Conectarse Clic aquí para ingresar
con su nombre de usuario
Regístrese
Clic aquí para registrar
una nueva cuenta
Índice de Noticiero Digital » Lo dicen los Foristas

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema
Advertencia: 1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad. Noticiero Digital utiliza el sistema de etiquetado ICRA para la descripción de sus contenidos.
El legado de Renny Ottolina, el rey Midas de la TV
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Scorpio 68



Registrado: 21 Mar 2006
Mensajes: 5206
Ubicación: Por una salida constitucional, pero sin ilusiones electoreras... Twitter: @Scorpio_68


MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 12:20 pm 
Título del mensaje: El legado de Renny Ottolina, el rey Midas de la TV

http://www.panorama.com.ve/portal/app/push/noticia58732.php

PERFIL// Renny, el rey Midas de la TV

A 35 años de su muerte, la sombra de la duda sigue sembrada. El número uno de la televisión, que quiso ser presidente de Venezuela, tuvo una vida de tragos tan dulces como amargos. Además, fue tan crítico del sistema político como de la misma programación de la pantalla chica.

Juan Pablo Crespo / jcrespo@panodi.com / @juanpamark

Parecía un día normal para Rhona y Rena, pero lo que las hermanas y su padre Renny Ottolina ignoraban era que la sombra del plagio acechaba a las hijas del rey Midas de la televisión y la radio en Venezuela.

Era la mañana del 11 de noviembre de 1969, cuando un vehículo detenido con el capó abierto obligó a detenerse al conductor que transporta a las chicas a su colegio. De repente, cinco hombres con pasamontañas y ametralladoras se bajaron del carro, tomaron a las muchachas y le dejaron una nota al chofer. El mensaje contenía los detalles del pago del rescate, con la advertencia de no avisar a la policía.

Ottolina y su esposa entraron en pánico, pero siguieron los pasos indicados al pie de la letra. Al día siguiente, las hermanas fueron liberadas tras el pago Bs. 400 mil —de los antiguos— en billetes de 100 bolívares sin marcar.

Para Renny Ottolina la fama fue un arma de doble filo, un búmeran que no pudo esquivar. Para algunos, incluso, también fue víctima del acecho, pero camuflado de atentado mortal.

Por saborear las miles del éxito pasó por tragos tan amargos como aquel secuestro de dos de sus tres hijas, crisis judiciales, laborales y otras tantas familiares. Más de uno intentó hacerle morder el polvo, pero él no fue un hueso duro de roer, tanto que siempre supo darle la vuelta a la adversidad para permanecer en la cima.

Él fue el primer productor independiente del país, condición que le permitió emitir sus opiniones, llamados a la conciencia nacional y lanzar críticas al sistema político y hasta contra la propia mediocridad de la televisión venezolana. ¡Qué diría ahora!.. Además fue el primero en realizar una transmisión a color en la pantalla chica, exactamente en 1971, con el Churún Merú (Salto Ángel) de fondo. Escogía personalmente a coreógrafos, bailarines y artistas para que trabajasen en sus programas. Eran tiempos de la televisión en vivo y ningún cabo podía quedar suelto.

También revolucionó el mercado publicitario al someter a los productos a pruebas de calidad, hasta cerciorarse que se tratara del mejor en su ramo. Los anunciantes hacían cola de un año para poder entrar a sus programas. Renny Ottolina ganaba más dinero que los propios gerentes de los canales. Fue tanto el celo que provocó el movimiento de su caja registradora que Rctv lo botó por negarse a entrar a la nómina del personal. El recelo se extendió, inclusive, mucho más allá de las fronteras del otrora canal de Quinta Crespo, pues los ejecutivos de las grandes televisoras se reunieron y acordaron cerrarle todas sus puertas, sin importar los beneficios que él pudiera generar.

“Quien te pasa el cheque por la nariz manda, o te quita el cheque, por eso es que yo hablo como quiero, a mí nadie me pasa el cheque por la nariz”, dijo Renny en una oportunidad.

Tenía fama de arrogante, aunque su impecable trabajo, su manifiesto amor por Venezuela y su accionar filantrópico hablaban por él. Así por ejemplo, exhortaba al público a donar ropa, alimentos y enseres para los necesitados. Presentó micros en procura de formar buenos ciudadanos y programas para exaltar los lugares turísticos de Venezuela.

El Show de Renny fue el programa de televisión más popular que condujo. De lunes a viernes, primero en la tarde-noche y luego a partir del mediodía, todos tenían una cita imperdible. Padres y abuelos hoy añoran aquellas horas en las que se divertían y hasta se educaban. Era, definitivamente, otra época.

“Yo llegué a ser número uno por mis méritos, no por un carnet”, dijo en otra ocasión.

Los domingos le tocaba el turno a los especiales Renny presenta. Por ambos programas pasaron artistas nacionales como Mirla Castellanos y José Luis Rodríguez, así como internacionales de talla mayúscula como Ray Charles, Rafael, Miriam Makeba, Tom Jones, Dionne Warwick y Steve Wonder. Paralelamente, le daba oportunidades a aquellos jóvenes con madera. Antes, con apenas 26 años, Rctv le dio la titánica responsabilidad de despertar a los venezolanos con “Lo de hoy”, un desayuno que combinaba entrevistas con música y chistes.

El animador se tomaba uno o dos años sabáticos para actualizarse en el exterior. Trajo al país nuevas técnicas audiovisuales, como la grúa que permitía mover la cámara en múltiples direcciones. También fue piloto de carreras, como cuando participó en las 24 horas de Mans, en Francia, en 1958 y 1959.

El carabobeño, hijo de un inmigrante italiano, era un innovador y perfeccionista nato. Poseedor de un carisma único, que fusionaba con una habilidad natural para dominar el escenario, convencer y una voz privilegiada. Por algo se le llamó el número 1 de la televisión.

“Renny fue un hombre adelantado a su época porque mezclaba una gran creatividad como productor, gran cultura general y un timbre de voz y dicción privilegiados”, dijo el productor radial zuliano León Magno Montiel.

Tras ser sacado de Rctv, pasó a la cadena Venezolana de Televisión (Cvtv). Allí fue donde hizo aquella histórica transmisión a color junto con Bolívar Films. Y como siguió negándose a formar parte de la nómina, no se le renovó el contrato en 1973. El 31 de diciembre de aquel año salió al aire el último Show de Renny.

Luego Cvtv fue comprado por el Estado venezolano, en 1974. La nueva directiva le ofreció el cargo de presidente, pero lo rechazó porque no le aseguraron la independencia que tanto defendía y con la cual forjó su credibilidad.

“Cuando estamos en manos del Estado habremos perdido la libertad de competencia, de escogencia entre canales, y con toda seguridad habremos perdido la libertad de expresión”, señaló Renny, palabras que no pierden vigencia.

Renny se había casado en 1952 con Reneé Lozada, su única esposa, aunque no su única mujer. A parte de las tres hijas, la pareja trajo al mundo a un varón, que vivió solo hasta 1968 por problemas neurológicos de nacimiento. El matrimonio llegó a su fin en 1971, tras agrias discusiones y algunas infructuosas reconciliaciones.

Otra amarga noticia le tocó la puerta en 1974, cuando su hija Rhona, campeona de equitación y bailarina, sufrió un accidente de duras consecuencias. La muchacha, que visitaba a unos amigos, se lanzó a la piscina de la casa por la parte menos profunda. Ella cayó de cabeza y se fracturó la base craneal y la columna. Mucho tiempo estuvo entre la vida y la muerte; se recuperó, pero desde entonces ha tenido que utilizar silla de ruedas.

Fue su mala hora. Allegados lo recuerdan golpeando las paredes del Centro Médico de Caracas al recibir el parte médico. Él siempre se las ingenió para darle la vuelta a la adversidad, pero aquello escapaba de sus manos.

Y aunque Renny manifestó que no se involucraría en el mundo político, su visión de un país mejor lo hizo dar el golpe de timón. Más que la convicción, se impuso un sentimiento de frustración. Renny sabía que tenía una personal conexión con el público, vínculo que aprovechaba para hacer llamados para combatir la corrupción administrativa, los engaños de los políticos y la presentación del carné político para el otorgamiento de cargos.

“Era un convencido de que la democracia no podía funcionar mientras prevaleciera el criterio de que las estructuras del Estado dependieran del carné político. Contra eso opuso el discurso de la meritocracia”, dijo en una ocasión Gonzalo Pérez Hernández, quien formó parte de la dirección nacional de estrategia del Movimiento de Integridad Nacional (MIN), partido político fundado por Renny y otros colaboradores como Joaquín Silveira, los hermanos Vinicio y Parsifal De Sola, Alfredo Ansola y Vladimir Gessen.

Por petición de sus hijas vivió en Estados Unidos desde 1974 hasta 1976, cuando regresó para comandar un programa en Radio Capital. Allí se convierte en un crítico de Carlos Andrés Pérez (CAP), a quien tildó de incapaz. El expresidente adeco y su equipo de gobierno no toleraron las críticas y presionaron hasta que el programa fue sacado del aire.

“Él encarnó el sentimiento antibipartidista que existía en la época, como en su momento lo hicieron, entre otros, los independientes Arturo Uslar Pietri y Miguel Ángel Burelli Rivas”, señaló a este rotativo Gessen.

En la mira del movimiento político que acogió los gruesos lentes de pasta que identificaban a Renny estaban las elecciones presidenciales de 1978. Mientras tanto, con otro programa en Radio Uno continuaba con sus análisis y críticas contra el gobierno de CAP. ¿Y qué pasó? La transmisión también fue sacada del aire.

Irónicamente, CAP lo había condecorado días antes que le sacaran del aire el programa.

Durante su campaña, Renny solía leer pensamientos de Simón Bolívar. Antes y durante, no ocultó su rechazo al comunismo.

En las encuestas llegó a crecer hasta un 15%, según recuerda Gessen. Posiblemente no llegaría a la Presidencia, pero podía inclinar la balanza a favor o en contra de alguno de los candidatos del bipartidismo, representado por Luis Piñerúa Ordaz (AD) y Luís Herrera Campins (Copei), este último finalmente ganador.

Pero la duda quedó en el aire, pues Renny murió el 16 de marzo de 1978 en un polémico accidente aéreo. La avioneta Cessna que lo transportaba desde Maiquetía hacia Porlamar, para una reunión política, se estrelló cerca del cerro Naiguatá.

Pasó casi una semana para que las autoridades encontraran los restos de la aeronave. En un principio, se creyó que la avioneta se había precipitado en el mar.

“Nunca he aceptado la tesis del accidente, aunque no tengo pruebas para demostrar lo contrario, Sin embargo, por los indicios parecen indicar otra cosa”, comentó Gessen.

“Las investigaciones estuvieron a cargo, principalmente, del grupo de Gato (Grupo de Apoyo Táctico Operativo) dirigido por Manuel Molina Gásperi, ya con esto digo mucho. También hubo una comisión en el Congreso, y aunque la integraba Gonzalo Pérez Hernández, la mayoría era de AD y Copei. Las averiguaciones no llegaron a ninguna parte, agregó.

Pérez Hernández, por cierto, siempre creyó en el crimen político, negado por las autoridades. “El gobierno de Carlos Andrés Pérez no quiso hacer una investigación a fondo, conforme lo dicta la legislación internacional en caso de siniestros aéreos. En el gobierno siguiente se inició, a petición mía, una investigación, pero todo se paralizó porque un buen día el Congreso dijo no tener los 11 mil dólares que se requerían para contratar a la comisión de expertos. Todo quedó allí”, declaró en una ocasión.

El informe del Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) indicó que el accidente se debió a la impericia del piloto y a las malas condiciones climatológicas.

“Nosotros pedimos una fotografía al Centro de Huracanes de Miami. La misma indicaba las condiciones del tiempo sobre el área donde volaba la avioneta para las 5:15 pm de aquel 16 de marzo, y era un día totalmente despejado. Lo que pasa es que el MTC representa al Estado”, declaró el coordinador de búsqueda y salvamento del MTC para entonces Nedo Pániz, a Rctv, en un programa especial a propósito de los 20 años de la muerte de Renny.

El Movimiento de Integridad Nacional llegó a contratar a un especialista norteamericano para que investigara el accidente. Sus conclusiones no compaginaron con las sospechas de los defensores de la tesis del atentado político. “A ese señor, aquí en Venezuela, lo presionan para que cambiara un poco la tonalidad de su informe”, llegó a decir Alfredo Anzola, jefe de campaña del animador.

Así, 35 años después de la muerte de Renny, la sombra de la duda sigue sembrada. ¿Accidente o sabotaje? Y tras tres décadas y media de su partida, por el mundo de la televisión y la radio venezolana no ha pasado otro que ni siquiera le haga un poco de sombra.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Scorpio 68



Registrado: 21 Mar 2006
Mensajes: 5206
Ubicación: Por una salida constitucional, pero sin ilusiones electoreras... Twitter: @Scorpio_68

MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 5:33 pm 
Título del mensaje:

http://cic1.ucab.edu.ve/cic/php/buscar_1reg.php?Opcion=leerregistro&Formato=w&base=imber&cipar=imber.par&Mfn=3122&Expresion=_(!BOttolina,_Renny)



Cita:
Entrevistadores: Sofía Ímber; Carlos Rangel
Entrevistado: Renny Ottolina, animador de televisión
Programa: Buenos días
Fecha: 29-09-1972
Canal 8 (VTV)

RH: Reinaldo saludó a Renny Ottolina como "El Señor Televisión"... A todos nos gusta, en un momento dado, hablar de Renny Ottolina: criticarlo, decir que nos gusta o no, etc. Pero todos tenemos que admitir que es el hombre que más ha trabajado en televisión, es el hombre que más se ha dedicado y se dedica a la TV... ¡Bienvenido a "Buenos días"!...
(Renny se puso a arreglarse un calcetín y Sofía le dijo que no se pusiera a enseñar las piernas en la televisión).
RO: Es que me estaba arreglando la media porque me dijeron que la llevaba caída... Es un favor que me estaban haciendo.
SI: Lo que tú buscas es que te preguntemos cómo te hiciste esas heridas en la pierna...
RO: Ya lo dije en mi programa ... Me caí en el Salto Angel...
RH: No es que se cayó desde el Salto Angel, porque entonces no lo tendríamos aquí... sino en las vecindades del Salto Angel...
SI: Pero vamos a hablar de los problemas de la TV ...
CR: Carlos señaló que la TV es un medio que tiene miedo de sí mismo. La gente es timorata al respecto...
SI: ¿Es la TV tan mala como se dice, es pésima, es peor o tiene alguna posibilidad de avanzar y mejorar?...
RO: El planteamiento es muy sencillo. El planteamiento obedece a que la televisión no se da su puesto. Vamos a partir de ahí. Entonces la TV es manejada por los medios publicitarios, como agencias y clientes. Por ejemplo, a ninguna agencia publicitaria se le ocurriría pedirle a ningún periódico un descuento: Déme una página por menos... o si le compro una página, regáleme dos... y cosas así...
SI: Hay periódicos que sí se lo dan.
RO: Yo no sé, pero El Nacional no se lo hace, El Universal no se lo hace... Periódico es periódico... ¡Eso no, ni hablar!... En cambio en la TV le dicen: Te compro una cuña si me regalas dos... y lo aceptan en la TV. Entonces, chico, el defecto está en quienes manejan la televisión. Son tres estaciones nada más y el día que las tres estaciones digan en una forma normalmente sensata: De ahora en adelante no me piden nada porque no se lo doy... Y no se lo dan, entonces comenzarán a arreglarse muchas cosas...
CR: Ese es un aspecto muy importante, que es el financiero, mercantil de la TV. Pero a la gente que ve televisión no le preocupa si quienes hacen TV ganan o pierden dinero. Lo que les preocupa, y con razón, es lo que llega por la pantalla a sus hogares. ¿De quién es la culpa de que haya tanta mala televisión?...
RO: Es que no puedes separar lo anterior de esto... La gente que ve televisión tiene razón porque es un negocio muy peculiar en el cual, desgraciadamente para los dueños de las estaciones de las estaciones y para los accionistas, esto no es medio sino un negocio. Pero lo cierto es que la TV es un medio cuyo fin primordial no puede ser el ganar dinero. No es un negocio. De allí es de donde viene el defecto básico. Es un servicio público. Pero es que, además, cumpliendo su fin primordial, en la TV se puede ganar dinero...
RH: La pregunta de Carlos sigue en pie... ¿De quién es la culpa?...
RO: De la mala programación.
RH: Yo creo que es del público... Pero quiero que tú me lo digas...
RO: No, no es del público la culpa... El público está ahí quieto.
RH: Tú has tenido programas, pero es el público el que enciende y pasa el canal. Ve un programa y si quiere tiene de siete a ocho, en todos los canales, las novelas... Y no es que yo esté contra las novelas, pero sí contra las novelas malas, de mala calidad...
CR: Carlos dijo que iba a interferir, en cierto modo, y responder esto: Creo que el público no tiene la culpa porque Renny hace programas que son buenos y que tienen bajo "rating" según dicen esas encuestas... y Renny gana mucho dinero... Tu programa lo ve determinado público porque muchos están con la "culebra" aquella y no ven tus programas...
RO: Con eso de la culebra me llevé un susto el otro día... Vi una noticia, no sé si ustedes la vieron
SI: No, no la vimos.
RO: Me llenó de pavor leer que se había muerto una actriz del canal 4: ¡Y resulta que era la culebra!... ¡Se murió la culebra!...
(Risas generales)...
CR: Entonces, la finalidad de hacer la televisión rentable no parece ser cumplida por estos programas pésimos que vemos. Porque es posible hacer buena TV, alcanzar un público más especializado para cada cosa, la gente que ve a Renny ve a Renny, la gente que nos ve a nosotros nos ve a nosotros... y conseguir ciertos clientes de quien ese público es comprador...
RH: Ustedes dos están diciendo en el fondo, que ninguno de los dos cree en una cosa que se llama "rating"...
RH:¡Ni tú tampoco, Reinaldo!
RO: Déjenme jugar un poquito con este asunto. El problema está en que el negocio de la TV ha enfocado varios puntos estrictamente matemáticos, bajo el punto de vista estrictamente matemático. Y ahí ya comienza el error... ¡Porque esto no es matemático!... Esto es emocional... Esto le gusta a un gentío y hay otro gentío que dice: ¡Qué bríos, que fulano hizo así con la mano!... Entonces esto es emocional, no matemático... Cuando tú dices "cuánto es mi costo por 1.000 en televisión, eso significa cuánto cuesta llegar a cada 1.000 personas, o sea si una cuña vale Bs. 40.000 y la ven mil personas ¡Cónfiro, cada persona es carísima!... Si la ven 40 personas cada persona vale Bs. 1.000 y si la ven mil personas, cada una cuesta Bs. 40... Y entonces así como van llevando el costo por 1.000, cuando el costo por 1.000 es un bolívar por cada mil personas, dicen: ¡Qué barato!... De ahí arranca toda esta falacia de cómo está mal usado el medio. Porque el comerciante quizás piensa que le interesa llegar al máximo de personas bajo un punto de vista muy razonable: al máximo de personas por el mínimo de dinero... Entonces le interesa un costo por 1.000 más bajo. Entonces la estación le dice: Magnífico, yo le voy a dar muchos espectadores para que su inversión le sea rentable bajo ese punto de vista... Todo esto es una falacia tras falacia. Pero, sin embargo, esas cosas parecen sonar muy razonables. Pero al final les demostraré a ustedes como yo sí puedo probar que la industria entera de publicistas, de clientes y de estaciones están equivocados... Y yo tengo la razón...
SI: Pero las Estaciones dicen que van a dar espectáculos para mucha gente...
RO: Déjame seguir... Ya vamos a ver porqué. Entonces la estación dice: Lo van a ver a usted mucha gente... Ahora, ¿qué es el público?. El público no tiene la culpa, sin embargo no te voy a decir eso. El público, en general, es una cosa tan heterogénea que tú no puedes considerarlo siquiera en una forma razonable... En este momento mi público es una prostituta, una monja, un niño, un adulto, un anciano... ¡Un niño, no!, Porque a esta hora no pueden ver TV y tienen que estar durmiendo... y si no le doy una nalgada y lo mando a dormir... El público es también un universitario, un obrero, una persona que apenas sabe leer y escribir, es un letrado... El público es muy heterogéneo y está ahí... Ahora, ¿Qué hay más?: gente culta o gente inculta. La mayoría es inculta, esa es la gran mayoría... ¿Por qué?... Porque no todo el mundo tiene la misma oportunidad, no todo el mundo tuvo la misma suerte, la misma plata para ir a los mejores colegios, no todo el mundo puede dedicarse a estudiar... Muchos con mucha inteligencia no pudieron tener una instrucción mayor porque tuvieron que trabajar desde muy niños para sostener a su familia. No todo el mundo tiene oportunidad y no es justo que no todo el mundo no tenga la misma instrucción. Pero la mayoría tiene un grado inferior de instrucción y entonces para tú tener la minoría que es la que más sabe debes hacer mejor TV. La estación cuando busca mucha gente es como el periódico que busca mucha circulación, y entonces la busca a través de satisfacer los deseos de una mayoría cuya instrucción no le permite apreciar cosas superiores. Entonces, esa mayoría es la que se busca a través del morbo, se busca a través de la brujería, se busca a través de decirle que la hermana de una mujer es la que la suplanta en su familia... Esa mayoría no tiene la culpa –dijo a comentario de Reinaldo-... Ellos no tienen la culpa de no tener una instrucción mejor.
RH: Reinaldo insistió y dijo que la culpa la tienen en parte ellos porque ven esos programas, y en parte la tienen las televisoras que les hacen caso.
RO: Es el mismo caso de los periódicos, que para venderte más periódicos te ponen la foto del individuo que le dieron un tiro y un "close up" bien aproximado, y yo lo vi el otro día, con la cabeza de un tipo por aquí y la pierna por allá y el tronco por el otro lado... Eso es para superarse en circulación entonces se escoge el morbo, se toman noticias sangrientas y se destacan... Entonces la culpa está en que para lograr aquella mayoría que quieren para que costo por 1.000 baje, a toda costa hay que darles audiencia... ¡Y yo no creo en eso!...
RH: Yo tampoco estoy de acuerdo en que sean las clases menos instruidas. Yo conozco a personas muy instruidas que ven estos "culebrones" a los cuales nos referimos...
CR: Carlos dijo que todo lo discutido nos lleva a pensar que la TV no es lo que debería ser, que debería ser mejor o menos mala... Estoy de acuerdo con Renny en que si fuera mejor negocio, en general, la TV sería más fuerte para defenderse de quienes la mediatizan... Y eso es cierto... Los buenos negocios dan generalmente mejor servicio y la TV no sería la excepción. Y entre los caminos que se proponen para la TV está el confiscarla, que el Estado se haga cargo de ella. Quisiera que Renny nos hablara un poco de ello. Y no precisemos porque la TV en Inglaterra es una corporación del Estado, la BBC, aunque coexiste con la TV comercial, cosa que es muy importante el que haya las dos alternativas. La TV es del Estado en Italia y también es del Estado en Francia donde dan pésimos servicios y está al servicio del gobierno. Y la TV es también un instrumento del Estado en la URSS. ¿Qué opinas de esa solución?...
RO: Dentro de esta industria, en los altos círculos de la industria, hay dueños de estaciones, fuertes accionistas de estaciones que dicen que yo soy el "Enemigo Público N° 1" de la industria. Porque como yo critico a la industria, dicen que yo estoy poniendo en bandeja de plata y que yo estoy haciéndole el juego a quienes favorecen una intervención estatal y una nacionalización de la televisión. En realidad no soy yo al decirlo... Yo lo digo porque no quiero que mi silencio sea interpretado como complicidad en la prostitución de la televisión. Ese papel no lo juego yo... ¡Los culpables son ellos!... los dueños de esas estaciones que son los que hacen las cosas que yo critico. Y la mejor prueba, sin embargo, de que la TV comercial es mejor que la estatal es que yo estoy diciendo eso por la televisión en este momento y por la privada... Si fuera la TV del Estado yo quisiera saber cuál es el que me va a dejar que diga que son los que manejan esto los que tienen la culpa... No me dejarían decirlo... ¡Es que no me dejan!... Los programas allí son grabados y no te dejan.
SI: Mi experiencia en la Televisora Nacional durante muchos años, es que siempre me han dejado decir absolutamente todo lo que he querido. Bajo el régimen de Betancourt, bajo el régimen de Leoni, bajo el régimen de Caldera y jamás me han dicho nada... ¡Jamás!...
RO: Porque hay otras estaciones y se armaría un escándalo... Esto es tan poderoso que, mira, la única ventaja de esto en manos privadas es que le podemos todos, a una, así como en "Fuenteovejuna", caerle todos encima. Y se puede lograr algo, ¿verdad?... Y se puede lograr algo en el sentido de mejorar... Este canal va a mejorar en ese sentido. Yo puedo decirles a ustedes eso. Este canal 8 es un canal, y se lo dije a ustedes cuando llegaron de Inglaterra, y te dije que este canal va a tener otra filosofía: denme un poquito de tiempo nada más para sentar pautas y decencia en TV. Un poquito de tiempo... No queda que no metamos la pata algunas veces porque todo el mundo se equivoca, pero, un poquito de tiempo... Pero si la televisión fuera del Estado, ¡grave peligro!... ¿Podría la oposición hablar a través de la TV?, ¿Podría alguien que no esté de acuerdo con el gobierno de turno criticar a aquel gobierno por TV?, ¿Lo permitiría el gobierno?... La experiencia en Francia es que no y en Italia ¡olvídense de eso!; en España ¡No hablemos!...
CR: ¿Y en Rusia?
RO: Bueno, en Rusia, no hablemos... ni nombrarla. El único país es Inglaterra y eso porque está habitado por unos seres extraños al planeta que se llaman ingleses..
SI: Sofía dijo que se podría tratar de tomar ejemplo de los ingleses.
RO: ¡Pero nosotros no somos ingleses!. Olvídate de eso... Los ingleses son ingleses y los latinos, latinos...
CR: Por ejemplo, la BBC citada por todos los estatistas como ejemplo de las bondades de la TV estatal, es algo especial porque Renny ha dicho algo muy dicho: que los ingleses son una gente aparte. Además la BBC tiene un estatuto autónomo de cualquier gobierno que haya. El gobierno inglés no puede intervenir la BBC, sino que cada siete años el Parlamento británico nombra al nuevo directorio de la BBC o ratifica al que existe. O sea que la BBC goza de una autonomía realmente admirable y esto no sucede en ninguna otra parte del mundo. Y al lado está Francia con su televisión estatizada que es malísima, mala como entretenimiento, mala en las cosas del gobierno, etc. Por ejemplo, estuvimos en París y vimos una entrevista que la hacía la TV al Sr. Jacques Chaban-Delmas, Primer Ministro. Y resulta que en toda la prensa impresa, el tema del día eran los impuestos del Sr. Jacques, que parece que no pagaba impuestos... Y resulta que en la TV francesa se las ingeniaron para entrevistarlo durante media hora y no tocar el tema de los impuestos...
RO: O sea que la intervención del Estado es algo que bueno, le digo yo a esos directivos que piensan que yo soy el enemigo de esta industria porque critico la torpeza con la cual manejan la industria, torpeza que además les demuestro porque yo lo hago mejor que ellos puesto que sin "rating" gano más real que ellos... luego ellos están equivocados... Yo me prostituyo en esta industria y les digo que yo soy el enemigo de la industria, sino que enemigo de la industria de la TV es el que por sus canales haga cosas y permita cosas que realmente causen indignidad al pueblo venezolano... He sabido que en una telenovela, no sé en cual ni en qué canal, y que van a sacar a niñito chiquito que le van a poner aparatos ortopédicos para causar la lástima de la gente... ¡Pero, Dios mío!... Eso, sinceramente, es horroroso. Por eso peleé yo con la Cadena Capriles porque Capriles empezó a publicar unas notas sobre unos niños a los cuales les sacaban sangre unos vampiros, para vender la sangre a un hacendado... una serie de cosas... Pero la TV lo está haciendo peor... Y si me peleé con Capriles, ¿cómo no me voy a pelear con la televisión por estas cosas?...
SI: Tú hablas de un adecentamiento de la TV ...
RO: Debe haberlo.
SI: ¿Cuáles son los pasos, los caminos para ello?... Generalmente los políticos hablan de estas cosas pero no proponen nada concreto...
RO: Yo te digo... Yo te digo... Las tres estaciones tienen que ponerse de acuerdo en decir: Señores, nosotros estamos, desgraciadamente, haciéndolo mal; nuestra obligación, además de no perder plata, y si es posible ganar dinero lo cual es legítimo, es que tenemos una obligación social. Aunque no lo queremos en este medio es una obligación.
CR: Carlos planteó en qué contribuyen los periodistas que escriben en los diarios y revistas sobre TV para mejorar justamente la televisión...
RO: Yo no quiero pasar por alto el punto que planteó Sofía... sobre qué es lo que se debe hacer primero que nada en esta industria. Yo creo que podían reunirse las tres estaciones y fijar sus reglas de juego... Fijarlas ellas...
RH: Lo han hecho antes.
RO: Pero lo cierto es que, como apunta Reinaldito, lo han hecho tantas veces que ya no lo hacen más. Y saben por qué no ha resultado, porque por una parte firman un pacto y al día siguiente se traicionan entre sí. Entonces ya no creen en nada porque como se conocen muy bien, no confían entre ellos mismos. ¡Qué tristeza!... Como se conocen muy bien no confían entre ellos mismos y entonces no hacen pactos. ¡Caramba, el día que se levanten con el pie que no es y hagan un pacto y fijen las reglas de la televisión así y así!... Carlos decía una cosa que suena a utópica pero ¡Caramba!, a mí me suena hasta como el huevo de Colón. Si se gana dinero en esto, ¡qué maravilla!... Pero para los dueños de esto, el que se mete en este negocio debe saber que está obligado a un servicio social y si no le gusta que se ponga a vender salchichas, pero que deje este negocio... Que venda refrescos o lo que quiera, pero que no se meta en este negocio... Pero si sabe cómo es este negocio, tiene que decir: ¡Ah!, tengo una obligación social... ¡Pero pudiera ganar plata!, dice él... Bueno, ¿cuánto gasta la TV al año, cuánto le cuesta operar?: 128 millones al año. Y como son tres, son 40 millones al año para cada una, para que opere y tenga hasta una ganancia... Bueno, es muy fácil: vamos a reunir la plata, la repartimos a partes iguales y operamos y competimos y tenemos una utilidad. Y si subimos más las tarifas, las mayores ganancias las repartimos a partes iguales y ya está... Y vamos a competir en base a que... Claro que esto es utópico porque entonces ¿quién garantiza la calidad?...
CR: Renny, tú dices que la TV es un negocio paradójico donde parece que lo que más se vende es lo peor. Es la única industria que para competir pierde su calidad. Entonces según eso, el obstáculo para que mejore la calidad es que la competencia sea competente. Entonces, eliminando la competencia caemos en una paradoja que es como una especie de chiste, pero que invita a reflexionar y es que si se carterizara la TV podría comenzar a mejorar.
RO: Es posible... Yo siempre me he preocupado de que la TV tenga influencia, que influya en cierta forma en las cosas del país favorablemente. Eso no quiere decir que yo me haya equivocado alguna vez: soy humano. Pero por encima de todo está mi sinceridad y mi sinceridad sale a través de esta cámara y si me equivoco ya saben que por lo menos fui sincero.
CR: Pero hay una cosa que me preocupa. A lo mejor si la TV estuviera carterizada, ni tú ni yo ni nosotros tendríamos programas y estuviéramos sentados aquí.
RO: ¡Ah!, porque nos botan.
CR: Porque nosotros somos productores independientes; hemos ido de una planta a otra y aprovechamos la competencia entre ellas.
RO: Si llegan a un acuerdo entre ellas, sería como una especie de Estado dentro del Estado, y el día que no les gustemos nos sacarían a la calle...
RH: Es mejor que no sigamos hablando de ese tema (dijo Reinaldo entre risas de todos) porque puede ser peligroso para nosotros...
RO: Otra cosa que quería decir, es que la TV sirve cosas buenas cuando se quiere. Y permítanme hablar así tranquilamente sin que me quede nada por dentro, para alegría de mis amigos y molestia de mis enemigos, decirles: ¡Yo lo hago!... Yo hago los mejores programas de este país...
CR: Los segundos mejores, los primeros los hacemos nosotros.
RO: Yo me he preocupado por hacer bellísimos programas en mi país, y los hago con mucho amor. Ahora van a ver ustedes el programa con el Salto Ángel que va a ser bellísimo... Esto es parte de lo que la TV puede dar... Y lo único que he hecho es trabajar como una bestia... Eso sí... Me estoy refiriendo a la cuestión de producción en exteriores, de gran producción en exteriores, de mostrar el país al propio país... Hay también un programa que se llama "Así es mi Tierra" que muy modestamente pero con un gran amor, que hay que reconocerle su esfuerzo y su trabajo improbo, está Luis Arocha, que tiene años haciendo "Así es mi Tierra"... muy modestamente, es verdad... pero él está con lo suyo y eso tiene un valor... Entonces, sí se pueden hacer programas. Y habrá otros muchos programas y ahora vamos a hablar en serio y déjame quitarme de encima la "RennyOttolinada"... Habrá otros muchos buenos programas que prueban que sí se puede hacer una buena televisión en Venezuela, cuando lo que hay es una gran honestidad profesional y un sincero deseo de hacer buenas cosas.
SI: Sofía señaló que, sin embargo, hay mucha gente que ve programas y dice que no tienen "rating" y que por ello no sirven.
RO: El "rating" es la desgracia de esta industria. Es como la circulación de los periódicos: hay que circular a como de lugar... con mujeres desnudas o con muertos desnucados... pero hay que vender periódicos. Que los valores humanos se vayan al mismísimo... ¡Eso no importa!...
CR: Pero, sin embargo, hay diarios que han descubierto que la prosperidad no está en la gran circulación sino en la solidez de una circulación.
RO: "El Universal". Nadie sabe cuántos ejemplares hace. A lo mejor tiene 40.000 ejemplares... Nadie sabe...
CR: Pero se trata de una circulación muy bien colocada en hogares donde es bien recibido y eso es en realidad lo que interesa... Y voy a insistir en algo que te preguntó Sofía... Hay dos tipos que escriben de TV y casi siempre contra la TV: Los que hacen las llamadas crónicas de farándula y los que yo llamaría los críticos académicos, los universitarios que hacen sesudos libros sobre la TV y creo que dan la impresión de que lo que saben lo han aprendido, a su vez, en otros libros. ¿Qué opinas de ellos?
RO: Hay un tercer tipo de críticos de TV... Hay dos camadas: hay los periodistas que nacieron con la industria y no eran gente preparada para esto pero con muy buenas intenciones. Ahí está Juan Vené que es un individuo honesto. Y yo lo garantizo... El creó su Premio y su cosa y yo me he ganado 24 Guaicaipuros y jamás me ha pedido un favor. Y eso que vaya conocimiento de ustedes: Nunca Juan Vené me ha pedido un favor y la única vez que almorzamos juntos, pagó él...
SI: Eso lo dices tú para que te paguemos el almuerzo.
RO: Pero luego salió ese tipo de periodistas que no falta en ninguna parte del mundo que se basan en chismecitos, y en la protesta barata, y el chisme, y fulanito y el menganito. Y usan un lenguaje que uno no sabe si quien lo escribe es hombre o mujer, que es asexual... Lo de ellos es muchas veces innoble. Pero en cambio hay otro tipo de periodistas, una nueva camada, que viene de universidades que ya va a la profundidad, que ya va a análisis, que ya tienen una conciencia. Ese es un nuevo tipo de periodista de televisión que hasta se molestan si les dicen "periodistas de farándula"... Es otro tipo que sí existe, que están saliendo y puedo nombrar a William García Inzausti, Rómulo Rodríguez, Margarita D’Amicco, puedo nombrar a una serie de estos periodistas y que me perdonen todos los demás que no los mencione a todos aquí...
SI: ¿Y Pastori?
RO: Pastori tiene años en eso pero yo no sé si su buena intención está mediatizada por política o no, sinceramente hablando... pero hay que reconocerle que es un estudioso –dijo a apostilla de Sofía-... Hay otro estrato...
RH: Reinaldo dijo que puede que hay muchos de estos críticos a quienes no le gustas tú y que sí les gusta Sofía... Eso no quiere decir que nos debemos no estar. Creo que si uno está en la TV delante de esto, que se mete dentro de las casas, uno no le puede gustar a todo el mundo...
RO: Sí, de acuerdo... Pero no necesariamente tiene que hacer determinadas críticas. Si tú no le caes bien a un señor porque no haces bien tu trabajo, él debe criticar tu trabajo, no la cuestión subjetiva de la persona en sí... Entonces eso ya no es bueno porque esto no es cuestión de que un crítico vaya a eso... Él va a analizar programas y estas cosas, pero no van a ventilar en un periódico si tú le gustas o no le gustas personalmente.
SI: Sofía dijo que sí cree que el público es muy importante en la TV. Exige cosas buenas y cuando se le da algo bueno en arte, etc. lo saben apreciar... Creo que la TV es un gran medio para difundir, por ejemplo, las artes plásticas, las exposiciones de pintura y escultura, etc. Sofía señaló que Renny está haciendo una gran promoción en una región donde nos ven mucho, en Bolívar, en Guayana. Él habla allí con la gente. ¿Qué nos dices del proyecto que adelantas en Ciudad Bolívar?...
RO: En Ciudad Bolívar hay un grupo de personas... Permítanme una cosa: yo no soy un hipócrita, no tengo falsas molestias ni cosas de esas. Pero mi papel en la promoción del Complejo Cultural del Sur, que así se llama, es posible sólo porque trabajo por TV. Porque si yo no tuviera este medio no podría hacer mucho y ello prueba la importancia de la TV y cómo efectivamente puede ser útil. El Complejo Cultural del Sur se debe a una serie de razones elementales, simples y cortas. Ciudad Guayana es un emporio de riqueza física y de progreso material, aparte de que tiene sus inquietudes culturales. Pero, básicamente, Ciudad Guayana es el emporio del hierro, del acero, del aluminio, es la confluencia del Orinoco con el Caroní, es Guri... Es una cosa maravillosa que hemos hecho allí los venezolanos, ¡hemos hecho los venezolanos porque eso lo hicimos nosotros, los venezolanos!... Ciudad Bolívar no puede competir económicamente con Ciudad Guayana. Entonces mientras el futuro de Ciudad Guayana es promisor y brillante, Ciudad Bolívar ve como sus viejas casas se están cayendo físicamente y cómo sus jóvenes cada día la van abandonando y cómo su futuro no es otro que morir. Y por otra parte se está impulsando en el sureste de Venezuela la Conquista del Sur, en el Territorio Amazonas, y entonces Ciudad Bolívar queda allí como un centro cultural donde funciona simplemente el Museo Soto, que no está ni terminado, y un núcleo de la Universidad de Oriente que es Medicina y... lejos, geográficamente hablando, de su Alma Mater, de su eje y que tampoco tiene recursos y los muchachos están pasando el trabajo hereje... Todas estas circunstancias te dicen que geográficamente, por derecho propio, porque tiene una tradición histórica y cultural increíble Ciudad Bolívar, y además por derecho de supervivencia, qué maravilla si en Ciudad Bolívar se crea una gran y grande universidad, no una mini-universidad; por ahorita tiene un mini núcleo... Una gran universidad para que salgan de algo los ingenieros forestales, los ingenieros hidráulicos, los médicos, los geólogos... todo aquel núcleo de personas que son necesarias para el crecimiento del sur de Venezuela, por una parte, y por la otra para que Ciudad Bolívar, que tiene derecho a sobrevivir, a tener un futuro, tenga como pasa con Mérida su turismo y su universidad y viva de ello... Entonces se solucionan una serie de problemas y aquel Complejo Cultural tendría, además de la universidad, tendría el teatro y el gobernador del Estado, no por esto sino de "motu proprio", ya lo ha iniciado... Habría una biblioteca... Y un teatro moderno, con un cine, con pantallas en el techo, con pantallas a tu alrededor...
CR: ¿Por qué dices "tendría"?
RO: Bueno, tendrá, tendrá... El Complejo tendrá toda esta serie de cosas que le van a dar un impulso extraordinario a Ciudad Bolívar para que viva y además es necesario para que los venezolanos probemos que si somos capaces de hacer una ciudad como Ciudad Guayana, un emporio de riqueza y de transformación física, también somos capaces de crear un emporio de la cultura, la ciencia y el intelecto en Ciudad Bolívar. Yo no lo voy a hacer. No es que me quiera quitar importancia pero quiero repartir importancia, hay un grupo de personas en Ciudad Bolívar que están organizando esto, yo soy Presidente Honorario simplemente por una gentileza de ellos. Porque de la misma forma lo hubiera llevado adelante sin serlo. Hay una serie de personas en esto, el Colegio de Odontólogos mandó telegrama apoyando y lo mismo el Colegio de Ingenieros, y esperamos que los médicos de Guayana se decidan a hacer lo mismo, con todo esto se ve cuán útil es la televisión, creando una opinión pública, impulsado un proyecto como este... Sin la televisión yo no podría hacer nada de esto... Y ahora nos dirigiremos al Pdte. de la República solicitando que decrete aquella universidad y después el Congreso de los fondos para aquella universidad. Pero primero hay que hacer que el país sepa y conozca lo que está pasando y porqué es necesario y que esto no es un capricho y que esto es una necesidad de una región del país. La televisión contribuye a que ello sea realidad. Y confío en que esto va a ser logrado... El gobierno del Estado Bolívar lo aprueba, la Asamblea Legislativa está detrás de ello, el Concejo Municipal del Distrito Heres lo aprueba y va a donar terrenos para el Complejo Cultural por valor de 20 millones de bolívares. O sea que esto va... esto va... Pero ¿qué es lo que ha logrado crear una motivación?, ¿qué es lo que ha logrado crear un sentir?... Este medio de la televisión. O sea que la TV sí puede ser útil...
SI: Sofía señaló que justamente las transmisiones del Canal 8 sobre el Campeonato Mundial de Ajedrez, crearon una motivación sobre ese juego y los comercios y jugueterías expusieron con profusión tableros de ajedrez, etc... Niños y adultos se han dado a jugar ajedrez... ¿Quién llevó eso a los hogares venezolanos?... la televisión...
RH: Y hay que decir también que Fischer.
CR: Tú has dicho dos o tres veces en este programa que ganas más dinero que las plantas de TV ...
RO: Lo dije y lo digo. Pero un previo, yo no soy echón y jamás lo hago. Pero lo hice esta vez por un solo motivo y es para probar que yo tengo razón y que ellos son los que están equivocados...
CR: Nosotros seguimos siendo periodistas y queremos aclarar cosas. ¿Cuántos bolívares ganas tú?...
RO: Más que las estaciones (dijo Renny sonriente)...
CR: Y, ¿cuánto ganan las estaciones?
RO: No tengo idea... pero de acuerdo con el mercado y con costos y con gastos yo he sacado mi cuenta...
CR: ¿Pero ganas más o menos?
RO: Es que no vamos a entrar en detalles.
CR: Aproximadamente... ¿Ganas más o menos de Bs. 100.000 al mes?...
RO: No vamos a entrar en detalles, te vuelvo a decir... Porque ya eso son datos personales y entonces me salgo de mi plano. Yo simplemente lo digo como una referencia para que se vea que se puede hacer televisión y ganar dinero sin necesidad de hacer mala TV buscando "rating": entonces tengo razón...
CR: Cualquiera puede ir al Ministerio de Hacienda y pedir tu declaración de Impuesto Sobre la Renta...
RO: Pero por lo menos se tiene que tomar ese trabajo...
SI: Sofía dijo que Daniel Faría, director del programa, ha demostrado que cada día se puede hacer una cosa novedosa, con habilidad diaria...


Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Exterminator



Registrado: 21 Oct 2005
Mensajes: 17194
Ubicación: Tyrannis Seditio, Obsequium Deo

MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 5:51 pm 
Título del mensaje:

Cita:
el grupo de Gato (Grupo de Apoyo Táctico Operativo) dirigido por Manuel Molina Gásperi,


Las vueltas que da la vida... Molina Gasperi tambien murio en un accidente de aviacion por lo demas "extraño"... el tenia un cessna 402 y despegando del metropolitano apenas tomo aire se apagaron ambos motores.. el rumor era que tenia las lineas de combustible invertidas en el selector.... tanques auxiliares cuando debian haber principales....

del accidente de Renny el rumor era que le habian colocado una bomba en el ala derecha activada por un altimetro, de tal manera que solo cerraria el circuito cuando el avion estuviera en vuelo y pasada cierta altitud...

estos cuentos me los echo Tito.. el ex-gato aquel de apellido Diaz que volaba en el Metro ... a el le llego su hora cuando desaparecio del radar una noche en el cielo colombiano presuntamente porque lo bajaron con un misil tierra-aire....


despues hablan maravillas de la cuarta pero... sera que alguien recuerda los pozos de la muerte de lusinchi???

Ni eramos felices, ni tan libres, ni tampoco lo sabiamos.........
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
venezuelayyo



Registrado: 06 Jun 2007
Mensajes: 1595

MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 6:15 pm 
Título del mensaje:

Renny Ottolina -- Historica Entrevista Politica En 1977 - Parte 1


http://www.youtube.com/watch?v=8gqbqX-KrIg



Cita:
Esta entrevista a Renny Ottolina fue extraída de un programa radial realizado por la estación de radio "Radio Continente" en 1977 la cual mi ya fallecida abuela Olga Plana grabó en un casette en ese momento y permaneció luego olvidada en entre casettes viejos hasta que en el año 1999 yo me encontraba en su casa y me puse a curiosear una montaña de casettes muy viejos. Fue entre esa "montaña de casettes viejos" que encontré un casette de color marrón con etiqueta amarilla y ligeramente roto en una esquina en el cual se leia en letras borrosas el nombre "Renny Ottolina". Le pregunté a mi abuela sobre ese casette ya que para ese momento (a mis 16 años) solo había oído hablar de Renny Ottolina algunas veces pero sinceramente no tenía mucha idea de quien había sido él. Fue entonces cuando mi abuela me habló de él y me contó el como fue que decidió grabar ese casette.

Mi abuela me contó que ella era una gran admiradora de Renny Ottolina y que desde que se comenzó a hablar de su interés por lanzarse como candidato a la presidencia de Venezuela ella se lleno de gran emoción. "Ese hombre será el próximo presidente de Venezuela" me contaba que ella afirmaba una y otra vez en aquella época. Fue entonces cuando Renny Ottolina brinda esta entrevista radial en 1977, periodo en el cual el se encontraba "recogiendo" firmas para postulase como candidato a las elecciones presidenciales a efectuarse en 1978. Mi abuela deseaba realmente mucho escuchar con atención aquello que Renny Ottolina tenia por decir aquel día. Pero resulta que aquella entrevista fue transmitida a una hora muy cercana a la hora del almuerzo, entonces la entrevista comienza y ella que se encontraba en ese momento ya preparando la comida para el almuerzo se da cuenta que no podrá escuchar el programa radial con toda la atención que ella quería y es entonces cuando se le ocurre que lo mejor que puede hacer es poner a grabarla en un casette y así luego una vez ya ella desocupada ese mismo día en la tarde sentase con calma a escuchar todo aquello que Renny Ottolina tenia por decir y así lo hizo. Un año después Renny Ottolina fallecería trágicamente en un accidente aéreo.

Pasaron los años y no se volvió a saber mas nada sobre ese casette hasta esa tarde de 1999 que yo lo encontré. Esa tarde escuchamos ese casette solos, mi abuela y yo y yo quede tan pero tan fascinado con aquel hombre, su historia y sus palabras que prácticamente me adueñé de ese casette escuchándolo una y otra vez por días y días y es entonces cuando mi abuela me da ese casette y me lo deja a mi cuidado. Yo siempre reconocí la importancia histórica de esa entrevista y con el tiempo al observar constantemente lo marcadamente deteriorado que estaba aquel casette decidí que lo mejor que podía hacer como responsable de esa cinta era comprar un casette nuevo y sacar una copia de respaldo de esa grabación y así lo hice. La copia de respaldo la guardé en mi casa y la que grabó mi abuela la dejé guardada en un lugar seguro allí en su casa. En el año 2008 mi abuela falleció y todas sus cosas fueron revueltas al punto tal de ya nadie conocer sobre el paradero de dicho casette pero es aquí donde resultó ser muy buena mi idea anterior y yo aun sí conservaba la copia que había hecho de respaldo. Casi tres años después a finales del año 2010 decidí como tributo a esta historia y por supuesto a mi tan amada abuela, compartir con todos ustedes esto que ella me dejó. Para ello me dediqué un mes completo a limpiar, digitalizar y remasterizar el audio de dicho casette el cual después de casi 34 años de grabado presentaba una calidad de audio realmente pobre y para la realización de la ilustración en video del mismo. Espero sea de su agrado.

En esta primera parte Renny Ottolina nos habla de su propuesta de Estrategia Nacional a Largo Plazo y su plan de desarrollo económico para el país a 20 años. También nos comenta el origen de la Reforma Agraria y como para la época había quedado obsoleta según su pensar. Por último nos deja conocer también su opinión a cerca de los partidos políticos en Venezuela para la época.

Contenido de Calificación B que requiere orientación de
madres, padres, representantes o responsables para ser presenciados por niños, niñas y adolescentes.


Ultima edición por venezuelayyo el Sab Mar 16, 2013 6:25 pm; editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
venezuelayyo



Registrado: 06 Jun 2007
Mensajes: 1595

MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 6:24 pm 
Título del mensaje:

Renny Ottolina -- Historica Entrevista Politica En 1977 - Parte 2


http://www.youtube.com/watch?v=2kQKIKuVJhk

Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Scorpio 68



Registrado: 21 Mar 2006
Mensajes: 5206
Ubicación: Por una salida constitucional, pero sin ilusiones electoreras... Twitter: @Scorpio_68

MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 7:51 pm 
Título del mensaje:

http://cronicasdeltanato.wordpress.com/la-hora-cero-del-numero-uno/

La hora cero del número uno

Nunca imaginó Renny que ceder en aquel punto sería la última cosa importante que haría en su vida. Aquella mañana se encontraba reunido con los miembros de su comando de campaña quienes insistían en que hiciera el viaje a Porlamar. Él quien era conocido por su tozudez, no salía de sus trece, días antes había ordenado suspender todo acto político que lo sacara de Caracas.

- Señores, – alegó Renny con su peculiar timbre de voz – quedan poco más de dos semanas para la proclamación oficial de mi candidatura y quiero sentarme tranquilo a pulir el discurso que daré por televisión.

- Es necesaria su presencia allí candidato, van a estar presentes los miembros más importantes del empresariado y las fuerzas vivas del estado Nueva Esparta, además ya el acto está programado y no puede suspenderse.

Era el mes de marzo de 1978, período electoral en Venezuela y Renny Ottolina quien hasta el momento solo era conocido por su destacada actuación al frente de las cámaras y los micrófonos había decidido entrar en la contienda. Sus hombres insistían, el candidato se negaba, revisaron la agenda: para el jueves 30 de marzo el aspirante y sus seguidores debían acudir a la sede del Consejo Supremo Electoral a entregar las 140.000 firmas requeridas legalmente para oficializar la candidatura, ese mismo día debía presentar al país las líneas maestras de su programa de gobierno. Lo más cercano en la agenda, aparte del mentado viaje a la isla de Margarita, era un foro con deportistas en la sede de un conocido diario capitalino para el viernes 17 a las nueve de la mañana.

Joaquín Silveira, directivo del Movimiento de Integridad Nacional (MIN), organización creada para motorizar la candidatura insistió, el Dr. Arnoldo Molina, Coordinador General del Movimiento Pro-Renny tenía todo listo: para el jueves 16 se esperaba la presencia del candidato en el foro “Venezuela hoy y su futuro” organizado por la seccional Nueva Esparta de la Asociación Nacional de Ejecutivos, el foro se haría al final de la tarde. Por fin Renny aceptó y sus acólitos respiraron aliviados.

- De acuerdo, vamos a Porlamar pero el viernes a primera hora debemos estar de regreso en Caracas.

Se acordó que además de Ottolina viajarían su director de prensa, el periodista Ciro Medina, su director de campaña el abogado César Oropeza, su director de publicidad Luis Duque y la aeronave sería piloteada por el también abogado Carlos Domingo Olavarría. Debían partir del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía a las 5:15 de la tarde para arribar a Porlamar aproximadamente a las 6:30.

Los cinco hombres que iban a bordo del auto con rumbo a Maiquetía la tarde del jueves 16 de marzo, conversaban con la pasión que da la actividad política, intercambiaban pareceres y se comunicaban las más recientes noticias del acontecer nacional. Ninguno tenía dudas respecto a las posibilidades de triunfo de su amigo Renny, recordaron la más reciente declaración dada por el aspirante a un medio; en la misma el periodista preguntó a Renny que si estaba seguro de ganar y éste respondió: “Voy a ganar las elecciones, eso puedo asegurarlo ya que la gente de mi país desea algo diferente, un gobierno con responsabilidades. Estoy conciente de que lo que estoy haciendo significa un gran esfuerzo y un gran sacrificio porque no tengo recursos monetarios para hacer la campaña, solo fe y vocación pero espero que todos colaboren conmigo”.

Ottolina quien desde 1945 había protagonizado una brillante carrera en la radio, el cine y la televisión sorprendió al país en octubre de 1977 cuando anunció su intención de aspirar a la presidencia de la república. El anuncio lo hizo en el programa radial Impacto 78 que conducía su amigo, el cronista taurino Rodolfo Serradas “Positivo”. Al salir del programa Renny invitó a Serradas a unirse a su campaña con el cargo de director de prensa, el cronista prometió pensarlo pero luego de algunos días declinó amablemente la oferta.

Cuando el candidato y su equipo abordaron en Maiquetía la avioneta Cessna 310, siglas YV-1019-PP, propiedad de Carlos Olavarría, ya una multitud los esperaba en el aeropuerto Santiago Mariño de la isla de Margarita. Mientras aguardaban en pista la autorización de posicionamiento y despegue cada uno de los hombres se sumió en sus pensamientos:

Ciro Medina quien tenía cinco meses trabajando como director de prensa de la campaña, había almorzado ese día con su esposa Marlene; como periodista había desempeñado importantes cargos, fue Jefe de Relaciones Públicas del Consejo Supremo Electoral, luego Jefe de Redacción de la revista Élite y posteriormente ocupó puestos directivos en las publicaciones “Semana” y “Bohemia”. En marzo del 78 su preocupación era registrar de manera limpia y meticulosa cada una de las actividades de Renny.

Luis Duque ya había trabajado con Renny, se desempeñó por mucho tiempo como director de los distintos programas que su amigo condujo en la televisión, contribuyó en mucho a poner en práctica el estilo innovador que llevó Renny a la pantalla, ahora en su cargo de director de publicidad tenía la misión de proyectar la mejor imagen del candidato basándose en las premisas “cambio – novedad – independencia política – honestidad y responsabilidad”. Esa tarde antes de salir de su apartamento en las Residencias Parque Tiuna de San Bernardino estampó un beso en los amorosos labios de su esposa Maritza, ninguno de los dos podía saber que aquel era el último beso que se darían.

Carlos Domingo Olavarría, abogado y miembro de una prominente familia caraqueña, tenía más de dos años como aviador, era el propietario de la avioneta en la que viajarían esa tarde. El día anterior hubo de presentarse ante el Juzgado Sexto de Primera Instancia en lo Penal, donde se comprometió a brindar información en el más breve plazo acerca del paradero de su primo y afianzado, el doctor Jorge Olavarría, director de la revista Resumen sobre quien pesaba un auto de detención por el presunto delito de difamación agravada en contra de un funcionario público. El lunes 20 de marzo debía regresar al tribunal a rendir la información solicitada. Cuando salió de la quinta Helena en la urbanización El Bosque, donde residía con su esposa Yajaira, tal vez iba pensando en como afrontar ese tema, por ahora viajaría con Renny a Porlamar y ya habría tiempo el fin de semana de reunirse con sus colegas Luisa Amelia Carrizales y Sebastián Álvarez, defensores de su primo, para evaluar la estrategia a seguir.

El cuarto hombre en la aeronave era el jurista César Oropeza, quien venía de laborar como gerente de comunicaciones corporativas en el grupo empresarial Mendoza. Oropeza movía los hilos centrales de la campaña, en sus manos tenía algunos datos estadísticos que le preocupaban y quería conversar con Renny al regreso de Margarita. No podía saber Oropeza que aquellos datos eran analizados en la sede nacional de uno de los dos partidos del estatus en el mismo momento que él se dirigía al encuentro con sus compañeros.

Por su parte Renny Ottolina, el candidato, el showman se sentía tranquilo y confiado. El día anterior llamó a sus hijas a la ciudad de Miami para anunciarles que el domingo 19 con ocasión del asueto de Semana Santa iría a visitarlas. Había reservado pasaje para el vuelo 820 de Viasa que saldría ese día a las diez de la mañana. Las chicas se habían radicado desde el mes de diciembre de 1977 en los Estados Unidos, si algo movía la fibra sentimental de Renny eran sus tres hijas, por ellas y con ellas había tenido los momentos más felices y más amargos de su vida. El domingo sin falta pasaría a verlas por Miami.

Horas antes de la llegada de Ottolina y sus hombres al aeropuerto de Maiquetía, tenía lugar en Caracas una importante reunión; en la misma un grupo de curtidos dirigentes políticos analizaba con detenimiento los resultados de dos encuestas que hasta el momento no estaban publicadas. Las mismas habían sido ordenadas para medir el impacto de la candidatura de Renny.

En los sectores políticos tradicionales veían con inquietud la irrupción de aquel hombre en el escenario electoral, su enorme popularidad y el cansancio que ya comenzaba a experimentar la ciudadanía con relación al sistema democrático bipartidista podía dar lugar a un giro indeseado. Sin embargo y para su alivio los números no eran tan alarmantes: Renny contaba, según aquel sondeo, con las simpatías del 8,3 % del electorado, lo que representaba en números limpios, unos 500 mil votos con los que su partido, el MIN podía obtener unas 20 curules pero nunca la presidencia del país; para una candidatura que ya tenía 5 meses en la calle aquellas cifras no eran muy auspiciosas; pero aún quedaban nueve meses para los comicios y la campaña en si misma no había comenzado, en ese tiempo cualquier cosa podía pasar así que lo mejor era mantenerse alerta.

Más temprano aún Renny Ottolina culminaba en las instalaciones de Radio Aeropuerto la grabación de su programa “Venezuela Despierta”, que debía ser emitido ese mismo jueves a las 6 de la tarde. Ese programa estaba destinado a ser el último en el que el carismático hombre se dirigía a su público. Allí habló de los temas que lo ocuparon siempre, se mostró muy molesto por la impunidad con la que actuaban los piromaniacos que en los últimos meses habían destruido inmensas hectáreas de vegetación, clamó porque los venezolanos tuvieran un gobierno responsable, se quejó porque el CSE no sancionaba a los precandidatos que violaban las normas y que iban por allí pintando paredes y pegando afiches a diestra y siniestra, habló de la familia y se lamentó de que en nuestro país las personas que acataban la ley eran calificadas de bobas: “Yo cumplo, la ley, yo soy un bobo” – expresó con el dejo nasal de su voz.

Poco después de las 5 de la tarde, Carlos Olavarría estableció el primer contacto con la torre de control desde el hangar donde estaba la avioneta:

- Buenas tardes, superficie Maiquetía, aquí 1019P.

- Adelante 1019P.

- Solicito autorización para taxeo en cabecera de pista. Llevo plan de vuelo Maiquetía-Porlamar, con cinco personas a bordo, estimo una hora en la ruta. Combustible para seis horas y 7.500 pies.

- Ok 1019P, mantenga posición, le aviso rodar.

Los hombres esperaron a que la torre de control de superficie les indicara posición en pista, a lo lejos se oía el tronar de motores de los aviones que llegaban y salían. La visión hacia el mar Caribe era diáfana, pero en la cercana cordillera por donde la nave debía transitar un buen trecho según el plan de vuelo se aproximaba un frente frío con fuerte nubosidad y calina, un escenario poco propicio para pilotos sin experiencia en vuelo instrumental; por fin se oyó la voz metálica:

- 1019P, ruede hacia la pista 08. Viento 90°, 1010Mb

Al recibir la posición de superficie, Olavarría cambió de frecuencia:

- Buenas tardes Maiquetía, aquí 1019P listo para entrar en posición y despegar cuando usted ordene.

- 1019P, autorizado para cruzar y mantener el campo – Señaló la voz de una operadora.

- Voy a cruzar y mantener el campo, señorita, agradecido – fue la respuesta de Olavarría.

-1019P, autorizado su despegue, después cambie a la frecuencia 120.1… Buen viaje…

Cuando la avioneta despegó eran exactamente la 5:15 de la tarde. En Porlamar la gente se agolpaba en el Santiago Mariño con la esperanza de ver a su ídolo y en el hotel Concorde, sitio donde se celebraría el foro a las 8 de la noche, todo estaba a punto. Dos minutos después del despegue Carlos Olavarría se puso en contacto con la torre de control:

- Maiquetía, aquí 1019P, estoy a 900 pies de altura, solicito autorización para ascender a 7.500 pies en la línea de la costa, tengo plan de vuelo visual.

- Autorizado 1019P, avise posición a la altura de Los Caracas.

- Reportaré posición en Los Caracas.

Esas cinco palabras fueron las últimas que se oyeron del piloto, a partir de ese momento no se supo más de la aeronave. Torre de control no caería en cuenta sino hasta pasada más de una hora.

A las seis de la tarde tal y como pautaba su parrilla, Radio Aeropuerto 910 AM, comenzaba la emisión de “Venezuela Despierta”, a esa hora nadie sabía aún que la cálida voz que escuchaban ya no tenía presencia física, el ídolo que por más de treinta años había entrado a sus hogares se volvía etéreo y pasaba a ocupar un lugar en la eternidad.

En medio de un acto escolar del liceo Andrés Bello, celebrado en una tarde cualquiera de 1945, el joven Reinaldo José Ottolina toma el micrófono para solicitar al dueño de uno de los autos aparcados afuera; era una cosa de rutina, nada que no hubiese hecho antes; pero cual no sería su sorpresa cuando se le acercó el afamado director de orquesta Luis Alfonso Larrain, quien impresionado por su voz, le preguntó qué si no le gustaría ser locutor. El muchacho emocionado respondió que si, y Larrain lo recomendó para trabajar en la Radio Caracas. Ese día el chico daría las gracias a su tío Carlos, quien se empecinó en que leyera bien y mejorara su timbre vocal. “Era yo un adolescente y tenía una voz sumamente desagradable – recordaría Renny años más tarde – mi tío se propuso corregírmela y a tal efecto me ordenó leer en voz alta el texto Doña Sol sin permitir que me equivocara ni una sola vez. A raíz de esto aprendí a leer en voz alta. Luego, estando interno en el colegio San José de Los Teques me designaron como locutor oficial para la hora del almuerzo, las lecturas con mi tío me evitaron también el que se me fueran los gallos. ¡Ah! en el colegio San José fue donde entré en contacto por primera vez con un micrófono”.

Luego de hacerle la respectiva prueba de voz, los directivos de la Radio Caracas al ver que era realmente bueno decidieron confiarle las guardias nocturnas, el chico entraba por la puerta grande a ocuparse del que para entonces era el horario estelar de la radio.

Comenzaba así a probar las mieles el muchacho que antes había conocido la hiel, y es que al principio de la vida no las tuvo fácil. Reinaldo José quedó huérfano cuando solo tenía dos años de edad; siete años después de la muerte de su madre, Ana Mercedes Pinto, su familia se mudó a Caracas, en esa ciudad fue inscrito como alumno del colegio La Salle. A los diez, el niño asistía a la Escuela de Artes Plásticas pero cuatro años más tarde se fugó de la casa para entrar en un periodo sombrío, a los 15 escandalizó a la mojigata sociedad caraqueña de 1943 al andar por las calles con pantalones jeans ceñidos y pelo largo, (algo que no se vería por acá sino 20 ó 30 años después). En un intento por controlar su carácter rebelde su familia lo internó en el colegio San José de Los Teques, a los 16 probó la marihuana y en medio de una fuerte crisis depresiva intentó suicidarse. Afortunadamente las cosas se enderezaron y estando en el Andrés Bello se le presentó la gran oportunidad de su vida.

En Radio Caracas estuvo hasta que lo tentaron de Radio Difusora Venezuela con un mayor sueldo para animar un programa llamado “Óiganme”, en esta emisora duró poco, lo despidieron cuando al anunciar el nombre de una canción dijo “Arma enamorada” en lugar de “Alma enamorada”. De allí pasó a Radio Cultura en 1948, a esa emisora ubicada en la esquina de El Tejar, llegaba el muchacho en bicicleta para cumplir con sus guardias de locución. En Radio Cultura, tuvo la oportunidad de presentar por primera vez a artistas de talla internacional en el espacio “Noches Especiales Orange Crush”, algo que luego sería un signo distintivo de sus programas de televisión. Antes, en 1947, Reinaldo entró en la nómina de Bolívar Films, empresa en la que estaría por un lapso de 5 años como narrador, montador y camarógrafo. En 1949 cuando se filma el clásico del cine venezolano “La Balandra Isabel llegó esta tarde” original de Guillermo Meneses y dirigida por el talentoso director argentino Carlos Hugo Christensen, el joven aparece como extra en medio de una multitud en una de las escenas de la película.

En 1949 el joven decide cambiar su nombre al de Renny y en 1951 estando de regreso en Radio Difusora Venezuela protagonizó uno de sus primeros altercados. El hecho ocurrió una tarde en la que Renny conducía un espacio en el que había mucho público; en uno de los descansos, salió al pasillo y alguien le gritó una grosería, Renny se volteó y propinó un puñetazo a su agresor verbal, éste sacó un punzón y lo hirió en el abdomen, el locutor a pesar de estar sangrando tuvo fuerzas suficientes para desarmar al tipo, sacarlo a la calle y liarse a golpes con él. Luego se fue a un hospital a que lo curaran.

El 25 de agosto de 1952, Renny se casó por lo civil en la Jefatura de la parroquia El Recreo con la que sería su única esposa, mas no su única mujer: Renée Lozada. Ese mismo día contrajo nupcias en ceremonia religiosa oficiada por el sacerdote Eugenio Díaz. Con Renée tendría tres niñas y un varón a los que bautizaron con nombres parecidos a los suyos, Rina, Rhona, Ronny y Rena. El niño nació con un problema neurológico grave y vivió hasta 1968.

En 1953 llega la televisión a Venezuela y Renny como mucha gente de radio es llamado a ocupar un espacio en ella, primero en Televisora Nacional canal 5 y luego en Televisa canal 4, emisora propiedad del grupo Veloz Mancera el mismo que controlaba Radio Cultura, allí se inició como locutor de planta y luego como animador del espacio ¿Cuál es su profesión? En 1955 llega a Radio Caracas Televisión con la misión de dirigir el programa de concursos “Tómelo o déjelo” y en poco tiempo estaba al mando de un espacio cultural patrocinado por la Creole Petroleum Corporation llamado “El Farol TV”. Luego de animar varios otros programas Renny viaja a los Estados Unidos con el objetivo de ver cómo se producía Today´s Show (Lo de hoy) animado por Dave Garroway de quien aprendió a organizar los espacios en un guión conceptual.

Al regresar a Venezuela comienza a producir “Lo de Hoy” un espacio matutino de dos horas donde cantaba, animaba, hacía entrevistas y cocinaba. Éste fue el espacio que lo proyectó en el gusto popular. En noviembre de 1958 lanza “El Show de Renny” que se emitía de 6 de la tarde a 7:30 de la noche. Fue en ese programa donde introdujo las novedades y el estilo que le harían ganar el respeto del público y de la gente de los medios; planteó una escenografía menos rebuscada, una conducción más sobria, fue el primero en usar jingles para identificar y el primero en tener un cuerpo de baile, buscó a la gente más talentosa y se procuró las mejores voces. El programa abría con un plano medio del cuerpo de baile y Renny entonando unas cortas estrofas de bienvenida.

En 1960 el animador va de nuevo a los Estados Unidos, esta vez contratado por la ABC para producir y conducir “The Renny´s Show”. El programa salió al aire el 11 de abril por el canal 7-W-ABC-TV de Nueva York. En agosto del mismo año el espacio que originalmente se transmitía de lunes a viernes a mediodía fue trasladado a los domingos en el horario de 11:00 a 11:30 p.m. A finales de 1960 Televisa (cana 4) es puesto a la venta por sus dueños, Gonzalo Veloz Mancera, el grupo Polar y los hermanos Sabal. La cadena ABC junto a Pepsi-Cola corporation compran un lote de las acciones y el empresario cubano-venezolano Diego Cisneros el resto de las mismas. El canal pasa a llamarse Venevisión y la ABC propone a Renny para el cargo de Director- Gerente. El regreso de Ottolina al país, según algunos críticos se debía a que su show había fracasado en los EEUU y la cadena norteamericana optó por salir de él elegantemente.

Durante su estadía en el nuevo canal, Renny manifestó a Diego Cisneros su deseo de comprar algunas acciones pero el empresario le negó tal posibilidad cosa que no gustó mucho al animador y produjo su salida de Venevisión hacia su antigua casa Radio Caracas Televisión para comenzar un nuevo ciclo del “Show de Renny”.

En esta ocasión el talentoso productor contaba con una nueva herramienta que lo ayudaría a mejorar en mucho la hechura del programa: el video tape, recurso que permitía perfeccionar los detalles. Dos años después se marcha a España donde produce un especial para la TVE en beneficio de la Sociedad Anticancerosa, el espectáculo de hora y media fue transmitido el 13 de septiembre de 1963.

En enero del 64 regresa al país y en febrero inicia un nuevo ciclo con el show llamado “Renny presenta”. En esta etapa debió enfrentar un pleito legal con el compositor Jesús “Chucho” Sanoja quien se abrogaba la autoría del jingle identificador del programa y el famoso “silbido de Renny”. Al final el asunto fue solucionado con un arreglo privado. En septiembre cuando muere el famoso Tío Saume, líder indiscutible del mediodía RCTV le solicita pasar su espacio a ese horario. Por su enorme calidad “Renny presenta” es solicitado en el sur del continente y comienza a ser emitido por el canal 4 de Montevideo y el canal 11 de Buenos Aires. En 1966 viaja de nuevo a Europa, esta vez a Italia para observar la manera de hacer televisión allí.

En el 67 sigue con su exitoso “Renny presenta” pero comete un pecado a los ojos de los empresarios televisivos; en junio escribe a petición de la revista Semana el artículo “Juicio a la televisión venezolana” en el que expresa un conjunto de severas criticas contra la manera de hacer televisión en el país. Esta acción profundiza la desconfianza de los dueños de los canales hacia Renny, quienes ya lo veían con ojeriza por sus continuas críticas al poder político. (Para las personas interesadas, el artículo Juicio a la televisión venezolana puede ser descargado AQUÍ)

En el ámbito familiar su vida estuvo rodeada de malos momentos, en noviembre de 1969 sus dos hijas mayores fueron secuestradas al momento de salir de casa rumbo a la escuela, los secuestradores exigieron el pago de 500.000 mil bolívares, en pocas horas estuvieron de regreso en casa sanas y salvas. Estas muchachas estarían de nuevo en el ojo del huracán con ocasión de un accidente automovilístico en España. El 14 de junio de 1971, luego de numerosas y amargas discusiones y posteriores reconciliaciones e intentos de evitar el naufragio, el matrimonio Ottolina Lozada introdujo de mutuo acuerdo la solicitud de separación de cuerpos y bienes ante el Juzgado Séptimo de Primera instancia en lo Civil y finalmente el 17 de julio de 1974 Rhona quien era bailarina de ballet y campeona de equitación sufrió un extraño y terrible accidente: La muchacha que se hallaba en casa de unos amigos de apellido Caldera decidió, luego de tomarse algunas copas, darse un baño en la piscina de la casa; lamentablemente al lanzarse no se percató de que lo hacía por la parte menos profunda y su cabeza impactó contra el piso; unos segundos después flotaba boca abajo en la superficie de la alberca; sus amigos supieron que algo raro pasaba y se lanzaron a rescatarla. La hermosa chica se produjo fractura de la base craneal y de la columna, pasó mucho tiempo entre la vida y la muerte, se salvó pero quedó de por vida en sillas de ruedas.

Ottolina quien por su innovador estilo se convirtió en un sello, era el hombre más buscado por las empresas para publicitar sus productos, el hecho de que ganara mucho dinero suscitó la envidia y el recelo en el canal donde trabajaba, Radio Caracas Televisión; esto le fue creando enemigos que esperarían la hora propicia para actuar en su contra. Ésta llegaría en diciembre de 1970 cuando el animador en una asamblea del Sindicato de Trabajadores de Radio y Televisión solicitó un voto de censura en contra de la revista de farándula Venezuela Gráfica y su director, el periodista Nelson Zurita. El asunto era que aquella revista editada por Publicaciones Capriles, había difundido información que afectaba al ámbito privado e intimo de dos conocidos artistas de la época Oscar Martínez y María Teresa Chacín y para Renny era algo inaceptable. En la asamblea alegó que no era la primera vez que esto ocurría y solicito además que se declarara personas no gratas tanto a Zurita como al editor Miguel Ángel Capriles, quien para entonces ocupaba una curul de Senador en el Congreso de la República.

Fue un paso en falso. Ottolina quien ya era poderoso había tocado a un hombre mucho más poderoso que él y que no se andaba por las ramas con sus enemigos: Miguel Ángel Capriles. Éste ordenó una campaña contra el animador en la que se le acusaba de querer propiciar una Ley Mordaza en contra de los medios, en cada una de la revistas y periódicos de la Cadena se acusó a Renny de atentar en contra de la sagrada libertad de expresión y del derecho a informar y opinar. Como parte de aquella campaña se publicó durante varios días y de manera sistemática una encuesta de la empresa Datos C.A en la que se aseguraba que “El Show de Renny” ocupaba el último lugar en la preferencia del público. Se decía en aquellas notas que el programa no era más que un bluff que los anunciantes pagaban muy caro. Al animador se le calificó de payaso y violento.

Aunado a esto, hubo un pleito de Ottolina con Peter Bottome, ejecutivo de RCTV, quien junto a Marcel Granier y Hernán Pérez Belisario tenía tiempo buscando la manera de que Renny dejase de trabajar como productor independiente y pasase a nómina como cualquier otro empleado de la planta. Los tres ejecutivos veían con malos ojos el hecho de que Renny ganase mucho más que la planta televisiva con su espacio. En una ocasión el animador tuvo un roce de palabras con Bottome que produjo mayor tirantez en las relaciones; en principio la sangre no llegó al río gracias a un acuerdo por el cual RCTV haría las cobranzas de todo lo que vendiera la empresa de Renny, Producciones Renny Ottolina (PRO) y las relaciones con los clientes serían llevadas por Antonio Rodríguez, es en esa ocasión que Renny conoce a Gonzalo Pérez Hernández quien le es recomendado como contador por amigos suyos del Banco Metropolitano. Pérez Hernández jugaría años más tarde un importante papel en la creación del MIN y luego de la muerte de Renny se enfrentaría a Rhona Ottolina por el control del partido y sus símbolos.

Al final, sin embargo, Renny fue despedido del canal 2, los ejecutivos informaron a la prensa que la medida obedecía a que el animador resultaba “un mal negocio” porque su sintonía disminuyó considerablemente. Además “la permanencia del locutor en la planta resultaba incomoda debido a que su pedantería y su trato despótico originaban constantes rencillas entre los empleados”. De esta manera llegaba a su fin esta etapa en la vida de Renny.

En 1972 Renny Ottolina llega al canal 8, que para entonces era un canal privado propiedad de Gustavo Vollmer, llamado Cadena Venezolana de Televisión (CVTV). Allí se mantiene hasta 1973, año en que se firma el Pacto Tripartito promovido por Marcel Granier quien se reúne con Gustavo Cisneros de Venevisión y Alberto Vollmer de CVTV para plantear la eliminación de la categoría de productor independiente, esta decisión que luego fue rubricada por la Cámara Venezolana de Televisión deja fuera del negocio a Renny quien no estaba dispuesto a pasar a ser un empleado más de ningún canal. La última vez que se emitió “El Show de Renny” fue el 31 de diciembre de 1973, allí reveló a su público las verdaderas razones de su salida, parte de sus palabras de ese día fueron: “Hoy es el último programa de la serie “El Show de Renny” y debo reconocer que para mi es un placer especial. De ninguna manera quiero que ustedes piensen que va a ser un programa triste, porque no lo puede ser, por la sencilla razón de que este programa reflejará lo que yo sienta y yo no me siento triste, por el contrario estoy sumamente feliz y satisfecho” El programa fue cerrado con la actuación de María de Lourdes Devonish quien interpretó el tema “Cuando un amigo se va” de Alberto Cortez.

Echado de las pantallas Renny regresó a su medio primigenio, la radio, pero ahí tampoco tendría mucha suerte. En enero de 1977 Oswaldo Yepes de Radio Capital le propone un contrato para producir un espacio en el horario de 8 a 9 de la mañana. El espacio que se llamaría “Renny en su radio” comenzó sus emisiones el 1 de julio y tendría corta vida pues fue sacado del aire en diciembre de ese mismo año a instancias del presidente del Consejo Supremo Electoral, Carlos Delgado Chapellín, quien alegó que la institución había sido vilipendiada. El 12 de diciembre de 1977 fue emitida una resolución conjunta del Ministerio de Relaciones Interiores y el Ministerio de Transporte y Comunicaciones que clausuraba el programa por “tiempo indefinido”.

En febrero de 1978 Renny pasa a radio Aeropuerto con el programa “Venezuela Despierta” último que haría en su dilatada carrera mediática.

A las 6:55 de la tarde del jueves 16 de marzo de 1978 la avioneta Cessna YV-1019-PP ni se había reportado ni había llegado a su destino en la isla de Margarita lo que generó la alarma de las autoridades que de inmediato la declararon en emergencia. Por orden presidencial dio comienzo la Operación Alfa 5, dirigida por el Dr. José Salzbeguer Director de Aeronáutica Civil y en la que participaron, a lo largo de varios días llenos de incertidumbre, centenares de efectivos de distintos cuerpos de seguridad del estado. Se peinó mar, costa y montaña; se barajaron distintas hipótesis acerca de los posibles trayectos seguidos por la aeronave, se generaron rumores que en nada ayudaban y se improvisaron cadenas de oración por todo el país pidiendo por la buena suerte de los desaparecidos.

Un mapa hecho a mano por los técnicos de Aeronáutica Civil señalaba tres posibles rutas (A – B y C). En la ruta A se dibujaba una línea recta que partía de Maiquetía y terminaba a 25 millas de la costa ubicada frente al caserío de La Sabana, allí según esa hipótesis habría ocurrido el desastre, la ruta B que corría en curva a 15 millas de las costas guaireñas señalaba dos posibles sitios de amerizaje forzoso, el primero frente al pueblo de La Sabana y el otro en el radial de Cabo Codera, la tercera línea, la C, que como la primera corría recta partía de Maiquetía y terminaba en la montaña ubicada detrás de La Sabana, ubicando allí el sitio de la posible tragedia.

El viernes 17 se desatan rumores acerca del accidente, de sus posibles causas y motivaciones. Estos rumores que aún hoy día persisten hablaban de la posibilidad de que la avioneta hubiera sido “arreglada” por alguien para provocar el accidente y así sacar a Renny de la contienda. Se señalaba a los dirigentes del status quo de planificar el atentado, nada de eso se confirmó nunca. El domingo 19 el Comando Nacional del Movimiento de Integridad Nacional, solicitó a la Policía Técnica Judicial que intensificara las investigaciones sobre las extrañas circunstancias en que desapareció la avioneta en la que viajaba su candidato presidencial con miembros del equipo de campaña. Ese mismo día la PTJ interrogó al personal técnico que atendía la Cessna, para descartar la posibilidad de saboteo en el combustible o en alguna de las piezas de la aeronave.

Cuatro días después de la desaparición y cuando ya los rumores volvían loco al país entero fueron ubicados los restos de la nave. A las tres de la tarde del lunes 20 de marzo el piloto James Mahan, responsable del hallazgo cuenta cómo ocurrió:

“Fue por pura casualidad que logramos descubrir los restos de la avioneta siniestrada, eran las tres de la tarde aproximadamente cuando le dije al capitán Jiménez quien estaba en un helicóptero de la Policía Metropolitana, que iba a regresar a Maiquetía para proveerme de combustible. Al girar vi unos destellos y lo comuniqué al capitán Jiménez. Bajamos un poco y fue cuando pudimos divisar con mayor claridad los restos de la avioneta”.

El sitio donde estaba la aeronave era la Loma del Medio, entre el cerro Loma Larga y el estribo de San Julián al fondo de la quebrada de San Julián en Tanaguarena, Cordillera de la Costa del Litoral Central, un sitio de muy difícil acceso por lo que las labores de rescate no comenzaron sino hasta la mañana del martes 21. Ese día un equipo integrado por sesenta hombres, entre ellos 20 del grupo Gato de la PTJ, comandados por su Director, el comisario Manuel Molina Gásperi bajó en rapel desde varios helicópteros; el trabajo fue tan arduo que solo a las 4:30 de la tarde estuvieron listos para comenzar a trasladar los cadáveres. Los restos que estaban en avanzado estado de descomposición fueron llevados en bolsas plásticas hasta la sede de la Morgue de Bello Monte en Caracas para la identificación, labor que no resultó nada fácil.

Ahora que se conocía con veracidad el destino final de los cinco hombres, el país se sumió en el dolor. La sede nacional del MIN se llenó de periodistas y personas del común que querían informarse acerca del sitio del velatorio y del sepelio.

Renny, nacido como Reinaldo José Ottolina, fue inhumado a las 4 de la tarde del miércoles 22 de marzo de 1978 en la sección “A” 1-D, Nro. 70 del Cementerio General de La Guairita, al acto acudió una multitud que según su ex esposa Renée no se había visto en Caracas desde la época en que enterraron a Pancho Pepe Croquer. Con los días los rumores acerca de que la muerte de Renny no había sido fortuita se acrecentaron. El dictamen oficial fue que se había tratado de un accidente causado por la fuerte nubosidad que había en la zona aquel día y que había obligado al piloto a asumir el vuelo instrumental del que no tenía mayores conocimientos. Los dirigentes de su partido contrataron a Jaime Serra, un investigador de tragedias aeronáuticas quien luego de un tiempo presentó un informe que coincidía con el emitido por las autoridades. El rumor sin embargo no decayó y aún hoy día uno consigue gente en las calles que al hablar de este episodio no duda en señalarlo como un complot ideado por dirigentes de los partidos del estatus para liquidar a Renny Ottolina.

El MIN, Movimiento de Integridad Nacional sufrió un duro revés con la desaparición física de su líder, en las elecciones de aquel año solo obtuvo una curul en la cámara de diputados.



Fuentes consultadas:

Alarico Gómez, Carlos. Vida y tiempo de Renny Ottolina. Caracas: Armitano Editores, año 2005.

Bustindui Jesús. Renny Ottolina una vida accidentada. El Mundo, Caracas Venezuela. Viernes 17 de marzo de 1978. p 8. Año 20, número 6064.

Bustindui Jesús. Renny iba en bicicleta a Radio Cultura en 1948. El Mundo, Caracas Venezuela. 22 de marzo de 1978. p 25. Año 20, número 6068.

Ordoñez Héctor. Renny cara y sello de su vida agitada. Revista Élite, Caracas Venezuela. 28 de abril de 1978. pp. 7-11. Número 2744.

Manzano Manuel. Sombras detrás de una pantalla. El Nacional. Caracas Venezuela. 3 de agosto de 1977.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Scorpio 68



Registrado: 21 Mar 2006
Mensajes: 5206
Ubicación: Por una salida constitucional, pero sin ilusiones electoreras... Twitter: @Scorpio_68

MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 8:41 pm 
Título del mensaje:

Cita:
Juicio a la televisión venezolana



Revista Resumen, Nº 346, 22 de junio de 1980
Del fascículo Nº 3 de Renny presente.

Renny Ottolina

La revista Semana me ha solicitado que enjuicie la televisión venezolana. No es un pedido fácil eso de «enjuiciar». Enjuiciar es un verbo comprometedor pero las situaciones comprometidas son, la mayoría de las veces, las más interesantes. Al enjuiciar a la televisión venezolana lo hago como un espectador más. Siendo un medio de comunicación masiva y, como tal, sujeta al juicio público, quienquiera que vea televisión tiene derecho a enjuiciarla. En este derecho común a todo baso la autoridad de mi juicio. Que esa autoridad cuenta con los recursos que me da el ser un profesional de la televisión es otra cosa. Pero quiero dejar claro que, más que como Renny Ottolina, en este análisis me sitúo como un venezolano más que tiene televisor en su casa, que tiene esposa e hijos y tanto él como su familia ven televisión.

La televisión venezolana, hoy por hoy, no aporta lo que debiera a la cultura nacional. Es más, su influencia es, quizás, negativa. Para tener un punto de partida me veo obligado a comenzar por el final, que en caso de un juicio es el veredicto. Encuentro la televisión venezolana culpable de ignorar la dignidad de los habitantes de nuestro país. Paralelamente la encuentro culpable de desidia en su programación y de pecar de ligereza en cuanto a la responsabilidad que implica su inmenso poder. Responsables por igual de esta situación: los patrocinantes, las agencia de publicidad y las estaciones de televisión. Conocido el veredicto y los culpables estudiemos las razones determinantes, y veamos cómo un principio razonable puede ser distorsionado por una miopía de la industria, hasta el punto de convertirse en causa del mal causado.

El anunciante, a través del medio de comunicación masiva, busca un máximo de personas a quienes hacer llegar su mensaje comercial. Las agencias de publicidad recomiendan los medios que consideren apropiados para lograr este propósito, bien sea prensa, radio o televisión. En este último caso el factor determinante es la audiencia promedio que pueda tener un programa. En nuestra industria esto se conoce como rating. Patrocinantes y agencias quieren, pues, programas de alto rating que las estaciones de televisión deben producir. Mientras más personas vean un programa, tanto mejor, porque a más personas llega el mensaje comercial. Hasta aquí el planteamiento es bueno. El principio es razonable. Pero es aquí donde surge la miopía que distorsiona la responsabilidad paralela que da a la televisión su tremenda influencia dentro de la vida familiar. Patrocinantes, agencias y estaciones parecen olvidar que además del derecho y necesidad de anunciar productos, está el deber de saberlo hacer. Es en esto en lo que yo creo que la televisión venezolana está equivocada desde hace muchos años y en lo que va, cada vez más, de mal en peor. Patrocinantes, agencias y estaciones de televisión no vacilan en producir los programas y las cuñas comerciales más vulgares, chabacanos y asombrosamente denigrantes para lograr el más alto rating posible. Su razonamiento aunque equivocado, es por demás sencillo: «Hay que llegar al grueso del público». O lo que es lo mismo, también en el lenguaje de nuestra industria, a las clases socioeconómicas C, D, E traducido al lenguaje de todos los días a las grandes masas, que son siempre los más pobres, pero que son básicas para el consumo de productos de fabricación masiva. «Hay que llegar al grueso del publico»... la televisión venezolana suelta entonces sus andanadas diarias de telenovelas donde las hijas se disputan el marido de la madre, la madres no saben quiénes son sus hijos o donde los hijos no saben quiénes son sus padres. Gracias a este concepto de la televisión surge el programa donde un hombre, impulsado por la necesidad o la ignorancia, no vacila en exponerse al ridículo a costa de su dignidad, a cambio de unos pocos bolívares. Hasta hace muy poco la televisión venezolana, no satisfecha con su esforzada labor hacia el descenso de los más elementales valores de la dignidad humana, consideró más que necesario, imprescindible, programar espectáculos filmados cuya base son el terror y la violencia, en horas cuando la televisión venezolana estaba absolutamente segura que habría más niños encendiendo televisores y, por lo tanto, aumentando el rating. Pero si todo lo anterior fuese poco, las cuñas comerciales en su gran mayoría, acostumbran a los televidentes venezolanos a gritar, a hablar mal nuestro idioma, y a comprar algunos productos por la razón primordial de que son estímulos del sexo. Todo eso pagado muy a conciencia por las agencias publicitarias respectivas y programado muy a conciencia por las estaciones televisoras respectivas.

A mi entender, al pensar que las clases económicosociales menos avanzadas sean, por su escasa o ninguna educación, básicamente estúpidas y vulgares es un gravísimo error. El ser humano tiene una tendencia natural hacia lo mejor. La televisión venezolana no estimula esta tendencia, si por el contrario, hace todo lo posible para desvirtuarla. El hecho de que una persona no haya recibido la educación a la cual tiene derecho, el hecho de que una persona no tenga la capacidad adquisitiva que ojalá tuviera, no hace de ella una persona vulgar, chabacana e indigna. Solo la hace desgraciadamente, pobre e ignorante. Pero la calidad humana sigue estando allí, al alcance de quien quiera estimularla. Con contadísimas excepciones, patrocinantes, agencias y estaciones ignoran este hecho. La televisión venezolana está cometiendo el grave pecado de subestimar al público venezolano con el agravante de que, haciendo gala de una inconsciencia inconcebible, lo está haciendo a conciencia.

Una persona ignorante frente a una persona con conocimiento es, en cierta forma, como un niño. Ese « grueso del público» famoso es el niño. Me llena de tristeza ver que se engañe a un niño, porque lo que la televisión venezolana está diciendo a su pueblo no es toda la verdad de la vida: la vida no es solamente gritería, la vida no es que sea normal el que nazcan niños de padres desconocidos. La vida tiene valores que son los que la televisión venezolana no está enseñando al niño. No se puede ni se debe pagar el rating a costa de la dignidad del venezolano y lo que patrocinantes, agencias y estaciones no han llegado a preguntarse todavía es si no venderían más los productos anunciados o por lo menos en igual cantidad, destacando valores positivos en lugar de exaltar los aspectos negativos de la vida. Y no es tan complicado. Ni siquiera es difícil.

La televisión tiene una influencia en el hogar mucho mayor que la de cualquier otro medio de comunicación masiva. Su fuerza es terrible. Esa fuerza implica una mayor responsabilidad. Quien no sabe asumir esta responsabilidad no está a la altura de la fuerza de la cual dispone. Es hora de que la televisión venezolana esté a la altura de su fuerza. Es hora de que la competencia entre estaciones cese en su lucha por demostrar quién puede ser el más vulgar de todos. Es hora que la competencia sea para ver quién puede lograr el mayor respeto, el mayor aprecio y el mayor cariño de la comunidad venezolana. Los patrocinantes no deben pagar programas donde haya situaciones que vayan en contra de la dignidad familiar ni aquellos que puedan deformar la percepción que los niños deban tener de la vida. Las agencias de publicidad tienen la obligación de no recomendarlos las estaciones de televisión tienen el deber de no producirlas.

Tremenda fuerza de este medio y los 75.000.000 Bs 1ue anualmente se invierten en televisión, el 20% es comisión de las agencias publicitarias, implica un mínimo de deber para elevar el nivel de las clases socioeconómicas más bajas. De ninguna manera da el derecho de denigrarlos más aún. Yo estoy convencido de que se puede tener éxito con la televisión, trabajando dentro de un mínimo de dignidad. Pensando con sinceridad que hay principios elementales que es necesario respetar. Actuando con el convencimiento de que es mucho lo que se gana cuando lo que se da es también mucho. Y no deja de ser descorazonador el recordar que hace 12 ó 14 años, en sus comienzos, la televisión venezolana tenía una calidad de altura excepcional.

Es, además, económicamente aconsejable hacer los máximos esfuerzos por elevar los niveles de ese «grueso del publico» a quien hoy por hoy se le dan gritos y situaciones equívocas por la televisión. Es del propio y básico interés de los patrocinantes de hoy en día el que la población venezolana tenga un nivel de educación más alto lo antes posible, por cuanto mayores sean los conocimientos de esas masas mayor será su poder adquisitivo. Hacer hoy todo lo posible por mejorar intelectualmente a la gran masa venezolana, es el mejor seguro de supervivencia con el cual los industriales de hoy pueden contar en un mañana muy cercano, es absurdo, que en vista de lo anterior, no sepan aprovechar mejor la magnífica oportunidad que la televisión ofrece para este propósito. Quienes pagan a la televisión deben hacerse un examen de conciencia y preguntarse en qué lugar queda su responsabilidad para con el país. Las estaciones de televisión deben estar en capacidad de ofrecer programas que puedan ser comprados por esos patrocinantes que se han hecho ese examen de conciencia. Y las agencias de publicidad no deben vacilar en recomendar, además de la cosa cuantitativa, el valor cualitativo. De no ser así yo predigo que la televisión venezolana se irá hundiendo cada día más, en su mar de irresponsable vulgaridad con la única consecuencia de provocar la intervención del Estado. Y tendrá que intervenir el estado atendiendo el clamor de los hombres y mujeres responsables del país, que cada día hacen sentir más fuerte su voz de justa protesta.

Cuando estemos en manos del Estado habremos perdido la libertad de competencia, la libertad de escogencia entre canales, y con toda probabilidad habremos perdido la libertad de expresión; como es lógico pensar por cuanto ningún gobierno en su sano juicio va a permitir que se use un medio por él directamente controlado para que se le hagan críticas que podrían ser acerbas si así lo ameritase la situación de tal gobierno. ¿De quien será entonces la culpa? La respuesta es una sola: de quienes hoy en día pagan y administran la industria de la televisión venezolana.

Soy solo un venezolano más que tiene televisor en su casa y que con su familia ve televisión. Como tal creo hacerme eco del hombre pobre que quiere dejar de serlo si tan solo le dieran la oportunidad de saber un poco más de lo que sabe, y del hombre pudiente que tiene en sus manos la decisión final de este problema.

Ambos, estoy seguro coincidirán en pensar que nuestra televisión debe seguir el camino correcto para construir el algo, de lo mucho que puede al mejoramiento de la comunidad venezolana. No es mucho pedir.

http://www.analitica.com/Bitblio/varios/renny_juicio_tv.asp
http://www.analitica.com/bitblioteca/varios/renny_juicio_tv.asp
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
LVQA



Registrado: 08 Sep 2007
Mensajes: 22842
Ubicación: En la UNION esta la FUERZA

MensajePublicado: Sab Mar 16, 2013 8:58 pm 
Título del mensaje:

Elecciones Presidenciales 1978

CANDIDATOS... Entre otros.

Renny Ottolina, carismático animador de televisión que fundó ad hoc el Movimiento de Integridad Nacional (MIN)
(NO PUDO... MURIO!)

Diego Arria, candidato independiente que en 1973 había formado parte del equipo de campaña de Carlos Andrés Pérez,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Scorpio 68



Registrado: 21 Mar 2006
Mensajes: 5206
Ubicación: Por una salida constitucional, pero sin ilusiones electoreras... Twitter: @Scorpio_68

MensajePublicado: Dom Mar 17, 2013 8:26 pm 
Título del mensaje:

EL NACIONAL - Viernes 03 de Agosto de 2012 Década 70/4

Cita:
RENNY OTTOLINA / 15 DE DICIEMBRE DE 1971

Ser divo es a veces un gran inconveniente

EL ANIMADOR aseguró que representaba 1,5% del tiempo de la programación de la TV comercial y, sin embargo, facturaba 10% en publicidad

FELO GIMÉNEZ

Renny Ottolina, el astro de la televisión venezolana, regresará a Caracas el próximo día 3 de enero y reaparecerá con sus programas en la pantalla chica el 31 del mismo mes. El anunció lo ha hecho el propio Ottolina durante la entrevista que le hicimos recientemente al coincidir con él en Madrid.

Renny, quien ha pasado todo el año alejado de las pantallas, descansando en Europa y haciendo interesantes observaciones en la TV inglesa, se había trasladado desde Londres a la capital hispana con el fin de resolver asuntos personales.

Durante la entrevista, Renny me revela la reunión que sostuvo días antes con ejecutivos del Canal Ocho para finiquitar los detalles de su reaparición en la televisión local. En esa conferencia quedaron asentados de manera definitiva los puntos sobre los cuales trabajará Ottolina con su nuevo canal.

"Voy a presentar mi show meridiano a la hora de costumbre: 12 del mediodía, con una hora y media de duración. Y mi estelar programa Renny Presenta irá los domingos a las 9:00 pm con una hora de transmisión".

--¿Cuáles son las cosas nuevas que ofrecerás al telespectador? --Lo nuevo que he visto y que pienso introducir en mis programas no tengo por qué revelarlo en estos momentos. Prefiero que lo vean cuando esté allá y puedan juzgar después de haberlo visto. Lo que sí puedo anunciar es que el formato de Renny Presenta cambiará por completo. Presentaré una línea de programa diferente y mejor, lo que equivale a decir que Renny Presenta se renueva.

--¿Algunas figuras que hayan sido contratadas? --He visto muchos artistas que valdría la pena llevar, sobre todo aquellos que todavía no son conocidos personalmente en Venezuela. Pero todavía no han sido firmados. Por otra parte, voy a trabajar con un elenco de artistas venezolanos completamente nuevo, algunos de ellos aún no conocidos en el país. Y Renny menciona, entonces, el nombre de César Prieto. "¿Sabes quién es?", me pregunta.

--No.

--Bueno, es un joven que trabaja en Shell. Tiene una voz maravillosa, pero nunca se lanzó como cantante. Ahora yo voy a lanzarlo en mi programa. Desde ahora mismo te puedo asegurar que será una gran revelación.

Le hablo a Renny sobre las nuevas normas que se quieren aplicar en la TV venezolana.

--¿Estás de acuerdo con la nacionalización de la TV? --Totalmente en contra.

Cuando la televisión es manejada por el Estado se pierde la libertad de expresión.

Si no, miremos lo que ha sucedido en otros países. En lo que sí estoy seguro es en la reglamentación de la TV. Son dos cosas distintas. Y esta última es muy necesaria para un adecentamiento en la programación y en los mensajes publicitarios.

Le pregunto qué opina con respecto a los partidos políticos y su aspiración de que la televisión les conceda espacios gratuitos para la propaganda electoral que se avecina. Renny responde con otra pregunta: "¿No quieren también páginas gratis en los diarios? ¿Y por qué no le piden vallas Vepaco?".

Renny Ottolina ha concedido también una entrevista al Nuevo Diario de Madrid. Reproduzco algunos extractos:

--¿Eres el tipo mimado de la TV venezolana? --¿Mimado? No. Todo lo que tengo me lo gané. No tengo que agradecerle nada a nadie. Más bien, diría que en la actualidad soy un handicap, pues de las 45 horas diarias de programación en los 3 canales comerciales de televisión que tenemos, yo debo de significar en un tiempo como de 1,5% y, sin embargo, facturo en publicidad 10%. Eso, lógicamente, no le hace ninguna gracia a la industria de la televisión como tal.

--Estando donde estás, entonces, ¿no has tenido que agradecer algo a nadie? --Todo lo he trabajado yo. Ni tan siquiera digo ese clásico de: "todo se lo debo al público". El público me ha aceptado porque lo que le ofrezco es bueno; si no, ¡ya me habrían tirado tomates!

--¿Eres realmente el número uno? --En Venezuela la gente dice que lo soy, pero comprende que es una pregunta a la cual yo no puedo contestar.

--¿Cuál ha sido la clave de tu éxito? --Saber qué es lo que se quiere; saber cuál es la mejor manera de conseguirlo, y tener la voluntad suficiente para hacerlo.

--¿Tú sabes auténticamente lo que quieres? --En mi trabajo, sí. Como persona estoy contento de mí mismo, pero no satisfecho.

--¿Has sabido siempre cómo conseguir lo que te has propuesto? --En líneas generales, sí. Los medios que se utilizan son decisivos a la hora de un triunfo o de un fracaso, aunque siempre existe la incógnita y la emoción de un resultado. ¿Que por encima de qué saltaría para lograr mis propósitos? Creo que por encima de nada, pues así no valdría la pena.

--¿Definirías lo que haces como un negocio? --Sí. Es un negocio de emociones. Si estas no existen, hay que crearlas, y no por eso es falsedad. Falso sería no conseguirlo. Mira, no olvides que a la gente hay que darle sueños, pero en este caso mis sueños tienen que ser concretos, porque lo ven millones de personas.

--¿Te sientes divo? --Me he hecho divo. Y la gente lo mantiene. Llevo muchos años de divo en mi país, y esto es, a veces, una ventaja, pero a veces es un gran inconveniente, porque el público prejuzga sin conocer.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Scorpio 68



Registrado: 21 Mar 2006
Mensajes: 5206
Ubicación: Por una salida constitucional, pero sin ilusiones electoreras... Twitter: @Scorpio_68

MensajePublicado: Dom Mar 16, 2014 12:31 pm 
Título del mensaje:

Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
P o s t



Registrado: 17 Nov 2009
Mensajes: 3479

MensajePublicado: Dom Mar 16, 2014 1:16 pm 
Título del mensaje:

Cita:
Allí se convierte en un crítico de Carlos Andrés Pérez (CAP), a quien tildó de incapaz. El expresidente adeco y su equipo de gobierno no toleraron las críticas y presionaron hasta que el programa fue sacado del aire.

EN PLENA CAMPAÑA POLÍTICA LOS ADECOS LO MATARON!!
LO DESAPARECIERON EN UN SUPUESTO ACCIDENTE AÉREO!!
EN LA VI HUBO MUCHÍSIMOS DESAPARECIDOS!!
HUBO MUCHOS TORTURADOS!!
MUCHÍSIMA CORRUPCIÓN!!
Y LO MAS PATÉTICAMENTE RISIBLE ES APOYAR AHORA A LOS MISMOS CRIMINALES, LADRONES, HIJOS'DPUT4S QUE DESEAN VOLVER A SUS ANDANZAS.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Noticiero Digital » Lo dicen los Foristas Todas las horas están en GMT - 4.5 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

 
Etiqueta ICRA