Robert Alvarado: Manuela y la Declaración de Quito

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43993
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Robert Alvarado: Manuela y la Declaración de Quito

Mensaje por redaccion » 08 Sep 2018, 22:21

Opinión
ND


“Un viaje de mil millas comienza con un primer paso” Lao-Tse

En tierras de “La Libertadora del Libertador” firmaron la “Declaración de Quito” once países, más que preocupados, agobiados por la estampida de venezolanos que a diario dejan el territorio nacional con o sin papeles, con o sin medios para llegar a cualquier destino, no importa cuál sea con tal de sacarle el cuerpo a la precariedad e indolencia de un sistema de gobierno de lo peorcito que se ha concebido en la historia de la humanidad.

Después de un poco más de 160 años de la muerte de Manuelita Sáenz, los venezolanos vuelven a ser el centro de la adopción de medidas en la capital ecuatoriana, esta vez para acogerlos tras huir despavoridos de un territorio de Libertadores, vaya ironía para la ciudad que en sus inicios vio a más de un venezolano mal vestido, pero triunfante; famélico, pero triunfante en la Gesta Libertadora. ¿Cómo concebir aquella mujer desaire mayor a su amado, de los que pudo presenciar o evitar en vida?

Ni la emboscada que acabó con la vida de Sucre sería tan cruel como la que está dejando muertos a hermanos nuestros a la vera de un camino en el cual día a día se incrementa el número de migrantes venezolanos, desafiando el hambre, las inclemencias del tiempo y las limitaciones propias de un recorrido que se hace sin recursos, sólo con la voluntad férrea de arribar a un mejor sitio para vivir, teniendo como principal estimulación el horror de una crisis que cual hojarasca se está llevando todo a su paso, menos la indecencia, bajeza y perversidad de los gobernantes que la provocaron.

Habría querido ver Manuelita a esos mismos 11 países homenajeando a su amado, sabiendo que algunos de ellos le negaron tributos o se lo rindieron a medias, a regañadientes, especialmente aquel donde le decían “longanizo”. Viéndolo bien, en opinión de ella este sería como un karma que tendrían que pagar por tantos desaires hechos a quien perdió su vida a causa de intrigas, de egoísmos, muy similares a los que hoy día fueron la motivación subyacente de la Declaración de Quito, porque a decir verdad son medidas urgidas por un sistema de gobierno cuya perversidad tomó por asalto a las naciones suscribientes.

Hablando de “La Libertadora del Libertador”, muy mal quedó la dama que llegó a Cúcuta cual Manuelita Sáenz, con aires de libertadora, con un séquito de comunicadores sociales encabezado por la mismísima Idania Chirinos, la primera en desaparecer de escena cuando a Luisa Ortega Díaz un joven le gritó unas duras verdades que ella, la esposa de Germán Ferrer, pretende borrar de un plumazo con su “Gesta Justiciera”, contando para ello con un costoso lobby que ha calado en los medios de comunicación y también entre los defensores de derechos humanos - entre quienes comenzaron a pregonar que esta señora ya se redimió de cuanto mal nos hizo y también del que nos pudiese hacer en lo sucesivo.

Si la historia es cíclica, la Declaración de Quito y la de Luis Almagro en Miami estarían próximas a colmar un ciclo histórico signado por la tan ansiada injerencia humanitaria o intervención militar, que sin importar cuál sea se habría iniciado en forma de asistencia a los venezolanos en territorios extranjeros bajo la modalidad de acogida o socorro más que humanizadas, regularizados, y tendría la misma singularidad de la actuación extra territorial del TSJ y la Fiscalía General en el exilio, solo que siendo una asistencia brindada por gobiernos extranjeros deviene en injerencia en asuntos internos como lo es proveer seguridad social y jurídica a miles de venezolanos en condición de migrantes por fuerza de las circunstancias.

Dicho así luce descabellado, pero no fuera de contexto hablando de injerencia o intervención, al punto que de estar viva Manuelita esta vez se enamoraría de Luis Almagro, quien no se parecerá a Bolívar en lo físico pero sí en lo Libertador con su grito “Hay que tirar abajo la dictadura en Venezuela”, enfatizando “no podemos descartar ninguna medida para tirar abajo esta dictadura”, que cual Decreto de Guerra a Muerte coger ese trompo en la uña no es nada fácil, como tampoco lo será la instrumentación de la Declaración de Quito, por corroborarse en ambos casos la existencia de una crisis que demanda más que palabras.

Cualquier información o sugerencia por [email protected] [email protected] [email protected] o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web:www.robertveraz.galeon.com Ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!


pajaro picon picon
Mensajes: 2672
Registrado: 19 Sep 2009, 15:10

Re: Robert Alvarado: Manuela y la Declaración de Quito

Mensaje por pajaro picon picon » 09 Sep 2018, 08:09

Manuela?? Esa no era la que le hacía "compañía" a Leopoldo en ramo verde?

Según la defensora de los derechos humanos Lilian tintori

Por cierto... Para que ella se quedara quieta.. fué necesaria una barriga.. se le acabó la viajadera y brincadera por el mundo

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Tereré y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: