Rubén Contreras: Vargas necesita gobernantes que lo quieran

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44611
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Rubén Contreras: Vargas necesita gobernantes que lo quieran

Mensaje por redaccion » 11 Nov 2018, 21:27

Opinión
ND
 

Los seres humanos normalmente podemos pensar que cuando un ciudadano asciende a posiciones de importancia y pasa a dirigir una corporación o una entidad gubernamental, trata de hacer lo mejor para trascender en el tiempo. Cuesta creer que la gestión realizada propenda a lo negativo o lo quiere hacer de una manera contraria al interés nacional.

Una muestra de ello fue el prólogo escrito por Teodoro Petkoff, del libro de Rafael Caldera De Carabobo a Punto Fijo, en el cual, el exguerrillero trasmutado en demócrata y estadista, hace un reconocimiento a la labor excepcional realizada por el fundador del humanismo cristiano en Venezuela, basada en la amistad y vivencias construida por ambos, tanto en lo político como en su condición de conductor del solio presidencial.

Nosotros los varguenses quisiéramos hablar bien de nuestros gobernantes, no escribir de temas escatológicos, como el escrito anterior acerca de que Vargas es una cloaca a cielo abierto, pero lo acontecido durante los últimos 20 años en nuestra región, nos da pie a pensar acerca de lo malévolo y pendenciero que han sido los gobernantes chavistas en nuestra entidad regional.

Obviamente que cuando se transita por la principal arteria vial del estado y observamos las obras de la plaza Bolívar y el terminal de pasajeros de La Guayra, los relojes de la plaza El Cónsul y el Trébol, ambos inservibles; luego la plaza Bolívar y el terminal de Pasajeros de Catia La Mar, así como las jardineras con sus palmeras, lo cual resulta un bochorno por su estética, pero que han resultado un tremendo negocio para la familia gobernante, algunos pensaran que este gobierno ha mejorado el ornato de la región.

Hay otras acciones como la desarrollada con las canteras, calizas, piedras y arenas, lo que resulta una incógnita para el ciudadano común que no sabe a quién o a dónde van los recursos que generan dichas canteras. Pero lo paradójico del caso, es que, en esta materia, el gobierno regional actúa de la misma manera que el nacional al saquear el arco minero.

Las obras en las parroquias rurales como Carayaca, Caruao y lo realizado con el teleférico en Galipán es para tomar palco, dadas las informaciones suministradas por los patriotas cooperantes, acerca de los negocios realizados por las cuantiosas comisiones logradas a través de los mosqueteros del gobernador sin importarles las violaciones a la ley orgánica, así como a la penal del ambiente, ya que este gobierno regional, al igual que el nacional, aduciendo la soberanía bolivariana, transgrede de una manera contumaz la constitución nacional, sin importar las consecuencias que ello acarree para el ciudadano común así como para el estado de derecho.

Una cosa muy concisa es que todas estas obras aparte de su función pública han tenido una motivación especial dentro del plan gubernativo, y han sido las ingentes y cuantiosas comisiones que le han deparado al equipo y familia gobernante.

Lo que hemos expresado es la realidad, visualmente esas obras adornan la geografía, pero podemos decir lo mismo en cuanto al funcionamiento de los servicios públicos, que son los que permiten el disfrute de la calidad de vida. Que dice el ciudadano común en cuanto a la dotación de agua, la atención y prestación de los centros de salud, del transporte, de educación, la adquisición de alimentos, lo común que resultan ahora las calles inundadas de aguas negras, entre tantos servicios.

Porque el gobierno regional no pone el mismo empeño en solucionar el problema del transporte y busca reparar los cientos de autobuses Yutong que están pudriéndose en Camurí Chico. Será que no dejan la misma ganancia que la suntuosa y faraónica Cinta Costera de Punta de Mulatos a Macuto, la cual va resultar agradable para los caminadores, pero lo lamentable para ellos es cuando lleguen al seguro social de La Guayra, lo encuentren desasistido de servicios y de medicinas, como todos los centros dispensadores de salud de la región. Pero eso no importa, lo medular para el ciudadano gobernador es satisfacer su ego gubernamental y narcisista de disfrutar de dicha cinta y de su pirámide de agua.

Van 20 años de gobierno del socialismo del siglo XXI, cuya finalidad es imponer ideológicamente el plan de la patria, durante los cuales no se ha incrementado la dotación de agua para el estado, más bien se le ha quitado, debido a que la aducción que nos venía del Tuy III, se desvió para Ciudad Caribia y el gobernador se hizo la vista gorda, como todo lo relativo a servicios públicos y ni siquiera alzó su voz en la reuniones del consejo federal de gobierno, en la cuales ha logrado constantemente los recursos para las obras suntuosas que le interesan a él y su combo de mosqueteros.

Eso no es lo queremos para nuestro estado. Vargas ha tenido la mala fortuna de estar al lado de Caracas, éramos y seguimos siendo un valor agregado para la capital, somos el desahogo de las intemperancias de sus habitantes, quienes nos vistan los fines de semana para reducir sus stress y ahora con esta peste militar dirigiéndolo no apreciamos ningún viso de acción que incida a buscar mejores condiciones de vida, de progreso y de desarrollo para los varguenses.

Es momento de pensar, recapacitar, que hacemos nosotros los ciudadanos demócratas desgastándonos en intrigas internas, como lo acontecido con la discusión en torno del mercenario de Zapatero, quienes lo ven con buenos ojos y no lo rechazan, suponemos que están jugando con él y algo cobraron. Es que acaso el estado de indigencia que está viviendo la ciudadanía que no accesa a bienes y alimentos le importa a quienes detentan el poder y a los que ayudan a Zapatero. Ese es un problema vital para nuestro país, el cual, de acuerdo a la última evaluación realizada por la CEPAL, acerca de la situación económica latinoamericana nos coloca al lado de Haití en cuanto a pobreza y marginalidad.

Ese es un problema vital que hay que revertir y a él debemos dedicarnos los demócratas, trabajar mancomunadamente para hacerle entender a la ciudadanía lo pernicioso y nefasto que ha resultado la gestión de la bota militar, tanto a nivel nacional como regional. Vargas requiere gobernantes que la quieran, que se preocupen por sus ciudadanos, y eso se demuestra con amor, porque regalar el dinero del estado a través de bonos no es ninguna solución, si con el mismo no se puede comprar un kilo de carne. Lo ideal es que el gobierno se ocupe de ingeniar políticas que le permitan al productor, empresario y emprendedor, incrementar la productividad en su especialidad y el ciudadano tenga acceso a dichos bienes y mejore su ingesta alimentaria, así como cuando abra el grifo salga agua para sus necesidades vitales.

Por ello los demócratas pensamos en políticas públicas, lo básico para una gestión de gobierno y en ello debemos actuar y diseñar para cuando salgamos de este pésimo gobierno, que de acuerdo a los vientos que otean el horizonte, parece que está llegando a su fin, y al salir de esto, no incurramos ni practiquemos los errores ya cometidos.

Historiador


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google Adsense [Bot] y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: