Luis Manuel Aguana: Nuevos hombres, nuevos procedimientos y nuevos ideales

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 48054
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Luis Manuel Aguana: Nuevos hombres, nuevos procedimientos y nuevos ideales

Mensaje por redaccion » 18 Jun 2019, 20:23

Opinión
ND
 

Lo verdaderamente grave del reciente caso de corrupción que la prensa ha dado en llamar “El Cucutazo” no es tanto que haya sido originado desde la oposición oficial –que ya es bastante escandaloso al provenir de quienes pretenden ser gobierno- sino de quienes fueron el objeto del robo. Es como si encontráramos a alguien meterle las manos a la limosna de la Iglesia: no es tanto lo que robas sino a quien se lo robas.

Lo escandaloso en este caso de corrupción es que descubrieron a quienes quieren administrar los dineros de la nación argumentando que el castro-chavismo-madurismo es ladrón en una operación de ratería, escamoteando el dinero destinado a la ayuda humanitaria. Esto tiene un fondo mucho más profundo que unos simples ladrones pertenecientes a un partido político.

La corrupción vinculada al ejercicio del poder no es monopolio del Psuv ni del gobierno ilegitimo de Maduro. Es desde tiempos inmemoriales de todos los partidos de Venezuela en posición de administrar lo que es de los venezolanos. Ese no es el problema –que lo es- sino de los mecanismos que se tengan para asegurarnos que los administradores no se roben el dinero público, así como del establecimiento de un mínimo de controles para que eso no suceda. Desde que el cartel delincuencial tiene secuestrado el poder en Venezuela se ha desmantelado toda la estructura mínima de control para evitar la corrupción. Pero eso lo sabemos y esa es una de las muchas razones por las cuales hay que desalojarlos del poder.

Sin embargo de lo que no se había tenido prueba hasta ahora es que esa costumbre de desmantelamiento del control, al parecer también le es muy conveniente a quienes pretenden suceder a Maduro en el poder. Desde que la Asamblea Nacional fusiono el Poder Ejecutivo con el Legislativo a través de la Ley para la Transición, nadie sabe quién controla qué de los recursos de la República que se han ido recuperando del exterior, y que han sido retenidos en los diferentes países para la disposición del gobierno interino del Presidente Encargado Juan Guaidó.

La Asamblea Nacional siendo por naturaleza el órgano contralor del Ejecutivo, no ha presentado cuentas ni los mecanismos de control para preservar lo que se ha recuperado, ni quien está a cargo para hacerlo. El solo hecho que por una denuncia periodística se haya conocido del desorden administrativo y el robo de los fondos para la ayuda humanitaria de venezolanos en el exterior por parte del gobierno interino de Juan Guaidó, da cuenta de la existencia de un asunto tan grande que podríamos inferir que solo conocemos de eso la punta del iceberg, y que los venezolanos tenemos el pleno derecho de conocer. De otra manera difícilmente habría diferencia alguna en materia de corrupción entre lo que hay y lo que pretende venir.

Pero a mi juicio el problema va más allá. Salvo que importemos políticos o sean extraterrestres, la materia prima con la que se hace política en Venezuela es la misma que tiene el régimen. Si se pone una lupa sobre la militancia de absolutamente todos los partidos políticos, el régimen y su oposición, veremos a los mismos actores políticos en nuestro país, unos más jóvenes que otros, que han usado la política para favorecerse, porque eso es finalmente lo que ha pasado. Sin necesidad de citar nombres no se pueden justificar los bienes y los viajes internacionales de infinidad de personajes de la política nacional opositora que han aprovechado la grave crisis por la que atravesamos para mejorar sus condiciones de vida, sin haberle resuelto nada a los venezolanos, solamente mantener la ilusión de que algún día saldremos de esto. Todo esto nos induce a sospechar si realmente desean hacerlo para seguir viviendo de “eso” a costillas de nuestro sufrimiento. Y eso es lo verdaderamente aberrante.

Todo esto nos conduce un pesimismo natural que indica que nunca podremos resolver el problema que nos plantea un régimen y una oposición que negocia su permanencia para siempre. Que no recuperaremos la democracia y la libertad porque una sarta de corruptos desea hacerse y repartirse el botín de la República, dejando solo un pedacito para el resto de nosotros. En esas condiciones es imposible convencer a nadie que tenga alguna esperanza. Pero como siempre le digo a mis amigos: se necesita mucho más que un corrupto para declinar en mi optimismo incorregible.

En Venezuela, en mayor o menor medida los partidos políticos son clubes de amigos de su fundador o fundadores, en especial los nuevos. No señalaré a ninguno en particular pero lo único que le han ofrecido al país es su carisma y simpatía para luego montarse en esos atributos para solicitar el capital político necesario para acceder al verdadero botín que no es otro que administrar la Hacienda Pública de la Nación.

Luego de acceder al poder, si arruinaron al país no importa. El sistema está construido para volver a comenzar y poner la confianza en otro, en un círculo vicioso sin fin. El último de ellos fue Hugo Chávez en 1998 y los recientes acontecimientos políticos apuntan a la dupla Leopoldo López-Juan Guaidó. Como verán, esto es de una simpleza inenarrable que marca el estado de subdesarrollo político de nuestro pueblo. ¿Cómo resolver eso? Comenzando por entender el ciclo y corregirlo, aunque ya sea tal vez demasiado tarde para resolver el presente.

¿Qué podríamos hacer entonces? Apuntar más largo. No ofrecerle al país un liderazgo carismático y mesiánico sino una nueva estructura sobre la cual cimentar la República con una ruta clara que nos permita la distribución del poder, poniéndolo en las manos de muchos. Ofrecer una nueva concepción, que aunque le toque usar la misma materia prima defectuosa de la que se han servido todos los gobiernos desde 1811, le pueda garantizar a los venezolanos un mínimo de control sobre lo que es de todos, reduciendo el riesgo que significa entregarle el país a un líder mesiánico todopoderoso que invariablemente termine estafando a todo el mundo porque es imposible manejar un Estado moderno puesto en las manos de un solo ser humano.

Y eso no se puede enfrentar con un “programa de gobierno” como están acostumbrados los partidos y los venezolanos, sino cambiando el sistema de relaciones de poder entre quienes lo deben ejercer, para administrar con eficiencia lo que nos pertenece a todos, garantizando bienestar y calidad de vida para los ciudadanos. Un sistema que obligue a construir ciudadanía, corrigiendo en el largo plazo los defectos de la materia prima política. Y eso es posible hacerlo con un sistema que ha sido expuesto por años por los fundadores de ANCO, y que hemos luchado por dar a conocer, que lleva el nombre de Proyecto País Venezuela Reconciliada vía Constituyente.

Es obligante decirlo después de 120 años: dado el estado ruinoso en que se encuentra la materia prima política del país desde el punto de vista ético, moral y político, se requiere del concurso de “Nuevos hombres, nuevos procedimientos y nuevos ideales”, consigna exitosa de la Revolución Restauradora de Cipriano Castro en 1899 que marcó la entrada de los andinos al poder, y que cambió el sistema de relaciones para ejercer ese poder por más de un siglo, luego de años de desorden político desde nuestra separación de la Gran Colombia. Si la historia ha de repetirse para entrar en una era distinta, no veo mejor momento para intentar un enfoque diferente…

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: [email protected]
Twitter:@laguana


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: andres y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: