Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion_3
Mensajes: 2428
Registrado: 06 Sep 2006, 15:45

Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Mensaje por redaccion_3 » 04 Ene 2016, 05:00

Opinión
ND


A mis setenta y seis años y ya en vías de cumplir los setenta y siete, he abandonado toda aspiración de Poder, si alguna vez la tuve. Y no me queda otra aspiración que morir en paz con mi alma y la sana ambición de contribuir con la modestia de mis fuerzas a que Venezuela, el país que he hecho mío justamente cuando atravesaba el ecuador de mis años, el país en que nacieran mi hija y mis nietos adoptivos, puedan crecer y cumplir con los mandatos de Dios y una sana y honesta crianza.

Así pues, le escribo sin otra intención que explicarle lo que mi buen saber y entender, después de una vida entera dedicada a conocer la historia de mi humanidad y a la cabal comprensión de mi circunstancia, es decir: a la filosofía, me parecen de trascendental importancia para comprender el momento histórico que vivimos y el futuro que avizoro.

Se han acercado inmensamente las posibilidades reales de desalojar a este gobierno infame, entreguista, traidor y asesino que ha consumido nuestras mejores fuerzas durante casi dos décadas. Y ello, en lo cual comparto absolutamente la apreciación de mis más apreciados amigos y compañeros Mitzy Capriles y Antonio Ledezma, al margen de las mayores o menores relevancias de unos y otros, todos hemos contribuido. Habremos de pasar por momentos de peligros y acechanzas, que dados la inmensa maldad, rencor y odio contra nuestra Patria, la triarquía gobernante es capaz de todo. Pero no dudo de que de los dos factores esenciales para lograr el desalojo – nuestra primera e inexorable misión – de la satrapía, le serán favorables al desarrollo futuro de la Patria. Me refiero al pueblo, en primer lugar, y a las fuerzas armadas, en segundo lugar. El primero por ser el alma, el corazón y la esencia de nuestra existencia como Nación. El segundo, por ser el único y privilegiado factor capaz de impedir los desafueros y crímenes de quienes, carentes de toda conciencia nacional y enfermos de fanatismo corruptor y suicida, no trepidarían en desatar un Pandemonium. No sería la primera vez en nuestra triste y desangelada historia que Ud. y yo conocemos tan bien y de primera mano.

Que así sea, que el pueblo venezolano y sus fuerzas armadas se unan en defensa de la restauración de nuestra existencia democrática – y otra ya no es posible, agotados los esfuerzos por imponer una absurda tragicomedia llamada revolución bolivariana – dependerá fundamentalmente del tercer factor: los dirigentes políticos de las fuerzas democráticas. A quienes cabe la histórica responsabilidad de ir sorteando los escollos y acechanzas de quienes deberán desalojar el Poder y posiblemente se nieguen a hacerlo dado los gravísimos crímenes que han cometido a lo largo de todos estos años y que el pueblo querrá ver castigados.

Entre esos dirigentes le ha tocado a Ud., por democrática decisión de sus pares, el deber de presidir la Asamblea Nacional, la más alta instancia de la Nación y el más alto cargo de la principal institución del Estado. Ha sido Usted mismo quien ha destacado, de manera juiciosa, cierta y honorable, que no le corresponde tal designación por el hecho de ser secretario general de AD ni por los votos por Usted conquistados. Por cierto: ni a Usted ni a ninguno de los diputados designados por este auténtico plebiscito nacional celebrado el 6 de diciembre. Que el pueblo no votó en particular por ninguno de nuestros 112 diputados: votó en contra del régimen, de Nicolás Maduro, de la triarquía y sobre todo de los responsables de las penurias y miserias que sufre. Quienquiera se hubiera presentado en cualquiera de los circuitos en lisa en representación de la Unidad, hubiera sido elegido.

Éste es el hecho político decisorio que por primera vez en la historia de nuestra atribulada democracia tiene lugar. La victoria fue del pueblo, no de partido alguno. La victoria fue de la Unidad, no de persona alguna. La victoria fue un mandato colectivo, no una selección de personalidades.

Perfectamente consciente de que el argumento de las mayorías partidistas era falaz, pues fue decidido, en gran medida, al margen de la voluntad popular y no expresaba el perfecto sentir mayoritario, sino un acuerdo cupular – por mayor que sea la autoridad que a la MUD le concedamos – me pareció justo su argumento: ningún partido tenía prioridad o privilegio de excepción alguno. Un argumento tanto más valedero y trascendental, si va acompañado de la necesaria humildad que en casos como los de esta crisis orgánica y existencial que vivimos se hace necesario ejercitar por parte de todos los actores protagónicos. De lo contrario, ¿cómo entender la inmensa jerarquía e importancia de la influencia silenciosa y acallada de nuestros presos políticos y ciudadanos inhabilitados que, no sólo se vieron imposibilitados de postularse sino siquiera de asistir a las urnas?

De modo que me parece de trascendental importancia que todos nuestros diputados y sobre todo, el conjunto de nuestras dirigencias partidistas, asuman con pleno conocimiento y responsabilidad la absoluta transitoriedad de sus mandatos. Para lo cual, la primera de las obligaciones es la renuncia auténtica, plena y satisfactoria a todas las ambiciones personales. Ni Usted, ni Julio Borges, ni muchísimo menos Henrique Capriles o cualquiera de nuestros presos políticos tienen asegurado un cupo en futuras contiendas presidenciales. Así palpiten dichas ambiciones en sus fueros íntimos y personales, cosa absolutamente legítima pues, ¿a qué entregar la vida a la política sino para verla coronada con el maravilloso privilegio de ser escogido como el primero de los venezolanos de su tiempo?

Pero resulta que hay momentos para el ejercicio y desarrollo de dichas ambiciones. Aún no lo son. Esos momentos deben ser construidos entre todos, sin interferencias, traiciones, mezquindades y malas artes. Por ahora, la primera misión, como maravillosamente bien lo expresara la compañera Mitzy Capriles de Ledezma “es construir en los tiempos perentorios de la crisis y dentro de los limites de la Constitución Nacional, una transición viable entre el régimen que fenece y la república que renace”.

Es a ese magno e inmediato, impostergable objetivo que debemos dirigir todos nuestros empeños. Y muy en particular el suyo, escogido como la cabeza visible del pueblo democrático venezolano. Y la máxima autoridad opositora. En el cabal desempeño de dicha función, en su capacidad de unir voluntades y cohesionar anhelos, de ponerle un freno insuperable a las disensiones internas y blindar todos los empeños unitarios debieran estar subordinados sus trabajos y sus días, que serán de histórica trascendencia.

Permítame, finalmente, recordarle una confesión que nos hiciera en su casa de habitación de Santiago de Chile el primer Presidente de gobierno de la Concertación chilena, Don Patricio Aylwin, al Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, a Agustín Berríos y a mi persona recordando la histórica transición iniciada en 1990: “Fui escogido por la Concertación como su candidato presidencial en agradecimiento a los esfuerzos unitarios que insistí en cautelar en los graves momentos de enfrentamiento a la dictadura”.

Preservar, mantener y consolidar la unidad de todos será la magna tarea que Ud. deberá enfrentar. Tenga la plena seguridad de que en ese loable esfuerzo contará con el respaldo incondicional de todos los venezolanos de buena voluntad. En tal sentido, restaurar la justicia, gravemente pisoteada en estos diecisiete años de dictadura será de primerísima importancia. Cuyo primer logro debiera ser la conquista de una ley de amnistía que nos permita recibir el primer premio a nuestra constancia: abrazarnos en libertad con Leopoldo López, Antonio Ledezma, Daniel Ceballos y todos los presos políticos.

Logrado ese primer y magnífico objetivo el pueblo sabrá recompensar sus esfuerzos.

Humildemente a sus órdenes,
Antonio Sánchez García

@sangarccs


ElMesiah
Mensajes: 56
Registrado: 23 Dic 2015, 11:47
Ubicación: en el lado correcto de la Historia
Contactar:

Re: Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Mensaje por ElMesiah » 04 Ene 2016, 06:24

A estas lineas me suscribio ....

Muy bien :thumbsup;


:arrow:
---------------------------------------------------------------------------
"Lo que más me molestó no es que me hayas mentido sino que, de aquí en adelante, no podré creer en tí" --- Autor: Friedrich Nietzsche

BELISARIO
Mensajes: 6024
Registrado: 23 Dic 2015, 19:52

Re: Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Mensaje por BELISARIO » 04 Ene 2016, 07:35

Suscribo esta misiva.

Restaurar el sentido de honor.
:arrow:

unnegra
Mensajes: 10
Registrado: 23 Dic 2015, 08:38

Re: Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Mensaje por unnegra » 04 Ene 2016, 08:03

Sabias palabras. los venezolanos eligimos UNIDAD. Toca a todos los diputados honrar el mandato de los ciudadanos y pasar a la historia como los que lograron superar los males que nos llevaron a la "casi destruccion de Venezuela" Es hora de que sean el ejemplo a seguir por cada uno de los venezolanos.

DVMC
Mensajes: 1
Registrado: 03 Ene 2016, 16:38
Ubicación: Venezuela

Re: Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Mensaje por DVMC » 04 Ene 2016, 10:36

Buenos días, mi primera participación en este portal es para suscribir íntegramente el contenido de la carta abierta escrita por Antonio Sanchez Garcia al nuevo presidente de la Asamblea Nacional HRA.

Avatar de Usuario
Mecanico 13
Mensajes: 370
Registrado: 23 Dic 2015, 17:00

Re: Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Mensaje por Mecanico 13 » 04 Ene 2016, 14:53

Humildemente a sus órdenes,
Antonio Sánchez García

@sangarccs
________________________________________
...
El hombre no ha asumido el coroto, y ya salió el primer oportunista a enchufarse!! ….ño!!. Parece que a este se les acabaron los churupos que él y su mujer les robaron a Silvio Rodríguez y a la nueva trova Cubana al no pagarle el derecho de autor por las canciones que ellos (Silvio y la nueva trova) compusieron, y soledad canta y vende disco de manera ilegal!. Qué bueno es vivir del trabajo intelectual de los Comunistas; Ehh!?. Farsantes!, Vividores!.
:stare; :stare; :stare; :stare; :stare;

luis balo farias
Mensajes: 42
Registrado: 02 Ene 2016, 06:45

Re: Antonio Sánchez García: Carta abierta al Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup

Mensaje por luis balo farias » 05 Ene 2016, 05:26

VENEZOLANOS, ES HORA DE ATERRIZAR La historia nos muestra, que cada crisis genera sus líderes y la solución.

Nelson Mandela, paso a la historia en África y el mundo, porque hizo posible un cambio social que igualo pacíficamente a negros y blancos, consiguiendo la libertad humana y la igualdad de trato y de oportunidades… escribió para la historia: “si quieres hacer las paces con tu enemigo, tienes que trabajar con él, entonces se volverá tu compañero”

Martin Luther King, paso a la historia a raíz del arresto de una mujer negra, que se negó a ceder su asiento en un autobús a un hombre blanco. Desde allí inicio una protesta no violenta en contra de la segregación racial en los Estados Unidos de Norteamérica, insto a sus seguidores a no utilizar el transporte público hasta que ese tipo de manifestaciones racistas se erradicaran por completo. Un año después se declaró ilegal la segregación en los transportes públicos y hoy EEUU, TIENE UN PRESIDENTE DE COLOR.

Mahatma Gandhi, Fue un líder que logro que millones de indios pobres y analfabetos, formaran un movimiento que los liberara del yugo británico. Lo que lo diferencio de los demás era la convicción que tenía que esa independencia nacional, debería ser benéfica a todo el país. LO LOGRO

Rómulo Betancourt, Fue uno de los más encarnizados opositores al Gomecismo, lo que le valió el destierro hasta la muerte del dictador, luego nuevamente, desterrado por Elezar López contreras, y en el año 1945 ante la negativa de Isaías Medina Angarita de legalizar las elecciones populares para presidente, se suma al golpe de estado cívico-militar del 18 de octubre y así llega a ser presidente provisional de la junta revolucionaria de gobierno. Sus metas 1) instaurar el sufragio libre, 2) otorgar plena garantía a los partidos políticos, 3) combatir la corrupción, y 4) aliviar el alto costo de la vida. LO LOGRO EN SU MOMENTO, hoy día la lucha es similar.

El movimiento estudiantil. En esta última década, renació a raíz de las protestas por el fin de la concesión de RCTV, y su lucha tuvo mucho que ver con el rechazo al referéndum constitucional de 2007, su clamor aún vigente: UN MEJOR PAIS QUE LES BRINDE OPORTUNIDADES.

Ya vemos entonces que cada crisis genera sus líderes y la solución. Por tanto la crisis que seguimos viviendo, no es una excepción, y la preocupación que tenemos algunos venezolanos es que el nuevo parlamento nos está mostrando una agenda que ataca frontalmente las consecuencias de la crisis y no las causas que la producen, veamos así, la propuesta de una: Ley de amnistía para dirigentes presos; Leyes a reformas económicas consecuencia del modelo centralista; Leyes para enfrentar la escasez de alimentos y eliminar las colas; Leyes para revertir las expropiaciones e incentivar la producción; Leyes para eliminar los monopolios, en la prestación de los servicios públicos, Y también una solución democrática, constitucional, pacifica, y electoral para el cambio del presente gobierno.

Como vemos, lo que se está tratando de “arreglar” con estas propuestas de leyes, es una solución a las consecuencias de la crisis, de un modelo centralista que COLAPSO hace 35 años, y NO UNA SOLUCION A LA CAUSA DE LA CRISIS.

Quienes hasta ahora nos han gobernado, (antes y ahora), se hicieron a instancias de poder en situaciones históricas y políticas determinadas, como consecuencia de la misma crisis en que estamos sumidos; Instancias desde donde se pudiesen impulsar los cambios que como pueblo al que ya le “crecieron los pantalones,” estamos reclamando, desde todos los rincones del país.

Y es porque YA, tenemos la edad biológica e histórica, que exigimos un cambio, que estamos seguros y convencidos por la fuerza de los hechos, no nos lo brindara la democracia presidencialista que nos trajo a esta caótica situación.

El presidencialismo ya colapso, lo sabemos todos los venezolanos, este es el problema de fondo que tenemos que resolver como sociedad política y muchísimos venezolanos estamos convencidos que tenemos que dar ese paso histórico y necesario.

Sería irresponsable de nuestra parte, no dar ese necesario debate, y como estamos convencidos del colapso irreversible de la DEMOCRACIA PRESIDENCIALISTA, cogollerica, caudillista, autoritaria como la principal causa estructural de nuestros males y penurias, y que es lo único que hemos conocido, pues es lo único que hemos tenido en los últimos 200 años, por tanto tenemos que mirar obligatoriamente… para otro lado.

La gran mayoría de venezolanos estamos ansiosos de un verdadero cambio que, la DEMOCRACIA PRESIDENCIALISTA, no nos puede ofrecer; la permanente presencia de este presidencialismo, o pernicioso caudillismo tiene la institucionalidad hecha trizas y sabemos que es esa presencia preponderante de una sola persona, en la vida política, que logra dominar las instituciones, someterlas, y ponerlas al servicio de sus intereses, generando esa relación de dependencia y dominación política sobre quienes lo rodean, sobre las instituciones y sobre el estado en general.

No es difícil pensar que cuando se conozca en que consiste LA DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, este modelo recibirá un apoyo mayoritario, definitivo, entusiasta, y multitudinario del pueblo venezolano, que cuando sepan que en España, fue la fórmula de cambio que implantaron después de la férrea dictadura Franquista para reconstruir la nación y reconciliar al país (y nombro a España, porque de allí heredamos, desde la colonia, el modelo centralista del poder que gobierna en Venezuela, y si ellos lograron superarlo y avanzar, ¿Por qué los venezolanos no lo haríamos?)

Cuando los venezolanos sepan que si tuviésemos un Modelo de democracia parlamentaria, instaurado en el país, los presidentes (o primer ministro) no hubiesen podido, regalar, donar, o arrebatar la inmensa fortuna que ha ingresado, porque el parlamento no se los hubiese permitido, y que a esta altura de juego, ya la crisis política venezolana estuviese resuelta, porque el parlamento sencillamente hubiese destituido al causante de esta devastación y sustituido, por uno capaz, equilibrado y honesto, con lo cual no se hubiese dilapidado la mayor fortuna que jamás había ingresado a las arcas de la nación y no estuviésemos pasando por esta crisis económica de grandes dimensiones.

Así como el pueblo sale a exigir sus derechos y defender su democracia, el debate sobre el cambio del modelo político presidencial por uno parlamentario, TAMBIEN DEBE SALIR A LA CALLE.

En 200 años de historia pocas veces hemos tenido un presidente institucional y equilibrado, si bien es verdad que desde Rómulo Betancourt hasta el último de Caldera, (40 años) los presidentes respetaban la constitucionalidad en sus rangos fundamentales, el ejercicio del poder casi no tenía límites.

Pasemos a la historia con las propuestas de solución de las causas de la crisis.

Debemos entonces sustituir la democracia fundamentada en el “YO” como la presidencial, por una democracia fundamentada en el “NOSOTROS” como la parlamentaria y así dar por terminada la época de los cogollos, de las elites, de las cúpulas, de los cenáculos, de la democracia de unos pocos, para crear la democracia de las mayorías, de las oportunidades, para todos, abierta colectiva y PARLAMENTARIA

Vemos que cada crisis genera sus líderes, y acá en Venezuela el clamor de los estudiantes aún sigue vigente: UN MEJOR PAIS QUE LES BRINDE OPORTUNIDADES y ese país está bajo la cobija de una DEMOCRACIA PARLAMENTARIA y todo lo que ella conlleva ( Autonomías regionales, municipios fuertes, descentralización de la salud, la seguridad, vivienda, Economía descentralizada y Educación e innovación con estados auto-productivos y auto-gestionados para la industrialización del país en las regiones al aprovechar los commodities en la generación de riqueza propia, proveniente de otras fuentes que no sean las rentas petroleras)

ALLÍ ESTÁ EL PAÍS DE LA OPORTUNIDADES … PARA ATERRIZAR

POR LUIS BALO FARIAS @BALOFARIASS

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 3 invitados