Opinión

Columnistas
Eduardo Fernández

Gobierno nuevo

Se agotan las palabras y los adjetivos para describir la catástrofe que ha producido el llamado “socialismo revolucionario” sobre Venezuela. Es difícil describir el daño inconmensurable y el sufrimiento que han padecido Venezuela y los venezolanos como consecuencia de esta presunta revolución: daño político, económico, social, moral y cultural.

Mario Villegas

Violencia de género desde el CNE

No dudo que, al igual que dice hacerlo el presidente Nicolás Maduro, las cuatro rectoras del Consejo Nacional Electoral duerman como unas bebecitas. A pierna suelta. Tranquilas. Imperturbables. Pero lo cierto es que son ellas, intuito persona, las primerísimas y más grandes responsables de la grave tragedia que estamos viviendo en las calles venezolanas.

Sergio Arancibia

La dictadura no paga

Los países de la América Latina no están creciendo en forma acelerada - como lo hicieron en la primera década del presente siglo - pero no están tampoco sumidos en una crisis o en una depresión imparable. Están creciendo más lentamente que en otros momentos del pasado reciente. La baja en los precios de las materias primas, en el mercado internacional, les ha generado problemas a todos, pero no todos han sufrido en la misma forma. Hay países que contaban con reservas internacionales, a las cuales pueden recurrir en período de vacas flacas, o tenían una menor dependencia con respecto a la principal materia prima de exportación, o habían tejido con anterioridad una red de convenios internacionales que les permiten acceso privilegiado en ciertos mercados, donde pueden llegar con mercancías no tradicionales, o pueden reducir ciertos gastos fiscales sin causar hambrunas generalizadas ni búsqueda de alimentos en medio de la basura. Pero Venezuela es la excepción a lo que sucede en toda la América Latina por dos razones: no hay crecimiento, ni hay democracia.

Enrique Viloria Vera

Pasta con excrementos: delicatesse bolivariana

"Voy a envejecer para todo. Para el amor. Para la mentira. Pero nunca envejeceré para el asombro…" Chesterton Resulta y ocurre que nuestra muy humana y cristiana Revolución Bolivariana continúa realizando importantes aportes. No se trata sólo del depredador Socialismo del siglo XXI que, en dos infelices y calamitosas décadas, destruyó a Venezuela, antes un país para querer y hoy sólo para sufrir, y llorar a los hijos que sucumben diariamente en las calles y avenidas chavistas, ciertamente rojas – rojitas.

Lo que tenemos que hacer

El régimen es un monstruo de seis cabezas: Maduro, Cabello, El Aissami, Jorge Rodríguez, Jaua y Bernal. En la mitología griega se conoce como Scylla, una terrible criatura de cuya cintura salían seis cabezas de perros, que solo sabían devorar. La imagen sirve para representar la dictadura venezolana, Castro con seis sanguinarios a sus órdenes, tienen la tarea de hundir el país, tal como Scylla hacía con los barcos griegos que se aventuraban en el Mediterráneo.

Leandro Rodríguez Linárez

Finalmente… ¿Caerá el gobierno?

Antes, permítanme por favor señalar que el presente es nuestro artículo número 1.000 desde que en enero de 2000, enmarejado por la preocupación, decidimos opinar públicamente acerca de la compleja realidad política nacional, a todos quienes nos publican y leen muchísimas gracias.

¡Adelante por los caídos!

Cuando consideramos que en mes y medio de protestas contra este régimen han fallecido más de 50 venezolanos y de ellos la inmensa mayoría jóvenes, debemos concluir que este movimiento no tiene vuelta atrás. No lo tiene no solamente porque sabemos que estamos cercanos al fin de esta pesadilla y por ello debemos asestar el golpe de gracia, sino que no nos está permitido que la muerte de estos valientes jóvenes, de estos mártires, sea en vano. En su nombre debemos concluir el mandato del pueblo que no es otro que darnos una nueva gobernabilidad y una nueva esperanza para reconstruir nuestro bien amado país. La historia reivindicará el heroísmo y la entrega de estos valientísimos jóvenes a los que no les importó poner su vida en riesgo para darnos un país en libertad. A sus familias, a sus amigos, el reconocimiento por su entrega y desprendimiento. El país siempre tendrá una deuda impagable con ellos. Todos conocemos alguna madre que perdió a su hijo en estas jornadas históricas pero definitivas. Nos embarga la tristeza por esos padres o hermanos que han experimentado la pérdida de un ser querido en la flor de la vida, sin haber podido realizarse como personas en un país libre que les brindara oportunidades y materializara sus sueños.

Freddy Paz

Cambio de actitud

Los venezolanos necesitamos asumir un cambio de actitud ante la cruda realidad que golpea nuestra cara. Son muchas las diferencias que existen, cuando hacemos análisis comparativos con otros paises.

Un día más

Un día más con la misma fuerza y convicción del primero, del momento en el que nos paramos firmes y decidimos decirles no podrán, no nos vamos a entregar, no es posible dominar por medio del terror a millones. No todo el tiempo, no a todo el mundo.

Ismael Pérez Vigil

Buscando una salida

Desde el 29 de abril, durante dos semanas he publicado sendos artículos con relación a la necesidad de tender puentes hacia la “élite” del régimen dictatorial que nos gobierna para lograr que abandonen el poder al menor costo posible en sufrimientos y vidas humanas; y lo de vidas humanas no es un recurso retórico, todos conocemos, sufrimos y lamentamos la irrecuperable perdida de jóvenes venezolanos, asesinados en el último mes y medio.

Alberto Jordán Hernández

Tortura militar en la OEA

A la intención fraudulenta de aprobar a “como de lugar” la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la dictadura castrense recurre al abuso criminal de las autoridades policiales y militares que usurpan el nombre del Libertador, al adoptar la denominación de Bolivariana. Incrementan la represión con el método de las crueles torturas para lograr confesiones amañadas y más recientemente el uso de tribunales militares para procesar a civiles.

Luis Edgardo Mata

Paso a pasito: La talanquera de Luisa

Hace unos días vi una caricatura donde representaban a la Fiscal General de la República, Luis Ortega Díaz, frente a una barda y decía “esta talanquera se salta, pero paso a pasito, suave suavecito”. Y parece que así es. La máxima representante del Ministerio Público ha venido realizando acciones que no se ajustan a l obediencia que tradicionalmente las institucionales del Estado han expresado a lo largo de estos 18 años de anarquía y concentración de poderes.

Carta al senador @marcorubio

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo” Abraham Lincoln Respetado Senador, Me complace saber que “EEUU está firmemente al lado del pueblo venezolano”, como usted lo aseguró tras el anuncio de sanciones del Departamento del Tesoro contra los magistrados miembros de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, por usurpar funciones de la Asamblea Nacional. O mejor dicho, por pretender anular al Parlamento patrio, un hecho que la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, reconoció como una ruptura del hilo constitucional. No obstante, la Fiscal ha sido en extremo indulgente con los autores, sus amigos y compañeros de partido. Hoy, cuando le escribo, personeros del gobierno, cual bufones en la opereta de la separación de poderes señalan que “Luisa Ortega se la juega porque el Ministerio Público imputará a 6 guardias nacionales por causar heridas a estudiantes de Maracay”. Nada más tendencioso. En realidad, la Fiscal General se la jugó al no ejercer ninguna acción penal contra los magistrados golpistas que EEUU consideró pertinente sancionar.

José Domingo Blanco (Mingo)

Farsa aberrante

¿Caemos en la trampa de Maduro al discutir su Constituyente? El primero de Mayo, Nicolás lanzó la perlita: su decreto 2830, publicado en la Gaceta Oficial 6295, con el que nos anunciaba que convocaría una Asamblea Nacional Constituyente, de carácter “Comunal”, violando abiertamente lo que está establecido en la Carta Magna aprobada en 1999 por, entre otros, Hermann Escarrá, quien ahora le confiere a este decreto de Nicolás una justificación y base jurídica que no tiene; y que no es más que una aberración para proceder con un acto que está en contra de la soberanía del pueblo. Pueblo sobre el que recae la potestad de solicitarla.

Carlos Nieto Palma

Los muertos del dictador

La dictadura venezolana cada día que pasa se torna más represiva y sanguinaria, su lucha por permanecer en el poder está costando la vida de muchos venezolanos, en su gran mayoría muy jóvenes, cuyo único delito es querer vivir en una Venezuela libre y democrática donde el norte del trabajo sea el respeto de los derechos humanos de los ciudadanos.

El padrino del caos

El general Vladimir Padrino López acaba de declarar que no permitirá que el país “caiga en el caos”. Habría que responderle, que el país cayó en el caos hace ya muchos años, y que el siglo XXI, en líneas generales, ha sido una época de creciente y accidentado caos. De hecho, quienes llevaron a Padrino López a las máximas posiciones militares, son los principales responsables de haber sumido a Venezuela en el caos. Y me refiero, claro está, al señor Maduro y a su predecesor.

Richard Casanova

Las lecciones de la historia

Muchos de los más despiadados dictadores de la historia tuvieron en sus inicios inmensos niveles de popularidad, incluyendo a Pinochet, Fidel Castro y hasta el mismísimo Hitler, quien llegó al poder en 1933 tras una abrumadora victoria electoral. Sin embargo, todos terminaron convirtiendo la esperanza en tragedia y las simpatías en repudio. Nuestro país no es la excepción, en algún momento Chávez tuvo el 80% de respaldo popular, casi el mismo porcentaje que hoy enfrenta al régimen. Por otra parte, algunos de esos tiranos tuvieron el reconocimiento de las más importantes democracias del mundo. Tal es el caso del líder del partido comunista en Rumania, Nicolae Ceaucescu, cuyo rechazo a la Doctrina Brezhnev lo llevó a desafiar a Moscú, a oponerse a la invasión a Checoslovaquia y estuvo a punto de romper con el bloque comunista, tal como hiciera el Mariscal Tito en 1948 cuando retiró a Yugoslavia del Pacto de Varsovia. Esa cadena de eventos explica que el presidente de EEUU, Richard Nixon visitara Bucarest en 1970, que Ceaucescu fuera recibido en 1978 por Jimmy Carter en la Casa Blanca y que hasta la Reina Isabel recibiera a este genocida en el Palacio de Buckingham. Pero aunque los intereses geopolíticos se imponen, el apoyo internacional se desvanece ante los abusos de poder. ¡Las dictaduras siempre caen!

Leonardo Morales P.

Salir del callejón

La sindéresis huyó de Venezuela. Hay una pérdida del sentido y de la razón para enfrentar una crisis cuya evidencia está en la ausencia de salidas efectivamente razonables. Cada quien tira de un delegado hilo hacia su lado, nadie suelta ni entrega un ápice. Uno y otro se creen dueños de una verdad que no están dispuestos a confrontar. Tragedia de los extremistas.

Jorge Antonio Galindo

¿Quién puede medir la ética?

En los últimos días se ha generado un debate sobre las acciones espontáneas y creativas que desde el sector opositor no militante de partidos se han venido realizando para manifestar rebeldía en contra del régimen de Nicolás Maduro. Tales actuaciones van desde el accionar de especies de cocteles insalubres contra las fuerzas del orden público hasta la exposición y hostigamiento de funcionarios del oficialismo y sus familiares que estando en el exterior han hecho gala de sus estilos de vida sin discreción alguna, despertando razonables y justas interrogantes sobre el origen financiero que sustentan sus vidas de nuevos ricos, pero, este último punto es preferible atenderlo con mucho tacto por lo que le dejaremos para una próxima reflexión.

Sergio Arancibia

El poder absoluto

El peligro mayor que entraña la asamblea constituyente propuesta por el Presidente Maduro radica en el hecho de que ésta asumiría, desde el momento mismo de su instalación, el poder absoluto en el seno del Estado venezolano.

Asediar rojitos en el exterior

Se viene popularizando una práctica en la cual exfuncionarios del régimen y sus familiares, residenciados o de visita en el exterior, al ser detectados por venezolanos que se sienten víctimas del régimen, son asediados por éstos en residencias, comercios, restaurantes o sitios públicos, generándoles situaciones incómodas y penosas, como práctica para de alguna manera compensar los males que esas personas o sus familiares han generado en las vidas de los venezolanos, entre los cuales ellos se encuentran.

Juan Páez Ávila

Frente nacional en defensa de la Constitución

Después de las masivas manifestaciones de protesta, dirigidas por la Mesa de la Unidad Democrática, contra el intento de Nicolás Maduro de convocar una Constituyente originaria violando la Carta Magna vigente, la invitación por parte de la Asamblea Nacional para crear un gran Frente Nacional en Defensa de la Constitución Nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela, constituye el hecho político, o el paso, de mayor trascendencia en la continuidad de la lucha por la recuperación del Estado de Derecho.

Luis Manuel Aguana

¿Quién tendrá el control?

A la fecha de hoy, tal vez los venezolanos no sepamos cómo y cuándo caerá el régimen de Nicolás Maduro, pero lo que sí sabemos es que caerá. ¿Y por qué estoy tan seguro de eso? Para los amigos del régimen -porque de alguna manera debo referirme a ellos- no es que estemos “conspirando”, cosa que de alguna manera hacemos todos los venezolanos al repudiar lo que hacen al asesinar inocentes que protestan, sino porque lo que sucede en las calles perdió el control de alguien, si alguna vez lo tuvo. Por ahora Fuenteovejuna esta en control, “todos a una”.

Oscar Arnal

Falta poco

El país se encuentra en una situación límite y desesperada. La hiperinflación arrasa con todo. Estamos sentados sobre un barril de pólvora. La hambruna amenaza con implosionar al régimen. El estallido social está a la vuelta de la esquina. Las manifestaciones y protestas de la oposición deben centrarse en estos problemas. Las condiciones para un desbordamiento están dadas en mucho mayor grado que cuando se produjo el “Caracazo”.

Williams Caballero López

Luz para Venezuela

Cuando hablamos de luz para Venezuela nos referimos a ese rayo de esperanza que vemos en millones de venezolanos que toman la decisión de ser ¡Libres! Cuando observamos a una juventud que brega en las calles por sus derechos constitucionales, cuando palpamos a nuestras mujeres aguerridas en las calles batallando con sus banderas, pitos y consignas por una mejor Venezuela para sus hijos, y cuando vemos a los abuelos movilizados para que Venezuela sea un país de futuro para sus nietos, nos percatamos que sí hay esperanza.

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com