Nelson Castellano-Hernández: El paria

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion_tf
Mensajes: 23282
Registrado: 11 Oct 2006, 13:40

Nelson Castellano-Hernández: El paria

Mensaje por redaccion_tf » 09 Dic 2017, 08:19

Opinión
ND


Tiene días sudando frio, el cerco se cierra a su alrededor. Sus amigos, colaboradores y ahora su primo se encuentran encanados; llamó a su amigo del alma el Embajador Chaderton, pero este, como es su costumbre cuando alguien cae en desgracia, le colgó el teléfono.

El magnate Ramírez se ha convertido en un descastado, se encuentra fuera del sistema bolivariano. El otrora hombre fuerte de PDVSA, el que la destruyó y la arruinó para servirle al Comandante; el que la robó para servirse junto a los suyos, no encuentra salida, Tareck W. Saab es su verdugo.

Seamos sinceros, Chávez le permitió por años que metiera la mano en el guiso, porque le montó el tinglado para utilizarla y financiar el desastre bolivariano. Confiaba en él, por aquello de que todos “embarrados” garantía de fidelidad, en sus manos reposan los secretos de los fondos de la familia de Sabaneta.

Es un indeseable, aunque en silencio, María Gabriela movió sus cartas para evitar la destitución publica y se le permitiera la salida al exilio. Un respiro para garantizar cuentas, depósitos y chequeras.

Vive lo mismo que vivió el general Ochoa, aquel antiguo héroe nacional cubano que, Fidel fusiló como castigo por sus delitos de narco tráfico y de enriquecimiento personal.

Oportuna sentencia que los Castro ejecutan, para adelantarse a las denuncias internacionales que probaban la implicación del régimen cubano en esa red de tráfico de drogas y lavado de dinero. Una maniobra de Fidel para lavar su cara y la de la revolución.

En Caracas las alarmas se encendieron, luego de una supuesta visita del Zar del petróleo al Departamento del Tesoro, se habría puesto a la disposición “para contar y sustentar los movimientos de lavado de dinero, narcotráfico y conspiraciones terroristas de sus camaradas”.

Raúl Castro ordenó y Maduro cumple; seguir chupando de Venezuela es imprescindible para la Habana. De allí que, ante el descalabro de la imagen internacional, acrecentado con las pruebas que se acumulan en los tribunales internacionales, había que picar adelante.

Se sacrifican los “corruptos” de PDVSA, un culpable ideal y por carambola eliminan un factor de poder, que no controlan. De ahora en adelante será como un enfermo contagioso, le sacaran el cuerpo, incluyendo su familia; sin protección oficial el acceso a las riquezas mal habidas, será comprometedor.

Pocas son las alternativas que le quedan; se calla y vive con una espada de Damocles sobre su cabeza; colabora con la investigación internacional y muchos de los suyos pagaranl; o termina “fusilado” política, económica o literalmente.

Así son las revoluciones marxistas, el poder no se comparte, hoy fue Ramírez mañana puede ser Diosdado, Tareck o Maduro quienes reciban el tiro de gracia. Es lo que valen el uno para el otro, su supervivencia dependerá del lado en que se encuentre el poder.

Las pruebas que se instruyen en cortes internacionales, determinaran quien es recomendable y quien es indigno. El futuro se decidirá entre militares que controlan los cubanos y los nacionalistas.

Es probable que dure más, el que cuente con el apoyo de Padrino, pero inclusive Padrino, se juega su supervivencia dentro del sistema de castas. Los granujas están viendo las barbas de su vecino arder, de su posibilidad de ejercer autoridad depende que, continúen disfrutando de la revolución.

El final de los regímenes autoritarios, está plagado de violencia; contra los opositores, pero también entre las ratas que abandonan el navío. Los antiguos déspotas terminan como parias rumiando en el exilio, suicidándose, ejecutados o en los tribunales de la Haya.

Hasta ahora, el camarada chavista era un ser despreciable, se burlaba de las colas, de la propiedad privada, negaba la crisis humanitaria. Era un pícaro, entregaba las divisas a sus compadres con empresas de maletín; era un truhan, no respetaba leyes ni la constitución, integraba el TSJ y el CNE.

Le vendía al estado, proyectos, fábricas y plantas eléctricas que, ni funcionaban ni se ejecutaban. Vestido de verde manejaba empresas del estado, hasta reducirlas a empresas improductivas.

Cuando no… sin disimulo, se dedicaban al contrabando y al tráfico de drogas. Mientras otros camaradas, más “vivos” o “mejores” ladrones, se ocupaban de realizar grandes golpes y colocar raudos su dinero en paraísos fiscales.

Ahora son desechables, incluyendo a Maduro, quien podría terminar como un paria recorriendo una playa solitaria del caribe, con Cilia detrás… llorando culpabilidades, por sus sobrinos traficantes.

Con el paria se evitará todo contacto; por su implicación en delitos, terminará alejado de sus orígenes, de su familia, de su patria. Acompañado de unos pocos que comparten su suerte, lejos del poder.

El “poder establecido” tiene sus propios mecanismos de exclusión, de los que disienten. Esto ocurre con facilidad cuando está en juego la supervivencia, “el otro” se convierte en peligroso… un Ramírez más, el vecino indeseable, discriminado, condenado al ostracismo.

En Venezuela existen parias que se reivindican, como Luisa Ortega, desde que el régimen la declaró en rebeldía y la echó a calle, viaja por el mundo presentando las pruebas de los delitos, que una vez calló. De Maduro afirma: no es un hombre de Estado sino un criminal.

Otras lacras pretendientes a parias, aceleran su condición: “Si tengo que convertirme en dictador…, lo haré”, afirma Maduro defendiendo sus medidas económicas. Mientras ordena a la Redi Capital entregar 1.000 fusiles a motorizados, a fin de constituir su brazo armado de movilidad.

Para Maduro el cerco también se cierra, el Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos señala delitos graves: ejecuciones extrajudiciales, tortura, muerte de manifestantes, incluyendo menores. Ante la constatación de abusos y violaciones de derechos, pide al Consejo de Derechos Humanos y a la Asamblea General de la ONU, consideren “adoptar medidas” para evitar un mayor deterioro de las libertades fundamentales en Venezuela.

El final se huele en el ambiente, las violaciones a los derechos humanos, el lavado de dinero, el tráfico de droga, el peligro terrorista, la corrupción, han convertido al régimen chavista, en un peligro internacional. El Mundo civilizado exigirá una solución contra el dictador.

El expresidente mexicano Vicente Fox, lo resumió en una frase: “Tener un pueblo viviendo en hambre y miedo con tal de perpetuarse en el poder, es un crimen de lesa humanidad”.

Estamos llamados a construir y formar parte de una sociedad más justa. Aquellos que trataron de discriminar, separar y destruir deben ser denunciados y alejados definitivamente. Miserables que hacen daño a los más débiles, a los pobres… egoístas que solo buscaron riqueza, destruyendo valores, familias y vidas humanas.

Bajo tiranía no es posible vivir, el ciudadano no es un esclavo ni una ficha, el mundo observa la resolución de un pueblo que, lucha por defender la justicia y la libertad.

Sin duda existen seres con malas energías que, entorpecen nuestro desarrollo personal, tenemos el derecho sagrado a ser felices y alejar a estos indeseables de nuestro camino. Con nuestra voluntad, el apoyo internacional y la ayuda de Dios quedaran fuera de nuestras vidas.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia
https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: LYCAN y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: