Opinión

Columnistas
Jesús Silva R.

Dale Lilian Tintori que tu marido está preso

Hace pocos días entrevisté a una periodista inglesa que estudia la situación de Venezuela. Se llama Rachael Boothroyd y esto me dijo sobre el ataque internacional a nuestro país.

Orlando Viera-Blanco

El dilema de Henry

"Entre colas y bachaqueo, nos tienen a todos sobreviviendo. Y la arenga política se complica. No hay tiempo sino para conseguir yuca y plátano..."

Luis Manuel Aguana

Los huesos de Rómulo Gallegos

La grotesca noticia de la profanación del sitio de descanso eterno del insigne escritor y ex Presidente venezolano Don Rómulo Gallegos, nos ha llegado profundamente a todos aquellos que de alguna manera respetamos el significado que este compatriota tuvo en lo que somos hoy como país (ver El Nacional http://www.el-nacional.com/sucesos/qued ... 13462.html ).

Simone Augello

En la calle

Claro que estamos en la calle. Sí, somos miles los portocruzanos que estamos en las calles validando nuestras firmas y comprometiéndonos aún más con el futuro de Venezuela.

Represión inútil

¿Qué motivó al general de la Guardia Nacional Fabio Zavarce a no cumplir con su deber de proteger a cualquier ciudadano y con más razón a un grupo de diputados encabezados por Julio Borges? ¿Qué pasó por su cabeza de chorlito cuando decidió permitir que hordas rojas agredieran con tubos y piedras a representantes del pueblo por el solo hecho de hacer presencia ante el Consejo Nacional Electoral para exigir que las cuatro Rectoras oficialistas cumplan con su deber de activar el Referendo Revocatorio de Maduro?

Mitzy C. de Ledezma

¿Quieren dialogar?

Constituyen un descaro la forma y permanente amenaza de Nicolás Maduro a la ciudadanía. Ya no se trata de un amago el hacer que se presente una comisión del Seniat a un abasto o farmacia, cuyos propietarios fueron fotografiados en una manifestación desahogando sus insatisfacciones contra el gobierno. Igualmente se procede a la detención de cualquier venezolano que es tachado inmediatamente de “conspirador” o “desestabilizador” porque suelte un tuiter criticando las malas políticas del régimen. Eso es regla general, y por lo tanto “normal” para todos aquellos que hacen lo necesario con la finalidad de amedrentar, paralizar o neutralizar a quienes utilizan la protesta como un legítimo recurso. Lo que viene repitiendo Maduro es que aquí correrá sangre, y que “ya tienen listos los planes de apoyo con Cuba, en todas las áreas, y cuando digo en todas, es en todas”.

Carlos E. Aguilera A.

Venezuela en estado terminal

“No quiero más glorias, no quiero más poder, no quiero más fortuna, y si quiero mucho, mucho, mi reposo, Me queda un tercio de vida y quiero vivir” Simón Bolívar

Jesús Silva R.

Atacaron a Aporrea y me robaron 10 millones de amigos

Por varios días la página web Aporrea dejó de existir como consecuencia de un ataque tecnológico. En mi mente, el autor de este ataque revivía el famoso ataque del ex gobernador de Miranda Enrique Mendoza: Aporrea va fuera del aire. Aporrea quedó muda.

Alexander Cambero

Las pastillas sin Susana…

Los aciagos días que vivimos nos trajeron el lamentable deceso de nuestra primera reina internacional de la belleza Susana Duijm. Un 2accidente cerebro vascular la apartó de la vida terrena, aunque su ejemplo de tenacidad siempre quedará en la memoria de un pueblo que la hizo suya. Desde hace muchos años se había instalado en Margarita. La hermosa ciudad situada en la tierna mirada azul del Caribe, conquistó su afiebrado corazón. Fue un romance entre la eterna reina y el paraíso neoespartano; con su gente noble refugiada bajo un cielo esplendoroso, que se traza en el rostro de un mar que disfrutaba Susana Duijm. Lamentablemente el drama que sufre Venezuela no es ajeno a las celebridades. Aseguran que su episodio crítico fue producto de no poder encontrar sus medicamentos para controlar la presión arterial, debido a ello su cuadro se complicó con un ACV del cual no pudo librarse de manera satisfactoria. Fueron infructuosas las visitas a farmacias buscando el récipe. Siete días sin tener el debido tratamiento hicieron mella en la emblemática mujer de setenta y nueve años. La muerte se cruzó contando con la anuencia de una crisis humanitaria nacional sin antecedentes. Una de las peores realidades del naufragio que vivimos. El drama de las medicinas en Venezuela es una catástrofe. No existen fármacos suficientes para enfermedades crónicas que por su naturaleza necesitan prioridad. Y más que producto de la dramática crisis económica y social se multiplican las patologías. Nuestros hospitales sin dotación son cada día un sitio en donde los venezolanos mueren de mengua. Son incontables los casos de ciudadanos que expiran por una situación de hambruna general. Un país enfermo que no encuentra salidas, el régimen se yergue como un vengador que exhibe la espada amenazante de su propia incapacidad. En estos tiempos una de los renglones en donde la cosecha crece son los cadáveres en las morgues. Ya no son exclusivamente los asesinatos que nos dan el récord mundial en esta área. Ahora también aumenta significativamente aquellos que fallecen por falta de medicinas ¿Cuantos Oliver Sánchez tienen que morir? El niño tuvo que salir a protestar para solicitarle al gobierno nacional su tratamiento para el cáncer. Días después el deceso del inocente ante el silencio patibulario del régimen. Un sistema de salud en ruinas e infinitamente corrupto y mediocre como sus jerarcas gubernamentales genera estas desgracias. ¿Cuantas venezolanas como Susana Duijm, morirán por no conseguir sus tratamientos? Es una calamidad tan grande como negar un obviar un cordón humanitario que pueda paliar en algo la situación. Son muchas las organizaciones humanitarias del mundo que desean colaborar con los venezolanos, no se trata de una guerra contra el gobierno. Es simplemente tomar cartas en un asunto que nos han podido resolver, mientras el régimen escurre el bulto, el pueblo sigue cayendo por un abismo en donde una nación se reduce al mínimo. Un sistema que se hace llamar legitimador de los desposeídos no debe aplicar una receta de aniquilamiento que va en desmedro sobre todo de los sectores desposeídos. Que el inmenso mar neoespartano siga acariciando el recuerdo de una elegante dama que escribió en el alma de la belleza internacional. En 1955 el mundo la escogió como su reina, desde aquella pasarela en el aristocrático Londres una despampanante morena nacional se robó los corazones. Hoy la tierra recibe su mirada dulce. Susana Duijm seguirá dibujada en las estrellas que se asoman en el horizonte margariteño… @alecambero

Jesús Petit da Costa

El que actúe salvará al país de la hecatombe

O la MUD-AN depone a Maduro por el 333, o el estallido social será anárquico a menos que alguien, civil o militar, llene el vacío de liderazgo y entonces será el que salve al país

Enrique Meléndez

No crean que digo la verdad

Siempre recuerdo esas reflexiones de Sartre sobre la mentira, como un recurso de la mala fe; si se toma en cuenta que hay el mentiroso mitómano, secuela de alguna anomalía psíquica, y que no le hace daño a nadie, salvo a sí mismo, una vez que se sabe la verdad, que entonces viene a descubrírsele esa anomalía psíquica; de modo que a la final se le toma por broma: se le comienza a llamar mito-fulano, y la diferencia con la mala fe consiste en que aquí hay un proyecto de salvaguarda de intereses; una segunda intención. Lo cual se ve patético en el caso de nuestro embajador Bernardo Alvarez; cuando interviene en los foros internacionales, y entonces se dedica a negar una realidad, y que todo el mundo conoce; porque Venezuela se trata de un país, aparte de su tradición republicana democrática, donde están de por medio héroes universales y una historia de su independencia muy hazañosa; cuenta con ingente recursos, y una industria petrolera que, antes de que la destruyera el chavismo, se había ubicado en la segunda transnacional más importante del mundo, y entonces se convierte en algo singular la noticia relativa a la hambruna, que está padeciendo este pueblo, y en un momento en que como diría Marshall Mcluhan, vivimos en la aldea global, donde nada se puede ocultar, más ahora cuando se ha impuesto el imperio de la digitalización, y la aparición de los llamados teléfonos inteligentes.

Almagro, luz de América

Recordamos con nitidez las célebres frases del ilustre canciller uruguayo Dr. Luís Leonardo Almagro Lemes, en el momento de asumir el cargo como Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (O.E.A.), cuando manifestó: “Mi esfuerzo estará centrado en hacer de la OEA un instrumento útil a los interés de todos los americanos sean ellos del centro, sur, norte o del Caribe”. Hoy honra su palabra el eminente jurista, cuando en una forma firme y valiente presenta ante la OEA un informe de 132 páginas, alusivas a la creciente conflictividad social, moral, política y económica que vive Venezuela. De allí, que muchos conocedores de la materia, confirman que hay una OEA antes y después de Almagro. Con su postura pone en alto su bizarro sentir democrático, y con su humildad y lucidez se convierte en un crisol de luces para las Américas.

Esos gays que mataron

Yo no sé cómo se va a resolver en el mundo el tema de los extremistas musulmanes, porque cada vez que lo pienso me parece más complicada su solución. Agradezco no estar en el lugar de quienes tienen que tomar decisiones, porque me declaro en absoluto incompetente.

De riguroso luto

A quienes semanalmente nos corresponde escribir artículos de opinión para Venezuela y el resto del continente, se nos hace difícil abandonar la candente temática política y social, así sea circunstancialmente. En esta oportunidad lo hacemos para rendir dos testimonios póstumos por sentidas pérdidas de estos días.

Pablo Aure

Humillados por callar

Mientras no se produzca una salida distinta a la electoral, sería poco menos que insensato, no identificarse con cualquiera de las iniciativas que promuevan un cambio en nuestro país. Firmamos para el revocatorio, y esta semana acudiremos fielmente al CNE para ratificar nuestra firma.

vaya al foro

Treinta años de anti historia

Leo algunos reportes y pronósticos esperanzadores sobre economistas que modelan la realidad estableciendo tendencias racionales aunque imaginarias. No son del régimen, los cuales siguen empeñados en terminar de hundir lo que aún poco queda funcionando de la economía nacional. Son tecnócratas y gerentes, la mayoría más con un pie en el extranjero que en el desastre de aquí. Los profesionales con más talento están emigrando masivamente, saben bien que por estos lares priva la improvisación junto a la mediocridad. Además, la remuneración que perciben en bolívares devaluados les condena a vivir una vida como mendigos.

Memo de un venezolano a la OEA

Señores de la OEA, quienes discutirán esta semana el caso venezolano. Les transmito este mensaje de un simple ciudadano, a fin de que pueda ayudarlos a decidir sobre mi país:

De la faceta escatológica del régimen

Asunto escabroso, pero inevitable. La paz ni siquiera encuentra domicilio en los cementerios, convertidos en peligrosas, increíbles e indecibles barriadas que los aprietan como en el General del Sur de Caracas.

Pedro Luis Echeverría

Revocar, ganar y recuperar al país

La solución del colapso que sufre la República después de 17 años de la pésima gestión del "chavismo-madurismo" , demanda nuestra más decidida participación. El país ya no soporta, a un estrafalario, negligente y perverso régimen -que emergió de la nada- y que solo ha traído miseria, hambre, depauperación, dolor y división familiar, desolación y desesperanza a la mayoría de los venezolanos. Desde que esa cofradía del chavismo-madurismo, integrada por aventureros y mal vivientes trashumantes de la política y del delito, confabulados con una logia de militares felones y corruptos, se apropió del poder y estableció, como forma de gobernar, su criminal e irresponsable uso, para usufructuarlo como un botín de guerra o como el reparto de proventos entre filibusteros de baja ralea, la Nación cayó en un profundo hoyo en donde campean las corruptelas, la destrucción institucional, falacias e inconvenientes cambios en los valores de la sociedad y falsas promesas de progreso que no han dejado nada que pueda ser reconocido o valorado como una obra o definición de políticas cuyos resultados hayan producido positivas consecuencias para el presente y el futuro de los venezolanos.

No llores por mi, Venezuela

Susana Duijm, in memoria Como lo expresara maravillosamente Mario Briceño Yragorri en su desesperado Mensaje sin destino, un grito escrito y como echado al océano en una botella cuando la inmensa mayoría de los venezolanos, entre ellos el responsable de la última de nuestras tragicomedias, aún no había nacido, y que hoy recogemos en nuestras naufragadas costas de la barbarie: el pueblo venezolano es amnésico. Desmemoriado e inconsciente de su propio pasado, su propia grandeza, sus propia identidad. Dio por azar con la perfecta metáfora de su extravío: un llanero arriando a sus forajidos, inconscientes del mal que promovían. Y se dio a destruir lo que lo mejor de nuestras conciencias elevaran. Hoy, ese pueblo que se hizo con el Poder, es un moribundo topo que cava, ciego, su perdición. Sin orden ni concierto, sin siquiera saber si es que existe un país llamado Venezuela, con una tradición llamada historia, que tuviera un orden llamado democracia. Zombis hambrientos y delirantes que aún le siguen, vagan por nuestros pueblos haciendo lo que bien saben hacer desde los lejanos tiempos de la Guerra a Muerte, cosa que tampoco intuyen: arrasar. Ante el asombro, la sorpresa y el desconcierto de quienes aún no aciertan a comprender en toda su magnitud la tragicomedia que vivimos.

Degeneración

Para quienes observan a la Venezuela de hoy desde el exterior, es difícil entender la miseria material y moral que exhibe una nación que por sus recursos humanos y la potencialidad de su riqueza natural, debería estar entre las más avanzadas del continente. En la arqueología de sus ruinas buscan explicaciones en el sistema socio político. Una primera aproximación apunta a la implantación del socialismo radical, de manera dictatorial y militarizada en estas casi dos décadas.

Pedro Segundo Blanco

Primogénita saqueada y desolada

El pasado martes 14 de junio del año 2016 quedará inscrito en las páginas de la historia del estado Sucre, como uno de los días más tenebrosos que haya podido vivir la legendaria y primogénita ciudad del continente Americano. Desde el desastroso 9 de julio, cuando el terremoto de Cariaco derrumbó el Edificio La Seguridad de Cumaná, no se vivía una situación tan grave, como la ocurrida con la SIMBIOSIS LETAL de hambre y delincuencia que se apoderó de las calles y negocios de la ciudad, para dejar una secuela de violencia, confrontaciones, saqueos, heridos, detenidos y fallecidos.

Luis Manuel Aguana

Complejidad y Constituyente

Hace muchos años -más de los que quiero acordarme- cuando inicié mis estudios en Ciencias de la Computación en la Facultad de Ciencias de la UCV, todo el mundo decía que esa era profesión muy difícil –y ciertamente lo era- y que muy pronto renunciaría. No les di la satisfacción porque concluí mis estudios pero lo de la dificultad no provenía porque fuera más difícil que cualquier otra carrera sino porque era compleja. Veamos la diferencia.

Personajes sin criterio

Una de las razones de los problemas sobre los cuales se arrastran las crisis de organizaciones, que además son subsumidas por otras crisis de tipo de acumulación o de dominación, es la carencia de criterio de quienes se arrogan responsabilidades legítimas o no para asumir cargos de dirección o conducir procesos de desempeño en instituciones, empresas, corporaciones, gremios o asociaciones. Resulta interesante saber que su causalidad no necesariamente es producto de las circunstancias, o de los estilos de administración y de gerencia que siguen las mismas.

Luis José Semprum

Los muertos de Henrique Capriles

En las elecciones presidenciales de 2013, Henrique Capriles capituló nuestro triunfo, y nos mandó a nuestras casas “a tocar cacerolas y a bailar salsa”, porque, según él, había que evitar los muertos. De esta forma, Capriles entregó a Maduro la presidencia y le permitió dirigir nuestro país por tres años, durante los cuales se han producido 80 mil asesinatos por culpa de su mal gobierno. ¡Vaya forma de evitar los muertos!