Nelson Castellano-Hernández: El odio chavista

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43244
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Nelson Castellano-Hernández: El odio chavista

Mensaje por redaccion » 17 Nov 2017, 22:19

Opinión
ND


Hay que reconocer que, a la hora de hacer daño los chavistas son capaces de reinventarse. Día a día imaginan otra manera de oprimirnos, lamentablemente esa capacidad la utilizan para hacer el mal.

Su odio no conoce límites, odian los que aspiramos vivir en Democracia, los que exigen respeto a sus derechos, los que reclaman por que se robaron los recursos patrios, necesarios para comer y curar enfermedades. Tanto nos odian que inventan una ley con la cual, se reservan la exclusividad de odiar.

A través de ella pretenden silenciar cualquier voz disidente. Cualquier opinión que no les convenga, podría ser utilizada para encerrarte en la Tumba, sirve para cerrar medios de comunicación, sancionar candidatos que critiquen al régimen, perseguir a líderes estudiantiles y cerrar la boca a las asociaciones que denuncian las injusticias, la necesidad de un canal humanitario o la prisión ilegal y la tortura de presos políticos.

Existe en el país una grave epidemia de Malaria y la misma se extiende por todo el territorio; la prensa anuncia que los trasplantados están perdiendo los órganos y falleciendo, porque no se consiguen los medicamentos para evitar el rechazo. Las personas con VIH protestan porque no hay posibilidad de garantizarles la vida con medicinas necesarias para que, su sistema inmunitario se defienda frente a infecciones oportunistas.

Denunciar un “aumento de casos de malaria del 709 %, un aumento del 521 % de muertes relacionadas con ella y un aumento del 540 % en la incidencia parasitaria anual” y exigir la responsabilidad del gobierno por el “sistema de salud colapsado”, servirá para que médicos, enfermeras y hasta el Observatorio Venezolano de la Salud, acusados de delitos de odio, se callen o terminen presos.

El chavismo odia la libertad de expresión, representantes como Delcy y Jorge Rodríguez se plantean como objetivo, destruir los medios de comunicación, incluyendo las redes sociales. Los hijos del famoso secuestrador saben que la “verdad nos hará libres”.

De tal palo tal astilla, sus mensajes de odio e intolerancia, cubiertos de cinismo en mayor grado, demuestran como el chavismo utiliza de manera torcida el poder. Por aquello de que “la rama que crece torcida”, alimentada desde su infancia con odio y venganza, permite a los “hermanitos” cobrarle a todo una Nación.

Maduro se rodea de estas y otras piltrafas enfermas espiritualmente, para que le realicen el trabajo sucio de oprimir. Otros sirven para que, de manera totalmente impune, vociferen a través de sus medios, todo el odio del que es posible su regimen.

La Hojilla de Mario Silva, el programa Zurda Konducta, los discursos de Iris Varela y los llamados al odio de Diosdado Cabello, son un pálido reflejo de la maquinación que urdió el propio Comandante. Quien desde muy temprano comprendió que, sembrando odio y sentimientos de venganza, destruiría la unidad del pueblo venezolano.

El Chavismo odia también que tu progreses, porque perdería su poder sobre ti; teme que te eduques, por que formado eres un rival contra el que no pueden luchar. Quiere impedir que sueñes con un futuro, porque dejaras de conformarte con tan poco; busca que le temas, para que calles y obedezcas.

Vaya si han ido lejos siguiendo los consejos de Fidel, Maduro representa el odio reencarnado del fundador. Elías Pino Iturrieta señaló en uno de sus artículos, la frase más “asquerosa” que, muestra la capacidad de odiar que en vida tuvo Chávez, cuando lo interrogaron sobre el deceso de quien fuera presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, fue "Yo no pateo perro muerto".

La política del odio chavista, ha sido utilizada por la primera magistratura, por funcionarios de alta jerarquía y los activistas del socialismo del siglo XXI. Sus maltratos verbales, las ordenes de expropiación, los despidos televisados, las sentencias de prisión producto del odio y la represión, ha sido públicos y notorios.

Han alcanzado presidentes, embajadores, funcionarios internacionales y políticos de la oposición. Pero también militares, empresarios, médicos, profesores, jueces, estudiantes, sin distinción de sexo ni edad, todo orquestado para destruir la esperanza en el corazón de los venezolanos.

Lo que les ha faltado en educación y preparación para gobernar de forma eficiente, lo sustituyeron por la barbarie de la vulgaridad, la corrupción descarada, la violación de las leyes y el ejercicio del poder dirigido por las más bajas pasiones.

¿Qué padre preocupado quisiera ver a sus hijos presos por narcotráfico? ¿qué madre decente puede permanecer sin reaccionar, cuando ve a Maduro con Cilia bailando contentísimos, después de haber enterrado a un hijo?, por falta de medicinas o bajo las balas asesinas de los colectivos chavistas.

Esa Venezuela construida por Castro, con la complicidad de Chávez, Maduro y una larga lista de uniformados, no es lo queremos nosotros. Los que soñamos con un país con comida, medicinas y trabajo para todos.

Los que sostenemos que la educación, los principios, los valores y las tradiciones, producen mejores ciudadanos. Aquellos que creemos que el trabajo dignifica y que robar te disminuye como ser humano.

Todo adulto que desea construir un hogar, ver crecer una familia, salir a su puesto laboral y poder regresar vivo, no puede estar de acurdo con que vivamos así. No puede ni debe aceptar esta realidad, construida gracias al odio chavista.

Todo venezolano honesto, positivo y con esperanzas de vivir mejor, tiene derecho a detestar esto… y más aun a luchar contra esto. Su ley del Odio no puede detenernos, será la misma vara con que serán medidos… nada es imposible… “Y Jesús le dijo: ¿Ves estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra que no sea derribada”. (Marcos 13:2)

Este régimen perverso es un nido de alacranes, los une dos cosas el odio y el miedo a la ley, su populismo los lleva a declarar barbaridades, si les creyéramos somos casi una potencia, si no fuera trágica la ironía, no merecería nuestra atención. Pero cada día que pasa, son vidas humanas destruidas, en las celdas, en las calles, en los hospitales.

Los alacranes atacan a la iglesia y besan crucifijos; atacan a los EEUU y abren cuentas en el Norte; declaran que el petróleo es nuestro y lo regalan, destruyen PDVSA y entregan las refinerías a China y a Rusia.

Hablan de paz y amor y nos están matando. Un exterminio programado de niños y adultos con desnutrición, epidemias, ausencia de medicamentos y un holocausto bajo las balas de la delincuencia armada por ellos y las balas asesinas de los uniformados y colectivos chavistas que, disparan contra manifestantes.

Maduro y sus allegados son corruptos e indecentes, un Cáncer que se apoderó del cuerpo social, bajo su sombra prosperaron enchufados, ladrones del tesoro, guerrilleros, extremistas islámicos, violadores de derechos humanos, contrabandistas, cómplices y narcotraficantes.

La única cura es extraer el tumor con actuaciones valientes, no por odio, sino para que vuelva la paz. Tú, yo y él… podemos lograrlo… el cáncer es curable, ¡Contribuya!

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia


https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
[email protected]


Avatar de Usuario
ludwighook
Mensajes: 14400
Registrado: 24 Nov 2006, 14:49
Ubicación: venezuela

Re: Nelson Castellano-Hernández: El odio chavista

Mensaje por ludwighook » 18 Nov 2017, 00:25

.
Vaya si han ido lejos siguiendo los consejos de Fidel, Maduro representa el odio reencarnado del fundador. Elías Pino Iturrieta señaló en uno de sus artículos, la frase más “asquerosa” que, muestra la capacidad de odiar que en vida tuvo Chávez, cuando lo interrogaron sobre el deceso de quien fuera presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, fue "Yo no pateo perro muerto".

La historia se encargara de patear al perro muerto de Chavez....

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: