Rafael Pinto: Fuerza y fe

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion_tf
Mensajes: 23282
Registrado: 11 Oct 2006, 13:40

Rafael Pinto: Fuerza y fe

Mensaje por redaccion_tf » 18 Ago 2017, 05:37

Opinión
ND


“Fuerza y fe” es la expresión que empuja al país en su lucha por alcanzar la libertad, su exclamación en medio del trajín da aliento, ánimo, impulso para tomar confianza y seguir adelante sin desmayar, sembrando la esperanza de que los objetivos se darán.

Hoy, ante la esperada andanada de presiones que el régimen desarrolla para debilitar al país y resignarlo a vivir encadenado a sus intereses, se intensifica, entonces esa expresión se constituye en la arenga que estimula para continuar hasta vencer.

El régimen acorralado, siente como se acrecienta su soledad, día a día pierde apoyo y le sobreviene la angustia al mirar como su fin se acerca. Así nace la Asamblea Constituyente (AC), cargada de cuestionamientos que la ilegitiman y por contraste el régimen necesita sea reconocida para utilizarla en la instalación de un poder absoluto, imperial, de dioses, que se coloque por encima de lo humano y lo divino, que le sirva de plataforma para imponer sus intereses, sin embargo las realidades le han dado la espalda.

Aún así, la AC asume un poder de facto para incrementar la represión sobre el pueblo; con los tribunales judicializar la protesta y encarcelar opositores; apropiarse de las competencias de los poderes, entre ellos el de la Asamblea Nacional, con los cuales ha impuesto leyes y despojado de la inmunidad que constitucionalmente recae sobre funcionarios legítimamente electos o designados, remover y designar funcionarios de poderes públicos, entre otras materias; actuar sobre el Consejo Nacional Electoral para generar procesos en condiciones desfavorecedoras para sus contrarios; y así otras acciones que no se corresponden con sus atribuciones. Mas las atribuciones que constitucionalmente le corresponde no las aborda, a cambio realiza actos para los cuales carece de facultades, como lo es actuar alejado de la constitución, único marco jurídico en vigencia aprobado por el único poder constituyente, el pueblo.

Esa AC es la carta de oro del régimen, en ella han colocado todos sus activos, sin embargo está manchada, por lo que su autoridad es cuestionada en todas partes. El problema para el régimen consiste en cómo darle esa tan necesitada legitimidad, algo que luce imposible.

Lo que sí es de reconocerle al régimen es que a raíz de tan atropelladas actuaciones provocó en la oposición el distanciamiento de algunos sectores, con lo que dio aliento a las dudas que parte del pueblo opositor tiene sobre la eficacia de la MUD. Sin embargo, esos hechos aún no han materializado rupturas y sí alejamientos acompañados con declaraciones fuertes que han podido debilitar el músculo de la MUD. Lo que es incuestionable es que lo ocurrido no mejora la situación del régimen en la población.

Es de esperar que el régimen endurezca aún más sus actuaciones en procura de dividir a la oposición, como jugada política. Sin embargo no es de esperar que mejore sus condiciones de gobernabilidad, por cuanto la situación está en que el abastecimiento, salud, empleo, delincuencia, y demás condiciones de vida empeoren, con lo cual la crisis aumentará. Esto confirma que el régimen al no tener cómo darle al país caminos para el bienestar, se hunde sin remedio.

La dirigencia opositora tiene que construir una estrategia para el logro de los objetivos, más allá de lo que resulta visible en estos tiempos. Diría en estos días un analista que sin la presión de calle no se hubiera alcanzado el gran apoyo interno e internacional con que ahora se cuenta, mas la sola presión de calle es insuficiente para generar el cambio que requiere un país que día a día sufre y ve partir a sus hijos a otros países o con la muerte. Hace falta continuar la presión de calle con un más que sea estrategia compartida, que todos la asuman sin cuestionamientos. Luego llevar y explicarla a la población, exponiendo lo que la prudencia señale y que a su vez lleve tranquilidad nacional. Además hay que desarrollar un acercamiento con los sectores críticos, con la intención de sumarlos. Igualmente invitar y, de ser posible, integrar a los sectores chavistas que se han distanciado del régimen, dando garantías dentro de lo posible.

La construcción de un movimiento masivo, con la mayor cantidad de fuerzas políticas, económicas y sociales, bajo una estrategia compartida llevará al objetivo.

Entonces Venezuela, fuerza y fe.


Avatar de Usuario
Ojdeq
Mensajes: 9155
Registrado: 22 Dic 2015, 19:10

Re: Rafael Pinto: Fuerza y fe

Mensaje por Ojdeq » 18 Ago 2017, 06:49

Si fuera por mí, esta dirigencia opositora puede irse a hacer gárgaras con... :mrgreen:
No hay nada repartido de modo más equitativo en el mundo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: