Rafael Pinto: Jugando el resto

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44090
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Rafael Pinto: Jugando el resto

Mensaje por redaccion » 05 Ago 2018, 23:57

Opinión
ND
 

La situación desmejora cada momento, y con ello se reducen las opciones que para la acción tienen tanto el régimen como el país.

El régimen montó su estrategia para defenderse y mantener el poder. Hoy se sabe sentado sobre bayonetas, desarrolló estrategias para conservar esa fortaleza. Ya desde hace años viene sembrando en la conciencia de las fuerzas armadas la tesis de que son chavistas, socialistas y revolucionarios, algo indudablemente inconstitucional, mas les sirve para justificarse, especialmente a lo interno del órgano armado, determinando que esa es su esencia, naturaleza y motivo existencial, así, de defender los intereses de los venezolanos, independientemente de su condición, como constitucionalmente está establecido, pasan a ser el brazo armado de la parcialidad que se identifica con esas calificaciones, pasan a ser “guardia pretoriana”.

Mas, al régimen hay un pasado que les perturba, el recuerdo de la posición de la fuerza armada en los eventos de abril de 2002, cuando el Presidente de la República ordenó aplicar el Plan Ávila y los órganos armados lo desobedecieron. De esa realidad surgen las milicias y el Plan Zamora, para amarrar la obediencia de esa estructura de poder. Hoy “aceitaron” esa maquinaria, otorgándoles altas remuneraciones y beneficios, y además haciéndoles firmar un compromiso de lealtad a Maduro. ¿Por qué lo harían?

Sobre la sociedad el régimen, al no tener respuestas viables a los problemas que sufre la población, procura sembrar sobre la conciencia nacional la tesis de la guerra externa e interna, esa que pretende acabar con el país, ese que ellos representan y aspiran que los venezolanos se amalgamen para defenderlo. Es el fomento y uso del nacionalismo como instrumento para colocar a la sociedad en pro de sus intereses.

Ahí están las tesis, la guerra económica, el aislamiento internacional, la posición de países e instituciones globales, la guerra convencional y de “cuarta generación”, todos contra la nación, contra la patria, esto conforma un arsenal de motivos que consideran suficiente para que el país, en especial los cuerpos armados, se levanten para primero detener y luego destruir a quienes señalan como responsables internos de esas acciones.

Esto al final pretende hacer que el país se articule bajo sus propuestas, ofertadas como las únicas que defienden los intereses de la patria, y con ello buscan lograr instalar su proyecto ideológico con la mayor cooperación interna.

Más, como es de esperarse, los tiempos se achican, hay una huelga que comenzaron las enfermeras del sector salud que supera las 5 semanas, lo que resulta novedoso. Las del pasado, esos movimientos eran desarrollados por maestros, universitarios, sociedad civil y nada pasaba, por cuanto el régimen siempre apostó a que la falta de respuesta iba finalmente a desgastar el ánimo y se desharía la protesta. Tuvieron razón, antes, ahora es otra cosa, ese movimiento tiende a sumar los lamentos del resto del país y tender a una protesta nacional, como lo promovió inicialmente Andrés Velásquez y que ha llevado a su agenda el Frente Amplio Venezuela Libre.

Uno al que pueda sumarse el transporte, sector muy especial por su influencia en la calidad de vida. Se entiende distinto a lo desarrollado por las enfermeras en cuanto a su potencialidad de impacto social. Por ejemplo, el sector salud es importante, más esta sociedad ocupada de solucionar lo vital lo pone a un lado, por lo que esa protesta sólo está moviendo a los pacientes y familiares. Distinto se puede pensar del problema de la gasolina, que afecta a mayor población. El sector transporte es especial por cuanto afecta de manera importante e inmediata a casi toda la población, y en especial la de bajos recursos. Igual consideración se hace con el financiero y la reconversión monetaria. Esto, junto con otras materias, conforma toda una lanza de motivaciones capaces de avivar la protesta.

Los problemas insolutos e insolucionables bajo las actuales condiciones se acrecientan, y los espacios de maniobra se reducen. Así, se pueden esperar grandes movimientos populares, oportunidad en que el régimen querrá valerse de las fuerzas armadas para la represión. ¿Ello ocurrirá?

Recientemente en el acto de aniversario de la guardia nacional hubo un evento explosivo y los elementos que se encontraban corrieron. ¿Hacia dónde corrieron? ¿Buscaron la defensa y protección de Maduro o resguardarse? Esa puede ser una respuesta a lo que podría suceder.

Ya “el estira y encoge” no da para más, por eso estamos en el tiempo en el cual el régimen está jugándose el resto, y Venezuela tiene el mismo sentir.


Avatar de Usuario
treborselbor
Mensajes: 4075
Registrado: 23 Dic 2007, 19:44

Re: Rafael Pinto: Jugando el resto

Mensaje por treborselbor » 06 Ago 2018, 00:01

Uno al que pueda sumarse el transporte
:rofl; :rofl; :rofl; :rofl; :rofl; :rofl; :rofl;

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: