Robert Alvarado: Luisa Ortega está recibiendo un poco de su propia medicina

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44102
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Robert Alvarado: Luisa Ortega está recibiendo un poco de su propia medicina

Mensaje por redaccion » 19 Ago 2017, 10:14

Opinión
ND


¡Oh!, Y ahora, ¿quién podrá defenderme?Frase tomada del Chapulín Colorado

Tarek William Saab dijo el jueves que Luisa Ortega Díaz era culpable de práticamente todo lo ocurrido en el país. Pero lo realmente sorprendente es que los temerarios que se rasgaban las vestiduras por ella, días atrás, ahora no dijeron ni pío. ¡Quién lo diría! Tan poco ruido. Si el Fiscal ilegítimo logró “aperturar” un proceso judicial a la Fiscal legitima, catalogada por muchos descerebrados como la mejor alternativa que tenía la oposición, Saab, que tiene ahora en las manos la acción penal, parece desconocer que ese verbo aperturar no existe en el DRAE como también desconocimiento a la hora de hablar de la red de extorsión existente en el Ministerio Público.

Una cosa es que lo planteen en un contexto político para avasallar a Ortega Díaz y otra, muy diferente, es que muy a nuestro pesar las prácticas extorsivas por parte de Fiscales del Ministerio Público eran normales y se extendían desde la más insignificante circunscripción judicial, como lo he denunciado en varias ocasiones, hasta el mismísimo Despacho de la Fiscal General. Más exacto sería decir, hasta la oficina de su esposo, cuya tarjeta de presentación era la que cuadraba y resolvía cualquier rollo judicial.

Y no me vengan con el cuento que del árbol caído todos hacen leña. Desde hace un buen tiempo he venido advirtiendo sobre los negociados en el Ministerio Público. He denunciando casos concretos como cuando quisieron timar a un conocido comerciante árabe en la ciudad de Barinas, y he señalado específicamente a la Fiscal Luisa Ortega Díaz y a su esposo Germán Ferrer como cómplices y socios del gobernador de Yaracuy, Julio León Heredia, en la ruina y encarcelamiento indefinido del empresario yaracuyano Kamel Salame. Y es así como se los digo. León Heredia le pagaba religiosamente, a través de Fundación Anros, a Luisa Ortega Díaz y a Germán Ferrer para mantener a mi defendido en un limbo legal que suma ya más de 10 años de prisión sin juicio.

Siempre he sostenido que estos no eran hechos aislados sino sistemáticos e institucionalizados en un contexto de retaliación política capitalizada financieramente por la titular de la acción penal y su esposo que manejaba todo esa platica junto a miembros del matrimonio Ferrer Ortega.

“Es una venganza”, dijo Ortega Díaz después del allanamiento del Sebín a su vivienda, sabiendo que estaba recibiendo medicina que ella aplicó a opositores que siguen sometidos a procesos interminables, languideciendo tras la rejas o restringidos en sus casas.

Como abogado y defensor de presos y perseguidos políticos tengo que darle la razón a Elvis Amoroso: “Ortega Díaz quiso presentarse como una angelita para encubrir la corrupción”, y a Pedro Carreño acusando a la hija de Germán Ferrer por estar incursa en casos de extorsión. Peor aún, también tendría que darle la razón al mismo Gobierno cuando dijo: “la Fiscalía es un nido de ladrones” - olvidando, por supuesto, que esa institución lleva 18 años bajo control del chavismo. Pero lo bueno fue que lo dijeron; tal vez no sean los más idóneos para hacer esos señalamientos pero sí es bien significativo que hayan dado cuenta de la condición delincuencial de un núcleo familiar que a estas horas ha de saber lo que sintieron infinidad de familias y procesados por órdenes de su madre inmersa en la red extorsiva que querían ocultar acercándose a la oposición.

Como yo veo las cosas, Saab no solamente va ganando la batalla para desacreditar a la Fiscal Luis Ortega Díaz. Tal vez la Cumbre de Fiscales de América Latina no lo reconozca a él como legitimo, pero en el ejercicio de esas funciones está dejando tan mal parada a Ortega Díaz que haya tenido que salir del país corriendo.

Posiblemente esa sea la razón por la cual no le permitieron en ese foro participar vía Skype. Sí, es la fiscal legítima de Venezuela, pero también no se descarta que sea una delincuente, como dicen desde la cúpula del Psuv. Y su ambigüedad, por no decir falsedad, en materias tan delicadas como la defensa de los derechos humanos, que se puede demostrar a partir de los daños causados a personas como la juez María Lourdes Afiuni.

Leonardo Padrón, refiriéndose a esta situación, indicó: “A veces les da por el autorretrato y no se dan cuenta”. A decir verdad, más que un proceso judicial serio y confiable, la acción penal contra Luisa Ortega Díaz y German Ferrer luce como un espectáculo de muy baja factura a propósito de los dimes y diretes en que han caído los protagonistas de esta historia y de otros que se han coleado forzados por las circunstancias.

Germán Ferrer retó a Saab a comparar su firma con la de los documentos, igualmente creó el rumor de que empresarios que desangraron a Venezuela a través de Pdvsa se aliaron a Diosdado Cabello para revertir investigaciones - lo que podría ser verdad, porque si hay algo que sí ha hecho bien este gobierno es hacer que los venezolanos duden hasta del día en que nacieron y si alguien lo sabe es el esposo de la Fiscal, quien es todo un experto en crear dudas. No lo dijo pero lo dio a entender: ¡Volvió a falsificar firmas!, como queriendo conjurar una desgracia que quiso evitar a toda costa.

No le quedó otra a Luisa Ortega Díaz. Marcó la milla y huyó del país para no someterse a la justicia chavista, oportunidad que no tuvieron cientos de venezolanos hostigados, acosados, extorsionados y privados de libertad ilegalmente por disposición libérrima de su Despacho.

Luisa Ortega, junto a su familia y a sus fiscales, le volvió la vida de cuadritos a un gentío y después huye. No fue capaz de enfrentar sus errores y mucho menos tratan de arreglarlos, porque sabe muy bien que con este régimen no hay arreglo posible como pretenden hacernos ver quienes optaron erróneamente por las elecciones regionales. Ella, que juró que iba a luchar hasta lo último, se fue al parecer con muchas pruebas de marramuncias de los rojos rojitos. Se fue porque según ella Nicolás Maduro persigue a todo aquel que se le opone. Tarde piaste Luisa Ortega. Nada más por eso te mereces el trago de tu propia medicina, amarga, ardiente, como la aplicada por ti a los presos políticos.

Cualquiera información o sugerencia por mis direcciones electrónicas [email protected] [email protected] [email protected] o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y asimismo pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web: www.robertveraz.galeon.com ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios los bendiga!


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: MichaelCaw y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: