Jorge Antonio Galindo: PDVSA y el Estado

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion_tf
Mensajes: 23282
Registrado: 11 Oct 2006, 13:40

Jorge Antonio Galindo: PDVSA y el Estado

Mensaje por redaccion_tf » 08 Dic 2017, 05:31

Opinión
ND


La aparición de yacimientos petroleros a principios del siglo XX condujo a Venezuela a una transformación estructural que definió nuestra cultura hasta nuestros días. Eran los años del gomecismo, un tiempo en que la nación cerraba un episodio histórico convulsionado desde la guerra de independencia que había dado paso a la era caudillista, donde la anarquía fue protagonista y el Estado era débil e incapaz de instaurar el orden y la paz.

Fue el anciano y andino General Juan Vicente quien logró meter al país en cinturas, estuvo al mando en el momento preciso en que el oro negro atrajo los intereses trasnacionales que le permitieron manejar una enorme riqueza para financiar su proyecto autoritario, la pacificación de Gómez y la transformación hacia el Estado moderno, no es posible comprenderla sin referir el rol que jugó el petróleo en lo económico, político y social.

Sin embargo, desde el principio la intriga y corrupción se hicieron presentes en la industria del fósil combustible, a pesar que la misma no estaba bajo la tutela del Estado y que las primeras legislaciones eran complacientes con los capitales extranjeros, al país le entró una enorme riqueza que le permitió, entre otras cosas, pagar en su totalidad la deuda externa, al tiempo en que los aproximados seiscientos millones de bolívares anuales que ingresaban, se perdían en la cadena de comisiones y favores que tenían al General como principal beneficiario, además de las concesiones que eran repartidas entre amigos y familiares.

Después de la muerte de Gómez, otro andino General asumió la presidencia con la visión de poner orden fiscal en la administración del Estado, Eleazar López Contreras sin duda civilizó el poder al implementar por primera vez una planificación nacional que sacó al país del atraso y que lo enrumbó hacia una economía sólida y sustentable, obra que completó su sucesor Isaías Medina Angarita valiéndose de notables tecnócratas, expertos y profesionales que desde el gabinete de gobierno apuntaban a una Venezuela de primera y que dieron pasos agigantados para ello, reduciendo a su mínima expresión el frenesí de favores y corruptelas de las primeras décadas del negocio petrolero.

Este modelo económico no varió mucho en los diez años de gobierno militar que prosiguieron al primer ensayo democrático de 1948, una década en la que se suprimieron las libertades políticas y se condicionaron las civiles, donde los venezolanos fueron obligados a bajar la cabeza ante la bota castrense y se sometieron a la disciplina de los cuarteles, pero que nadie duda en afirmar que fueron los tiempos de enormes progresos que convirtieron al país en atracción mundial por su sostenido crecimiento y pluralidad de oportunidades, donde la industria petrolera seguía en manos del capital privado.

Pero al instaurarse la democracia y la partidocracia, todo cambió. Los protagonistas políticos apostaron a un esquema petrolero estatizado que se consolidó en la década de los setenta, convirtiendo a la industria en el combustible que alimentaba a un Estado cada vez más monstruoso, paternalista e interventor, donde la riqueza se despilfarraba entre el populismo, la demagogia y el compadrazgo, creando el escenario en que todos querían valerse de cualquier triquiñuela para llevarse una porción de la repartición de las divisas, al tiempo en que entretenían al populacho con las dádivas que nos convirtieron en un país cada vez más improductivo, mientras se consolidaba una economía superficial, endeble y dependiente.

Esa fue la Venezuela que recibió el chavismo, un país en donde la política no se veía como una profesión o vocación para servir, sino como una oportunidad de hacer negocio y enriquecerse, en donde acceder al poder garantizaba el control de las riquezas que por supuesto beneficiaría a las élites de aduladores, familiares, amigos y socios, teniendo como agregado la mayor bonanza de la historia que se utilizaría para imponer un régimen totalitario cada vez más embarrado de escándalos, donde la única economía progresiva fueron las cuentas bancarias de los compinches de boinas rojas que estuvieron y aún están dispuestos a desangrar al país con tal de no perder sus grandes y sucios negocios.

Lo del caso de Rafael Ramírez, el Zar de PDVSA, es apenas la punta del iceberg, se trata de la cara visible de una maraña de corruptela que el venezolano común esta lejos siquiera de comprender y que no deja de indignar en estos tiempos en que el país se nos muere por falta de alimentos y medicinas, pero también es una oportunidad dorada para establecer un serio debate sobre el futuro de la nación y de su industria petrolera, donde cualquier sensato comprenderá que para destruir esta viciada y cancerígena dictadura de partidos llena de avaricia y codicia que tanto daño nos han hecho, cualquier proyecto debe apuntar hacia el camino de la privatización y de las plenas libertades de mercado, pues se tiene que terminar de entender que ningún Estado genera riqueza ni produce absolutamente nada, cincuenta años de democracia y modelo rentista son más que suficientes para aprender la lección.

El siglo XX y lo que va del XXI, nos exponen dos episodios de nuestra historia petrolera, evalúe entonces cuál de los dos modelos económicos sustentados en la industria fue el más acertado y sea capaz de proyectarlo sin mezquindad para una Venezuela que habrá que repensar y reconstruir.

Profesor en Ciencias Sociales
Twitter: @jaggalindo
[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: