Nelson Castellano-Hernández: Tiempos de tragedias

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43212
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Nelson Castellano-Hernández: Tiempos de tragedias

Mensaje por redaccion » 21 Oct 2017, 07:39

Opinión
ND


El mundo atraviesa periodos difíciles… más adelante la ciencia explicará las catástrofes naturales; huracanes, terremotos, sunamis que sacuden diferentes regiones del planeta. Producen cientos de muertos, el equilibrio de la tierra parece dislocado; al origen el recalentamiento de la tierra, gracias al abuso de la naturaleza de manos del hombre.

Existen también periodos, donde el peligro de la guerra, aparece… la historia hablará de ellos y de los regímenes que las provocaron. En momentos en que el Occidente celebra el fin del Estado Islámico, comprendemos que, aunque el ente geográfico se derrumba, tuvo tiempo suficiente para sembrar la ideología yihadista.

Seguirá alimentándose del resentimiento, de las minorías inadaptadas, de la delincuencia común radicalizada en prisiones. De corrientes extremistas radicales y de países que las financian.

La Historia es trágica, las ideologías mortíferas tienen la capacidad de reencarnar y aparecer materializadas en nuevos personajes. Como si el ser humano fuera incapaz de aprender de los horrores del pasado.

La revolución marxista-leninista, dejó tras de sí millones de vidas humanas, resultó una catástrofe donde quiera que se implementó. El maoísmo en China o la “Revolución Cultural Proletaria” hizo de Mao el hombre de los 70 millones de muertos.
“El gran timonel” dio paso a la “la banda de los cuatro”, autores de la más terrorífica purga política. Fueron demasiados los intelectuales ingenuos, al estilo de Sartre o Soller, quienes la aplaudieron en sus inicios.

¿Veremos al dictador Kim Jong desatar una guerra atómica desde Corea del Norte? Muchos analistas coinciden que su caso es más psiquiátrico que geopolítico. Sin embargo, estamos obligados a aceptar que, el mundo no reaccionó como debía, cuando podía.
Existe quien ha afirmado que, el patético dictadorzuelo logró convertirse en el terror de sus vecinos, gracias a la indolencia internacional. Sin olvidar que países como Irán, China, Pakistán o Rusia lo ayudaron en su momento, movidos por intereses oscuros.

Hoy en día, Poutine privilegia el dialogo como única solución, ya que considera que es imposible intimidar a Corea del Norte, en las circunstancias actuales. Dialogar con alguien que no cree sino en imponer sus criterios, ¿tiene algún sentido? Probablemente solo ganará tiempo para terminar logrando su objetivo.

En todo caso, el peligro es real, las guerras son producto de una serie de circunstancias que, se suceden unas después de otras, hasta alcanzar lo inevitable. Detrás de ellas un egocéntrico desatado, una bala disparada, un atentado, intereses económicos, un oportunista populista o un enfermo mental.

Frente al mesianismo autoritario, la actitud pusilánime de tantos líderes políticos, la aceptación silenciosa de los crímenes contra la humanidad, la cooperación con el poder, la indiferencia frente a los problemas de otras naciones o la locura colectiva signada por la violencia y el odio. Han permitido que gente como Hitler, Lenin, Stalin, Mussolini, Sadam, Fidel o Chávez ganaran, en gran parte, cruelmente la partida.

En el siglo XXI, otros nombres se encargan de destruir sus pueblos, como si la especie humana, fuera incapaz de aprender de su propia historia.

El confort que brinda el desarrollo ha producido en nuestras sociedades el imperio del miedo, existe temor a perder lo adquirido, la tranquilidad, la paz… si saber que, en ocasiones, no actuar a tiempo será la causa de futuras tragedias.

El gran reto no es evadir el miedo, en momentos decisivos en los que tenemos que elegir una solución, sin excluir ser cautelosos y que evaluemos riesgos y posibilidades. Estamos conscientes que, la certeza del éxito no existe, en una realidad sumida en las probabilidades; pero también es cierto que la política del avestruz, no evitará las acciones que otros han decidido y que inevitablemente nos enfrentaran al fracaso y la frustración.

Dejar crecer el peligro, no resolver a tiempo, es permitir una espada de Damocles sobre nuestras cabezas. Esta crecerá hasta convertirse en una bomba de tiempo, un verdadero peligro a la propia civilización que, pretendíamos proteger con la inacción destinada a no provocar.

En nuestro continente la tragedia no es la excepción, Venezuela va por mal camino; cuando Chávez ganó las elecciones, la frustrada izquierda europea aplaudió a rabiar, junto a ellos también aplaudían los guerrilleros, los radicales islámicos y sobre todo los Castro. Un nuevo icono anti-norteamericano, surgía, para lavar las frustraciones que los atormentaban.

Asesores como Ceresole, Ramonet, Dieterich, o Monedero, vieron en Chávez el medio ideal para realizar sus utopías.

Aconsejaron, promovieron, defendieron y publicitaron el socialismo del siglo XXI a través de sus medios de influencia, Gracias a ellos el mundo no percibió, durante largos años la destrucción de la democracia venezolana y la concentración del poder en una sola persona.

Por otra parte, el déspota supo “engrasar” los egos sedientos de poder y de divisas. Los Castro, narcos y enchufados, pronto se vieron dueños de fortunas que sirvieron para amordazar a conciencias influyentes.

Otros más ruines solo vieron la ocasión de “chupar’ cual garrapatas, los recursos del pueblo venezolano. Desde entonces el deterioro de nuestra calidad de vida, es inversamente proporcional a los recursos que recibieron de los traidores de la Patria.

El mundo calló mientras el chavismo instaló en el poder a sus parásitos, en Bolivia, Nicaragua y Ecuador. Los países no reaccionaron ante el apoyo demostrado del régimen venezolano a los grupos guerrilleros colombianos.

Ninguna protesta contundente, frente a un régimen que promueve el narcotráfico y el lavado de divisas; a través de instituciones bancarias internacionales. Indiferencia total ante la presencia de células del islam radical en territorio venezolano.

Todos susurrando criticas sin asumir posiciones valientes, aceptando sin reclamar insultos a jefes de Estado, sin abrir la boca ante las amenazas de guerra, o la presencia en sus territorios de terroristas con verdaderos falsos pasaportes venezolanos.

Etarras detenidos en Portugal con identidades falsas venezolanas, terroristas islámicos intentando entrar en Canadá, o entre los asesinos abatidos en Paris, luego de producirse los atentados en la sala de espectáculos “Bataclan”.

Callados fingiendo, como si fuera natural que, el país más rico de Latinoamérica, se encuentre bajo el yugo de una dictadura. Viviendo sin democracia, en condiciones de pobreza extrema y con escasa garantías en el respeto a los derechos humanos de sus habitantes.

El títere actual que preside el régimen, tiene la tarea que la habana le asigna, la civilización occidental permitirá un genocidio democrático en la patria de Bolívar. Dirigentes Internacionales como Almagro, secretario general de la OEA, el senador republicano por Florida Rubio, el presidente del Gobierno Español Rajoy, han alertado al mundo de lo que aquí pasa, han comprendido que no es una lucha democrática.

Que una banda de delincuentes, traficantes y extremistas, se apoderaron de la riqueza y de un pueblo desarmado. La solución pasa por la ayuda y la presión internacional, Países vecinos, las Comunidades Europeas, USA y Canadá, entre otros, comienzan a pronunciarse.

Conscientes de que existe una responsabilidad histórica. No quieren ser responsables de tragedias futuras, por no haber reaccionado a tiempo…y de las cuales tengan que dar cuentas, a las generaciones futuras.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia


https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: