su libertad, y, por el contrario, se arrellanó el hombre, y entonces pidió que llevaran al poeta tocuyano al lugar más lúgubre de dicha cárcel. Así que por esta vía a Gómez le llegaron buenas noticias en su momento. Seguramente, como diría Chávez, se sirvió de un dulce de lechosa, que le había enviado alguna hermana suya del Táchira, y se acostó con una sonrisa de oreja a oreja.

El otro caso es el de Alberto Carnevalli, secretario general de Acción Democrática en la clandestinidad, y a quien la dictadura de Marcos Pérez Jiménez lo deja pudrir en los calabozos de la tenebrosa SN (Seguridad Nacional) también con un cáncer linfático; en ningún momento se le concede la medida humanitaria de morir en su casa.

Pero, para que se vea lo que es lo que la Filosofía Hermética conoce como la justicia divina; de un cáncer linfático morirá en el exilio Laureano Vallenilla Planchart, el primer ministro de aquella dictadura perezjimenizta; asesino de Carnevalli, por tanto, y digo que murió en el exilio; porque el régimen puntofijista se negó a concederle también dicha misma medida humanitaria; el sujeto hizo una aparición espectacular en un acto de homenaje, que le realizaba la Academia Nacional de la Historia a Laureano Vallenilla Lanz, su padre, una de las plumas más brillantes que tuvo la Venezuela del siglo XIX; autor del famoso “Cesarismo Democrático”, y donde se proclama la sociología gomecista, un tanto basada en el Príncipe de Maquiavelo; si se tiene presente que allí se exalta el personalismo por excelencia en el mando, y se escoge como modelo al Libertador, sólo que fijándose más en Páez, pues téngase en cuenta que aquí se considera que nuestros pueblos necesitan a gobernantes de mano dura; con independencia de su poca ilustración, y esto, se señala, porque son pueblos, a su juicio, que tienden a descarrilarse de vez en cuando. “Son como niños –decía Franco en España-, no se les puede dejar solos”. De modo que el arquetipo encajaba, perfectamente, en Páez, pero asimismo en Gómez, que era lo que buscaba justificar esta teoría.

Laureanito, como lo había conocido el medio venezolano de la década de 1950 hizo esa aparición espectacular en dicho acto; que no dejó de reseñar la prensa de la época, y al día siguiente de esta revelación los titulares de los periódicos venían con la noticia de que 400 policías buscaban por todo el país a Vallenilla-Lanz, como él se hacía llamar, acusado por varios crímenes, entre ellos, precisamente, el de Carnevalli. Había entrado clandestino al territorio nacional, habiendo salido poco antes de la caída de la dictadura, junto con Pedro Estrada; el uno, el operador político, el otro el operador de la seguridad de esa dictadura; cuando a ésta se le movía el piso, es decir, cuando perdía el apoyo del sector militar; algo que había comenzado con el alzamiento de Hugo Trejo en los primeros días de enero de 1958, y situación que iba a tener su desenlace el famoso 23 de ese mismo enero. Finalmente, Laureanito iba a ser localizado en un apartamento de San Bernardino, donde se había refugiado por varios días; lo mantuvieron por un tiempo en la Cárcel Modelo de Caracas, y, finalmente, lo despachan para el exterior; aun cuando mucha gente también abogó por su persona, teniendo a la vista que, precisamente, se trataba de un hombre a punto de agonizar, se repite, de un cáncer linfático.

¿Un karma que arrastra de vidas pasadas, Ivan Simonovis? Una pregunta que también se la formularía la filosofía de Hermes, el Trimegisto, si se parte del hecho de que la solicitud de una medida humanitaria para su caso, teniendo presente el delicado estado de su salud, coincide con el ascenso de Nicolás Maduro al poder, y en un afán en el que busca parecerse lo más posible a Chávez, por razones de la promoción de su precandidatura, y de modo que en este momento, así como se le ve abrazando y besando abuelitas, también debe imitarlo en aquello de su mano dura, que es de donde viene al caso citar a Maquiavelo, y es esa respuesta atorrante, que se le acaba de oír, a propósito de la carta, además, que le escribió la hija del ex comisario, y donde le hace ver la situación dramática por la que atraviesa, no sólo este pobre y desventurado señor, sino también todo su entorno; partiendo del hecho mismo de que no está en esa condición, sino por chivo expiatorio.

Obsérvese en manos de quien estamos: Maduro ha apelado a la figura del crimen de lesa humanidad para su caso, y como dice su abogado, a él no se le acusa por tal tipo de delito, como sí por el de delito común. Por aquí comienza su farsa; pero, además, como dice el común del venezolano: si a Simonovis lo liberan, entonces el chavismo admite la culpa de los asesinatos del 11 de abril de 2002, y que es la otra parte de su karma. Así como Maduro se colocó a la hora y en el lugar mejor adecuado, para que le cayera esa alta investidura que hoy usurpa, Simonovis lo estaba en el peor; partiendo, asimismo, de que la versión que se esgrime para acusarlo de esos asesinatos es, completamente, truculenta.

melendezo.enrique@yahoo.com
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
JOSEFINA MENDEZ



Registrado: 27 Feb 2010
Mensajes: 4836

MensajePublicado: Mar Feb 05, 2013 7:46 pm 
Título del mensaje:

Levantemos la voz todos los días por la liberación de Ivan Simonovis, es justo y necesario que se haga justicia.





#LiberenASimonovis
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia Todas las horas están en GMT - 4.5 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

 
Etiqueta ICRA