Nelson Castellano-Hernández: Maduro

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44015
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Nelson Castellano-Hernández: Maduro

Mensaje por redaccion » 14 Oct 2017, 07:19

Opinión
ND


Sin lugar a dudas es iletrado, intenta esconderlo simulando voluntariamente errores en el lenguaje, en un esfuerzo por ocultar los que comete por ignorante. Probablemente su problema es que es bruto, no es su culpa… pareciera algo genético, ya que su hijo lo heredó.

Este sórdido personaje estaba destinado a ser un dirigente sindical, un cuadro partidista o cuando más un jefe de banda… se formó en Cuba para ello. El traje de Presidente le quedó muy grande, no tenía ni madera ni preparación para ello.

Por instrucciones de Fidel, Chávez lo designa su heredero, el que terminaría su labor… desmantelar por completo el aparato del estado venezolano, para convertirnos en un apéndice de la Habana.

Indigno venezolano, si es que lo es; traidor a la patria y asesino del pueblo. Ordenó dispara a la juventud, impide un corredor humanitario para aliviar la falta de comida y medicinas y permitió que el cubano invasor, infiltrara los servicios de defensa, identificación y comunicaciones.

Su fracaso a la cabeza del estado, es propio de quien llegó sin legitimidad, dispuesto a todo para no perder el poder. Su objetivo financiar a quienes lo pusieron allí, Fidel y Raúl y de paso engrosar sus cuentas personales secretas.

No es que haya sido un incapaz, un corrupto o un asesino, él estaba allí para eso. Y vaya si fue lejos, cientos de jóvenes asesinados, miles de personas presas, millones de millones de dólares desaparecidos, Pdvsa arruinada, las instituciones desacreditadas.

Los supermercados vacíos, las empresas privadas cerradas, causando una falta generalizada de fuentes de trabajo. El miserable baila con su mujer, la narco-tía; se burla de nuestras necesidades rodeado de su banda de asesinos, ladrones, delincuentes y salteadores de caminos … mientras tanto un pueblo desnutrido, flaco, languidece haciendo colas por productos racionados… no, no fracasó, por el contrario, cumplió su parte del plan.

Como cualquier Dictador no quiere al pueblo, solo lo utiliza para los discursos, donde pretende amarlo y hablar en su nombre, mientras tanto adelanta una política para someterlo, chantajearlo y arrastrarlo hacia la violencia.

La verdad le molesta, funciona como un espejo que le muestra su miseria como ser humano, por eso cierra medios de prensa, aprueba leyes contra la censura, persigue a todo el que disienta de su proyecto.

Para no dar la impresión de estar desnudo, miente en cadena, una y otra vez, acusa a la oposición, al imperio, a otros presidentes… solo que ahora nadie le cree, ni su gente. Todas esas escorias que lo acompañan, saben que el hombre es bruto y que se le notan las costuras.

El mundo entero lo acusa, es un dictador; perdió por completo todo viso de legitimidad, pierde la calma, transpira ante las cámaras, proyecta su desequilibrio y su odio. Furioso y con la lengua enredada no atina a hilvanar frases que convenzan, apunta con el dedo a “Trun”, vocifera, desprecia, tartamudea y eructa, como aquel otro histérico.

En vez de intentar el camino de la concertación, para encontrar soluciones a los verdaderos problemas de los venezolanos. En vez de enfrentar argumentos con argumentos, escoge el camino de la opresión; ese con el que muestra su verdadera naturaleza totalitaria.

De allí que impedir el Referéndum Revocatorio, fue la única solución que tuvo para no verse obligado a entregar el poder. Destituir y meter presos a alcaldes electos de manera soberana; desconocer la Asamblea Nacional; perseguir la Fiscal; disolver las manifestaciones a sangre y fuego; ahogar la prensa libre… son, entre otras, las medidas por las que optó.

El déspota ha quedado desnudo ante las democracias del mundo, la verdad ha sido vista por el mundo. La opinión pública internacional desconoce su constituyente, le señalan su lastimosa realidad y denuncian la miseria, a la que ha arrastrado a un país petrolero.

El “presidente-títere”, sacude su humanidad para criticar a Rajoy, Presidente del Gobierno Español, denuncia los heridos de Barcelona, pero sin vergüenza alguna calla ante los cientos de muertos y los miles de heridos venezolanos, en las protestan contra su régimen.

El descarado critica al Presidente Americano y promete ayuda a Puerto rico; envía recursos a Cuba y otras islas del caribe, azotadas recientemente por violentas tormentas tropicales. Pero impide que la ayuda humanitaria entre a Venezuela.

Permanece indiferente ante parturientas en bancos o en aceras públicas, el hecho no le importa, lo único que le preocupa es que se publique. Bailan alegres Maduro y su mujer, mientras el pueblo hurga en la basura, o atraviesa fronteras arrastrando un paquete de 25 kilos… sus únicas pertenecías; dispuestos a buscar refugio en países vecinos y poder sobrevivir.

Maduro devaluó tanto la moneda, que terminamos pagando con bultos. Permitió que se acabaran las medicinas en el país y volvieran enfermedades erradicadas; intentó enterrar la democracia; es el que tuvo más escorias a su alrededor, ayudándolo en la destrucción de las instituciones; el que involucionó Venezuela… el que más nos avergonzó.

Será recordado como el responsable de la debacle, el traidor que gobernaba para los Castro… Sin duda la Historia solamente hablará de él… haciendo referencia a la manera como salió del poder.

Describirá el destino de un dictador de poca monta, que permaneció en el poder gracias a una banda de militares corruptos, contrabandistas y narco-traficantes. Cegados con la riqueza fácil, mal habida, que pensaban que lo sucedido a Ceaușescu, Sadam, Gadafi o Mussolini, jamás les sucedería.

La política económica del régimen es la causa de la crisis nacional, Maduro prometió convertirse en Dictador para mantenerla “por las buenas o por las malas”. El tirano cumplió su promesa y el venezolano entendió que, solo existe una solución para liberarnos de esto.

Venezuela está en manos de la delincuencia organizada, no son más que una minoría inepta y corrupta que con las armas y el terror, aspiran someternos eternamente. Con ellos no habrá entendimiento, sin una presión fuerte, interna y externa, que los obligue… que no les deje otra salida.

Maduro y sus 40 ladrones no tiene el derecho de seguir comprometiendo nuestro futuro. El chavismo ha sido fatal para la autoestima del venezolano. Nunca en la historia de la Patria, un gobierno había hecho tanto mal a su alrededor, todo lo que tocaron lo destruyeron.

Representan lo que no queremos ser, se irán como llegaron, detrás de sí una estela de heridas que tardaran en sanar, costará olvidar el horror y recuperar el tiempo perdido. Nadie recogerá las lágrimas vertidas por tantas familias, ni podrán devolver la vida de los caídos.

En su honor la Venezuela Futura, tendrá que escribir las páginas de la valentía, del sacrifico, del esfuerzo, de la honestidad. De la idoneidad en la responsabilidad y en el trabajo.

La dictadura de Maduro está muerta… todavía no se lo han explicado; el pueblo de Venezuela, América Latina y el Mundo lo decidió. Un régimen constituido por criminales, delincuentes, grupos terroristas y narcos no tiene cabida, solo es cuestión de tiempo.

Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia


https://www.facebook.com/groups/181289191975263/
[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: