Enrique Meléndez: Aquí todo el mundo se ha ido

Noticias, análisis y opinión de Venezuela y el mundo
Cerrado Nuevo Tema
1.- ND no se hace responsable por los comentarios de los foristas. El portal se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que violen los Términos y Condiciones y el Decálogo del Forista, aceptados por los foristas al momento de registrarse. 2.- Los contenidos que aquí se muestran pueden ser inapropiados para menores de edad.
Avatar de Usuario
redaccion
Site Admin
Mensajes: 44109
Registrado: 29 Nov 2004, 18:13

Enrique Meléndez: Aquí todo el mundo se ha ido

Mensaje por redaccion » 10 Sep 2018, 23:25

Opinión
ND
 

El show que ha venido montando el gobierno con los venezolanos, arrepentidos de haber emigrado del país en meses recientes, y que ahora regresan desesperados desde diversas partes del mundo; en aviones que pone a su disposición el Ejecutivo Nacional, es la prueba de que este es un tema que les preocupa. Incluso se dice que esa es una componenda del oficialismo. Se trata de llevar a un grupo de militantes del Psuv o miembros de colectivos a nuestros países vecinos; conformar allí una célula de venezolanos; que se declaran emigrados y deseosos de regresar a su patria, y entonces, al llegar a Maiquetía prestarse para aparecer por la pantalla de Venezolana de Televisión, y declarar que haber abandonado Venezuela es el peor error que ha cometido dicho emigrante en su vida.

Ha trascendido que, por lo demás, aquellos emigrados que no están en el país respectivo, cumpliendo órdenes del oficialismo, sino que se han ido como parte de la fuga que han emprendido los venezolanos por la comunidad de las naciones vecinas, incluido EEUU y Canadá, los humillan; no les cumplen con la ayuda, que les habían prometido, que le iban a dar, una vez que pisara el territorio patrio; cosas que ruedan por las redes sociales, lo que no es raro en un gobierno de raigambre populista, y ya sabemos que el populista es un demagogo consuetudinario; sobre todo, porque parte de una moral, donde está la mala fe de por medio.

El hecho es que mientras un venezolano regresa en esos vuelos fletados, miles huyen por todas las fronteras; tanto así que vimos esta semana el desarrollo de una reunión extraordinaria en la OEA para abordar el tema de la invasión de venezolanos al territorio del vecindario de naciones; sin que estos Estados estuvieran preparados para acoger tan significativo número de desplazados, y que se ven llegando a Bogotá, a Quito, a Lima en autobús o, incluso, a pie; de modo que han venido alterando el ritmo de vida de esta gente; empezando porque las comunidades hacia donde se desplazan han tenido que prestarles asistencia humanitaria y médica; colocarlos en condiciones de ganarse la vida; dependiendo del grado profesional de la persona, y aquí entra desde el médico con alta especialidad hasta el que se va a someter a alguna situación de esclavitud, como lo ha resaltado el propio Nicolás Maduro; pues es verdad que se han dado muchos casos de personas a las que la tienen trabajando un excesivo número de horas, con respecto al tope en materia laboral que se tiene establecido para el horario de trabajo; incluso, en su lenguaje de portero de burdel, Maduro los ha llamado los limpiapocetas; la circunstancia es que esta gente está dispuesta a sacrificar esa supuesta libertad laboral, de la que disfruta aquí, a cambio de no hacer cola para comprar un pan; para adquirir un medicamento, para comprar un pollo; lo que se conoce como el bienestar social, y que en esos países, donde trabaja como un animal, se los ofrece.

Ha emigrado porque en su país está expuesto a la muerte, si no por carencia de medicamentos; que es la otra razón por la que la gente huye; pues aquí cualquiera muere por una infección, a causa de la falta de un antibiótico; por manos de la propia delincuencia que tiene el espíritu ensañado; quizás por la propia tragedia, que vive el país, y entonces a los pranes, como se les dice a los delincuentes más implacables, se les ha ido los humos a la cabeza, y son capaces de matar, porque la víctima, al despojarla de su teléfono móvil se lo entregó con un gesto de desprecio, y que es lo que no ve Delcy Eloina cuando dice, minimizando el impacto, que ha tenido este desplazamiento nunca visto en los tiempos modernos por toda la región latinoamericana, que esa gente viaja hacia esos países porque tiene vínculos en ellos.

Pero decía que les preocupa este asunto, y que para eso montan un show, como una forma de echarle humo al drama de este éxodo masivo; porque como gobierno quedan desenmascarados ante la región.

Estos gobernantes prefieren que sus obligaciones (ofrecerle a su sociedad bienestar, seguridad, felicidad), como hombres de poder, las cumplan los gobernantes vecinos; partiendo, como lo acaba de proclamar Diosdado Cabello hace unos días, de que este país es de ellos, y de nadie más. Alguien lo ha dicho: este es el ejemplo más patético de lo que hubiera ocurrido en Colombia, si nuestra hermana nación hubiera caído en manos de Pablo Escobar Gaviria; considerándose Venezuela, en ese sentido, un narco Estado en la comunidad internacional de naciones.

Porque cuando la gente huye en masa de un país es por terror a algo, y, en este caso, huye del terror de una mafia que se ha enquistado en el poder; fundamentándose en un espíritu poco misericordioso, que se exalta en ese cinismo que expresa Delcy Eloina cuando niega la existencia de ese éxodo masivo.

Todo el mundo se ha ido, y esa es una realidad; que duele, porque el gobernante, que cree que con las dádivas que reparte entre la población por medio de bonos compensatorios; especie de subsidios directos, va a ofrecer bienestar, felicidad y seguridad, se apoya en una tesis muy peregrina, y lo peor es que conoce el origen de los males que nos azotan, como lo demostró Nicolás Maduro el día que llevó a cabo los anuncios de las nuevas medidas económicas; llegando al caso de mencionar el hecho de la impresión de dinero sin respaldo como uno de los componentes de la hiperinflación; sólo que como en el caso del sicótico, que ponía como ejemplo Freud, que conoce cuál es el origen de su sicosis pero que no es capaz de superarla; porque le resulta, al final, más cómodo ser masoquista de la misma, aquí a Maduro le resulta más cómodo persistir en el error, a causa de las presiones del poder.

[email protected]


Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados - Total usuario conectados a ND: