Robert Alvarado: El silencio de los inocentes versión Pedro Carreño

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43212
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Robert Alvarado: El silencio de los inocentes versión Pedro Carreño

Mensaje por redaccion » 17 Jun 2017, 10:17

Opinión
ND


El secreto de la libertad radica en educar a las personas, mientras que el secreto de la tiranía está en mantenerlos ignorantes. Maximilien Robespierre

En lapelícula El silencio de los inocentes, protagonizada por Anthony Hopkins y Jodie Foster, un psicópata conocido como "Buffalo Bill" está matando jovencitas. El FBI envía a la agente Clarice Starling (Jodie Foster) a entrevistar a un prisionero demente para que provea pistas psicológicas que expliquen las acciones del asesino y conocer su perfil. Tras las rejas, el Dr. Hannibal Lecter (Anthony Hopkins), un brillante psiquiatra asesino que sólo ayudará a Starling si ella satisface su morbosa curiosidad con detalles personales de su complicada vida.

Este film es un símil de lo que pasa en Venezuela con dos personajes, uno de ellos transformado en madurista, Pedro Carreño y, el otro, una furibunda chavista erigida en guardián del legado del difunto, Luisa Ortega Díaz.

Uno hace el papel del psiquiatra pero no brillante. Hablo de Carreño, vestido con una corbata “Louis Vuitton”; sería una versión desmejorada de Edmundo Chirinos reseñado por Ibeyise Pacheco en Sangre en el diván, ante quien, el otro personaje, la fiscal Ortega Díaz busca mantener ocultos detalles de su complicada vida y la de su esposo gritando a los cuatro vientos que es víctima de hostigamiento por parte de esbirros del Estado.

Sólo un desequilibrado como Carreño pudo decir en el "canal de todos los venezolanos" que “…esa señora no está bien; esa señora no está en sus cabales…”, y pidiendo al Máximo Tribunal conformar una comisión de especialistas que evalúen la condición psicológica de Ortega. Fue más allá, advirtió que la esposa de Germán Ferrer se suicidaría. ¡Qué locura! Y recomendó que la funcionaria debiera ser recluida. Urgido fue al TSJ, donde luciendo una cordura inusual, insistió en su pretensión: “Solicito información sobre la solicitud que realicé la semana pasada para la conformación de una junta médica y que los expertos peritos, psiquiatras y psicólogos evalúen el comportamiento de la Fiscal General de la República…”

A nadie le impresiona esa actitud de Carreño, encuadra en algo remachado por la sabiduría popular, “dime de qué presumes y te diré de qué adoleces”, sí, pide para la Fiscal General lo que es una urgencia en él. Recordamos que "mató" al peruano Vladimiro Montesinos, y juró que había visto su cadáver. Como dicen por ahí, “no es un piazo 'e loco, es un tremendo loco”. Y lo de DirecTv.

A un desquiciado mental con delirios de chivato no se le pudo ocurrir nada mejor que recurrir a la insania mental de “Mi Reina”, un extravío conductual equiparable a los devaneos de una Fiscal entrampada en su doble juego y pensando sólo en salvarse del averno que le asoma el bando de otro personaje cuya demencia no necesita ser demostrada por ser pública, notoria y comunicacional: Maduro. No sólo por hablar con pajaritos y vacas, eso sería lo de menos porque aquí todo el mundo habla y sueña con pajaritos preñados. El problema estriba en que su demencia, como la de la Carreño y la atribuida a la Fiscal General, surge de la ambición de poder, de aferrarse al poder, cosa que parecen no entender los imbéciles que gritan ¡Chávez Vive!, sabiendo que está bien muerto.

Ese sí es un problema de gravedad, sobre el cual ni el mismísimo Hannibal Lecter pudiese dar pistas de comprensión, menos de solución: la locura colectiva inducida que significa ser indiferente ante las atrocidades del régimen cuando no hay medicinas, no hay comida, no hay luz, no hay trabajo, ¡no hay gobierno! En otras palabras, no hay nada por lo cual el loco Carreño salga de una realidad fabricada por un socialismo ficticio, engañando a la gente, para subsistir en el poder y criticando al capitalismo pero viviendo de él.

Este cleptómano farsante, por si fuera poco, también se las tira de jurista sin reparar que refleja una conducta propia de los regímenes comunistas: encarcelar en manicomios a detractores y disidentes; algo terrible para los mismos trastornados en Venezuela por el estado deplorable de los psiquiátricos, revelando la bajeza de las intenciones de Carreño para con la dama en cuestión.

Sucede que quien señala a Luisa Ortega de loca o desequilibrada, Carreño, es señalado por muchos barineses como ludópata, por su incontrolable propensión a jugar y apostar. Cree estar en Los Guasimitos haciendo una apuesta, de esas que a manos llenas acostumbra perder en ese garito barinés, anticipando que saldrá con las tablas en la cabeza. Pero la locura no termina allí: a medida de que la Fiscal Ortega Díaz defienda más a "La Bicha2, más chifladas serán las descalificaciones que recibirá de sus antiguos amigos y compañeros de partido.

Cualquiera información o sugerencia por mis direcciones electrónicas [email protected] [email protected] [email protected] o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y asimismo pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web: www.robertveraz.galeon.com ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios los bendiga!


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: