end header begin content

Opinión

Columnistas

La encubierta conquista de América

La hambruna moral No es fácil, no lo ha sido ni lo será. Venezuela –los venezolanos– está carcomiéndose a sí misma. No hay principios ni bases morales, como pueblo estamos desahuciados de esperanza, hurgamos en los basureros de nuestro espíritu buscando pequeños trozos de carroña de coraje y valor. No los encontramos. El hambre es multitudinaria.

La izquierda chilena ante la dictadura

“Wahrheit ist konkret”, Hegel Para Marx la historia era la ciencia de las ciencias. Y nada, absolutamente nada, escapaba a sus designios. Pues la esencia del hombre es histórica. De allí su desprecio a la metafísica, al cultivo de la ontología, a las certidumbres absolutas. Y sobre todo su rechazo a cualquier veleidad de eternidades. Todo es histórico, incluso el materialismo, y está condenado a desaparecer, le dijo en una ocasión a su adoradora, la marxista rusa Vera Sasulich. Pidiéndole, por lo mismo, que no lo absolutizara. Que hacerlo era hacerle demasiado honor pero también demasiado escarnio. Como para su desgracia y la de la humanidad entera lo hicieran sus adoradores, comenzando por los discípulos de la Sasulich, Lenin, Trotski y Stalin, que convirtieran su teoría crítica por antonomasia en religión de Estado y su voluntad eminentemente liberadora en ideología del sometimiento y la esclavización de la humanidad.

Leandro Rodríguez Linárez

La caotización del caos

El “madurismo” es la etapa más elevada del chavismo y no podía ser de otra manera, como él mismo lo afirma, Maduro ha continuado fidedignamente con el “Plan de la Patria”, guion que exacerba la importación, la extrema dependencia al petróleo, al capital chino a costilla de nuestras riquezas naturales y activos de la nación. Sí Chávez estuviera vivo tuviéramos hoy la misma realidad, un país colapsado producto de la muerte de la república e imposición de una nefasta partidocracia, del nepotismo, de la militarización, de la institucionalización de la violencia, de la manipulación del pueblo a través de sus necesidades básicas.

Ismael Pérez Vigil

¿Es necesaria la unidad?

Desde mi perspectiva, sí; pero “depende”, sería una respuesta más adecuada y ajustada al momento que vivimos, aunque el clima político está ahora centrado en la luciferina ignominia de lo ocurrido con el Diputado Juan Requesens, la reflexión sobre el tema político a largo plazo debe continuar.

Antología de un absurdo

El juego de la revolución bolivariana ha caído en desgracia. Naturalmente ha sido así toda vez que el discurso sobre el cual se sustentaba, se vino abajo. Las frases pomposamente elaboradas, dejaron de tener la pegada del principio. Su impacto dejó de hacer huella en la consciencia de muchos que hoy han despertado del letargo vivido en medio de una forzada alegría, que obligadamente se convirtió en tragedia. La tragedia de un país dividido tanto como despedazado.

La canallada roja

Han perdido el respeto de la población venezolana; los rojos han hecho de la violencia una forma de vida. El régimen sumido en el descredito y en el deshonor, se atrinchera en el atropello, el abuso de poder y la brutalidad, con el fin de aplastar al pueblo y sus dirigentes.

Evaluación de la Industria Petrolera Nacional (II)

Continuando con el análisis del documento, recientemente emitido, de la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos, contentivo de una evaluación sobre el comportamiento de la Industria Petrolera Nacional, agrego otros muy interesantes párrafos por la importancia que tiene para los venezolanos conocer el real estado de la industria petrolera:

Luis Velázquez Alvaray

La tortura chavista

El montaje del supuesto atentado es el argumento para continuar con el proceso de desarticulación de todo lo que al régimen no le agrada. Requesens es una piedra en el zapato menos, igual que Leopoldo López, Borges, Capriles. Unos presos, otros inhabilitados, como María Corina, La Causa Ramos. Otros exiliados como Ledezma y los que todavía pueden medio moverse en el país como Andrés Velásquez, los amenazan y boicotean y les roban un amplio triunfo como sucedió en el Estado Bolívar. Sin pudor alguno.

Alberto Jordán Hernández

Militar y pueblo en revolución

El pueblo y las Fuerzas Armadas de Venezuela en 1958 es el título del Testimonio de la Revolución que desarrolla en libro dedicado al 23 de Enero del citado año, el diplomático colombiano José Umaña Bernal, quien se estableció en Caracas en diciembre 1957 después de haber representado a su país durante cuatro años como Embajador en la ONU.

José Domingo Blanco (Mingo)

¿Quién dijo miedo?

La sentencia del Tribunal Supremo Legítimo, pero en el exilio, es clara: “Se condena a Nicolás Maduro a 18 años y tres meses de prisión por corrupción en el caso Odebrecht. Debe pagar multa de $25 millones por corrupción propia y reintegrar al Estado venezolano $35 mil millones por legitimación de capitales”. En otras palabras, los magistrados del TSJ hicieron su trabajo, el trabajo que les corresponde y, desde Colombia, declararon a Nicolás culpable de los delitos por los cuales estaba siendo juzgado.

Eduardo Fernández

Pausa

Por la generosidad de mi amigo Eleazar Díaz Rangel, Director de últimas Noticias, he venido publicando cada semana un artículo en el que he procurado, en pocas líneas, expresar mis ideas sobre acontecimientos nacionales y, a veces, internacionales. Hoy les anuncio a mis amables lectores que haré una pausa, me tomaré unos días de reflexión.

Chantaje e hipocresía, Bachelet y los DDHH

“Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdónJorge Luis Borges La izquierda chilena y el Foro de Sao Paulo acaban de protagonizar un acto de prestidigitación política digna del inmortal Houdini. Han puesto a la cabeza de la Alta Comisión para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas a una de sus fichas más representativas, la dos veces presidenta socialista de Chile Michelle Bachelet, sin despertar un solo comentario crítico de las fuerzas liberales chilenas y latinoamericanas, a pesar de su manifiesto y combatiente filo castrismo y su militante respaldo a las únicas fuerzas políticas que hoy por hoy violan los derechos humanos en América Latina, como lo demuestran los caso de Cuba, Venezuela y Nicaragua, con cuyos gobiernos la alta comisionada ha manifestado total solidaridad - mientras esa misma izquierda, en simultáneo, las enfilaba contra el recientemente designado ministro de cultura, al que muy previsiblemente habrá que retirar de su cargo, como se hiciera con su predecesor.

Mario Villegas

Torturas made in Psuv

Ya es rutinario el doble rasero en las actuaciones de la jerarquía oficialista. Es lugar común escucharlos pontificar una cosa y hacer todo lo contrario. Son como aquel jugador de dominó cuya prédica hacia su compañero parece regirse por el contradictorio y desconcertante lema “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”. Solo que en el dominó esta incoherencia apenas afecta a la pareja de juego.

Nitu Pérez Osuna

El reo

Este miércoles 15 de agosto, el TSJ legítimo condenó a Nicolás Maduro a 18 años y 3 meses de prisión por corrupción en el caso Odebrecht, así como a pagar una multa de más de 35 mil millones de dólares por los delitos de corrupción propia y legitimación de capitales. ¡Poco para el daño provocado a todo un pueblo! Los venezolanos quienes hemos vivido y sufrido el colapso del país gracias al régimen que encabeza Maduro, no tenemos duda que es culpable de esos y otros crímenes.

Un abismo en el abismo

A veces escucho o leo a algunas personas, supuestamente informadas, expresar que Venezuela está al borde del abismo. Cuando eso pasa, de inmediato pienso que esas personas deben morar en la luna, porque nuestro país viene cayendo por un abismo a lo largo del siglo XXI. Para recordar un chiste de hace muchos años, el predecesor llevó a Venezuela al borde del abismo, y luego dio un paso al frente... Sin embargo, durante algún tiempo aquello no resultó ser obvio. Los caudales de petrodólares compensaban muchas cosas y creaban una “sensación de bienestar” que, ya lo sabemos, se desvaneció por completo.

Gasolina y billetes sin respaldo, mezcla explosiva

Los gobiernos comunistas en Venezuela tomaron todo el tiempo histórico que les vino en gana, veinte años, para destruir el país sustentados en el uso indebido de las armas de la república, la mente mercantilista de militares, mercenarios asiáticos y piratas rojos del Caribe.

Jesús Silva R.

Precio oficial de la gasolina sin Carnet

En Estados Unidos, un galón (3,785 litros) de gasolina cuesta entre 2,5 a 3,5 dólares (varía por región). La hora de trabajo de un obrero estadounidense se paga entre 8 y 10 dólares. Es decir que el litro cuesta casi un dólar. Si esto se aplicara mecánicamente a la realidad socioeconómica venezolana, tendría un impacto tremendo porque llenar un tanque de 40 litros costaría 40 dólares. En contraste, el sueldo mínimo mensual está por debajo de dos dólares según la tasa 4,2 millones de bolívares por dólar dictada por el mercado negro muy influyente en Venezuela.

Luis Manuel Aguana

Una decisión del Soberano

La sentencia condenatoria del TSJ legítimo en Bogotá a Nicolás Maduro Moros por corrupción y legitimación de capitales pone a todo el mundo político a correr dentro y fuera de Venezuela.

Sergio Arancibia

El dólar remesa

El dólar remesa se ha consolidado ya como un dólar más entre los muchos dólares de diferente denominación que están presentes - o que inciden de una u otra forma - en la economía venezolana. Una reciente decisión del BCV fija en 4 millones de bolívares fuertes el precio que las casas de cambo están autorizadas a pagar por esos dólares remesa. Se trata de una buena decisión para los miles de venezolanos que reciben dólares desde el exterior, con lo cual medio acomodan la carga de sus economías familiares.

Freddy Paz

El Carnet de la Patria

No hay fracaso que pueda arrebatarnos el futuro que Dios tiene preparado para Venezuela. Mientras no habite en el país hasta el último venezolano que haya huído de la nación por razones humanitarias y de persecusión política; mientras el país no tenga una economía sana capaz de alimentar a nuestro pueblo; mientras los ciudadanos padezcamos de grandes necesidades, el gobierno de Venezuela carecerá de derechos morales para pretender seguir dirigiendo los destinos de la patria.

Trino Márquez

Caso Requesens, el disfrute morboso del poder

El supuesto atentado cometido contra el Alto Mando Militar y Nicolás Maduro ha servido para mostrar, una vez más, la forma morbosa cómo la cúpula del régimen disfruta del control del Gobierno y de las instituciones del Estado, especialmente de la Fiscalía, órgano concebido para resguardar los derechos humanos.

Venezuela, conflicto internacional

En Venezuela se libra una lucha que se convierte, si las cosas siguen como van, en un conflicto de carácter internacional. No es la disputa de la Guerra Fría entre “el comunismo” y “el mundo libre”; vale decir, la que feneció hace más de un cuarto de siglo entre la Unión Soviética y Estados Unidos. No es ideológica sino que está relacionada con hechos criminales cada vez más notorios y mejor documentados.

Sergio Arancibia

Inflación y devaluación

Todo parece indicar que durante el mes de julio – y lo que va corrido de agosto- los precios a partir de los cuales se calculan los índices de inflación crecieron mucho más aceleradamente que el precio de dólar, medido este último en bolívares a través de cualquiera de los mecanismos y mercados que se puedan utilizar para dichos efectos. No parece conveniente, en todo caso, dar cifras, por cuanto nadie entiende bien que está derogado y que no, de la ley de ilícitos cambiarios y de toda la cantidad de decretos y convenios cambiarios que norman esta materia – y no hay para que meterse en líos sin necesidad.

Leandro Rodríguez Linárez

Pueblo sin interprete

Desde 1960 hasta el 2006 los presidentes venezolanos fueron electos empáticamente. Carlos Andrés Pérez, Caldera y Chávez (entre otros) supieron legitimar discursos cónsonos con la realidad, con lo que el pueblo quería escuchar, con lo que quería se hiciese realidad, los resultados ya los conocemos. Luego en 2012, 2013 y 2018 las presidenciales fueron una imposición de una élite cívico-militar que, como confesara Jorge Giordani y la flagrancia lo corrobora, los resultados electorales han sido una imposición por parte de quienes utilizan discrecional e ilegalmente los recursos e instituciones del estado a beneficios particulares, la democracia perfectible dejó de existir.

Leandro Area Pereira

La momia democrática

A primera vista daría la impresión de estar viva, al menos eso se comenta en los pasillos. Se ha hecho de una existencia distante y presuntuosa. Nos mira desde su lejanía de sarcófago profanado y en su misterio mudo se comunica con nosotros a través de mensajes de telepatía encriptada que cada quien traduce a su manera.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com