Página 1 de 1

Ronny Padrón: Socialismo, traición y colaboracionismo

Publicado: 13 Jul 2018, 23:42
por redaccion
Opinión
ND


"La corrupción de los pueblos nace de la indulgencia de los tribunales y de la impunidad de los delitos. Mirad, que sin fuerza no hay virtud; y sin virtud perece la República", célebre pensamiento del Libertador con plena vigencia al tiempo presente en esta Venezuela bajo socialismo. Porque más allá de las necesarias e indispensables negociaciones sobre los términos de rendición para el régimen en gobierno, llegada la ocasión, el castigo ejemplar para todos y cada uno de los responsables de este genocidio debe ser cónsono con la tragedia causada.

De allí que la sanción justa y virtuosa para estos criminales no puede hacer excepción infundada sobremanera contra el colaboracionismo y la traición política, piezas indispensables para que el socialismo lograra ejecutar de manera tan magistral su conocida receta de esclavitud y exterminio. Porque indudablemente una vez derrotado el Paro Cívico Nacional de 2002-2003, el movimiento democrático nacional fue asaltado por el colaboracionismo y la traición, que salvo honorables excepciones verbigracia María Corina Machado, entre otros destacados patriotas, hicieron de la lucha por el restablecimiento del orden constitucional quebrantado desde el 11 de abril de 2002, una criminal negociación de prebendas, visto como fuere el resultado de tales tratativas al día de hoy.

De manera que, la traición en desarrollo por parte de la Asamblea Nacional (A excepción de la digna fracción 16 de Julio) negada como está a cumplir su deber constitucional designando un gobierno de transición, prefiriendo en su lugar dar la espalda a un pueblo que es víctima del exterminio y la esclavitud socialista, no es más que otro episodio de vileza para quienes apenas ayer cohonestaban el trabajo de un Poder Electoral socialista notoriamente corrupto. Mañana, en la República de Venezuela, todos ellos deberán pagar sus deudas, sea con dinero, con cárcel o con el repudio popular, conforme a su particular responsabilidad jurídica.

Prohibido olvidar. Ora y labora.

[email protected]