Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43991
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por redaccion » 31 Mar 2018, 11:27

Imagen ND / 31 mar 2018.- Pedro Pablo Fernández, miembro del comando de campaña de Henri Falcón, criticó este viernes al economista Ricardo Haussman por no estar de acuerdo con la dolarización propuesta por el candidaro presidencial. Así lo dijo vía Twitter al publicar un artículo del editor de PanamPost, Luis Henrique Ball, sobre el tema y sobre Haussman.

Dice Fernández: "Hausmann defendió la dolarizacion hasta que la propuso Falcón. Me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán: "Nosotros dijimos federación porque ellos dijeron centralismo. Hubiéramos dicho centralismo si ellos hubieran dicho federación".

A continuación el artículo de Ball titulado: Ricardo Hausmann, la dolarización y la Fatal Arrogancia

Lea más: Francisco Rodríguez: Dolarizar la economía para la hiperinflación en seco


gambito
Mensajes: 227
Registrado: 22 Dic 2015, 22:41

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por gambito » 31 Mar 2018, 13:54

varias consideraciones al respecto

falcon no ha propuesto ninguna dolarización, es una falacia, y no hacen falta explicar las razones

leí el articulo de Luis Henrique Ball y de ser cierto que haussman esta en contra de la dolarización, pues que mal, muy mal viniendo de una persona que respeto y admiro, prefiero darle el beneficio de la duda y esperar mas opinones para ver cuales son sus motivos.

esty de acuerdo en gran parte con lo dicho en el articulo de ball, respecto a la dolarización, las reformas que deben hacerse y las consecuencias que podrian generar del mismo. Steve Hanke no es ningún loco ni nació ayer, al igual que jose luis cordeiro quienes llevan años proponiendo estas ideas sin que ningún politico o personero de alto calibre en la sociedad civil venezolana le haga caso o al menos exponga sus ideas ante la opinion publica para el debate.

Avatar de Usuario
ALIEN
Mensajes: 20469
Registrado: 12 Feb 2005, 17:08
Ubicación: Cara Habana, Cubanato de Zimbabwela.

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por ALIEN » 31 Mar 2018, 14:07

Yo les preguntaría a los partidarios de la dolarización de dónde saldrian los billetes y monedas de dólar para substituir a los bolívares.

Para mí es un misterio.
¡ Gracias Fidel ! ¡ LOGRASTE DESTRUIR VENEZUELA !

moon
Mensajes: 4756
Registrado: 13 Feb 2017, 14:51

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por moon » 31 Mar 2018, 14:10

El espejismo de la dolarización

POR Ricardo Hausmann

26/03/2018

La tragedia que vive Venezuela ha creado la necesidad de romper tabúes para buscar soluciones. Esto es positivo porque la forma actual de manejar la economía es lo que nos llevó a este desastre y, por tanto, la solución de nuestro problema pasa por cambiar sustancialmente esa manera de hacer las cosas. En el proceso, muchas vacas consideradas sagradas van a tener que dejar de serlo y otras prácticas comunes se tendrán que convertir en nuevos tabúes.

Una de las propuestas que está en discusión es el tema de la dolarización, el cual promete acabar rápidamente con la inflación y presumiblemente ayudar a recuperar la economía. Desafortunadamente, la dolarización es una buena solución para problemas que no tenemos, pero no resuelve –sino más bien agrava– los que sí tenemos. Es un espejismo que nos llevará a un desierto seco y que nos desvía de las cosas importantes que debemos estar discutiendo.

Empiezo por decir que no veo el tema de la dolarización como algo que se puede discutir en términos ideológicos o universales. No es algo que puede ser bueno o malo a menos que se tome en cuenta el contexto. Grecia, Italia y España en el año 2000 se beneficiaron durante casi una década por su decisión de abandonar la moneda nacional y adoptar el euro. El Salvador optó por abandonar su moneda en favor del dólar a pesar de que en ese momento la inflación estaba en un dígito. Más aún, desde mi posición en el Banco Interamericano de Desarrollo trabajé con el presidente Jamil Mahuad en la preparación del conjuntos de reformas legislativas que hicieron viable la dolarización de Ecuador en 1999, esfuerzo que continué en el año 2000 y 2001 con el presidente Gustavo Noboa.

Pero las razones por las que era conveniente dolarizar el Ecuador en 1999 se parecen poco a la realidad actual de Venezuela.

La dolarización puede ayudar a bajar la inflación rápidamente y prácticamente sin costo, cuando el país tiene una deuda pública interna grande en moneda nacional y la moneda no goza de confianza. En esos casos, tipo Ecuador 1999 o Italia por esos mismos días, la falta de confianza lleva a la gente a demandar una alta tasa de interés para adquirir bonos públicos en moneda nacional, comparada con la tasa que exige si esa deuda es en dólares, porque anticipa que la moneda nacional va a perder valor. Pero si el gobierno tiene que pagar una tasa de interés más alta sobre su abultada deuda interna, eso aumenta el servicio de la deuda y el déficit fiscal y obliga al gobierno a financiarse emitiendo dinero en forma inorgánica, confirmando las expectativas de los tenedores de bonos. Este círculo vicioso –es decir, expectativas de inflación-devaluación, altas tasas de interés sobre la deuda interna, alto déficit fiscal financiado inorgánicamente, alta inflación–devaluación– se puede eliminar, en ciertas condiciones, de un solo golpe: dolarizando. De esa forma, la deuda se convierte de inmediato a dólares, las tasas de interés bajan y el déficit fiscal desaparece como por arte de magia y con él, la necesidad de emitir dinero y depreciar la moneda. Este mecanismo es el que explica por qué, entre los países que bajaron la inflación de más de 1.000% a menos de 100%, los que dolarizaron o fijaron el tipo de cambio lo hicieron en promedio más rápido: se beneficiaron de una caída más acelerada de las tasas de interés.

Los números en Ecuador eran dramáticos. La moneda nacional –el sucre– arrancó el año 1999 con una cotización cercana a los 3.500 sucres por dólar. Para diciembre llegó a 25.000. Las tasas de interés sobre la deuda interna fluctuaban en torno al 450%. Con el solo anuncio de la dolarización, incluso antes de que se adoptara, las tasas de interés bajaron al 15% en diciembre de 1999 y eso permitía proyectar la eliminación del déficit para el año 2000. La dolarización rompió el círculo vicioso. Algo similar, aunque menos dramático, ocurrió cuando los países del sur de Europa adoptaron el euro el 1ero de enero de 2000: cayó la tasa de interés sobre su deuda interna, ayudando a cerrar la brecha fiscal y las expectativas de devaluación.

La situación actual de Venezuela no podría ser más distinta. En nuestro país, la deuda interna es totalmente insignificante y está contratada a unas tasas de interés del veintitantos por ciento en bolívares, cuando la inflación está en más de 4000%. Es decir, que el que compre un bono público interno pierde más del 97% del valor de su inversión en 1 año. Y por eso, nadie lo hace. A pesar de esto, tenemos un déficit fiscal tal cuyo financiamiento hace que el dinero que emite el Banco Central crezca al 3.493%, como lo hizo en las 52 semanas previas al 16 de marzo de este año, última cifra publicada.

Con la dolarización, ¿qué ocurriría de manera automática con el déficit fiscal? Nada. Quedaría un déficit fiscal gigantesco. Y, ¿cómo haría el gobierno para pagar sueldos, pensiones, bonos y transferencias a gobiernos sub-nacionales? Buena pregunta, pues con la dolarización se acaba la forma actual en la que el gobierno hace esos pagos –la emisión inorgánica–, pero no se crea una fuente alternativa. La teoría que a menudo se esgrime en estos casos es que el gobierno se verá obligado a ajustar su déficit fiscal a lo que pueda pagar. Es algo así como pensar que, si uno se compra la ropa tres tallas menores a la que a le corresponde, perderá peso. Cuando los gobiernos provinciales de Argentina enfrentaron esta situación en 2001, comenzaron a emitir monedas locales. Al final, Argentina tuvo que abandonar la convertibilidad. Zimbabwe, a los 10 años de la dolarización, es 32% más pobre que hace 20 años.

Imaginemos a Venezuela dolarizada y calculemos algunas implicaciones fiscales de este escenario. En la actualidad, el salario mínimo, medido en dólares de Cúcuta, no llega a $6. Medido al tipo de cambio de 70.000 Bs/$ que se ha propuesto para la dolarización, no llega a $20. En los países dolarizados de América Latina, como El Salvador, el salario mínimo es de $300, en Ecuador es $386 y en Panamá es $744. Si los venezolanos van a poder comprar, en un país dolarizado, suficientes calorías y proteínas para no seguir perdiendo peso, el salario en dólares va a tener que ser muchos múltiplos de lo que es hoy.

En Venezuela, el gobierno paga el sueldo de unos 3 millones de trabajadores y las pensiones de unos 3 millones de jubilados. Es decir, 6 millones de familias dependen directamente de lo que les paga el Estado. En el mes de febrero, la recaudación no petrolera representó 57 millones de dólares calculado al tipo de cambio en Cúcuta y unos 180 millones de dólares al tipo de cambio propuesto de 70.000 bolívares. Si fuésemos a utilizar el 100% de esa recaudación para remunerar a los 6 millones de empleados y pensionados del Estado, da para pagarles un sueldo de $9.5 al tipo de cambio de Cúcuta o $30, si lo calculamos a 70.000 BsF/$. Esos serían salarios y pensiones de hambre, pero la dolarización no genera ingresos fiscales para pagar mejor.

Pero ¿que le haría la dolarización a la catástrofe humanitaria que vive Venezuela? Para analizar este tema es necesario entender la causa de la crisis. El chavismo acabó con los derechos económicos en Venezuela y eso llevó a un sistema económico muy ineficiente, como el que teníamos en 2013. Hoy el ingreso per cápita en Venezuela es menos de la mitad de lo que era en ese momento. El colapso con respecto a 2013 se debe al desplome de las importaciones. Ese derrumbe redujo en un 85% las materias primas, los insumos intermedios, los repuestos y las medicinas que utilizaba el aparato productivo interno, causando una caída de la producción nacional y de la disponibilidad de bienes y servicios. Por eso no hay comida, atención hospitalaria, energía, transporte y tantas otras cosas. La caída de las importaciones y, a consecuencia de ésta, de la producción nacional, también explica que la recaudación fiscal no petrolera se haya hecho trizas. Los ingresos fiscales por aranceles, IVA a la producción y a las importaciones y el impuesto sobre la renta, todos colapsaron junto con la economía. Por eso, el déficit fiscal y la inflación son consecuencia y síntomas de la crisis, no su causa. La dolarización no ataca a la enfermedad, sino a la fiebre.

Recuperar la economía va a requerir aumentar drásticamente la capacidad de importar. En este momento, esa capacidad de importar está restringida por la caída de la producción petrolera, el enorme servicio de la deuda externa y la incapacidad de acceder al financiamiento internacional, debido a que somos, por largo rato, el país con la mayor deuda pública externa del mundo medida como años de exportación, que en Venezuela representa más de seis años.

¿Que le haría la dolarización a la capacidad de importar? La dolarización per se no cambia la capacidad de exportar petróleo. Tampoco reduce ni el servicio de la deuda ni nuestros índices de sobreendeudamiento. Pero la dolarización va a requerir usar los pocos dólares que tenemos, no para importar insumos, materias primas y repuestos, sino para hacernos de medios de pago. Si la dolarización hubiese ocurrido el 16 de marzo al tipo de cambio de 70.000 bolívares por dólar que se ha propuesto, necesitaríamos 3.571 millones de dólares sólo para recomprarle al público la base monetaria que ha emitido el Banco Central. Esto es más que todas las importaciones del sector privado del 2017. Y como la base monetaria se está duplicando cada 12 semanas, para junio ya costaría el doble, 7.142 millones de dólares (a menos que lo conviertan a 140.000 en vez de 70.000).

Más aún, el nivel actual de la base monetaria medido en dólares es bajísimo. Si la dolarización es exitosa, el país va a necesitar muchos más dólares para funcionar. Por ejemplo, en Colombia y Argentina, la base monetaria representa 390 y 743 dólares per cápita, respectivamente. En Venezuela llega escasamente a $33 medido al tipo de cambio de Cúcuta o 110 dólares al de 70.000 propuesto por en el plan de dolarización. Eso quiere decir que hacernos de medios de pago nos va a costar múltiplos de los 3,571 millones de costo inicial.

Por eso, la dolarización no va a generar ahorros fiscales como en Ecuador y tampoco va a aligerar la escasez de divisas –es decir, la causa principal del colapso de la producción y de la recaudación fiscal en Venezuela–, sino que la agravará en el corto plazo.

Además, es muy probable que la dolarización no sea apoyada por la comunidad financiera internacional, pues la interpretará como un incremento en los compromisos financieros de un gobierno que no puede con los que ya tiene. La dolarización eliminaría una fuente de flexibilidad en un momento en el que el gobierno ya tiene demasiado pocas. Por eso, la dolarización probablemente implique menos apoyo financiero internacional en la recuperación, y por tanto una recuperación más lenta que en una estrategia alternativa.

Si el problema principal de la economía venezolana es la escasez de divisas para importar, la solución pasa por aumentar sustancialmente esa disponibilidad. Esto requiere una reestructuración profunda de la deuda externa con un recorte drástico de su valor y una posposición de pagos. Eso mejoraría la disponibilidad de divisas a corto plazo y nos haría más solventes y, por tanto, más atractivos como lugar para invertir o prestar. Pero, como esto no alcanza, necesitaríamos una inyección muy grande de recursos financieros provenientes de entes multilaterales liderados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual es visto por todos los demás actores globales como el líder en el manejo de crisis macroeconómicas y financieras. Además, para poder tener, a mediano plazo, más disponibilidad de divisas necesitaremos mayores ingresos petroleros y eso requerirá abrir el sector petrolero a la inversión privada sin que PDVSA sea dueña del 50%, pues eso limitaría la inversión a lo que ésta pueda cofinanciar. Dado el desastre gerencial, operativo y financiero de PDVSA, esto es poco o nada.

Renegociación de la deuda, apoyo financiero internacional y apertura del sector petrolero son los temas que debiéramos estar discutiendo, sin los cuales la catástrofe humanitaria no podrá ser resuelta.

Por otra parte, nos debemos preguntar si, a largo plazo, la dolarización es el esquema monetario más adecuado para Venezuela. Eso depende de si los salarios en Venezuela, medidos en dólares, pueden ser relativamente estables a lo largo del tiempo. En un estudio comparativo de unos 50 países publicado en 2006, Roberto Rigobon, Ugo Panizza y yo estudiamos la inestabilidad a largo plazo de una estadística equivalente al salario de equilibrio medido en dólares. Demostramos que esta variable es en promedio 3 veces más volátil en países en desarrollo con respecto a países desarrollados. El más volátil de la muestra fue Nigeria, seguido de Venezuela. Resultados similares los obtuvo mi colega Miguel Ángel Santos en un estudio en que encontró que los salarios y el desempleo en Venezuela son mucho más volátiles que en E.E. U.U. y no están sincronizados con éstos. La implicación es que, si Venezuela se dolariza, va a enfrentar un importante dilema: o los salarios van a ser estables, pero el desempleo va a ser muy inestable o el desempleo va a ser estable, pero los salarios en dólares van a tener que ser muy inestables, con largos periodos de caída de salarios y de deflación, cosa que podría ser muy inconveniente y además inconsistente con la legislación laboral vigente.

Los países petroleros del Golfo Pérsico pueden mantener un tipo de cambio fijo con el dólar porque tienen reservas internacionales muy elevadas que las pueden usar en años de vacas flacas, pero también porque más de la mitad de su fuerza de trabajo es extranjera y cuando cae el precio del petróleo, muchos se van a su casa. Kazajistán, un país que tenía, hasta el colapso reciente de PDVSA, una producción petrolera per cápita similar a la de Venezuela, y unas reservas internacionales per cápita 20 veces superiores a las nuestras, no ha sido capaz de mantener un tipo de cambio estable. Todo esto indica que Venezuela es uno de los países menos indicados para adoptar la dolarización, desde el punto de vista de su viabilidad a largo plazo.

El que proponga la dolarización en Venezuela nos tiene que decir, en detalle, cómo va a hacer para cuadrar las cuentas fiscales, pues la dolarización va a hacer esa tarea más difícil. Nos tiene que decir, en detalle, cómo va a aumentar la capacidad de importación del país, porque la dolarización nos lo hará más difícil. Nos tiene que decir, en detalle, como va a obtener financiamiento externo, si la comunidad internacional se opone, como probablemente lo hará, a apoyar la dolarización. Y nos tiene que decir, en detalle, qué reformas a las actuales leyes laborales y de seguridad social van a proponer para hacer que los salarios y pensiones puedan adecuarse en el tiempo a los vaivenes de una economía tan volátil como la nuestra.

Creo que las respuestas a estas preguntas dejarán en claro que, si dolarizamos y no hacemos las demás cosas que tenemos que restaurar, los derechos económicos y aumentar la disponibilidad de divisas, no saldremos de la catástrofe humanitaria en la que estamos y la dolarización no se sostendrá porque el gobierno no tendrá cómo hacer frente a sus compromisos. Si hacemos las cosas que nos permitan aumentar fuertemente las importaciones, cuadrar las cuentas fiscales sin emisión inorgánica de dinero y recuperar los derechos económicos, el bienestar se recuperará rápidamente. Y si en ese contexto dolarizamos, la recuperación será más lenta y difícil, no más rápida, como se ha dicho. Y ese costo de corto plazo lejos de estar compensado por beneficios posteriores, nos traerá enormes dificultades a largo plazo.

RICARDO HAUSMANN
Esto es lo que dijo Hausmann, ya pasamos la raya de las posibilidades y los problemas económicos son gigantes, complejos y la dolarización en este momento es poco factible.

Enumeró una serie de medidas que se deberían tomar antes de una dolarización tomando en cuenta la realidad actual del país.

Fernández Jr. debe ser más serio, francamente.

Avatar de Usuario
ludwighook
Mensajes: 14400
Registrado: 24 Nov 2006, 14:49
Ubicación: venezuela

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por ludwighook » 31 Mar 2018, 14:16

Eduardo Fernández condenó el golpe de Chavez en el 1992. Sorprende que el y el hijo estén apoyando a un chavista confeso. Así son las cosas... diría Oscar Yáñez

gambito
Mensajes: 227
Registrado: 22 Dic 2015, 22:41

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por gambito » 31 Mar 2018, 14:26

sencillamente no lo puedo creer!!! no puedo creer que haussman esté en contra de la dolarización!!!.

es evidente que las razones de haussman son meramente politicas y no economicas, de lo contrario no se hubiera molestado en disfrazar tan cuidadosamente su articulo planteando malos escenarios para una dolarización, cuando se sabe y es conocido que no hay país en el mundo que luego de una dolarización se encuentre en peores condiciones que antes de la dolarización.

que mal vale, aún sigo sin poder creerlo.

moon
Mensajes: 4756
Registrado: 13 Feb 2017, 14:51

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por moon » 31 Mar 2018, 14:50

Zimbawe dolarizó y no resovio nada porque nunca atacó los verdaderos problemas, dolarizar no resulve nada si no se resuelven las causas del quiebre economico.
La escasez agobiante de dinero en Zimbabue ha causado un agujero negro en el sistema financiero que está aplastando el resto de la economía.

“Depositamos el dinero y se vuelve teórico, efímero”, dijo en una entrevista Mohamed Salam, propietario de varios comercios pequeños de venta de productos para la construcción en Harare, la capital.

“Mi estado de cuenta bancario dice que está ahí (el dinero), pero no está. Puedo hacer pagos electrónicos a proveedores locales, pero no puedo pagar a proveedores extranjeros”.

La falta de liquidez ha impedido que las empresas paguen en efectivo a sus empleados y a sus proveedores extranjeros, dejando sin trabajo a muchos, quienes se han sumado a las más de tres millones de personas que se han convertido en exiliados económicos. La economía probablemente se contrajo 0.3 por ciento el año pasado y está por contraerse 2.5 por ciento este año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Zimbabue abandonó su moneda (el dólar de Zimbabue) hace ocho años y adoptó principalmente el dólar estadounidense, inicialmente poniendo freno a la hiperinflación.

Ahora, con una economía floreciente y un dólar fuerte que alienta las importaciones y restringe las exportaciones, los billetes prácticamente han desaparecido, haciendo que el Banco Central ordene a las entidades privadas de préstamo que limiten los retiros de efectivo a 150 dólares por semana.

Si bien el Banco de la Reserva de Zimbabue calcula que circulan unos cuatro mil millones de dólares en la economía, Busisa Moyo, presidente de la Confederación de Industrias de Zimbabwe, dice que el circulante podría ser de apenas 100 millones.

“La economía está en lo que podría convertirse en una espiral de muerte”, dijo Steve Hanke, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, quien ha estudiado la llegada de la hiperinflación a Zimbabue.

En su mensaje de correo electrónico en respuesta a preguntas, culpó al gobierno del presidente Robert Mugabe, de 92 años, por ser “tan incompetente, corrupto e inclinado a adoptar malas políticas económicas

Avatar de Usuario
ALIEN
Mensajes: 20469
Registrado: 12 Feb 2005, 17:08
Ubicación: Cara Habana, Cubanato de Zimbabwela.

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por ALIEN » 31 Mar 2018, 14:54

Repito la pregunta...

¿De dónde saldrian los billetes y monedas de dólar para substituir a los bolívares?
¡ Gracias Fidel ! ¡ LOGRASTE DESTRUIR VENEZUELA !

moon
Mensajes: 4756
Registrado: 13 Feb 2017, 14:51

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por moon » 31 Mar 2018, 14:59

Parece que creen que los van a imprimir en el BCV, ni siquiera hay para las importaciones de cosas vitales y estos van a dolarizar una economia cuyo único ingreso en dólares estable es una industria quebrada.

Avatar de Usuario
ALIEN
Mensajes: 20469
Registrado: 12 Feb 2005, 17:08
Ubicación: Cara Habana, Cubanato de Zimbabwela.

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por ALIEN » 31 Mar 2018, 15:06

moon escribió:
31 Mar 2018, 14:59
Parece que creen que los van a imprimir en el BCV, ni siquiera hay para las importaciones de cosas vitales y estos van a dolarizar una economia cuyo único ingreso en dólares estable es una industria quebrada.
No solo son los billetes sino también las monedas.

Espero con gran interés que los partidarios de dolarizar me aclaren de donde van a salir los billetes y monedas necesarios para substituir los bolívares.

Valga llamar la atención sobre el detallito de que un céntimo de dólar equivale a más de 2.200 bolivitas.

¿?
¡ Gracias Fidel ! ¡ LOGRASTE DESTRUIR VENEZUELA !

Avatar de Usuario
ItaloCriollo
Mensajes: 17147
Registrado: 28 Sep 2007, 20:45
Ubicación: En este desierto llamado pequeña Venecia

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por ItaloCriollo » 31 Mar 2018, 15:27

ALIEN escribió:
31 Mar 2018, 14:54
Repito la pregunta...

¿De dónde saldrian los billetes y monedas de dólar para substituir a los bolívares?
Pudiera ser mediante la privatización y venta a inversionistas extranjeros de todas las empresas y tierras que posee el Estado. Pero, si depositan los fondos en cuentas particulares o de testaferros en Andorra por ejemplo... ¡adiós luz que te apagaste!
"No hay mayor dolor que recordar los tiempos felices desde la miseria"
Dante Alighieri

Petrodólar
Mensajes: 3176
Registrado: 12 Feb 2007, 09:42
Ubicación: En donde haya conciencias para comprar

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por Petrodólar » 31 Mar 2018, 15:56

ALIEN escribió:
31 Mar 2018, 14:54
Repito la pregunta...

¿De dónde saldrian los billetes y monedas de dólar para substituir a los bolívares?
Esa es la misma pregunta que me hago frente al tema. Una cosa es que los precios se pongan al cambio en dólares y como el bolívar no vale nada pues son números astronómicos y otra es usar los verdes americanos en la cotidianidad.
Donde están, sino hay ni de los ultramegasúperdevaluados bolívaritos.

gambito
Mensajes: 227
Registrado: 22 Dic 2015, 22:41

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por gambito » 31 Mar 2018, 16:03

para preguntarse de donde saldrán los dolares, pienso que primero habría que preguntarse ¿que entienden por dolarización?

dolarizar no es solo decretar la muerte de la impresora del banco central.

si lo ven hasta ese punto, entonces no entienden lo que en si, significa dolarizar una economia.

dostoyevki
Mensajes: 1013
Registrado: 11 Ago 2007, 19:11
Ubicación: W#

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por dostoyevki » 31 Mar 2018, 16:04

ALIEN escribió:
31 Mar 2018, 14:07
Yo les preguntaría a los partidarios de la dolarización de dónde saldrian los billetes y monedas de dólar para substituir a los bolívares.

Para mí es un misterio.
Como ya indicó ItaloCriollo, de la privatización y prestamos del FMI. Dolarizando o no, igual vamos a necesitar el dinero para reconstruir el país.
El Estado es la ficción mediante la cual todos tratamos de vivir a expensas de los demás.

Avatar de Usuario
ALIEN
Mensajes: 20469
Registrado: 12 Feb 2005, 17:08
Ubicación: Cara Habana, Cubanato de Zimbabwela.

Re: Pedro Pablo Fernández: Ricardo Haussman me recuerda a Antonio Leocadio Guzmán

Mensaje por ALIEN » 31 Mar 2018, 16:45

gambito escribió:
31 Mar 2018, 16:03
para preguntarse de donde saldrán los dolares, pienso que primero habría que preguntarse ¿que entienden por dolarización?

dolarizar no es solo decretar la muerte de la impresora del banco central.

si lo ven hasta ese punto, entonces no entienden lo que en si, significa dolarizar una economia.
Ya que Ud. lo entiende sería estupendo que ilustrara a los ignorantes como servidor, de manera clara y sencilla de entender, en qué consiste la dolarización prestando atención especial en cómo se resuelve la cuestión propuesta acerca de donde sale el efectivo para el funcionamiento de la economía diaria del común de la población.
¿?
¡ Gracias Fidel ! ¡ LOGRASTE DESTRUIR VENEZUELA !

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: