Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 39517
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Mensaje por redaccion » 25 Sep 2016, 10:01

Opinión
ND


En su artículo del pasado 18 de septiembre, titulado "Revolución, bayonetas y votos", Henry Ramos Allup escribió "las bayonetas no necesitan votos, en cambio muchas veces los votos necesitan bayonetas" (ver artículo aquí).

Por su parte, en su columna del martes pasado, titulada "La arrogancia como política", Carlos Blanco explicó que en 1958 fue posible derrotar la dictadura de Pérez Jiménez porque "a la unidad opositora la acompañó la institución militar" (ver artículo aquí).

Ambos articulistas comprenden que, frente a una tiranía castro-comunista como la nuestra, no son suficientes las protestas y los votos; también se requiere del apoyo militar. Entonces la pregunta obligada es ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

En las actuales circunstancias, el tema que más descontento causa en el sector castrense es la nacionalidad colombiana de Nicolás Maduro. Los militares institucionales no aceptan que su Comandante en Jefe sea un extranjero, con partida de nacimiento chimba, controlado desde Cuba.

Si los dirigentes de buena voluntad que existen dentro de la MUD quieren que el referendo revocatorio se realice en el 2016, deben emplazar públicamente a Maduro diciéndole: "O le das luz verde al revocatorio este año o la Asamblea Nacional te removerá del cargo, por tu nacionalidad colombiana".

Es evidente que si Maduro es destituido por la AN, el Régimen no acatará la decisión; pero entonces la gente saldrá a la calle y los militares acompañarán a la sociedad civil, como ocurrió en 1958. El trinomio AN-ciudadanía-militares es el secreto del éxito para lograr el cambio de gobierno este año.

El próximo lunes, la MUD se pronunciará sobre la ruta a seguir, luego de que el CNE bloqueó el RR 2016. Espero que contemplen dentro de su estrategia el factor militar; de lo contrario, las acciones que propongan fracasarán. También espero que todos los diputados apoyen la propuesta de Melva Paredes, de discutir la nacionalidad de Maduro en la próxima sesión de la Asamblea.

@LuisSemprumH


Avatar de Usuario
Halloween
Mensajes: 52737
Registrado: 14 Oct 2007, 08:17
Ubicación: IMJ-PST 2

Re: Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Mensaje por Halloween » 25 Sep 2016, 10:54

¿Apoyo militar?

¿En serio?... les van a pedir apoyo a quienes están hasta el cuello de polvo blanco.... ¡Hombre, por favor! :roll:
"The best weapon against the enemy: the paranoia, the fear and the deception"

Avatar de Usuario
Oñocel de Erdamus
Mensajes: 1631
Registrado: 24 Dic 2015, 18:36

Re: Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Mensaje por Oñocel de Erdamus » 25 Sep 2016, 12:16

En las actuales circunstancias, el tema que más descontento causa en el sector castrense es la nacionalidad colombiana de Nicolás Maduro. Los militares institucionales no aceptan que su Comandante en Jefe sea un extranjero, con partida de nacimiento chimba, controlado desde Cuba.

¿Y no cree que para comenzar antes de que nos apoyen, cosa que creo innecesaria, no deben de resolver sus problemas entre ellos?

Yo he expresado en varios foros que una vez que pase este desastre el estamento militar y su participación dentro de la sociedad debe de ser profundamente revisada.

No puede un país en pleno Siglo XXI prosperar con una élite social que se cree dueña del país y con impunidad para hacer lo que le venga en gana.

Ya Costa Rica hace décadas que los puso en su sitio y se sacudió La Peste Militar como los denominó y plasmó acertadamente el desaparecido Manuel Caballero en su libro

Imagen

O también este artículo con igual nombre de Ibsen Martínez

Imagen

Los militares venezolanos no hicieron otra cosa que robar y entrar en política para robar mejor.

IBSEN MARTÍNEZ: La peste militar

■ Que se sepa, el Ejército venezolano no ha ganado una sola guerra exterior desde, por lo menos, 1824.

Sin embargo, cualquiera de nuestros cleptómanos generales —me refiero no solo a los del ejército chavista, cipayo de los cubanos, sino a todos los milicos dedicados al abigeato que padecimos durante todo el siglo XIX, a los muchos contratistas de obras públicas de buena parte del boom petrolero que fue casi todo nuestro siglo XX, y a los actuales capos del cartel de narcogenerales y otros miembros del club Panama Papers— se siente como si acabara de regresar triunfante de la batalla de Ayacucho.

No en balde, por salvaguardar su honor mancillado, Diosdado Cabello, señalado como narcotraficante y verdadero epítome de arbitrariedad cuartelaria, ha clausurado diarios y hecho juzgar por “difamación”, encarcelado y desterrado a numerosos periodistas venezolanos.

Característicamente, desde mucho antes de disolverse en 1830 la Gran Colombia (esa “ilusión ilustrada”, como llamó el historiador de las ideas venezolano Luis Castro Leiva, a uno de los desatinos geopolíticos que Simón Bolívar era tan propenso a imaginar y disponer), los militares venezolanos no han hecho otra cosa que robar y oportunistamente inmiscuirse a la brava en política para robar mejor. Al principio de nuestro ser nacional, prevalecía en el país la noción de que solo quien hubiese combatido en alguna sonada batalla disfrutaba de fueros que, ante la justicia, lo colocaban por encima de cualquier civil y estaba dotado, además, de la ciencia infusa necesaria para gobernar. Chávez reivindicó esos fueros en la Constitución de 1999.

En una zalamera carta que Simón Bolívar envía desde Lima o Bogotá al arrojado general llanero José Antonio Páez, creo que hacia 1826, para apartarlo de la idea secesionista que estarían tratando de infundirle unos intrigantes juristas de levita, corbatín y pumpá, el Libertador recomienda no atender las razones de “esos doctores que jamás hemos visto en las batallas”.

Imparto, llegado aquí, una sospecha respecto a este general Páez, figura fundacional de Venezuela, cuya bigotona efigie en los antiguos y devaluadísimos billetes de 20 bolívares tanto recuerda al guarachero puertorriqueño Daniel Santos.

La leyenda quiere que, siendo todavía un mozalbete, en tiempos coloniales, Páez fue asaltado en descampado por unos bandoleros y que, al repelerlos, dio muerte a uno de ellos (o a todos) y no tuvo más camino que escapar de la justicia de rey huyendo a los llanos, esa vasta comarca de parias y cimarrones, donde consolidaría el liderazgo que, con el tiempo, haría de él un formidable jefe militar patriota.

Juzgando solo por su trayectoria como el voraz terrófago en que se convirtió, una vez terminada la guerra de independencia, siempre me he preguntado si las cosas no ocurrirían al revés, y si no sería Páez el adolescente asaltante solitario que para despojar de sus alforjas a unos desprevenidos, les dio muerte y tomó las de Villadiego. Con ello habría fundado una tradición, un modus operandi que aún se cultiva en las peligrosísimas carreteras venezolanas. De ser así, uno de los legendarios episodios seminales de la identidad nacional no fue más que un atraco a mano armada.

Bromas aparte, si algo singulariza la actual crisis venezolana es la pervivencia, entre la población civil opositora, de una no siempre soterrada esperanza de que sea justamente uno de estos cernícalos de uniforme, asesinos de estudiantes inermes, saqueadores del erario y estrellas del narcotráfico, quien ponga fin, por la vía de los hechos, a la dictadura madurista.

Aunque quizá todo esto sea muy natural en la patria del culto a Bolívar; nuestra variante civil de militarismo latinoamericano.
Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro. ALBERT EINSTEIN

Avatar de Usuario
SPACO
Mensajes: 7800
Registrado: 12 Dic 2006, 15:17
Ubicación: ¡¡¡ QUE SE VAYAN TODOS !!!

Re: Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Mensaje por SPACO » 25 Sep 2016, 12:30

Los militares institucionales...

Por dios bendito...
¿militares institucionales en medio de esa banda de hampones?

Imagen
"Cuando se agota la fuerza de la razon lo que sigue es la razon de la fuerza"

La cuestion pues es: ¿Quien tiene la fuerza?

4
Avatar de Usuario
reporteroveraz
Mensajes: 7441
Registrado: 18 Dic 2008, 13:02
Ubicación: Detrás de la noticia

Re: Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Mensaje por reporteroveraz » 25 Sep 2016, 12:39

una no siempre soterrada esperanza de que sea justamente uno de estos cernícalos de uniforme, asesinos de estudiantes inermes, saqueadores del erario y estrellas del narcotráfico, quien ponga fin, por la vía de los hechos, a la dictadura madurista.
¿Síndrome de Estocolmo o ya esto es el colmo?....

vivaelzulia
Mensajes: 199
Registrado: 20 Ago 2016, 18:41

Re: Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Mensaje por vivaelzulia » 25 Sep 2016, 12:42

ganarse el apoyo militar?

los militares no deberían ser parciales a gobierno o proyecto político

ellos se deben y juran respeto ala constitución nacional

Shieldtox
Mensajes: 323
Registrado: 07 Mar 2016, 10:56

Re: Luis José Semprum: ¿Cómo conquistar el apoyo militar?

Mensaje por Shieldtox » 25 Sep 2016, 12:49

los que tienen que ganarse el apoyo del pueblo son los milicos no al revés, con todo lo que han hecho no les parece suficiente? que mamawebada es esta???????

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot], Google Adsense [Bot] y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: