Nelson Castellano-Hernández: Hay que decirlo

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 43212
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Nelson Castellano-Hernández: Hay que decirlo

Mensaje por redaccion » 16 Jun 2018, 00:25

Opinión
ND


Montesquieu en su recopilación de textos: Cartas Persas (Lettres persanes), escribía: “No existe mal más grande y de consecuencias más funestas que la tolerancia de una tiranía que la perpetúa en el tiempo”.

Las democracias solidas lo saben, el populismo es una degeneración de la política y al igual que las enfermedades se expande, se contagia. La receta fácil para alcanzar el poder a través de sembrar desconfianza; prometer lo que todos quiere oír, sabiendo que no cumplirás.

Alimentar odios y exacerbar sed de venganza… permite a las almas oscuras, manipular el descontento real, que puede existir en cualquier sociedad perfectible.

Lo que necesitaría un proceso de ajustes, una renovación generacional de dirigentes, una elaboración y ejecución de procesos de transformación política, económica y social. Se promete irresponsablemente bajo la bota del caudillo, quien jura quitarse el nombre, si no resuelve los problemas.

La inmediatez hace creer al ignorante político, que puede resolver sin un proyecto democrático… con gritos, insultos, ordinariez, escases de principios, expropiando, con alianzas extranjeras de los execrados del mundo democrático. La realidad es que, con el poder total, lo que obtienen es el control de las armas y de las instituciones.

Si al propio pueblo manipulado y chantajeado, le cuesta aceptar que vendió su alma al diablo; reaccionando tardíamente, cuando descubre que está oprimido. Imagínense el tiempo que puede tomarle a la comunidad internacional, para darse cuenta; que corre el riesgo de que la crisis de ese país, los alcance.

Intereses geopolíticos, económicos, coincidencias ideológicas, beneficios en materia prima, mercados cautivos. Son múltiples las razones que permiten, cerrar los ojos y voltear para mirar en otra dirección.

Solo que el tiempo se cuenta en vidas humanas, en violaciones de derechos humanos, en ruina económica, en destrucción de valores, en perdida de libertad, en éxodo. Peor aún, le brinda la oportunidad al dictador, para afianzarse en el poder.

Alguien debe decirlo, hace 20 años que los venezolanos, fuera y dentro del país, denunciamos a un régimen opresor. Para que, al fin la comunidad internacional, termine desconociendo al régimen que desmontó la democracia venezolana… lo que le permitió secuestrar los venezolanos, destruir las bases del Estado, alienar los poderes y las instituciones.

El pueblo de Venezuela frente a si, tiene solo dos posibilidades o lucha y cambia al régimen o huye para salvar su vida. Los países vecinos conocen que, la destrucción del aparato productivo venezolano; fue el precio pagado para sostener al régimen forajido y para subvencionar a los cómplices, que han o pretenden gobernar sus propias realidades.

A ellos les quedará, inundarse de inmigrantes despavoridos, dispuestos a todo para sobrevivir… o reaccionan para detener el proceso de deterioro democrático en la región.

La comunidad internacional sabe, que la enfermedad busca alianzas propicias para la expansión. Lo ha encontrado en el tráfico de drogas, con Hezbollah; con Rusia, Irán y Siria; con la familia Castro y su experiencia subversiva; con Podemos en España; y en su momento con las Farcs, la ETA y el terrorista Carlos.

A través del Foro de Sao Paolo cultivó sus socios iniciales… se juntaron con los Kirchner, Lula, Evo, Ortega y Correa. Neutralizaron a Insulza, a Santos y a tantos otros, para finalizar comprando conciencias con la renta petrolera.

La realidad nos muestra un país secuestrado por un lado y una comunidad internacional decidida por el otro. Consciente de las violaciones de derechos humanos y de que la estabilidad, en una importante región del mundo, está comprometida a causa de un régimen delincuente.

La dimensión de la tragedia humana, no permite espera; urge solucionar el problema, detener la enfermedad. La respuesta interpela en primer lugar a los dirigentes nacionales y en segundo lugar a los líderes democráticos internacionales.

Ni Europa, USA, Canadá, el Grupo de Lima o la OEA podrán ir más lejos, sin que la oposición venezolana asuma su responsabilidad histórica. La sola existencia de grupos distintos, es una vergüenza internacional.

Como si estuviésemos viviendo dentro de un país, donde se respetan las leyes y la Constitución. Como si no existiesen presos políticos, ni represión… Como si no hubiera muerto nadie protestando, ni hubiese hambre, ni escasearan las medicinas.

No hablo de distintas visiones, cosa que hasta es saludable; hablo de la incapacidad para poner los intereses de la Nación por encima de las apetencias personales. Estoy consciente que estamos infiltrados, sé que en el seno de la oposición cohabitan viejos rencores, politiqueros, utópicos que sueñan con que les llegó su turno y extremistas radicales, que confundieron donde está sentado el enemigo.

Agregue la corta visión de espíritus pequeños, que se saben disminuidos frente a la experiencia, la formación y la profesionalidad. Impiden el paso, de quienes representan un peligro a su propia mediocridad.

La unidad “de los más vivos”, la unidad de “controlamos esto o aquello”, la Unidad “alrededor mío, que soy el líder”, la de los partidos desprestigiados, la de más populismo, la de los intransigentes, la de los que quieren negociar, o la de los que bajan la cabeza… ninguna ha tenido éxito.

Ni la de los avispados, ni los que pescan en rio revuelto, ni la de los titiriteros, ni los banqueros, ni los militares… ninguno solo, tendrá vida. Si no logran entender, que nadie separado tiene la fuerza para enfrentar la dictadura; uno por uno terminarán anulados, presos o exilados.

De constituirse un verdadero frente amplio unitario, articulado para actuar, podremos deslastrarnos de falsos e infiltrados. Con una sola voz cívico-militar podremos negociar la ayuda internacional… y obtener la presión necesaria, eficaz y definitiva.

A fin de lograr la salida, probablemente negociada, de Maduro y el establecimiento de un gobierno unitario de transición. Con gente preparada para movilizar la reconstrucción.

Con profesionales de los diferentes sectores de la vida nacional, quienes tendrán como prioridad:
1. Reparar los casos de violaciones de derechos humanos y de expoliación al Estado

2. Atender la urgencia social con ayuda humanitaria

3. Establecer un plan de emergencia para la recuperación económica y la producción nacional.

4. Limpieza de los organismos públicos, instituciones y órganos del Estado. Eliminando corruptos, incapaces, espías, agentes de control político y represivo

5. Devolver la seguridad jurídica al país.

6. Recuperación de los hospitales, universidades, servicios públicos, sistemas de identificación y comunicación.

7. Revisión de todos los acuerdos internacionales, atentatorios de nuestra soberanía, que no cumplieron con los requisitos constitucionales.

Cambiando el régimen y el modelo económico, Venezuela podrá volver a ser el país de las oportunidades. Tendremos que aprender de lo vivido, asumir nuestros errores como sociedad.

Aceptar que se equivocaron los que votaron por él. Asumir la responsabilidad, de los que olvidaron a un gran sector de la sociedad.

Los que dieron un salto al vacío, creyendo que sería personalmente ventajoso y controlable, los que en el camino se vendieron, enchufaron o se prostituyeron por “don dinero”.

Si aprendimos la lección dejaremos de ser espectadores, tomaremos nuevas decisiones y nos levantaremos a construir el país.

Ex Cónsul de Venezuela en París

[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: