Antonio Sánchez García: María Corina Machado

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44007
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Antonio Sánchez García: María Corina Machado

Mensaje por redaccion » 16 Jun 2018, 00:02

Opinión
ND


A Corina Parisco y Henrique Machado

Inolvidable el momento en que, marchando por la avenida Francisco Solano en los albores de esta lucha interminable que hemos librado contra la dictadura - entonces en pañales, pero ya mostrando los siniestros rasgos del monstruo parido en los cuarteles – me sorprendió la belleza de una joven mujer que recababa firmas para alguna de sus tantas e infatigables causas. No recuerdo si por entonces ella ya había fundado Súmate, pero pronto la vi al frente de esa extraordinaria iniciativa: defender el más sagrado de los derechos de la democracia y máxima seña de Libertad, el voto. Ya entonces amenazado de muerte.

Pronto tuve oportunidad de conocerla. Fue durante una visita que nos dispensó a la Comisión Asesora de la Coordinadora Democrática, que dirigía Alberto Quirós Corradi y en la que se distinguían muchos de quienes, con los años, se sumarían a sus esfuerzos. Cecilia Sosa Gómez, Agustín Berríos y otros notables venezolanos, entre los cuales tuve el honor de contribuir a su causa que, desde entonces, es la causa de todos los venezolanos.

Si la belleza era su primera seña de identidad, a los pocos minutos de estar con ella se advertían los principales rasgos que la caracterizan: su extraordinaria inteligencia, su lucidez, su tenacidad, su coraje y su desprendimiento. Y algo que, pronto lo sabría, y que recibía de su herencia genética: la bondad, la nobleza de espíritu y la entereza. Pues luego de conocerla a ella conocí a sus padres: Corina Parisco y Henrique Machado Zuloaga. Quienes, como los venezolanos ejemplares que saben ser, me abrieron las puertas de su morada y me brindaron su amistad, enseñándome la nobleza del alma venezolana. Como la de otro pariente suyo de pura estirpe: Ricardo Zuloaga. Una familia que resguarda los mejores valores de nuestra tradición cívica y republicana.

Ella y los suyos eran la antítesis de las hordas salvajes a quienes, en un descuido imperdonable de la decadente clase política y las élites nacionales, se les abrieran los portones del poder. Un descuido que nos ha costado la peor devastación sufrida por Venezuela luego de las dos conmociones telúricas que nos constituyeran como Nación: las Guerras Civiles Independentistas y la Guerra Federal. Razón que explica la regresión hacia la barbarie y el salvajismo de nuestros peores ancestros, responsables de esta tiranía que en número de víctimas y sacrificios ya supera el saldo en víctimas fatales de esos conflictos. Y una devastación material y espiritual incluso peor que los sufridos durante la suma de todas las dictaduras de nuestro pasado. Al extremo que el Estado de Derecho fundado tras el inmenso esfuerzo de todas las generaciones herederas de la Generación del 28, ha terminado por los suelos empantanado en este Estado Mafioso, vergüenza de Venezuela ante el mundo civilizado. Pues tampoco debemos olvidar que este devastado y ensangrentado país ha recibido más ingresos que todos los gobiernos juntos de nuestra historia bicentenaria. La mayor devastación tras la mayor riqueza.

Si Venezuela no ha terminado por hundirse definitivamente en los abismos cavados por las mafias gobernantes, antes gansteriles que políticas, y la insólita inconsciencia, tolerancia e incluso colaboración de algunos dirigentes de nuestros partidos políticos, no hablemos de las Fuerzas Armadas, esas que fundadas por Juan Vicente Gómez y hasta el 4 de febrero de 1992 patrióticas defensoras de nuestra soberanía e integridad nacional, se ha debido en gran medida a la incansable labor de esa joven y valerosa mujer venezolana que es María Corina Machado. Sin su esfuerzo y dedicación exclusiva a la causa de la Libertad de su Patria, nuestra Patria, que supo convertir en una gran ONG, Súmate, llevarlos a la adultez de un Partido, Vente Venezuela, y elevarlos a la categoría de un Frente político amplio y combativo, Soy Venezuela, conjuntamente con el ex alcalde metropolitano hoy en el exilio, Antonio Ledezma, nuestro país ya hubiera terminado derrotado y abatido ante la tiranía. Pues María Corina Machado se convirtió al cabo de los años, mientras todos los esfuerzos opositores terminaban en un charco de sangre, en la cárcel o en el destierro, en la obligada referencia política de la Venezuela libre y democrática ante el mundo. Hoy, ante los 83 gobiernos que desconocen este gobierno ilegítimo, mafioso y torturador, ante Sebastian Piñera y Mauricio Macri, ante Donald Trump y Angela Merkel, ante Luis Almagro y el Grupo de Lima y ante los hombres de buena voluntad que siguen con angustia y preocupación el desarrollo de nuestra tragedia, María Corina Machado Parisco es símbolo y emblema de la Venezuela que lucha por su libertad.

Hoy, cuando el régimen se ve acosado por un mundo que lo repudia y exige su desalojo, cuando sus máximos funcionarios incrementan las listas de enemigos de la libertad del Hemisferio y del mundo, son sancionados y sus inmensas fortunas mal habidas confiscadas, cuando no pueden pisar un país democrático sin correr el riesgo de terminar en manos de Interpol y la DEA, cuando su respaldo popular ha caído a los más bajos índices históricos de gobierno venezolano alguno y los tiranos no ven otra perspectiva que la de terminar en la cárcel o desterrados, intentan desesperadamente lavar su rostro ensangrentado e ir liberando a cuenta gotas a los cientos de presos políticos que llenan sus mazmorras. Desterrando a quienes más temen. En un rasgo de brutal incompetencia desbaratan con una mano lo que pretenden reparar con la otra.

Por todo ello, porque están entre la espada y la pared y se saben contando los minutos finales de su barbarie, vuelven sus ojos al emblema de la libertad venezolana, María Corina Machado, y en un expediente propio de los aparatos policiales de las peores tiranías pretenden involucrarla en conspiraciones subversivas y mezclarla en acciones militares absolutamente ajenas a su sentir y actuar. María Corina Machado es la máxima exponente de la civilidad venezolana. Cometerán el más grave error de sus vidas: si llegaran a encarcelarla, habrán abierto las puertas de sus mazmorras, habrán mostrado el matadero que regentan, habrán desnudado la falsía de sus pretendidas “medidas humanitarias”. Porque si creen que abriéndole un procedimiento judicial y amenazándola de llevarla a la cárcel, María Corina se doblegará y saldrá al exilio, se equivocan.

Quienes la conocemos en la mayor cercanía y tenemos el honor de contar con su amistad y confianza sabemos que María Corina Machado Parisco está dispuesta a arrostrar la prisión y el aislamiento, incluso la tortura y la muerte por la libertad de su Patria. Encarcelarla o pretender asesinarla desatará la ira y la indignación mundial. Atentando contra su integridad habrán cerrado la soga que terminará con su régimen y con sus vidas. Escríbanlo.

@sangarccs


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: