end header begin content

Opinión

Columnistas
Trino Márquez

Asesinato en El Junquito

Contra Óscar Pérez el régimen cometió un asesinato. Violó el derecho humano fundamental: el derecho a la vida La responsabilidad básica del crimen la asumió Nicolás Maduro, con el fin de quitarles el protagonismo de la operación a Diosdado Cabello y a Freddy Bernal, quienes al comenzar a circular las primeras informaciones de lo que ocurría en El Junquito, se mostraron como los artífices del ataque. De nuevo Maduro pone a Cabello en el lugar subordinado donde quiere mantenerlo.

Trino Márquez

Vandalismo de Estado

El terrorismo de Estado aplicado por el régimen durante años, desde hace cierto tiempo se combina con el vandalismo de Estado, novedosa fórmula aplicada para “empoderar” al pueblo llevándolo al pantanoso terreno del delito. El asalto a los supermercados constituye una pieza más de ese mecano, cuya composición final será, si se les deja, la demolición material y moral del país. Ya no es posible pensar que los saqueos son obra solamente de gentes acorraladas por el hambre. Detrás de estas expresiones de desesperación está un gobierno que quiere devastar al país, para que todo el mundo pase a depender de los favores y privilegios que el gobierno quiera conceder a través de los Clap y el Carné de la Patria.

Trino Márquez

Cuidado con las intervenciones extranjeras

2018 despunta con una situación económica sin precedentes en la historia nacional. Ni siquiera las fiestas decembrinas lograron ocultar la crisis. Al contrario, la mostraron en algunas de sus facetas más agresivas y humillantes: la gente humilde salió a las calles a protestar por un pernil de cochino, por la falta de alimentos, agua, electricidad y transporte colectivo. No hubo Noche Buena, ni Año Nuevo. Estas expresiones tradicionales sonaban como una cruel ironía en un país hambriento y miserable como el que han ido construyendo con tesón y sin tregua Nicolás Maduro y sus socios. Las características más resaltantes de esa sociedad en escombros han sido descritas con precisión de cirujano por Ricardo Hausmann, el economista venezolano con mayor proyección internacional.

Trino Márquez

Un gobierno sin gasolina

El símbolo más ominoso de la destrucción de Pdvsa es la falta de gasolina y gasoil en un país que, al parecer, posee las reservas probadas de crudo más grandes del mundo. El decreto de racionamiento emitido por el régimen contempla el consumo de 30 litros en algunos estados. No se sabe si esa cantidad es diaria, semanal o mensual. Como siempre, la improvisación domina el estilo de mandar, no de gobernar, que es otra cosa totalmente distinta a la practicada por esos seres, quienes lo único que saben combinar muy bien es la ineptitud gerencial con una voracidad insaciable para embolsillarse los dineros públicos.

Trino Márquez

2017: crisis y compromiso

2017 cierra como el peor año en la historia nacional desde que finalizó la Guerra Federal en 1864. Por primera vez Venezuela siente en carne propia el látigo de la hiperinflación, castigo aún más doloroso porque es el único país en el mundo que padece esta enfermedad. La devaluación trituró el ingreso real. El dólar pasó de mil bolívares en enero a cien mil bolívares en diciembre. Si a esta cifra le colocamos los tres ceros que llevaba el bolívar antes de la reforma monetaria de 2007, cada dólar costaría cien millones bolívares. La hecatombe económica provocada por Maduro hay que medirla en cifras galácticas. Por cuarto año consecutivo retrocedió el Producto Interno Bruto. Desde 2013 se ha acumulado una caída de 35% del PIB, a pesar de que hubo una significativa recuperación de los precios del crudo, que pasaron de un poco menos de 40 dólares el barril a un poco más de 50. Sin embargo, la caída de la producción petrolera impidió que ese fortalecimiento de los precios se tradujera en un importante crecimiento del flujo de divisas. La ineptitud de los rojos venció el auge del mercado internacional. La pobreza se multiplicó y la calidad de vida continúo su camino hacia el abismo. La situación de la salud se ha convertido en una fuente inagotable de trabajos periodísticos para algunos de los principales periódicos y cadenas de televisión en el planeta. En el plano económico y social el socialismo del siglo XXI mostró sus rasgos más destructivos.

Trino Márquez

La salida sigue siendo también electoral

El acuerdo de los partidos políticos más importantes de la oposición de no participar en las elecciones del 10 de diciembre fue un error muy costoso, que debe enmendarse lo más pronto posible. Sin combatir, se le entregó al régimen la cabeza del Poder Municipal, el alcalde, en la inmensa mayoría del país. Se desperdició una nueva oportunidad de confrontar al gobierno en el terreno electoral. Luego de la derrota del domingo 10 de diciembre, se llegará a República Dominicana en unas condiciones de debilidad extrema, incluso en el área de las exigencias electorales.

Trino Márquez

A votar, contra viento y marea

El 10 de diciembre hay que ir a votar en las elecciones de alcaldes, a pesar de las reservas de algunos sectores y el rechazo abierto de quienes se oponen a asistir a los comicios, pero que no proponen ninguna alternativa factible, sino que se quedan en el plano de las denuncias testimoniales o de la queja lastimera.

Trino Márquez

Busquemos el éxito en Santo Domingo

La reunión de Santo Domingo representa una oportunidad extraordinaria para que gobierno y oposición busquen una salida pacífica y civilizada a la grave situación a la que el régimen llevó a Venezuela. Un destacado grupo de compatriotas han sido convocados a participar como asesores. Nuestro deber es apoyarlos, respaldar la iniciativa y contrarrestar las voces que, sin proponer opciones válidas, cuestionan el encuentro y vaticinan su fracaso.

Trino Márquez

Realidad: la opositora más tenaz

El régimen ha cometido todos los abusos y atropellos que ha querido. Logró neutralizar la Asamblea Nacional, impidió el referendo revocatorio en 2016, impuso la asamblea constituyente de forma fraudulenta y obtuvo una victoria cuestionada, por tramposa, el 15 de octubre. Además, fusionó el Estado con el Gobierno, y a estos dos órganos con el Psuv. Desaparecieron todas las líneas que deben deslindar las fronteras entre, por ejemplo, el TSJ, el CNE y el Psuv. El CNE ordenó repetir las elecciones en el estado Zulia, el más poblado del país, luego del triunfo de Juan Pablo Guanipa, pero no se ha ocupado de ordenar la repetición de los comicios en Amazonas después de que se anuló, hace casi tres años, la escogencia de los diputados del ese pobre y deshabitado estado. Las instrucciones para que se cometan esos abusos han salido de Miraflores, donde pareciera sesionar la dirección nacional del partido de gobierno. Esa unidad indisoluble transformó al Psuv, con el respaldo de las Fuerzas Armadas, en una poderosa máquina de manipulación y extorsión del voto popular.

Trino Márquez

Dialogar por Venezuela

Algunos sectores radicalizados de la oposición -especialmente varios de los que se encuentran en el exterior, para más señas en Florida, tecleando con furia y odio el teclado de sus computadores- han celebrado con júbilo sádico, diría yo, que haya abortado el dialogo previsto para realizarse en Santo Domingo, y que los eventuales acuerdos entre la oposición y el gobierno hayan caído en un limbo, del cual difícilmente saldrán en el corto plazo.

Trino Márquez

¿Está blindado Maduro?

La debacle producida en la MUD por los inesperados y sorprendentes resultados de la votación del 15-0, han creado la sensación de que Nicolás Maduro se atornilló al poder y que permanecerá por tiempo indefinido en Miraflores. La falta de un análisis político integral por parte de los líderes opositores acerca de lo ocurrido ese día y posteriormente, y la ausencia de una propuesta estratégica global han contribuido a proyectar esa imagen fatalista. Bien examinada la victoria coyuntural obtenida por el régimen, se trata de un triunfo basado en el control de las instituciones del Estado -especialmente del CNE y de las Fuerzas Armadas, responsables del Plan República- y en la transformación del Psuv en una maquinaria que, fusionada con el gobierno, opera de forma implacable para extorsionar a los votantes de los sectores populares e imponer el voto de forma compulsiva.

Trino Márquez

La abstención: error centralista

Me cuento entre quienes respetan y admiran el trabajo de muchos dirigentes que integran la Mesa de la Unidad Democrática. Mi opinión la he sostenido a través de distintos medios. Entre sus logros destaco el haber proyectado en el plano internacional la incansable lucha de los demócratas venezolanos por impedir que en Venezuela se consolide el proyecto hegemónico totalitario puesto en marcha en 1999, cuando Hugo Chávez llega a Miraflores. Luego de numerosos tumbos y errores de la dirigencia, la MUD recobra el camino electoral y le da sentido y coherencia al enfrentamiento contra la poderosa e inescrupulosa casta adueñada del poder. Me siento, por lo tanto, con autoridad para señalar errores y exigir cambios. Me anima el propósito de promover rectificaciones que nos permitan superar el enorme abismo en que la oposición cayó luego de las elecciones del 15 de octubre.

Trino Márquez

La oposición: recuperar la cordura

El triunfo más importante del régimen el 15 de octubre no fue haberse quedado, aplicando malas mañas, con la mayoría de las gobernaciones. Su victoria fundamental fue haber colocado a la Mesa de la Unidad Democrática al borde de la extinción. A partir de ese fatídico domingo se desataron los demonios en el campo opositor. La derrota -provocada por numerosos factores, el más importante, el fraude masivo y continuado perpetrado por el régimen- no ha conducido a un análisis integral del proceso y de la situación de los partidos de oposición, sino a una guerra de acusaciones suicidas. Nicolás Maduro y su gente deben de estar frotándose las manos ante tanta desmesura e insensatez. Nuestros dirigentes perdieron totalmente la brújula. No logran detectar quién es dónde y se encentra el enemigo principal. Ni por un segundo se detienen a meditar sobre la recomendación del maestro Sun Tzu en El arte de la guerra: jamás hagas lo que le conviene a tu enemigo. Tampoco toman en cuenta la célebre recomendación que Maquiavelo le formula a César Borgia en El Príncipe: divide y reinarás.

Trino Márquez

15-O: tenemos que exigir y mejorar

Los inesperados resultados de las elecciones pasadas dejaron en la peor posición a quienes están convencidos de que las elecciones representan el camino menos tortuoso para salir del gobierno de Maduro. Se sabe que es indispensable participar en los procesos comiciales, pero no se sabe qué hacer para garantizar el triunfo ante condiciones tan adversas como las impuestas por el madurismo, empezando por el árbitro, que en vez de ser el fiel de la balanza, coloca todo su peso a favor del oficialismo.

Trino Márquez

Resisto, lucho y voto

A finales de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, la aspiración de los venezolanos por votar se convirtió en una poderosa fuerza transformadora. Los partidos políticos, que pocos años antes se habían caído a dentelladas y se habían enemistado de forma irreconciliable, convirtiendo sus diferencias en un argumento esgrimido por los militares sediciosos para derrocar al presidente Rómulo Gallegos en 1948, se unieron levantando la consigna “elecciones ya”.

Trino Márquez

15 de octubre, ¡a reafirmar la descentralización!

El chavismo-madurismo ha tenido que tragarse la descentralización, especialmente la elección directa de gobernadores y alcaldes, como si se tratase de aceite de ricino. Al caudillo no le quedó más remedio. Cuando asomó la posibilidad de volver al antiguo régimen en el cual el Presidente de la República designaba a dedo y removía a su antojo a los mandatarios regionales, hasta los dirigentes de su propio partido se sublevaron. Llegó a hablar de la “descentralización neoliberal”, para referirse al proceso iniciado cuando la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (Copre) lideró un conjunto de reformas institucionales que permitieron la elección a través del voto universal, directo y secreto de los gobernantes de los estados y municipios.

Trino Márquez

La abstención favorece a Maduro

Nicolás Maduro se vio obligado a ordenarles a sus súbditas del Consejo Nacional Electoral convocar las elecciones de gobernadores, que debieron haberse realizado en diciembre de 2016, forzado por la presión interna el internacional. Las protestas ocurridas entre abril y julio pasados, la relevancia del drama venezolano en el plano internacional –desde los medios de comunicación más importantes del mundo, hasta los gobiernos y parlamentos de las democracias más avanzadas del planeta- obligaron al mandatario a retomar, aunque sólo fuese parcialmente, el cronograma electoral establecido en la Constitución nacional.

Trino Márquez

El entorno del diálogo

La ronda de negociaciones entre el régimen presidido por Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática iniciada en República Dominicana, cuyo gobierno es intimo amigo de Miraflores, se desarrollará en el marco del mayor deterioro económico y social que haya conocido el país y la mayor presión internacional que se haya desatado contra gobierno venezolano alguno. Ni siquiera Hugo Chávez fue tan hostigado cuando, a partir de 2007, inaugura el socialismo del siglo XXI con expropiaciones y confiscaciones, acompañado de inhabilitaciones (Leopoldo López fue la primera víctima importante) y amenazas a quienes se opusieran a su modelo totalitario.

Trino Márquez

De las primarias a las regionales

Las primarias de la oposición, además de poco concurridas, dejaron algunas grietas entre Acción Democrática y Primero Justicia, dos de los más importantes partidos de los que integran la Mesa de la Unidad Democrática.

Trino Márquez

Exterior: Asamblea Nacional, sí; constituyente, no

La gira de Julio Borges y Freddy Guevara por Europa fue todo un éxito. Quedó reafirmada la legitimidad de la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015. Los países más importantes del viejo continente ratificaron su preocupación por el giro dictatorial que Nicolás Maduro le imprimió a su gestión, la larga agonía vivida por la democracia venezolana y el declive de la República, acorralada por las continuas violaciones a la autonomía de los poderes públicos y la violación permanente de los derechos humanos. Simultáneamente, el Reino Unido, Francia, España y Alemania subrayaron su decisión de promover iniciativas internacionales orientadas a recuperar la democracia. El comportamiento de Borges y Guevara tuvo el tono y la dignidad adecuada: no se dedicaron a denunciar los abusos de un régimen cada vez más desprestigiado, condenado y aislado en el mundo, sino se orientaron a solicitar la ayuda humanitaria que el país reclama con urgencia y a abogar por los derechos humanos y los presos políticos, martirizados por la pandilla de sádicos que integran el gobierno.

Trino Márquez

Las sanciones contra el régimen

El régimen, como de costumbre, trata de distraer la atención diciendo que las sanciones acordadas por el gobierno norteamericano apuntan a agredir al pueblo venezolano. Esta mentira no soporta el menor análisis. Las medidas están concebidas para castigar los jerarcas del régimen y sus testaferros, únicos enriquecidos con los bonos y demás papeles emitidos por el Estado venezolano. En ese lote entran los vendedores de armas, quienes tranzan negocios ficticios con las empresas de maletín denunciadas por Jorge Giordani hace algunos años y la amplia gama de delincuentes que han saqueado el Tesoro Nacional durante casi dos décadas. Es esa la casta que se verá afectada por las drásticas medidas del señor Donald Trump y su secretario de Comercio, el implacable Wilbur Ross, y las que podría tomar la Unión Europea.

Trino Márquez

La podredumbre del régimen vista por la Fiscal

El régimen pagará un costo muy alto por destituir a la fiscal Luisa Ortega Díaz, allanar su residencia y ordenar su captura, sin que tal orden, además, tenga ninguna consecuencia internacional. La Fiscal legítima y única de los venezolanos, veterana militante política de la izquierda, optó por revelar lo que ya se sabía: la descomposición de una casta que utiliza todos los mecanismos del Estado para concentrar poder y enriquecerse de manera obscena.

Trino Márquez

Las Fuerzas Armadas con un país

Desde 1958 hasta febrero de 1999, cuando Hugo Chávez se instala en Miraflores, Venezuela fue un país -una República, para ser más exacto- que contaba con unas Fuerzas Armadas encargadas de defender por aire, mar y tierra la soberanía nacional, resguardar las fronteras nacionales y garantizar la paz en el caso de que se desataran conflictos que no pudiesen ser controlados por la policía o la Guardia Nacional. Con el actual régimen esa ecuación se invirtió: desde hace casi dos décadas son las Fuerzas Armadas las que tienen un país bajo sus órdenes.

Trino Márquez

La nueva etapa de la lucha por la democracia

Con la instalación de ese adefesio que es la asamblea nacional constituyente, en realidad una reunión ampliada de la dirección nacional del Psuv, se inicia una nueva etapa de la lucha que el país ha mantenido a lo largo de casi dos décadas contra el proyecto hegemónico liderado, primero por Hugo Chávez, y desde 2013 por Nicolás Maduro. El objetivo de esa infatigable pelea ha consistido en preservar la democracia en los pocos espacios que han ido quedando.

Trino Márquez

La bomba de Smartmatic y las regionales

Las declaraciones de Antonio Mugica, gerente ejecutivo de la empresa Smartmatic, sobre la concurrencia a las elecciones a la asamblea nacional constituyente tuvieron el efecto de una bomba. Todos los indicios que existían de la paupérrima votación que hubo el domingo 30 de julio quedaron desnudados con la intervención pública de Mugica, quien para no herir más la susceptibilidad de su generoso y consecuente cliente durante trece años, habló de una “manipulación de al menos un millón de votos”, cifra por muy debajo de las estimaciones de los expertos y organizaciones de la sociedad civil encargadas del seguimiento de los eventos electorales, quienes aseguran que la inflación aplicada por el gobierno es superior a 160 por ciento. Es decir, la asistencia real no sobrepasó, en números redondos, los 3.000.000 de votantes, muy lejos de los ocho millones anunciados por la señora Tibisay Lucena, sin que se le moviera ni un músculo de la cara.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com