Robert Alvarado: El Clap colombiano

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44036
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Robert Alvarado: El Clap colombiano

Mensaje por redaccion » 18 May 2018, 21:34

Opinión
ND


Los verdaderos pobres que merecen compasión y socorro sólo son los que por motivo de edad o de salud se encuentran imposibilitados para ganar el pan con el sudor de su rostro. Todos los demás están obligados a trabajar de una o de otra manera, y si no trabajan y tienen hambre es por culpa suyaCarlo Collodi

La corrupción administrativa ha existido siempre en Venezuela, solo que en la actual administración se exacerbó. El Gobierno de la quinta república hace gala de métodos por demás creativos en eso de meter mano a las arcas públicas. Para muchos, ha alcanzado nuevas dimensiones a juzgar por la cantidad de dinero que se transa diariamente, especialmente en carros y viviendas de lujo, algo criticado hasta el cansancio por Hugo Chávez. Es más, se quedó corto en sus apreciaciones.

Lo más terrible ha sido sacar provecho de recursos destinados a medicinas y alimentos, algo verdaderamente criminal, para perjudicar a miles de venezolanos cuyos valores nutricionales hoy día están por el suelo y por embolsillarse una plata que debería ir a parar en los estómagos de todos en este país. ¿Recuerdan Pudreval? Pues bien, es suficiente con eso para entender la magnitud de la calamidad que deja vacíos los platos de la gran mayoría de los hogares venezolanos, y todo ocurre bajo un manto de impunidad tan grotesco como las muertes por malnutrición, la búsqueda de comida en los basureros o ver desollar perros y gatos en las calles para matar el hambre.

En el sur de Guayana vi, no me lo contaron, cómo se ha incrementado el consumo de carne de caballo, y eso que por ahí hay cacería que juega garrote, pero, ¿cómo cazas si las municiones que se emplean para eso desparecieron del mercado? En las minas se habla de casos de antropofagia, de canibalismo, no me consta, pero sé que por esos lares cualquier cosa es posible. Mientras esto sucede, la caja del Clap o la bolsa de comida se enseñorea como la única alternativa de una buena alimentación, apetecida incluso por quienes hasta hace poco eran acérrimos críticos de las políticas populistas hasta el punto de que no hay duda alguna en quiénes saldrán a votar para no perder tan preciada dádiva.

Pensábamos que algo peor que eso era imposible pero nos pelamos. Un escándalo vuelve a golpearnos el estómago denunciado por el presidente colombiano Juan Manuel Santos que de frente se le plantó a su paisano Nicolás Maduro y le cantó unas cuántas verdades. Habrase visto. Santos y el director de la Policía colombiana incautaron unas cuatrocientas toneladas de alimentos no aptos para el consumo humano que se iban a exportar hacia Venezuela a ser repartidos por Freddy Bernal y el mismo combo que entrompó a Cocha. Una amiga me comenta haberle dado un vaso de leche a su chamo, de esa que viene en la caja Clap, y el muchachito tuvo como cinco días con malestar estomacal.

¡Por Dios! Esa misma comida ha de ser la que están repartiendo como locos estos días previos a la cita del 20M. ¡Qué barbaridad! Votos inducidos con comida no apta para el consumo humano, ni el mejor comediante podía concebir una sátira más cruenta, en fin, con la urgencia que muchos tienen de alimentos y la presión que están ejerciendo para que vayan a votar se lo comerán y ni cuenta se darán. Así estamos y así seguiremos si seguimos dudando y pensando que la toma de El Helicoide fue un show más del régimen.

Por todos lados escucho decir que esto no tiene nombre, no es justo que un pueblo se muera de hambre, aumente la desnutrición, la pobreza, las enfermedades, es un acto criminal y un genocidio por parte de un Gobierno que quiere seguir alimentándonos con comida no apta para el consumo humano. Pero también escucho y con mayor énfasis la dudas de muchos en ir o no a votar de parte de personas que siguen criticando la entregas de cajas y bolsas Clap pero que no hacen nada, creando dudas sobre una decisión lógica como no ir a votar. De esta manera, la comida no apta para el consumo humano seguirá llegando y fortaleciendo el control social y político del régimen.

Cualquier información o sugerencia por [email protected] [email protected] [email protected] o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web: www.robertveraz.galeon.com Ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a VENEZUELA!


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: