Conectarse Clic aquí para ingresar
con su nombre de usuario
Regístrese
Clic aquí para registrar
una nueva cuenta
Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema
Advertencia: 1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad. Noticiero Digital utiliza el sistema de etiquetado ICRA para la descripción de sus contenidos.
Alexander Cambero: Maduro - Diosdado o el nido de los escorp
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Redacción
Site Admin


Registrado: 29 Nov 2004
Mensajes: 25214


MensajePublicado: Mie Ene 09, 2013 8:55 am 
Título del mensaje: Alexander Cambero: Maduro - Diosdado o el nido de los escorp

Opinión
Alexander Cambero
ND


Maduro - Diosdado o el nido de los escorpiones

Los formalismos oficiales los hacen verse como amigos, sonríen y declaran una lealtad absoluta que solo existe en la teoría. Nicolás Maduro y Diosdado Cabello luchan fratricidamente por la heredad de Hugo Chávez. Ambos entienden que su oportunidad de subsistir pasa por liquidar las acciones del otro.

El fracaso de Elías Jaua como aspirante a la gobernación de Miranda, amputó al ex encapuchado de cualquier oportunidad. Rafael Ramírez y su funesto desempeño en PDVSA hacen que su oportunidad sea ínfima. Debido a ello el círculo sucesoral solo guarda entre sus predios a estos dos personajes tan disimiles.

Nicolás Maduro supo ganarse el afecto del líder hasta convertirse en su consentido, logró vencer la muralla de surgir del mundo civil, sin embargo ser uno de los pocos sobrevivientes de los asiduos visitantes de la cárcel en Yare lo hacen una pieza del confianza para el paciente oncológico.

Diosdado Cabello es la inversa del canciller. Muestra los dientes del control militar, los instiga hasta llenarlos del deseo de avanzar por encima de las instituciones democráticas, si aquí no llega Hugo Chávez en los lapsos previstos en la ley. Este hombre no es un admirador cautivo del régimen castrista, allí los recelos de La Habana para con él. Diosdado es un hombre que sueña con un gobierno militarista de izquierda como el orientado por el peruano Juan Velasco Alvarado y que supuso el derrocamiento del sistema democrático en manos del presidente Fernando Belaúnde Terry, el 3 de octubre de 1968. Es decir, una administración revolucionaria pero sin depender de los caprichos cubanos, y menos amparar al país caribeño con un costo político y económico difícil de manejar. Además manteniendo fuera de combate al castrismo evita ser teledirigido, espiado y sin ninguna barrera que impida negociar con Estados Unidos. Igualmente tendría elementos para dialogar con sectores de la oposición asfixiados por la intención de Hugo Chávez de pulverizarlos. Este hombre quiere seguir haciendo negocios y lucrándose como cualquier socio capitalista. Nicolás Maduro es como lo dijimos antes la inversa del monaguense. Es un hombre de absoluta confianza de Hugo Chávez y predilecta pieza de ajedrez de los hermanos Castro. En Cuba saben que con él sus negocios están a buen resguardo. Es un activo político que manejan a su antojo, desde hace más de cuatro años pensaban que este dirigente era el ideal para sus planes. Hugo Chávez en sus delirios de grandeza había transformado su liderazgo en un permanente sueño de inmortalidad, siempre entrometiéndose en asuntos ajenos y volando a La Habana para ser corregido y obligado a seguir los dictámenes de su mecenas político. Fidel Castro tenía que soportar por horas aquel delirante creyéndose el benefactor del mundo, se aburría de sus teorías y sus esprintadas a caballo en el imaginario de pueblos rendidos a sus pies. El cáncer que cruzó el umbral de su vida hizo que se fijaran con más detalles en el oscuro canciller que vivía aprendiendo el oficio de manos del ministro de relaciones exteriores de Cuba de la época Felipe Pérez Roque. Un hombre de escasa preparación pero con todos los atributos para servir de fantoche.

Los podemos ver en la foto, pero no se soportan. Esa larga procesión de intereses va por dentro. El pequeño hilo que los une es Hugo Chávez. Han comenzado a mover sus piezas sigilosamente hasta ir logrando apoyos que significan la estabilidad. La lealtad es una bandera que ondea hasta que la destrozan los intereses. La revolución avanza en campo minado, ya veremos quién queda a salvo en esta refriega por la heredad.

alexandercambero@hotmail.com

@alecambero
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Noticiero Digital » Lo que es Noticia Todas las horas están en GMT - 4.5 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

 
Etiqueta ICRA