Antonio Sánchez García: Chantaje e hipocresía, Bachelet y los DDHH

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43265
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Antonio Sánchez García: Chantaje e hipocresía, Bachelet y los DDHH

Mensaje por redaccion » 16 Ago 2018, 21:21

Opinión
ND


“Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdónJorge Luis Borges

La izquierda chilena y el Foro de Sao Paulo acaban de protagonizar un acto de prestidigitación política digna del inmortal Houdini. Han puesto a la cabeza de la Alta Comisión para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas a una de sus fichas más representativas, la dos veces presidenta socialista de Chile Michelle Bachelet, sin despertar un solo comentario crítico de las fuerzas liberales chilenas y latinoamericanas, a pesar de su manifiesto y combatiente filo castrismo y su militante respaldo a las únicas fuerzas políticas que hoy por hoy violan los derechos humanos en América Latina, como lo demuestran los caso de Cuba, Venezuela y Nicaragua, con cuyos gobiernos la alta comisionada ha manifestado total solidaridad - mientras esa misma izquierda, en simultáneo, las enfilaba contra el recientemente designado ministro de cultura, al que muy previsiblemente habrá que retirar de su cargo, como se hiciera con su predecesor.

Como son liberales, no son del gusto del aparato cultural chileno que es naturalmente, como en toda nuestra región y más allá de sus fronteras, fiel y devoto practicante del más cerril castrocomunismo, intrínsecamente parasitario y altamente subvencionado por todos los gobiernos de turno. Ya se sabe: como resulta chic y de buen tono, la cultura es gauchiste. A sus exponentes - cineastas, pintores, cantantes, actrices y actores - les encantan las dictaduras marxistas, pero detestan las dictaduras anticomunistas. Miden las violaciones a los DDHH con un doble rasero: las de los Castro, Ortega y Maduro, que en rigor y objetivamente son las peores, porque devastan sus países hasta hundirlos en espantosas crisis humanitarias, son buenas; las de Pinochet, que las impiden, son malas.

En Venezuela sus congérenes se postraron ante Fidel Castro, alfombrando el camino al golpe de Estado y el asalto al poder del teniente coronel Hugo Chávez al comienzo mismo del mandato de aquel a quien meses después le montaría una sangrienta insurrección popular, el socialdemócrata Carlos Andrés Pérez. Los términos de esa ominosa alabanza a quien llevaba más de treinta años reinando en La Habana son prácticamente los mismos que usara la presidenta de Chile en su apología necrológica. El tirano es el más excelso representante de la dignidad americana. Aunque usted no lo crea.

La causa del despiadado ataque contra el ministro Mauricio Rojas: haberse expresado críticamente en un libro escrito y publicado hace dos años en comandita con su amigo, el actual ministro de relaciones exteriores Roberto Ampuero – Diálogo de conversos – sobre el denominado Museo de la Memoria, con el que el allendismo chileno y los partidos de la ex Concertación Nacional – integraba a la Democracia Cristiana, una de las fuerzas políticas claves del golpe de Estado que derrocara a Salvador Allende - pretende preservar su memoria.

O, dicho más propia y objetivamente, una parte de esa memoria. Pues dicho Museo, instaurado durante el primer gobierno de Michelle Bachelet, responde a los intereses de los vencidos en la trágica contienda que enfrentara a izquierdas y derechas durante ese conflictivo período de gobierno, víctimas de la dictadura pinochetista aunque poco menos que igualados a las víctimas de la Shoa.

Como no podía ser menos, carece de la más elemental objetividad, oculta las razones de la tragedia, exculpa a la izquierda de toda responsabilidad en los sucesos y criminaliza un conflicto eminentemente político. No un crimen en acto, sino un crimen en proceso: ¿qué hubiera sido de la sociedad chilena si a falta del golpe de Estado que extirpó de raíz el riesgo de que se instaura un régimen marxista totalitario, hubiera logrado imponerse una tiranía castrista? No se requiere ser mago para imaginárselo: otra Cuba, con todos sus efectos concomitantes. Otra Nicaragua, con toda su injusticia, otra Venezuela, con toda su miseria. Muy posiblemente, la quiebra de la fragil y nunca verdaderamente asentada tradición liberal democrática en América Latina.

Aceptar el chantaje de los vencidos y permitirles actuar como únicos dueños de la verdad sería un grave error de lesa política. Como negar la responsabilidad de los vencedores en los hechos sufridos. La verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad debe ser el imperativo moral de las fuerzas políticas chilenas. Y dar vuelta la página, de una vez por todas, la única vía hacia un futuro de paz y prosperidad. Todo lo demás es silencio.

@sangarccs


Ejotage
Mensajes: 85
Registrado: 20 Feb 2018, 11:12

Re: Antonio Sánchez García: Chantaje e hipocresía, Bachelet y los DDHH

Mensaje por Ejotage » 18 Ago 2018, 22:51

La doble moral es uno de los rasgos más distintivos del ñangarato mundial, para ellos hay
golpes buenos y golpes malos, torturas buenas y torturas malas, corrupción buena y corrupción
mala, masacres buenas y masacres malas, desastres buenos y desastres malos, todo depende
de quienes causan lo que se va a calificar. Si los golpes, las torturas, la corrupción, las masacres,
los desastres, derivan de aplicar el modelo estalinista o neoestalinista (castrista) entonces se
trata de ejecutorias dignas de aplauso, pero cuestionables cuando las realizan los gobiernos que
ellos llaman contrarrevolucionarios o anticomunistas.

La Bachelet tuvo una actuación digna de un Óscar al descaro y el cinismo; Denunció la criminal
dictadura de Pinochet, desde la ejemplar y próspera RDA, república DEMOCRÁTICA alemana,
donde ella fue huésped privilegiada del títere de la URSS, y pudo apreciar muy de cerca las ventajas
del Muro que protegía a la porción comunista de Berlín, de la potencial invasión de los envidiosos
berlineses del oeste, que buscaban por cualquier vía disfrutar de las libertades y la prosperidad
que caracterizaba a los países tras la cortina de hierro, todo ello asegurado además por las siempre
respetuosas actuaciones de la STASI, la policía política de Alemania oriental, cuyo glamour y
exquisitez han tratado infructuosamente de copiar las policías de Francia, Inglaterra, y los países
escandinavos.

Grandes avances podemos vaticinar para los Derechos Humanos de los opositores a regímenes
comunistas, tutelados desde su Meca en La Habana, con la muy vertical y objetiva Bachelet
como delegada de la ONU.


http://www.noticierodigital.com/2013/08 ... talinista/

Avatar de Usuario
Gaetano
Mensajes: 928
Registrado: 20 Feb 2017, 17:46

Re: Antonio Sánchez García: Chantaje e hipocresía, Bachelet y los DDHH

Mensaje por Gaetano » 18 Ago 2018, 22:55

redaccion escribió:
16 Ago 2018, 21:21
Opinión
ND


“Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdónJorge Luis Borges
El cobarde mas grande que a existido en una "Oposición".

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: