Página 1 de 1

Macri ya vetó la ley antitarifazos aprobada por el Senado argentino esta madrugada

Publicado: 31 May 2018, 08:33
por redaccion_ba
Imagen

Betsy Alvarado V. / 31 may 2018.- El presidente de Argenina Mauricio Macri vetó este jueves la "ley antitarifazo" aprobada por el senado argentino la madrugada de este jueves con 37 votos a favor y 30 en contra tras una maratónica sesión que comenzó el miércoles por la tarde y concluyó hoy.

La información fue dada a conocer por el jefe de Gabinete Marcos Peña, quien destacó esta mañana que la ley de la oposición para evitar la subida de las tarifas de servicios públicos "ya está vetada".

“Me legro porque se vetó, lo cual ya dejó de ser una situación paralizaria en el marco tarifario (…) Lo que está claro es que si se promulgaba la ley que ellos votaron iban a llevar a la quiebra sus empresas provinciales que son las que colocan las tarifas”, dijo en declaraciones a los medios de comunicación.

Comentó que no se trata de ir contra el pueblo sino que la “gente entiende que no se puede votar más de $100 mil millones del Presupuesto sin decir dónde viene”.

“La gente no come vidrio y lo que les decimos es no subertimar las razones por las que nosotros estamos en el Gobierno, estamos aquí porque los argentinos decidieron cambiar, y sé que irrita a veces porque hay que hacer un esfuerzo muy grande y lo entendemos porque la bronca de mentira de muchos años nos ha llevado a hacer esfuerzos muy grandes”, sentenció.

Peña dijo que “el fundamento conceptual de lo que se votó ayer es la política tarifaria del kirchnerismo, que fue una política de mentira y que nos llevó una política de vaciamiento del sistema energético, que nos llevó a los problemas que hoy estamos enfrentando; entonces nosotros lo que estamos planteando es ratificar el rumbo de cambio”.

“Estamos convencidos que la mayoría de los argentinos quieren seguir por este camino”, aseveró.

Peña destacó que el presidente Macri se encuentra en el norte del país dialogando con los gobernadores “aunque no estemos de acuerdo con sus dobles discursos (…) la vocación del diálogo es parte de nuestro Gobierno”, dijo en referencia a las autoridades regionales.

Sin embargo, dejó claro que eso no implica negociar la mentira, la transparencia ni la vuelta al pasado “porque los argentinos no quieren la vuelta al pasado”.