Manuel Corao: En olor de Santidad y clamor de libertad

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43260
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Manuel Corao: En olor de Santidad y clamor de libertad

Mensaje por redaccion » 22 Jun 2018, 21:54

Opinión
ND


En medio de grandes tribulaciones, los venezolanos reciben una grata noticia; Papa Francisco ordenó la beatificación mediante la publicación de los decretos que reconocen el milagro realizado por la monja venezolana Carmen Rendiles, fundadora del capítulo venezolano de la Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento. La beata esta en la antesala a su santificación y subida a los altares.

Previamente en el año 2013 la superiora de esta orden recibió la designación de venerable, hecho eclesiástico dictaminado por Jorge Mario Bergoglio.

Nació en Caracas el 11 de agosto de 1903, y fallece en la capital venezolana el 9 de mayo de 1,977 en olor de santidad, título que se les da a quienes son reconocidas por su comunidad atributos de santa en función de sus acciones, misericordiosas, sobrehumanas y dedicada vida a la espiritualidad.

Conforme indican los rígidos procedimientos establecidos por la curia romana tal designación “el olor de Santidad” es la condición previa para iniciar el proceso de encumbramiento el cual se llevó a cabo luego de largos veinte y tres años, el 19 de diciembre del 2017.

Los venezolanos además de la caraqueña madre Carmen son guiados espiritualmente por dos beatas previas a la superiora de las Siervas de Jesús; las monjas Madre María de San José, del estado Aragua, y la Madre Candelaria de San José, del estado Guárico.

Con tal motivo, el 17 de junio del 2018 la Iglesia Católica organiza todo lo conducente a la pública celebración de la nueva beata en un acto presencial de gran alegría y profunda fe.

En el estadio de la ciudad universitaria ubicada en Caracas con capacidad para veinte y seis mil personas, los católicos se dieron cita en la capital colmando las instalaciones.

Para ello iniciaron largas jornadas de traslado, sacrificando los limitados recursos con los cuales cuentan para el sustento diario personal y familiar; todo ello en medio de una creciente hambruna que amenaza con diezmar severamente la población ante la indiferencia de la autoridad política que parece observar con alegría el posible desenlace final.

En compañía de las autoridades eclesiásticas de Roma y Venezuela sacerdotes, monjas seminarista, familiares de Madre Carmen y sectores representativos de la sociedad civil; la feligresía proveniente de remotos rincones de la geografía nacional entre cánticos y proclamas litúrgicas mostraban al mundo su regocijo

Los obispos miembros de la Conferencia Episcopal de Venezuela tras el Cardenal Jose Urosa Savino, Aldo Giordano Nuncio Apostólico de Venezuela y Angelo Amato prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos enviado papal, se dirigieron hacia el improvisado altar.

Dentro del acto litúrgico se escucharon voces de los presentes invitando a Papa Francisco venir a Venezuela.

Manifestación solidaria y de gran arraigo popular constituyó la petición del cardenal Urosa al comisionado Amato, no olvidar el proceso de beatificación por los hechos heróicos del hoy Venerable José Gregorio Hernández.

Solo nombrar al insigne médico a quien se le atribuyen alivios de salud milagrosos, hizo estallar en el público exteriorizaciones generales de júbilo.

Con profunda fe y confianza, por la intersección del bondadosa ser esperan los venezolanos salir de la crisis social que sufren sin distingo de creyentes o adversos a la religión.

El rezo en los habitantes de Venezuela es de cotidiana rutina.

Es así como observamos que el Papa Juan Pablo II en su visita a Venezuela quedó admirado de los creyentes católicos quienes piden la bendición como ritual de saludo hacia los mayores de la familia y guías devotos.

Para los prelados esta salutación es una aceptación de de fe y certidumbre cristiana cuando invocan al todo poderoso su presencia ante todos.

En el estadio de la Universidad Central de Venezuela, la Superiora recibió al unísono de ¡libertad, libertad! el primer ruego.

La Beata reconfortará a los habitantes de la llamada pequeña Venecia a soportar el genocidio calculado que pretende continuar el dictador Maduro, mientras los del patio luchan legítima y legalmente por lograr sacar al déspota del poder. Dios y la Madre Carmen Rendiles camino a su santidad protejan a Venezuela.


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: