Rafael Pinto: Gobernaciones, ANCC y la MUD

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43981
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Rafael Pinto: Gobernaciones, ANCC y la MUD

Mensaje por redaccion » 29 Oct 2017, 09:27

Opinión
ND


El acto en el cual los cuatro gobernadores electos con votos de la oposición reconocen y se subordinan a la Asamblea Nacional Constituyente Comunitaria (ANCC) tiene importantes efectos, dando indiscutibles mensajes tanto dentro como más allá de las fronteras, lo que es posible analizar desde lo coyuntural y lo estructural.

Estos gobernadores se atienen a la coyuntura, o sea la “Combinación de factores y circunstancias que, para la decisión de un asunto importante, se presenta en una nación” (RAE). Entonces se justifican afirmando querer manejarse dentro de realidades puntuales desde donde deben tomar posiciones para ayudar a la población que los eligió y la defensa de espacios, una suerte de proceso resilente.

Las históricas pautas del régimen, las cuales profundiza en estos tiempos, es que el poder público es para la implantación y defensa de sus intereses políticos, bajo el emblema de “gobierno revolucionario, chavista y antiimperialista” enmarcado dentro del Plan de la Patria, lo cual queda evidenciado en las posiciones que permanentemente tienen las estructuras civiles y militares. En consecuencia, los gobernadores, al reconocer la ANCC y proclamar someterse a sus intereses, comprometen su dignidad. Mas, habrá quienes dirán que ese acto debe ser tomado como una formalidad, más que una intención o expresión de voluntad, solo para cubrir apariencias, lograr la finalidad de acceder al cargo de gobernador y hasta ahí, como si el régimen estuviera compuesto por idiotas a los cuales se les puede hacer creer y después dejarlos en el sitio, evitando comprender, quizás para aliviar dolores de espíritu, que lo hecho se integra a la estrategia de dominación oficial de la cual ahora ellos o forman parte o le será reclamada, precisamente por la ANCC a la cual juraron subordinación, que de no hacerlo tendrán las sanciones que se les ocurra, de carácter inapelables, por incumplir el compromiso asumido. Los gobernadores no entienden que todo fue diseñado para que no tengan escapatoria, o ¿sí lo entienden? Si algo ha sido histórico por parte del régimen, es jamás permitir que haya alguna institución fuera de su puño, y la que se les escape no tengan posibilidades de mostrar gestiones positivas, en especial aquellas que puedan llevar a comparaciones donde las del régimen queden opacadas. Entonces, para los creyentes de que algún gobernador podrá obtener recursos para generar una acción para el bienestar, transitan dentro de la ingenuidad.
En consecuencia, esos gobernadores ni podrán ayudar a sus electores ni evitarán el control del régimen. Es de esperar que el régimen continúe aplicando sus políticas que pretenden su hegemonía, esa que generó la crisis y que busca el hombre nuevo, el que viva sometido. El problema del país no es de una u otra gobernación, o alcaldía o cargo público, sea del nivel que fuera, es un problema de políticas, de sistema, de modelo, y mientras el actual esté en vigencia, sus efectos, lo que busca y viene alcanzando, estará ahí. Por lo tanto, ese reconocimiento y sometimiento lo que ha hecho es beneficiar al régimen y su estrategia, perjudicando el logro del objetivo fundamental, salir de esto, que es lo estructural.

La estrategia es alcanzar los logros estructurales, “Distribución y orden con que está compuesta una obra” (RAE), se entiende un cambio que ponga de lado este modelo de dominación para permitir que sea la sociedad la que a voluntad desarrolle lo necesario para la salida de la crisis y enrumbar al país por los mejores derroteros, para lo cual tiene que contar con recursos sociales y económicos, entre ellos los políticos, que ordenen en pro de esos logros. Hasta ahora, a lo interno, el esfuerzo social ha sido ineficaz, ello por cuanto las decisiones de la Asamblea Nacional (AN) vienen siendo desconocidas por un gobierno que actúa de facto, haciendo a voluntad. Sin embargo a lo externo no ha podido, por cuanto el orden internacional no responde a sus intereses sino al privilegio de los derechos humanos, algo que dista de la acción del gobierno. Ha sido, precisamente ese escenario el cual ha fracturado la estrategia de dominación del régimen, por cuanto el faltante de recursos, no provisto internamente por la destrucción de lo económico y social, y que es requerido para hacerse de alguna gobernabilidad, tiene que venir de fuera, y ésta está negada dada la actuación inconstitucional del gobierno.

Es acá donde la acción de los gobernadores auto sometidos dañan a Venezuela. Lo internacional no puede actuar dentro del territorio, ni está en la disposición de hacerlo, por lo que requiere de una oposición que se organice y dinamice una salida democrática. El reconocimiento de los actos de facto lleva la legitimación de la ANCC e ignorar a la AN, con lo que el régimen pretende superar el escollo internacional. Con esto se profundizan las condiciones existentes, generando mayor miseria y pobreza.

En esto la MUD no ha mostrado direccionamiento. Las cosas ocurren y su silencio es la respuesta. Esto es grave. La última decisión de facto es el llamado a la elección del gobernador del Estado Zulia, es de entender que la oposición no debe participar en esta elección, hacerlo es reconocer a la ANCC. En igual sentido se encuentra la convocatoria a las elecciones de alcaldes, que electos deberán reconocer a la ANCC. Una de las posiciones ha sido no participar en ese proceso, mas esta es insuficiente, no participar y llegar hasta ahí es un sinsentido, esto debe ser parte de un proceso en el cual se establezca lo que se hará luego de la elección, tiene que ser parte de un programa de liberación. Esta estrategia debe ser consensuada con las fuerzas vivas nacionales, donde haya responsabilidades tomadas y disposición a recibir los embates del régimen, todo dentro de un proyecto de liberación.


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: