Opinión

Columnistas

Dos obispos opuestos por el ano (II)

Las actitudes de dos altos representantes de la jerarquía católica, el arzobispo de México, monseñor Norberto cardenal Rivera, y el obispo de Fontibón en Colombia, monseñor Juan Vicente Córdoba, chocan en lo concerniente al pecado nefando, vale decir, a las relaciones anales. El primero las reprueba severamente; el otro las admite tácitamente, por cuanto declara que "la homosexualidad no es pecado".

Dos obispos opuestos por el ano (i)

Leo la cita en un artículo de la escritora mexicana Sabina Berman (El ano y el arzopispo. Proceso, 1-08-2016): "El ano del hombre no está diseñado para recibir", afirma el arzobispo de México Norberto Rivera en un escrito de su autoría publicado en el semanario Desde la Fe; que sigue: "... está diseñado sólo para expeler. Su membrana es delicada, se desgarra con facilidad y carece de protección contra agentes externos que pudieran infectarlo. El miembro que penetra el ano lo lastima severamente pudiendo causar sangrados e infecciones".

Civiles

En mis tiempos de primaria llegué a creer que eso de la Historia era un asunto de militares. No tengo el libro a mí disposición y lo que evoco de él es remoto y confuso; siendo así, posiblemente no sea exacto el recuerdo, pero el hecho es que al pensar en la Historia Elemental de Venezuela del ilustre Hno. Nectario María, sólo vienen a mi memoria una sucesión de acciones bélicas y de datos relacionados con ellas: cuánta tropa comandaba aquel jefe, quién ganó tal batalla, el número de cañones a disposición de este otro; generales figurando como Padres de la Patria, héroes y Presidentes; la presencia de civiles en los aconteceres que le dieron forma a la nación lucía como excepción.

La mofa al poder (II)

El humorismo sólo puede ser de oposición; de favorecer al poder deja de serlo y se convierte en jalabolismo. La libertad de expresión pasa por buenos y malos ratos en el discurrir del período democrático de nuestra Historia en el s. XX, desde la caída de Pérez Jiménez y consecuentes elecciones que llevan al poder a Rómulo Betancourt (59-64), hasta los comicios de 1998.

La mofa al poder (I)

Donde quiera que exista un atisbo de respeto por la libertad de expresión se hace sentir el conflicto entre el poder político y la protesta humorística; en Venezuela cumplió la encomiable función una singular forma de cuestionamiento: el evento satírico, semejante al happening y la performance, por ser acontecimientos inesperados, que juegan con la improvisación a partir de las circunstancias del entorno social y pueden ocurrir "en cualquier parte".

Es cinismo puro, nada de respeto

Miren esta belleza: De acuerdo con el informe de la ONG Espacio Público, entre enero y junio de 2016 se registraron 160 ataques a la libertad de expresión; representa un aumento del 8,48% en comparación con el año pasado para la misma fecha. No obstante, voceros del desgobierno tienen las bolas de declarar que Venezuela es el país en el que más se respeta la libertad de expresión de Latinoamérica; y a propósito de sustentar su punto de vista, señalan: "Abran cualquier medio de comunicación de la oposición y se darán cuenta de que los articulistas críticos al gobierno escriben lo que les viene en gana, en el tono en que se le antoja"...

Venezuela patafísica

Llego a la conclusión de que la única manera de comprender a Venezuela sometida a este gobierno comunista, es a partir de la Patafísica.

Izquierda y derecha o las ambigüedades

Por ser de la "vieja guardia" y guardar memorias de significados del pasado, siento que me aprietan sin piedad la bola izquierda cada vez que me topo con esa palabra usada por un comentarista a propósito de calificar al gobierno venezolano o semejantes. Incluso, los ejecutores de esta masacre en cámara lenta que vivimos se regodean autocalificándose de "izquierda" e infaman a la oposición llamándola "derecha".

Chocolatria

La Fundación Nuestra Tierra y la Asociación de Bomboneros y Chocolateros de Venezuela, iniciaron las jornadas de recolección de las 18 mil firmas necesarias para que la Asamblea Nacional apruebe el decreto para celebrar los 8 de junio el "Día Nacional del Chocolate". Eso informa la nota de prensa; ni idea tengo de por qué ese día es el señalado para festejar al chocolate (ni encontré la razón en ninguna parte), pero es irrelevante: podría ser el 21 enero y lo mismo lo respaldaría; añádase, pues, mi nombre a la lista.

El truco lo carga atrás

En la parla coloquial venezolana del pasado existía el refrán "Carga el turco atrás", con el que se quería decir que una persona andaba perseguida por sus acreedores; los cuales solían ser turcos, dedicados a la venta a crédito domiciliaria de ropa y otros bienes. Hoy podríamos parafrasear esa frase diciendo: "El turco lo carga atrás", en el sentido de ser Turquía una nación acosada por gravísimas tensiones; curiosamente, una de ellas, puesta de relevancia en estos días, la vincula a Venezuela.

Perfil exacto

Hace unos días, Diego Arria utilizó unos términos precisos a propósito de caracterizar al gobierno venezolano: "...un régimen calificado internacionalmente como un narco estado cleptocrático"... Pensadores modernos proponen clasificaciones de los gobierno, fundamentadas en diversos criterios; así, se distinguen formas de ejercer el poder político a partir de la extracción del jefe, o de la camarilla al mando, del seno de determinadas colectividades institucionales (tecnocracia; teocracia, si provienen del clero; castrocracia tratándose de militares, etc.); de su representación de clases sociales (oligarquía, dictadura "de los trabajadores"...); o considerando su apego a principios de civilidad como la división de poderes y respeto por los derechos humanos; o tomando como referencia la honestidad de la administración, y así sucesivamente. Algunas calificaciones parecen cosa de humorada ácida, por ejemplo, aquella que a partir del criterio "extracción de los gobernantes", habla de pornocracias; lo que literalmente significa "gobierno de las putas"; sin embargo, no es ninguna extravagancia. El cardenal César Baronio acuñó el término pornocracia, muy en serio, para identificar un período oscuro de la Iglesia Católica durante el cual la influencia de dos cortesanas, Teodora y su hija, Marozia, llegó a ser determinante en el papado a lo largo de unos sesenta años, abarcando doce pontífices. Lo precede otro, en el s. VI, cuando la emperatriz Teodora, que había sido ramera, convocó a sus antiguas colegas a compartir el poder en Constantinopla. De las dos calificaciones utilizadas por Arria, una, narco estado, se explica por sí misma. La otra se basa en el mencionado criterio "honestidad en el manejo de la riqueza del Estado", cuyos valores extremos son por una parte kaloscracia, del griego, kalos, limpieza, transparencia, y por la otra cleptocracia, por cuanto el significado en griego de clepto es quitar, robar. "Cleptocracia es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político, el peculado, de forma que estas acciones delictivas quedan impunes, debido a que todos los sectores del poder están corruptos, desde la justicia, funcionarios de la ley y todo el sistema político y económico." "En una cleptocracia los mecanismos del gobierno de un estado se dedican casi enteramente a gravar los recursos y a la población del país (por medio de impuestos, no retribuibles a ellos; desvíos de fondos, etc.), los dirigentes del sistema, amasan grandes fortunas personales, en especial el presidente o el mayor cargo de jefe de estado, junto a los más allegados como los ministros y asesores personales. En la cleptocracia el dinero es lavado o se desvía a cuentas bancarias secretas, por lo general en paraísos fiscales, como encubrimiento del robo." "Las economías de los regímenes cleptocráticos tienden a decaer constantemente, pues la corrupción sistemática engendrada por el gobierno significa que la economía está subordinada a los intereses de los cleptócratas. Además, las economías basadas en la extracción de materias primas (ejemplo, los minerales y el petróleo) pueden ser particularmente propensas a la expoliación por los cleptócratas." No pudo haber usado el político citado un vocablo más preciso. Con todo, la caracterización del poder en nuestro país se hace más nítida añadiendo otros matices, además del administrativo. Atendiendo al criterio "respeto a la ley y a los derechos humanos" es una dictadura, cuyo proceso de conformación, a grandes rasgos, pasa por la siguientes etapas: inicialmente fue una democracia, si por ello entendemos un poder dimanado de la voluntad del pueblo: un concepto simplista que los estudiosos modernos han revisado. Luego, a partir del criterio "quién ejerce realmente el mando", como efecto de fraudes electorales sucesivos y otras manipulaciones, cobra forma de una monocracia dictatorial o autocracia (gobierno de uno solo), aunque con la apariencia formal de una democracia; con lo que se hace una dictadura larvatus. o sea, enmascarada. Con la muerte del supragalaxtico, se vuelve una dictadura colectiva, o sea, mandato de una élite en el poder, por cuanto es del dominio público la condición de mascarón de proa del Presidente a cargo. En su forma de dictadura colectiva trata de mantener la apariencia democrática, pero denuncia su condición espuria la violación del principio de independencia de las instituciones del Estado y el sustentar el poder en la primitiva fuerza militar hecha cómplice de la gestión, combinada con artimañas de apariencia legal. También tiene rasgos de tiranía, tal como se interpreta el término en la modernidad, en el de un poder político sustentado por la violencia, de la que se vale abusivamente. Por si fuera poco, es totalitario. Totalitaristas son las ideologías, regímenes políticos y movimientos opuestos a la diversidad de acción y de pensamiento; el gobierno ejerce todo el poder, impone el partido único; promueve el culto a la personalidad del líder, e impulsa movimientos de masas en los que se pretende encuadrar a toda la sociedad. Como todo totalitarismo, es nazifascista, componente de ejercicio del poder brutal aportado por específicas estrategias y tácticas de agitación, distracción, propaganda, demagogia y otros recursos de manipulación social. De intentar calificar al gobierno venezolano tomando en cuenta el factor "eficiencia", en su sentido de su influencia en la calidad de vida del pueblo bajo su mandato... la escala se vuelve trizas en su polo negativo. Y para coronarse en la historia, las últimas disposiciones del gang al mando formalmente confirman la idea de que este gobiernúculo sólo es civil en la fachada; en esencia es una castrocracia, en su doble sentido de "gobierno de militares" y de "gobierno de los Castro".

Sicarios

El sicario es emocionalmente neutro, frío, traidor y eficiente; lo suyo es sólo un trabajo; opera solapadamente, es rápido aunque no furioso; su actuación es casi imperceptible: ocurre el acontecimiento y su consecuencia queda ahí, en un charco de sangre, o se denuncia por los restos descompuestos hallados en algún lugar remoto. Cada día los medios dan a conocer hallazgos semejantes y crímenes del momento; son notas sueltas, sin mayor relevancia; porque con las acciones de sicariato se cumple el principio psicosociológico de la pérdida de sensibilidad ante la frecuencia del horror; son tantos que ni se toman en cuenta; dejan de ser noticia. La gente las lee de reojo, pasa a otro asunto y se olvida del caso. Y el sicario permanece en su lugar, en la sombra, luego de cobrar sus honorarios, por supuesto. Asociamos el sicariato al narcotráfico, con razón por ser un componente clave de esa subcultura, en cuyo contexto el reconocido como sicario goza del respeto derivado del miedo; sin embargo, también se recurre a ese oficiante de la maldad por razones ajenas a las drogas; otras motivaciones que lo impulsan son la venganza, la codicia, la razón política, y en cierto sentido enfermizo, hasta el amor. El sicariato existe desde tiempos remotos, y no sido un ausente en la historia de Venezuela. La palabra sicario proviene del latín, sicarium: el que usa la sica, y esta era una espada corta, o daga, fácil de ocultar. Probablemente fueron sicas las usadas por los conjurados que dieron fin a Julio César, en 44 aC., lo cual fue un sicariato colectivo público y notorio de tipo político. En la antigüedad el término no tenía la denotación peyorativa y canallesca del presente, al menos no desde cierta perspectiva. Sicario era simplemente el que usaba la sica, no un asesino remunerado porque ninguna recibía; su motivación, como en el célebre caso citado, era política, y en tal sentido se le apreciaba como una figura heroica por sus cofrades ideológicos. En algunas áreas de su dominio los romanos notables fueron acosados por sicarios impulsados por esas razones; la práctica se generalizó al extremo de llevar al Senado a dictar la Lex Cornelia de Sicariis el Veneficis (Ley Cornelia sobre Apuñaleadores y Envenenadores), del año 81 aC. No debemos ir tan lejos en espacio y tiempo a propósito de encontrar al sicario en nuestro país, en el sentido moderno del vocablo. En algunas localidades de Venezuela existió el oficio de apaleador profesional, un tipo de matón remunerado más benigno, por cuanto rara vez causaba la muerte; si por desgracia ocurría, era accidental o una consecuencia colateral. La vil ocupación existió hasta bien avanzado el s. XX. El apaleador entraba en función a partir de que alguien quisiera darle "una lección" a otro que lo hubiese agraviado. Una causa podía ser el propósito de desalentar en su cortejo a un sujeto indeseable empeñado en una relación amorosa con una hija de una familia. Al inconveniente galán se le hacían advertencias; de ser inefectivas, se contrataba al apaleador. El maleante rara vez actuaba solo; grupos de varios individuos, enmascarados y armados de garrotes, atacaban alevosamente a la víctima y le causaban daños de acuerdo a lo convenido. En una de sus crónicas Alfredo Cortina deja constancia de las tarifas: "Por una modesta paliza, sin quebrantamiento de huesos, cobraban cinco pesos [un peso, unos 4 ó 5 bolívares]. Por una paliza mayor, que dejara al agraviado tirado en el piso, sin poder moverse, diez pesos; y por una paliza completa, con huesos rotos, veinte o veinticinco pesos". Pero el precio del servicio también dependía de la reputación de la víctima señalada; de ser un hombre con fama de arrecho, costaba más caro, por ser, obviamente, mayor el riesgo. En efecto, aunque estos primitivos sicarios actuaban agavillados hubo ocasiones en las que en lugar de dar, recibieron. Además, el porte de armas no estaba reglamentado. En la Caracas aldeana de esos tiempos todo el mundo sabía quiénes eran apaleadores, y siempre existía bastante certidumbre respecto al autor intelectual del delito; pero fue raro que unos u otro recibieron castigo. El apaleamiento lo condenaban las personas sensatas y formalmente la sociedad no lo aprobaba; sin embargo, in pectore la mayoría lo veía como un acto de justa retaliación por un agravio, del todo válido. El oficio ha evolucionado. Hoy no hay apaleadores provistos de rústicos garrotes, sino sicarios propiamente dichos, en su sentido claro de delincuentes que matan o hacen daño por remuneración; bien armados los modernos, equipados, debidamente organizados según tácticas nazifascistas, dotados de salarios y bajo las ordenes de los capos en el poder. ¿Acaso son otra cosa los "colectivos" y pandillas de maleantes ─eufemísticamente llamadas "grupos afectos al chavismo" que irrumpen en las manifestaciones pacíficas de ciudadanos bajo la mirada complaciente de las fuerzas represivas del gobierno? Y tanto como en el pasado, todo el mundo, literalmente, sabe quiénes son y quiénes los mandan... Y tampoco pasa nada.

En Venezuela, ¡Calatela!”

El título de este artículo podría ser un eslógan apropiado para una de las campañas publicitarias destinadas a promover el turismo en el país. Lo lamentable de ellas es que además de ser chances para el "¿Cuánto hay pa'eso?", son inútiles, porque ni la más sugestiva de las publicidades puede neutralizar no digamos el desaliento, sino el horror que la información verídica sobre Venezuela causa en el potencial turista.

LGBT La Experiencia

LGBT es la sigla que designa a la colectividad social y cultural integrada por Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgéneros; y LGBT La Experiencia es el título del documental de Tom Monasterios que el próximo domingo 26 tendrá su exhibición prima por Globovisión.

Los regalos del Niño Jesús llegan por caminos extraños

In memoriam Ana Teresa Gonzales de Fuenmayor, mi abuela, víctima de la dictadura militar gomecista

Mi inocencia sufrió su primer resquebrajamiento estando yo en mis siete años; un acontecimiento imprevisto despertó en mí serias dudas respecto a la ocupación del Niño Jesús de traerle regalos navideños a los niños.

opinan los foristas

La Navidad: Una fecha política

Navidad (del latín: nativitas, «nacimiento») es una de las festividades más importantes del cristianismo, junto con la Pascua de resurrección y Pentecostés. Las Iglesias católica, anglicana, ortodoxa rumana y algunas comunidades protestantes celebran el nacimiento de Jesús en Belén el 25 de diciembre; se festeja el 7 de enero en otras Iglesias ortodoxas; la diferencia de fechas se debe en parte a que algunas de las comunidades cristianas no aceptaron la reforma hecha al calendario juliano para pasar a regirnos por el actual calendario gregoriano, y en parte a que todavía hoy no hay consenso respecto a la fecha de nacimiento de Jesús.

opinan los foristas

Navidad peorra

¿¡Qué comiste, terca mula¡? ¡porque aquí huele muy feo! ¡Has debido de ser tú, que largaste un buen peo!

opinan los foristas

El Redentor Niño en la iconografía cristiana

Es uno de los motivos más persistentes, si acaso no el más reiterado, de las artes plásticas europeas entre la declinación de la Edad Media y el Renacimiento, y las imágenes de tal naturaleza conservadas deben ser apenas una fracción de las pintadas y talladas. Si algo llama la atención en ellas es la insistencia de los artistas en exhibir el sexo del Redentor Niño, paricularmente por ser este el personaje paradigmático del candor en el marco de la fe católica; de modo que tomando en consideración la variable "exhibición de la virilidad de Jesús Niño" las obras admiten ser ordenadas en las siguientes categorías:

opinan los foristas

Prodigios en Corea del Norte

Podría ser el más grande descubrimiento de la criptozoología: la ciencia que se ocupa del estudio de animales inexistentes. Se trata del hallazgo de pruebas de la existencia del unicornio por estudiosos de la Universidad de Pyongyang, información publicada el pasado 29 de noviembre por la Agencia Estatal de Noticias de la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte), la agencia oficial y única (¿cómo de otro modo, tratándose de una dictadura comunista?) permitida por el régimen. Los científicos aseguran haber encontrado una guarida de esas bestias, así como algunos restos.

opinan los foristas

Supremacismo al revés

Recibo una carta ─indicio de cierto elegante arcaísmo en el remitente─ con rigurosa exigencia de anonimato, que respetamos, en la que el autor hace notar su desazón por un artículo debido a Yanethe Gamboa en "Aporrea", cuya parte medular reproduzco a continuación: "Capriles de descendencia rusa-polaco-judía por parte de su madre y judía sefardí por parte de su padre muestra su herencia detractora cada vez que abre la boca; no tiene la más mínima gota de sangre de nuestro legado patrio: la de nuestros antepasados negros e indígenas"...

opinan los foristas

El cómic: de la tinta a la electrónica

Un atisbo de civilización en medio de la cruenta barbarie nacional, la aporta el evento Caracas Comic-Con 2012; llama la atención el temario focalizado en asuntos de alta tecnología electrónica: creación de personajes en 3D, diseño de videojuegos, coloreado digital entre otros asuntos. ¡Cuándo en mis tiempos!, diría un sujeto como yo, interesado el cómic desde mis días infantiles, tanto, que hasta llegué a dibujar una tira (Es horrible ser gordo. Feriado, El Nacional. 27-11-1987) valiéndome apenas de tinta china, plumilla y cartulina; es decir, los mismos usados por quien se considera el verídico padre de este medio de comunicación de masas y expresión estética, Rodolphe Töpffer (Ginebra, 1799-1846); viene a lugar remontarnos a esos antecedentes.

opinan los foristas

Otra vez van por nuestros hijos

En la década de los setenta vivimos el movimiento Renovación Universitaria, resonancia del célebre y frustrado Mayo del 68 de París. Fue una de las tantas llamas de la hoguera contestataria que conmovió buena parte del mundo al mediar el siglo pasado.

opinan los foristas

¡No te metas con el chocolate!

Me regocija el reconocimiento de excelencia en el ámbito internacional de cualquier persona, cosa o acontecimiento relacionado con Venezuela: es una forma de mitigar el sentimiento de vergüenza por casi todo lo demás que ocurre en mi país, tal como lo difunden urbi et orbi los medios; por ejemplo, nos abochorna la noticia de que debido a la degeneración de las refinerías Venezuela compra la mayor parte de su gasolina y otros derivados del petróleo a los Estados Unidos, dando lugar con ello a colosales pérdidas para el patrimonio nacional, y simultáneamente aparece en CNN la no menos vergonzosa imagen del estadista responsable de la cretina gestión en una de sus características alocuciones, carajeando a los yanquis y mandándolos "a la mierda".

opinan los foristas

Resignación o los motivos de la oveja

El pseudodemócrata volvió a empalarnos con la bendición de políticos de oposición, analistas, técnicos y encuestadores, porque ¡claro!, sólo es válido hablar de fraude si la trampa radica en el conteo de los votos a partir de sospechosas "máquinas" y sistemas electrónicos (inobjetables, según diversos voceros); lo demás: terrorismo de Estado ─en cuya práctica la amenaza de guerra civil fue apenas una manifestación─, un CNE evidentemente vendido al gobierno, un registro electoral viciado, descarado ventajismo en la campaña, intimidación del electorado, votantes registrados comprados o engañados, votantes muertos, no natos y extranjeros cedulados ilegalmente por centenares de miles y demás vagabunderías... no son razones suficientes para exigir invalidación de los comicios.

opinan los foristas

Fugitivos de amor

Intruso en la intimidad Dedicado a Roberto Lovera de Sola Conmociona la opinión pública británica la fuga romántica Megan Stammers y Jeremy Forrest, su profesor de matemática en el colegio Bishop Bell en Eastbourne (East Sussex, Inglaterra). Él tiene 30 años y es casado, ella 15. Su romance comenzó en febrero de este año, en el curso de un viaje escolar realizado juntos; las autoridades del colegio lo sospecharon, de aquí que apuntaran su vigilancia sobre Jeremy, sin obtener pruebas; la investigación ex post facto de las cuentas Twitter de ambos, confirmó la sospecha; él había escrito que estaba "sacrificando su cordura para estar con su amor", mientras ella enviaba mensajes del siguiente tenor: "La edad no importa"... "Estoy obnubilada por ti"... "Quiero fugarme contigo para siempre"... Y la materialización de ese último anhelo se hizo evidente en un video del circuito cerrado de vigilancia por TV del puerto de Dover, en Inglaterra, que los captó tomados de la mano, a punto de abordar un ferry rumbo a Calais, Francia.

opinan los foristas