Nelson Castellano-Hernández: ¿Cuál futuro?

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43993
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Nelson Castellano-Hernández: ¿Cuál futuro?

Mensaje por redaccion » 27 Oct 2017, 21:46

Opinión
ND


Por donde comenzar cuando estas abatido, los venezolanos nos sentimos como islas… cada quien en su esquina. Rota la comunicación y la comunión entre los que estamos, hasta hace poco, entregados en una lucha constante contra el régimen criminal dictatorial.

Los delincuentes también saben lo que hacen, no ignoran los que les espera si dejan el control de las armas y los recursos. Por eso no reparan en abusos, en la violación de la ley, en el atropello a los derechos humanos… todo está calculado para destruirnos, física y espiritualmente.

Sin moral, sin valores ni principios, los chavistas no actúan democráticamente, ese no es su juego y es lo primero que tenemos que aceptar. Dejar de lado los eufemismos, con los que quisiéramos negar esa realidad.

Muchos “comeflores” rechazan aceptar la realidad, porque tendrían que tomar riesgos y compromisos radicales, asumir otro tipo de lucha.

Hasta cuando hablamos de “triquiñuelas”, cuando deberíamos gritar trampa, fraude o violación constitucional.

Seguimos bajando el tono a nuestro grito de libertad, como si eso fuera una cualidad, se sigue definiendo a Maduro como un neo dictador, cuando es un déspota, asesino de venezolanos. Se usan palabritas para disimular delitos que, deberían obligarnos a una lucha frontal.

Me estoy preparando para escuchar que hubo unos “muerticos” y unos cuantos “presitos”, pero que no debemos esquivar unas “reunioncitas” para conseguir unos “acuerditos” que, permitan que los cuatro “adequitos” puedan gobernar.

A estas alturas sería un vocabulario propio de sabandijas, como aquel “millardito” del muerto de Sabaneta, que inicio el desfalco de la Nación. Quienes lo utilizan pretenden que ignoremos los cientos de muertos, los miles de detenidos y torturados, las violaciones a los derechos humanos, el hambre y la humillación del pueblo que, mucho dirigente pretende representar.

Se ha evidenciado que, de ambos lados, los intereses partidistas y personales priman sobre los intereses de los venezolanos; con la evidente diferencia que, tener intereses políticos sin menoscabo del sistema democrático, no es un delito. Pero que el robo al erario público, el tráfico de drogas, el lavado de divisas, la violación a la ley y el abuso de poder si lo son.

Sin embargo, el hecho de que determinadas actuaciones de ciertos dirigentes opositores no sean delitos, no implica que excusemos posiciones que, están destruyendo la fe y el futuro de los ciudadanos de este país.

Una segunda constatación es que, debemos organizarnos de otra manera, la lucha es algo más que política, va más allá de un partido. Las gravísimas horas que vivimos, implican una participación de todos, no solo para poner los muertos, sino también para tomar decisiones.

Al lado de políticos, necesitamos diplomáticos, pensadores, técnicos, comunicadores y militares. Debemos prepararnos en cada frente, el nazismo no perdió la guerra, gracias a la simple acción de los partidos políticos.

Es evidente que la opinión pública internacional se dio cuenta que, Maduro representa un gobierno forajido. A las medidas internacionales contra el régimen, seguirán detenciones, fondos mal habidos congelados, prohibiciones de viaje y residencia a los chavistas en el exterior.

A medida que eso suceda le situación interna será más dura. La institucionalidad hace tiempo que desapareció mientras dialogábamos; ahora habrá más persecución y restricciones a la libertad y a la vida democrática ¿Estamos preparados?

Los síntomas del deterioro se convierten en titulares: “Más de una docena de funcionarios venezolanos sancionados por el Departamento del Tesoro de EE.UU”; “Un ex ministro, un ex viceministro y un alto funcionario de Pdvsa detenidos este jueves en España, involucrados en una red de lavado de dinero”; “Consejo Legislativo del Estado Zulia declara falta absoluta del gobernador electo, Juan Pablo Guanipa, por no someterse a la Asamblea Nacional Constituyente”. Reaccionaremos o permitiremos una complicidad infecunda.

Mientras el venezolano común asiste a la implosión de la unidad opositora; la población se encuentra sola, sufriendo y con problemas de subsistencia. Sin saber qué rumbo tomar; sin poder desbloquear su situación; viendo como su patrimonio se volvió humo; experimentando cada día un nuevo problema, una enfermedad que aparece, la medicina que desaparece y unos alimentos que alcanzan precios impagables… algunos terminan preguntándose sobre la utilidad de la lucha.

Es urgente levantarse, recomenzar, refundar; establecer un nuevo consenso, producto del análisis de los errores; múltiple; participativo pero eficaz para no fracasar. Un nuevo día es una nueva posibilidad, que tenemos que asumir sin miedo… porque ningún venezolano merece vivir lo que estamos viviendo.

Dejemos de lamentarnos, convirtamos la ira en energía positiva; no podemos recomenzar si permanecemos en el pasado. Aceptarlo no significa perdonar, ni siquiera comprender, hablo de entender lo que pasó, de identificarlo y sentirnos dispuestos para evolucionar a partir de esos hechos.

Sufrimiento y dolor son cosas diferentes, sentimos dolor ante la injusticia y la traición, pero démosle un “parao” al sufrimiento, sufrir puede también ser producto de una decisión. Nada es permanente, en vez de sufrir actuemos, comencemos nuestra organización a partir de ahora.

En vez de ver solo un fracaso, confirmemos que lo que existe son dos visiones radicalmente diferentes. Es tiempo de encontrar nuestra propia vía, de construir el camino donde, todos podamos actuar en conjunto para salir de la pesadilla.

No podemos jubilarnos de la vida ahora, debemos preguntarnos qué es lo que puede funcionar, en esta nueva realidad. Tracemos el nuevo plan, definamos los frentes, organicémonos, concentrémonos en la acción dirigida a obtener nuestros objetivos, por los diferentes caminos.

Existen actuaciones que han funcionado, apoyos valiosos acordados, reconocimiento internacional, propuestas concretas de soluciones. Entonces veamos en qué orden comenzamos.

No es necesario anunciar cambios, nos hemos convertido en el país que anuncia anuncios, lo único importante es hacer y demostrarlo. Lo único que puede devolver la fe y la esperanza, es la honestidad y la sinceridad, pasemos a la acción y a ser autores de nuestro destino.

Miremos cara al futuro, que el fin último sea la libertad de Venezuela… que sea la causa determinante de nuestras decisiones. Darle un sentido a la acción pasa por establecer objetivos, tomar conciencia de nuestras fortalezas y debilidades, establecer prioridades, definir principios y valores que no son negociables.

El único pecado seria permanecer inmóviles, debemos tener claro el inventario de las fuerzas con que contamos, saber a dónde y cómo dirigirnos para obtener los mejores resultados, quizás sea necesario utilizar otros métodos… tomar un nuevo itinerario… ser valientes y eficaces.

La nueva oposición, la que nazca de la crisis actual, no tendrá derecho al error, a las medias tintas ni al doble lenguaje. Para cambiar no podemos seguir repitiendo lo mismo, será necesario la audacia, sobrepasar nuestros límites, esto será posible, si tenemos claro lo que pretendemos alcanzar.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia


https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google Adsense [Bot] y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: