Miguel Méndez Rodulfo: Abstención, fraude y dictadura

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43218
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Miguel Méndez Rodulfo: Abstención, fraude y dictadura

Mensaje por redaccion » 27 Oct 2017, 21:42

Opinión
ND


Las elecciones regionales para elegir gobernadores, realizadas el 15 de octubre, nacieron con plomo en el ala. En efecto, unas elecciones largamente postergadas, incumpliendo el lapso constitucional, fueron ofrecidas por el gobierno a la oposición como una carnada para desmovilizar a la sociedad civil que se encontraba en plena resistencia y que con más de 130 muertos, luchaba indoblegadamente por salir de este régimen nefasto. De esta manera el régimen colocó sobre la mesa la elección de gobernadores, lo que no implicaba un cambio de gobierno ni de modelo, y en su defecto canceló el Referendo Revocatorio, el cual si involucraba la salida del régimen.

La consecuencia de este error fue el desencanto de una porción importante de votantes opositores que de alguna manera se reflejó el 15-O. Sin embargo, tal como explícitamente lo ha dicho Ángel Oropeza, coordinador político de la MUD, la abstención no fue determinante y fue más bien una consecuencia de las trabas y trampas que el gobierno impuso. Esto se puede comprobar cuando se analizan las estadísticas electorales: estados con alta participación (más de 66%) como Cojedes, Trujillo o Monagas, ganó el chavismo; sin embargo, en los estados con la más elevada abstención (43% en promedio) como Zulia, Miranda y Bolívar, ganamos o nos robaron el triunfo. Luego, no es verdad que la abstención fue concluyente en los resultados comiciales.

Preocupante, muy preocupante, es la efectividad del régimen en movilizar a los sectores populares y lograr que votaran a su favor. Este hecho cumplido trae a colación dos cosas: las encuestas no reflejan la verdad sobre el rechazo al régimen, y que los pobres son manipulables aún en medio de esta crisis extrema de necesidades. Porque el chavismo no sólo hizo trampas y configuró un fraude (que Oropeza aclara que no fue electrónico), sino que manejó con tino el reparto de dádivas. A los candidatos a gobernadores chavistas les fueron asignadas las responsabilidades de dirigir las misiones; se aplicaron operativos de emergencia para emplear jóvenes que limpiaran calles, cortaran maleza, pintaran árboles y fachadas, así como también para que recogieran basura; se repartieron sumas importantes de dinero a los poseedores del carnet de la patria; el CLAP vino robusto el mes anterior y hubo distribución masiva de comida en los barrios en los días previos; se regalaron gorras y franelas de buena calidad; además de repartir en los barrios dinero en efectivo, no en sumas importantes, en la víspera electoral. La dictadura, hay que reconocerlo, aprendió a manipular el hambre y la escasez de alimentos y medicinas como una herramienta de control político. Esto habla muy mal del pueblo de Venezuela.

El fraude consistió en muchas cosas: pasar por el punto rojo, ubicado cerca del centro electoral, para escanear el carnet de la patria, so pena de perder el CLAP; triple o cuádruple cedulados; muertos votando; cierre de los centros de votación a las 5 pm para que sólo votaran los chavistas; reubicaciones de electores; asalto (y robo de la cédula) al transporte habilitado por la MUD para el traslado de electores a sus nuevos centros; la no sustitución de los candidatos en la boleta; no poder tener un candidato único; la presión a los empleados púbicos; las fallas eléctricas durante el día; las amplísimas demoras para abrir las mesas; las largas filas para votar; las máquinas sospechosamente dañadas; las amenazas y expulsión de los testigos; las auditorías fallidas, etc., etc. No Hubo fraude electrónico, pero si un descomunal entramado de triquiñuelas, trampas, negación de derechos y amenazas, todo lo cual configura un mega fraude electoral.

Aún sin que la MUD haya aceptado inconvenientemente las regionales, éstas siempre tendrían menos acogida en el pueblo, que unas presidenciales o que unas elecciones de alcaldes, en donde el candidato a elegir se siente más cercano al elector. Pero es la certeza de la gente en cuanto que la elección de gobernadores no cambiaba para nada al país lo que selló su suerte y lo que la diferenció del 6-D 2015.


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: